domingo, 11 de octubre de 2015

Mensaje 743, antes y después de la meditación. 29 de agosto de 2015.

Guardianes del Universo


Mensaje 743, antes y después de la meditación. 29 de agosto de 2015.


Mensaje antes de la meditación:


Estamos observándolos, estamos escuchándolos, estamos viendo que realmente hay mucho entusiasmo y que una desilusión para ustedes sería terrible. Han estado esperando pacientemente a que pasara el tiempo, pacientemente escuchar nuestras promesas, deseando que un día, un día aparezcan las naves o que demos una fecha y ese día se cumpla todo el milagro que les hemos prometido. Por ello yo les digo esto: no vamos a causarles desilusión. Estamos ya listos. Hemos aclarado que en aquella fecha de diciembre del 2012 se cumplió un tiempo, se dijo en esa fecha que el planeta sería un Paraíso, pero no cómo magos en un día: en un día íbamos a limpiar el planeta, en un día íbamos a sacar al mal, en un día íbamos a poner todo en orden, no. Se cumplía la fecha para convertir el planeta en un Paraíso, ese es el sueño de todos ustedes, es nuestro sueño porque nosotros tenemos el compromiso ineludible con el Padre de entregarle este planeta convertido en un sueño más hermoso de lo que se puedan imaginar porque hemos diseñado las casas, hemos diseñado las calles que van a tener, hemos diseñado todo, todo, lo tenemos ya como ustedes harían que parecería una maqueta pero es un planeta, es una esfera muy grande que tienen las dimensiones de este planeta donde ya tenemos todo colocado y donde todos opinamos: “¿Dónde quedaría mejor? Aquí, no, estas casas acá; no, estas se las vamos a dar a estas personas”; todo lo más inimaginable lo teníamos que preparar primero, pero también tenemos que estar conscientes de que este planeta esté invadido, totalmente invadido. Orgulloso está el mal de haber acabado con la paz de este mundo, orgulloso está el ser de muerte de haber derrotado al más grande de los seres que puede existir, que precisamente según él cree que es el Padre, orgulloso porque derrotó a esta humanidad, orgulloso porque los hizo sentirse que solamente con el poder era como podrían realmente ser felices, orgulloso porque los enseñó a matar, a devorar cadáveres, pero sobre todas las cosas, a hacer las cosas más indecibles para obtener el oro, lo más indecible, se convirtieron en criminales de sus propios hermanos. Un planeta bañado en sangre que parece sin esperanza, pero nosotros vamos a limpiarlo, así que el trabajo que tenemos es muy arduo en este sentido, no en el tiempo que nos llevaría en enviar al mal a sus dominios, el tiempo que nos lleva hacer que el hombre vuelva a pensar, el tiempo que nos lleva hacer que el hombre vuelva a creer, así es como tenemos que trabajar, el tiempo que nos lleva hacer que el hombre vuelva a tener ilusiones.


Ustedes los han escuchado, gente buena, gente normal, que trabaja, que corre, que no está matando al vecino ni nada por el estilo, sin embargo se niegan rotundamente a respetar la vida, se niegan porque dicen que la Biblia dice, “que se comieran a los animales”; por lo pronto yo no encontré algo semejante, ni si quiera en un libro tan antiguo escrito por seres humanos que unos recibieron bien un mensaje, otros era mucho de lo que era la forma en que vivían. Tienen que entenderlo, más de 5000 años en que se escribió ese libro que se hizo tan famoso pero que no era para que tomaran al pie de la letra muchas cosas, sino que las razonaran. Pero tristemente lo que no quiere hacer el hombre es “pensar”, él es feliz, al fin y al cabo otros son los que se dedican a matar a los animales, “¡Esos otros serán los que se condenen!”, porque eso es lo que no se imaginan, un matancero se va a la oscuridad si parte en ese momento,  ¿por qué?, porque está matando, está derramando sangre, está haciendo llorar a seres inocentes, está convirtiendo en un infierno el lugar en donde trabaja, es más, se ríen y beben con una fluidez impresionante el veneno del alcohol; aun jovencitos que entran a ese lugar ya no sienten piedad para los animalitos, entonces tampoco sienten piedad cuando tienen el enojo contra algún ser humano, con una facilidad que si les pueden hablar feo les pueden clavar un cuchillo también porque ya no tienen sentido del amor, ya lo perdieron totalmente.


Por ello les digo que el mal sí se ríe de nosotros, “Quieren rescatar un planeta que está invadido, es nuestro, invadido hasta el último rincón de la Tierra, no hay un solo lugar en el que exista la paz, no existe un solo país que vivan con cordura, no lo hay” y nos los están repitiendo para que revisemos este planeta a ver si encontramos un rinconcito por ahí, un rinconcito, una aldea por lo menos en la que todos se amen, se respeten y se respete la vida, se alimenten solo de frutos, no se odien unos a otros por quererle quitar lo que el otro tiene, no encontramos el lugar tal y como nos dice el mal. Pero no crean que nosotros tenemos tiempo para decir: ya no hay más tiempo, ya, desilusionados que se lleve el planeta, ¡no!, ¿y qué ponemos en su lugar? “¡Ah!, pues el que tienen ustedes construido, ahí pueden ponerlos es lo que nos han dicho, pero estos humanos son nuestros y son muy pocos los que ustedes pueden haber ganado”. Así es como peleamos y no se crean, es una guerra, se nos enfrentan, nos retan porque saben que nosotros no matamos, nosotros no tomaríamos a un ser humano y lo meteríamos a una esfera en donde lloraría su derrota y se iría precisamente a ese lugar terrible que es la oscuridad.


Ellos dicen que se quieren quedar en la Tierra, que aquí los tendrán siempre matándose unos a otros viviendo este infierno, “¡Bueno!, para qué, qué les preocupa si el infierno ya está aquí, pero lo pueden dejar aquí” y saben ellos que no porque eso ya es una burla porque el planeta tiene que alinearse, el planeta tiene que pasar a otra dimensión, están en una Galaxia que está lista para entrar a otra dimensión, el único planeta que esta convertido en un infierno es este, entonces esa es la burla de ellos, “Déjenlo así, para qué se preocupan, saquen los poquitos que todavía más o menos saben amar, nosotros no nos oponemos, llévenselos”, se sienten dueños, amos completos de todo el mundo, ¡bueno!, así que, no pensamos en lo más mínimo desilusionarlos. Les estamos explicando lo que está sucediendo y el por qué tenemos esta labor tan ardua y el por qué tenemos que hacer que el hombre piense, el por qué el Padre nos permitió impactar, impactar, sacudir esta humanidad hasta lo más profundo de sus cimientos, sacudir a todo ser humano, hacerlo que piense, hacemos ese milagro, que piensen. Así que yo les pido esto, no se desanimen, quienes nos escuchan, quienes han aprendido amar, quienes han aprendido a respetar la vida que son pocos van a ser los triunfadores porque nosotros estamos con todo nuestro poder para darles la fuerza para que nos ayuden en esta difícil misión. Así que estamos avisando que se cumplió el tiempo porque el planeta tiene que pasar a otra dimensión y no tenemos más tiempo para la espera. Vamos a empezar ya a impactar a todo el mundo y ustedes, los que nos han escuchado son los que nos van a representar. Prepárense muy bien porque los tenemos perfectamente bien clasificados los que con mucho amor nos han escuchado y con mucho amor dicen: “Pase lo que pase estaremos siempre al lado del Padre respetando la vida como él la creó”. Prepárense, ya es el tiempo y escuchen nuestro mensaje que todavía falta, para eso está la meditación, escúchenla con toda calma porque quiero que sepan que estamos listos para el Gran Movimiento que se tiene que dar para salvar a esta tierra.


Mensaje después de la meditación:


Todo lo que ustedes han escuchado es una Gran Verdad que nosotros tenemos guardada, ¡no!, ya no es guardada, ya lo estamos haciendo en una forma en la que se está difundiendo, ya todo lo que han escuchado es un hecho y como dicen ustedes, sí están sucediendo muchas cosas en el planeta, sí están haciéndose muchos movimientos, sí nos hemos manifestado en esta humanidad, sí hemos logrado hacer que el hombre pueda voltear su mirada al cielo y sí hemos logrado que se pregunten: ¡Ya están aquí!


Esto que nosotros ahora les estamos diciendo es porque queremos que se den cuenta que ya no hay más tiempo para la espera; cómo hemos trabajado, preparado naves, preparando los lugares a donde van ustedes a llegar, pero no crean que nosotros somos de los que trabajamos lentamente, tenemos una tecnología impresionante para hacerlo rápidamente, pero sí, nosotros tenemos ya todo listo, todo, todo, todo lo que ustedes se puedan imaginar y más aún. ¿Tienen fantasía?, auméntenla, ¿tienen deseos de vivir en una alegría sin precedentes?, piénselo y todo porque un día dijeron: “Creo. Tienen razón los Maestros, hay que respetar la vida, hay que respetar a los animalitos. ¡Ay Maestro!, pero sí me cuesta trabajo tenerle paciencia a mis semejantes”, eso casi todos me lo han dicho: “¡Maestro!, es muy difícil, hay gente muy agresiva y voy a mi trabajo y parece que tengo puros enemigos y en mi casa siempre están enojados y siempre están peleando, ¡ay Maestro!, cómo quieres que esté en paz, es más fácil amar a los animalitos que pensar en estar en paz con mis semejantes”, no, porque ahora les vamos a enseñar a escucharlos a amarlos, a desearles lo mejor como nosotros y a pensar que este planeta, este planeta, en esta casa vamos a fincar un futuro increíble para todo aquel que sepa amar, ¿y saben algo? El Padre tiene la esperanza de recuperar a sus hijos, el Padre dice que tiene la esperanza, él cree. Ahora, quiero recordarles que el Padre los escucha a todos, el Padre no crean que le estamos contando qué es lo que piensan, él sabe lo que piensan, él sabe cuáles son sus mejores hijos, él conoce todo lo que realmente puede sentir el ser que habita en esta Tierra, y cuando le ruegan y le suplican ,por ejemplo, que cure a un enfermo él manda su luz, lo que pasa es que el enfermo está confundido y el enfermo pues muchas veces hasta atacado por sus mismos seres que les rodean, son muchas cosas que van a aprender del por qué las enfermedades, pero él los escucha, entonces el Padre piensa, lo que me interesa es su alma, la continuidad de su tiempo, que yo los pueda ver siempre felices, qué pensarían ustedes de un hijo que en una forma u otra sea feliz, que en una forma u otra encuentre su paz interior y que en una forma u otra pueda crecer y sentirse orgulloso de lo que ha logrado por sí mismo, entonces, ¿qué pensarían para sus hijos?, lo mejor, así está el Padre.


Con mucho dolor ve que sí está perdiendo a muchos, con mucho dolor les decimos, sí es un buen número el que tal vez se quede en la oscuridad, pero que no sea la cantidad que sería en este momento, eso es lo que nos vamos a proponer lograr porque así sea el que ande ahí, agazapado como si fuera una fiera de la oscuridad para ver a quién ataca para quitarle lo que tiene para meterse en las casas y robarles lo que tienen porque les tienen envidia, van a ver cuando volteen su mirada al cielo y vean las luces y van a decir, “¡Ay Dios!, sí hay algo muy grande, ¿y si nos vienen a secuestrar?”, así como le hacen aquí, y entonces van a tratar de escuchar qué es lo que sucede y van a buscar una verdad y los medios de comunicación hablaran y hablaran, que se diga la verdad, que se diga quienes son y todos van a empezar a preguntar “¿por qué hay tantos seres?, ¿por qué hay tantas luces?” Y entonces, recuerden que ya tenemos a quienes van a hablar por nosotros. Por ello yo les digo, síganse preparando y siéntanse orgullosos de haber tenido fe y de haber hecho las cosas por amor, porque solo con amor es como vamos a triunfar en esta difícil misión de devolverle al Padre a estos hijos que ama tanto y que no quiere perderlos.


Alaniso


Mensaje recibido por Sara A. Otero Platas G. a través de Telepatía Extrasensorial. 29 de agosto de 2015.


La meditación dictada este día, que es la número 743 en la lista de meditaciones, se puede adquirir en Audio CD desde Tepoztlán, Morelos, México. www.guardianesdeluniverso.com (Ver: Material)


Transcripción: AHENA
www.radioahena.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario