miércoles, 2 de marzo de 2016

Mensaje 775, antes y después de la meditación. 5 de febrero de 2016

Guardianes del Universo

Mensaje 775, antes y después de la meditación. 5 de febrero de 2016

Mensaje antes de la meditación:

Si ustedes se imaginaran un poquito el movimiento tan fuerte que hay ahorita dentro de este mundo. Ustedes ven a los hombres corriendo de un lado a otro, pensando en el próximo gobierno, pensando en todos los problemas que tienen, en todas las deudas, en los bancos a ver cómo le hacen para sacarle más dinero a la gente; ustedes ven todo, todo de cabeza, malas noticias, malas noticias, malas noticias y si ustedes vieran lo que nosotros estamos haciendo. Antes, recuerdan ustedes, que se veía un cielo lleno de estrellas, lo que no sabía el ser humano es que la mayoría de ellas eran naves, ahora ¿por qué ya no se ve ese cielo tan lleno de estrellas?, porque estamos ya poniéndonos en la posición… vamos a llamarlo así, pues de ataque contra el mal, entonces nos movemos en otra dimensión y estamos más abajo de lo que estaban antes, ya estamos sobre el planeta, ya estamos listos para el Gran Movimiento, ya queremos ver este planeta limpio. El hedor a muerte que despide el planeta es bastante desagradable, por ejemplo, para nosotros que nos llega directamente, de todas las partes del mundo todo lo que el hombre está haciendo: matar, matar, matar y sobre todas las cosas, contaminar. La contaminación ya es pavorosa, todo mundo anda caminando por las calles disque respirando, ¿respirando qué?, respirando toda la contaminación que sueltan los coches, respirando la contaminación de las pruebas nucleares, encontrándose que claro, las gripas cada día están más fuertes, las enfermedades aumentan, el hombre, el hombre no tiene paz. Y el hombre tiene miedo, mucho miedo, miedo al futuro, miedo a quien se vaya a querer postular para el próximo presidente, recuerden que no es una sola persona la que dirige todo un país, es todo un conjunto de sombras, de hombres, sí, parecen sombras porque están llenos de deseos de poder, poder, poder, todos los que están metidos en lo que se llama el “gobierno”, están llenos de deseos de poder y que algún día serán poderosos, y que algún día podrán tener una residencia impactante, y algún día serán respetados por todos los seres humanos o también piensan que si no se cuidan algún día los van a meter en una tumba fría, porque naturalmente están en la mira de los que quieren destruirlo todo.

El hombre ya no ama, el hombre ya no cree, el hombre ya no existe, el hombre ya no vive, el hombre llora, llora su derrota de ver que vive en un mundo en el que no existe la paz y cuando vemos personas que nos escuchan y llenas de ilusión les hablan a las demás personas: “¡Mira!, todo lo que tienes que hacer es respetar la vida”. Y la gente se ríe y la gente les dice: “Estás mal, estás mal porque te hace falta tu proteína animal”, les hace falta sentir la muerte dentro de su cuerpo también. Pero sí tenemos un número bastante agradable ya de personas que están escuchando, que se están preparando y que quieren participar y sobre todas las cosas, que por el amor del Padre termine tanto dolor, tanta angustia y tanto mal, y sobre todas las cosas, que ya no sigan entrando en los hospitales enfermos que no tienen ya esperanza de vida, y los parientes tampoco tienen ninguna esperanza de poder tener a sus enfermos algún día tranquilos en sus hogares. La luz del Padre baja porque busca a sus hijos, la luz del Padre baja porque quiere desear para todos sus hijos lo mejor, pero la luz del Padre ya no la siente el hombre porque el hombre está pensando en que todos son problemas, todo es dinero, todo es comprar, todo es vender, todo es pelear y todo es decir que no existe el amor porque no se puede ni si quiera amar en sus hogares.

Así que yo les voy a pedir esto: si realmente se dan cuenta de que sí hace falta este movimiento tan fuerte que nosotros estamos preparando, entonces todo lo que les pedimos es, “créanlo”, sí estamos listos, sí estamos preparando el movimiento más grande que se ha dado sobre la tierra, somos millones, millones nosotros los seres que venimos de la dimensión 21 y millones los que vienen de la misma galaxia en la que habitan, que también quieren saber que realmente este planeta no vaya a ser que sea el que contamine todo y que además, si estallara causaría un caos. Por ello es que estamos trabajando intensamente porque no solo se trabaja para los seres que habitan en esta tierra, también para que existan las habilidades en el universo para que exista el amor y para que este ser de muerte pueda irse a sus dominios sin que se lleve a tantos seres humanos porque los tiene atrapados en una forma maravillosa. El alcohol, pero si tal parece que de a de veras están tomando un refresco delicioso porque van a divertirse, porque están llenando su cuerpo de vida cuando lo están llenando de muerte, y luego además lo combinan con sus tacos de muerte, en otros países será su carne asada y en otros lugares pues hemos visto cosas muy feas de todo lo que se come el ser humano. Pero ya no le gusta comer sano, ya no le gusta pensar en que una buena ensalada bien hecha y desinfectada naturalmente, les puede dar vida, ya no les gusta pensar en los frutos para cuidarlos, ya no les gusta pensar en que pueden ser vida para poder trasmitírselas a sus hijos. Al niño también le enseñan a consumir todo aquello que es muerte y al niño le enseñan - qué bonito se ven los papás peleando y qué bonito se ven los niños peleando uno contra el otro y unos papás diciéndoles “pégale”, porque además están impulsando a sus hijos a ser violencia, y qué bonitos sus deportes… ¡bueno!, nosotros vemos el famoso box, ¡ah qué cosa más bonita!, medio se matan y la gente grita eufórica. Pero qué le pasa al ser humano que ya perdió toda noción de lo que es la vida, de lo que es la paz y de lo que es vivir, realmente vivir. Bueno, pues para todos aquellos que sí entienden qué es la vida, la buena noticia es que ya está todo listo. Por favor, no digan que nada más les contamos historias y no pasa nada. Tranquilos, cuando vayan a dormir, tranquilos, relajados, con su mensaje que más les guste, con el que se sientan más tranquilos y siempre ofreciéndole al Padre su ser para que sepa el Padre que sí tiene hijos que sÍ saben amar, y esos son los seres humanos que nosotros vemos preparándose con nuestros mensajes, naturalmente todavía es un  número… comparado con la humanidad es un número muy pequeño, pero así empezó nuestro Maestro Jesús con unos poquitos apóstoles y unos seguidores que habían escuchado su mensaje, pero era una aldea, eran pocos los que habían aprendido a sentir el amor que él les transmitía y sin embargo lo logró, el mundo entero lo reconoce, nada más que no nos gusta que lo reconozcan colgado en una cruz naturalmente. Nos gusta que piensen en él con todo el amor con el que él llegó a la tierra y con todo el amor con el que está también seleccionando a la gente, va a la nave donde tenemos toda la selección de los seres humanos y nos pregunta: “¿Cuántos?, ¿cómo?, en qué momento ya todo se empieza a dar como nosotros lo hemos prometido”. Nuestro Maestro es el que dirige la misión, sí, pero somos millones esperando el momento más hermoso que va a ser que diga: “Ya, todo listo”. Pero sí, es como el general que va a revisar todas las tropas que estén perfectamente bien alineadas, nada más que recuerden que estas tropas son tan solo de amor y de vida. Las cosas son ya, este año tiene que ser grandioso, aquellos que duden, no importa, de todos modos van a ver que las cosas sí suceden a pesar de sus dudas, pero lo que sí quisiéramos es que se estén preparando arduamente porque nosotros ya sabemos quiénes aman, quiénes creen, quiénes se dan el lujo de comer debidamente, quiénes respetan la vida y quiénes van a ser parte de lo que representa la fuerza divina del Padre que va a inundar la tierra de luz.

Por ello, esta noche quiero decirles: adelante que las cosas están listas, el movimiento está preparándose para algo tan impactante que ya se les va a olvidar a los seres humanos sus noticias terribles en los que solo hay muertos, traiciones y dolor.  Bueno, si hasta en los libros sagrados hubo muerte, traición y dolor, qué se espera entonces de una humanidad que nunca se sintió vida y nunca se sintió parte de todo lo que representa la vida y el amor del Padre.

Por ello sigamos, sigamos meditando, naturalmente no crean que vamos a llegar al 900, no, sería mucho tiempo más, ya estamos listos, ya está todo preparado y ya están los mensajes y ya tenemos a las personas que nos van a ayudar a distribuirlo. Así que con mucho amor les digo a todos aquellos que nos escuchan: Bienvenidos a las filas del Maestro Jesús, bienvenidos. Ahora, van a decir: ¿y todos aquellos que no creen en el Maestro Jesús?, bueno, lo que nos interesa es que sean personas que sepan amar y que sepan respetar la vida y que sepan decirse: Yo sí quiero un mundo digno donde criar a mis hijos. Vamos entonces a hacer el movimiento más grande para que todos vean que de luz es la fuerza y de vida es la eternidad. Vamos ya a empezar, prepárense muy bien que ya llegó el momento de ser felices.

Primero les va a dar mucho gusto vernos, después les va a dar mucha alegría saber que pertenecen a un Gran Ejercito y más adelante, cuando se vean viviendo en un planeta que va a ser tan solo felicidad, se van a sentir muy orgullosos de haber sido inteligentes de haber aprendido a amar. Así que escuchemos el mensaje y seamos una sola fuerza para disfrutarlo.

Mensaje después de la meditación:

Vamos entonces a seguir trabajando, en corto tiempo, muy corto tiempo. Ya, ya se cumplieron los tiempo, ya estamos en los últimos tiempos, ya estamos en las últimas fechas y en los últimos mensajes. Entonces, lo que yo quiero es que estén todos conscientes de que si hemos trabajado tanto para que se logre este mensaje, que si hemos trabajado tanto para poder enseñarles el camino y que hemos llamado a tantos y tantos seres humanos que naturalmente no se han dado cuenta de lo que les habíamos pedido, pero que van a regresar y ahora sí, para emparejarse es como el niño reprobado que va a presentar exámenes extraordinarios y a trabajar arduamente porque creyeron que no iba a pasar nada como decían. Y así dicen: no, no pasa nada. No, lo único que pasa es lo que está logrando hacer el mal sobre la tierra, eso es ¿maravilloso que esté sucediendo?, no creen que es mejor que tengan tanta fe, que se den cuenta que nosotros estamos con ustedes, y que en todo momento nos hemos mostrado tal y como podemos mostrarnos ahorita. Ya pronto nos van a ver y ya pronto estarán con nosotros y ya pronto estaremos en sus hogares y nos van a ver en sus hogares y ya pronto les vamos a decir qué es lo que tienen que hacer porque somos sus Maestros, y para quienes nos han correspondido, nos han escuchado, tenemos muy agradables sorpresas, algo muy hermoso que les vamos a dar.

Por ello les decimos, los desertores regresarán y a presentar exámenes extraordinarios para que puedan tener todo lo que ustedes, los que con tanto amor nos han escuchado y con tanto amor han esperado el momento efectivo en el que todos van a estar felices. Por qué digo, ¿cuántos son?, bueno, pues calcúlenle que no solamente los que vienen, calculen cuántos están ya siguiendo los mensajes y cuántos se han vuelto, que dicen que son estudiantes míos, maravilloso, pero son muchos más de los que ya están escuchando, llamando y esperando y diciendo: “Que ya sea que esto no solo sea nada más una ilusión, que ya sea realidad todo lo que estos Maestros nos han dicho que va a suceder. Por ello yo les pido, si sienten tanta esperanza y sienten tanto amor por todo lo que les hemos enseñado, prepárense porque ahora sí ya llegamos al tiempo en el que todo lo prometido está por cumplirse y se va a cumplir.

Alaniso

Mensaje recibido por Sara A. Otero Platas G. a través de Telepatía Extrasensorial. 5 de febrero de 2016.

La meditación dictada este día, que es la número 775 en la lista de meditaciones, se puede adquirir en Audio CD desde Tepoztlán, Morelos, México. www.guardianesdeluniverso.com (Ver: Material)

Transcripción: AHENA

1 comentario:

Román Martínez Alvarez dijo...

Saludos a todos y a darle duro y darle gracias al Padre, a los Maestros y a nuestro Gran acompañante el Ángel de la Guarda por darnos la oportunidad de ver este formidable cambio. Gracias, muchas gracias.

Publicar un comentario