sábado, 15 de agosto de 2015

Mensaje 735, antes y después de la meditación. 24 de julio de 2015.

Guardianes del Universo

Mensaje 735, antes y después de la meditación. 24 de julio de 2015.

Mensaje antes de la meditación:

Si nosotros viéramos realmente, perfectamente bien preparados a todos los que nos escuchan, nos sentiríamos orgullosos como Maestros. Si los viéramos tener un control total de sus emociones, no se disgustan con nada, ni con nadie, no se deprimen, todo lo ven color de rosa a pesar de estar medio oscura la realidad del hombre. Color de rosa porque lo ven bajo nuestra mira en la que les mostramos lo que va a ser el planeta. Yo sé que el sueño más maravilloso para todos ustedes es ver las naves, ver que todo sea ya una realidad, el sentirse también orgullosos de haber sido seleccionados, y sobre todas las cosas, porque ya cumplieron. Cuántas personas han pasado por aquí, cuántos dicen que ya aprendieron simplemente porque dejaron de comer carne ya se sintieron que habían logrado todo y porque habían dicho: “¡Quiero ver a los Maestros!” Pero esas emociones, ahí es en donde nosotros vemos que reprueban. Miren, cuando se dicen, ¡no pasa nada!, yo quiero ponerles un ejemplo y eso lo puede decir quien lo haya estudiado, por ejemplo, medicina, ¿cuántos se inscribieron?, ¿cuántos aprendieron?, y ¿cuántos dijeron que al primer año: yo ya estoy listo, quiero mi diploma y ya voy a empezar?, y ¿yo ya puedo empezar a curar y yo ya puedo hacer muchas cosas? Y no se dan cuenta que hay que terminar toda una carrera para poder sentirse aptos a lo que se habían propuesto hacer. Nosotros hemos puesto una escuela, aparentemente larga pero son muy pocos los que han llegado después de todos los 22 años o 23 años que tenemos trabajando en todo lo que se refiere a la curación, a las enfermedades, y sobre todas las cosas, a las emociones que tanto dañan al ser humano. Hemos visto que llegan, se están un tiempo, se divierten un ratito y se van; llegan, se están otro tiempo y de repente dicen: “¡Ya medio flojera!”, ahora dicen: “¡Bueno, pues ya me enteraré por Internet!”, para qué llego acá. Pero no lo hacen, ni si quiera se ponen a estudiar. Nosotros les hemos dicho que esto es una escuela, están estudiando para una graduación única en todo lo que representa el mismo Universo porque ustedes ahora han sido preparados para combatir al mal. ¿Cómo?, no, no se van a pelar con los seres de la oscuridad porque no estarían preparados, pero sí rescatar a los humanos, hacerlos pensar. ¿Se han dado cuenta que es lo más difícil?, ustedes han intentado decirle a los familiares, decirles a las amistades de por qué deben respetar la vida y salen con que, “¡Están locos!”, y que qué están comiendo, ahora salen que comen plástico como comen verduras; creo que en todo están equivocados ellos, no el que escuchó y aprendió a respetar la vida. Respetar la vida es algo que no debe de dejar pasar un ser que piensa. ¿Qué piensa? Por ello les digo, cuando se entra a una escuela y se empieza a aprender para recibir un título, hay que aprender, hay que pasar exámenes, hay que recibir toda la información y demostrar que son los mejores alumnos. ¿Cómo lo hacen?, pues normalmente en nuestra escuela, los observamos a ver cómo actúan, cómo ven a sus semejantes, cómo piensan, ese pensamiento que no se nos escapa y no porque seamos seres que nos estemos metiendo en algo que no deberíamos, es estar continuamente escuchándolos, viéndolos cómo son, cómo piensan, qué desean hacer, y sobre todas las cosas, cuánto han asimilado nuestras enseñanzas. Hemos hablado y hablado, y hablado, y hemos dicho, y vuelvo todavía a decir, todos tienen que aprender a tener el control de sus emociones, y sobre todas las cosas, haber aprendido a amar todo lo que les rodea, a pesar de tener personas de agresión, a pesar de tener recuerdos de dolor del pasado, esos ya tienen que haber quedado en el pasado, para qué traen el pasado al presente y luego echar a perder lo que puede ser el futuro, lo mejor es aprender, aprender a amar, aprender a creer, aprender a ser control absoluto de todas y cada una de sus emociones. Esa es una de las bases que hemos puesto desde que empezamos a dar clases, desde que se empezó a dar este movimiento que tenemos ahora enseñándoles a conocerse, enseñándolos a entender qué es vivir, qué es pertenecer al universo del Padre, qué es pertenecer a la creación y el por qué ahora solamente unos pocos van a poder pasar a la otra dimensión. ¿Por qué unos pocos?, porque nosotros vemos a la humanidad, y si ustedes, que se han puesto a estudiar con tanto ahínco, por lo menos, escuchan los mensajes, no han podido controlar sus emociones, imagínense si esperamos que todo el planeta aprenda a controlar sus emociones, por lo menos, sabemos que hay gente buena, que tiene buenos pensamientos, que les desean lo mejor a los demás. Muchos quisieran acabar con las enfermedades como si fuera la magia de un dedo, no, pregúntenle a los médicos todo lo que encuentran en los cuerpos humanos y lo complejo que es poder decirles que se amen, eso es lo que les cuesta más trabajo, quitarles malos hábitos, quitarles ese enojo continuo contra todo lo que le rodea, estar siempre conscientes de que deben amar su cuerpo porque se les va deteriorando en una forma impresionante, porque no se aman, no creen en sí mismos, y entonces están trabajando siempre en contra de sí mismos. Viene un enfermo y dice: “¿En cuántas me curo?” ¿En cuántas aprendió?, si es muy inteligente puede ser que sea un súper genio, que en 1, 2, 3 veces ya esté listo para poder haber amado a su cuerpo, haberlo puesto en una condición perfecta y haber puesto su mente, precisamente dentro de las leyes del amor del Padre.

Conocer al Padre va a ser para ustedes algo increíble, cuántos lo van a conocer en este tiempo, y cuántos se quedaran otra vez, otra vez reprobados, otra vez a recorrer sus 25 920 años, otra vez a nacer, reproducirse porque es la reencarnación, pero ya en esta ocasión sí vamos a dejar que tengan memoria porque si no, nunca se va a acabar, se van a acordar de los que se les dijo, se van acordar de lo que se les enseñó, se van acordar de que tuvieron una oportunidad única en todo lo que representa el conocimiento. No lo hicimos difícil, por más que digan que es difícil, porque es repetitivo, pues sí, porque nosotros los estamos escuchan y sabemos qué es lo que piensan y qué es lo que dicen y cómo se comportan, y entonces se ponen a oír los mensajes con una flojera: “¡Ay, otra vez lo mismo!”, ¿ya lo hicieron?, ¿ya cumplieron?, ¿ya se sienten orgullosos de todos y cada uno de sus pensamientos?, ¿ya se amaron?, ¿ya les podemos dar el título? Así que, ustedes lo ven, si entran a cualquier carrera, pero vamos a suponer una complicada, que es la de medicina, entran,  pues vamos a suponer que entren 5000 o 10 000 gentes, ¿cuántos se titulan?, que se los diga un médico, cuántos llegaron realmente y que realmente aprendieron, y que realmente van a estar orgullosos de lo que van a transmitirle a un ser humano, y van a estar orgullosos de su labor; eso es lo que yo quisiera que le pregunten a cualquier persona. ¡Bueno!, un abogado no, porque el abogado está planeando en qué forma puede quitarles a otros y cómo pueden defenderse, se supone, y luego a la hora de la defensa están viendo cuánto ganan, pues no es precisamente una de las carreras más espirituales que podamos ver, pero una carrera que para nosotros es muy hermosa es la del médico, pero se cansan, se cansan: “No hagas esto, no hagas aquello, piensa que tienes que trabajar contigo”, pero lo poco que le pueden decir, “Y si no, ¡mira!, con mucha fe te tomas estas pastillas y con otro grado de fe te tomas esta otra pastillita y esta otra también va con otro grado de fe”. Realmente van las pastillitas con la fe porque si se la toman a fuerza, diciendo: “¡Me va a hacer daño!”, pues les va a hacer daño, y si no creen que se vayan a curar, no se van a curar, y si se dicen así mismo, “Este médico es malo porque no me curó”, ¿no será que la persona no aprendió a amarse, no aprendió a tener fe? Todo médicamente puede ser un poquito nocivo, pero lleva la pastillita de fe, eso es lo importante, que se tomen algo que digan: Esta pastillita me cura porque voy a aprender a amarme, porque voy a dejar de destruirme, porque voy a dejar de ser una persona que esté siempre en contra de sí misma. ¡Bueno!, ahorita ya tenemos lo que se llamaría una carrera completa, y no son tantos los graduados, pero sí hay un número más o menos agradable de personas que han estudiado y que han aprendido y que por lo menos hacen el esfuerzo, cada vez que se van enojar se frenan, cada vez que van a sentir repulsión por algún ser humano, se frenan, y cada vez que van a juzgar a otro ser humano, también dicen: “¡No debe de ser!” Ahora, no consumir muerte pues es de las cosas probablemente un poquito más sencillas y sin embargo ustedes lo han visto, la humanidad exige y no da: “¡Quiero ver la nave para creer!”, las van a ver, “¡Quiero ver a los Maestros para creer!”, en su momento, pero las naves, sí, y los seres de otros mundos que nos acompañan, también se van a dejar ver. Pero para que nosotros ya nos manifestemos va a ser a quienes nos han escuchado, porque los vamos a convertir en verdaderos contactados que van a enseñar al hombre a amarse. ¡Ay, no!, pero enseñar al hombre amarse, enseñar al hombre a pensar, eso es lo más difícil. Por eso cuando les digan: ¡Ahí no pasa nada! Fíjense que no, por más esfuerzos que hacen los Maestros, ¡no pasa nada! Unos poquitos van aprendiendo, otros poquitos, más o menos se pueden graduar, y otros poquitos se puede decir que ya asimilaron parte de lo que enseñaron los Maestros, pero no todos, porque renunciaron a medio camino, como hacen en las escuelas, “¡Ya me cansé, mejor renuncio, me voy a ver en qué otra cosa trabajo o me dedico a vender a ver qué o me dedico hasta vender drogas porque ahí gano más dinero!”, ahí es en donde van perdiendo toda su fuerza y algún día se acordaran que se les llamó para algo maravilloso. Pero lo más maravilloso, es que de todos modos, tenemos que cumplir con el tiempo, no vamos a dejar una escuela eterna, porque además el tiempo se cumplió, se tienen que abrir las puertas, se tiene que pasar a otra dimensión, se tiene que vivir y se tiene que enseñar al hombre lo que es realmente haberse ganado un título único, ¿cuántos?, ustedes sumen, a ver cuántos conocen que realmente ya se comporten debidamente y tengan un control absoluto de sus emociones. Ahí es en donde dicen: “¡Ya reprobé!”, no del todo, por lo menos hacen el esfuerzo y ya están trabajando mucho mejor, y “Ya cuando no me como carne es porque respeto a los animalitos y trato de enseñar a otros seres humanos a entender esta verdad”. Por ello les digo, dicen que no pasa nada, pero hay un tiempo de que termine ya la escuela y se va a ver cuántos graduados quedaron, así que los que digan que no se les dio lo que esperaban, es porque ni si quiera trabajaron en lo que nosotros les pedimos, los pusimos a estudiar y lo hacen ahí, cada vez que quieren, ponen su mensaje y no lo practican, se quedan dormidos sin acordarse de que tenían que aprender algo, no los escuchan, no los practican y nosotros que los vemos, nos sentimos tristes de ver que es muy poco lo que tenemos para poder dar esa graduación y esos famosos diplomas que les hemos ofrecido. Pero el hecho es que ya es el tiempo, se cumplió, no podemos esperar más, y el planeta puede desintegrarse si no nos apuramos y la escuela tiene que abrirse, y este planeta entero, tiene que pasar a otra dimensión a como dé lugar, de eso nos encargamos nosotros. Pero como les digo, quisiéramos que se graduaran muchos maestros, porque los estamos preparando para ser maestros y tratar de rescatar a otros seres humanos que están llenos de dolor y de indecisión sobre lo que es realmente es pensar. Piénsenlo bien, háganse un análisis, y digan: “Ya aprendí, ya puedo recibir mi diploma, ya puedo entrar a las filas de los que realmente pueden lograr su graduación en esta carrera que no es difícil, pero para el ser humano se le ha hecho casi imposible”. A prepararse, a soñar, a dedicarse a practicar lo que les hemos enseñado y a decirle a todo aquel que diga: “¡Ahí no enseñan, todo lo repiten!”, pues sí, nada más díganle: “¿Ya lo aprendiste?, ¿ya lo practicas?, ¿ya eres una persona que se puede sacar un diploma con todo lo que los Maestros enseñaron durante todos estos años?” Porque es una enciclopedia que lleva mucha profundidad, mucho conocimiento y mucho amor sobre todas las cosas, para esta humanidad que el Padre ama tanto y que no quiere perderla. Así que a prepararse y ya es el tiempo, nada más les digo que estamos dentro del tiempo y el tiempo se cumplió ya y vamos a darles ya una sorpresa a todos aquellos que nos escuchan y una sorpresa a los que no quieren escuchar para que puedan ver que es una realidad el hecho de que estamos trabajando en esta Tierra para rescatarla de su destrucción. Prepárense, ya es el momento, sigamos trabajando y veamos cómo podemos nosotros, a pesar de la negatividad del ser humano y de tener al mal sobre su espalda, vamos a ser triunfadores porque nosotros nunca hemos determinado que podríamos perder esta guerra, la guerra contra el mal que nos lleva consigo una lucha continua para decirle al hombre que piense, que piense que es lo más difícil. Así que por lo menos díganme, ¿se sienten orgullosos?, ¿ya pueden pasar… no de año, a la graduación?, entonces bienvenidos para recibir lo que les hemos prometido ya y a trabajar para nosotros, para el Padre y para nuestro Maestro que con tanto amor quiso salvar a esta humanidad.

Mensaje después de la meditación:

Ahora espero que puedan transmitir nuestro mensaje tal y como lo hemos dado. Yo les pido que por favor, si les dicen: “¡Ahí no pasa nada!”, díganles: “Qué triste es saber que realmente no pasa nada, después de varios años de enseñanza, de repetición…”, sí, estar haciéndolos sentir nuestra presencia, de estarles diciendo lo qué es el amor, de estarles diciendo lo que es el equilibrio, de estarles diciéndolo que es el control de las emociones, el amor por sí mismos, el amor por todo lo que les rodea. Sí, es verdad, son muchos años, pero ya tenemos que terminar, entonces, los que se gradúen, se graduaron, los que no se graduaron, no se graduaron, ya no podemos esperar mucho más para que aprendan. Por ello, si les dicen: “No nos gusta que nos repitan tanto”, nada más díganles: “Si ya aprendieron, tienen razón, pero esa forma desesperada de hablar también no es equilibrio. Hay que estar siempre conscientes de que cuando un Maestro empiece a enseñar, hay que cumplir con lo que pide y con lo que enseña porque el Maestro se quiere sentir orgulloso de haber sido el mejor Maestro para sus alumnos, ponerles un sobresaliente”. ¿A cuántos?, yo quiero que se digan, ”Ya puedo pasar, tengo una paz interior increíble, ya nada me hace enojar, ya con nadie me puedo desesperar, comprendo a todos mis semejantes, no critico absolutamente a nadie, si me hablan mal, hasta del gobierno”, ¡ah!, como les gusta estar haciendo pedazos a la gente, pues son ellos los que tienen que cumplir con una ley divina que es la de a aprender amarse o a ellos son los que tendrán que dar una explicación de lo que han hecho, porque se les va a dar la oportunidad a todos. Nosotros queremos que nuestro mensaje se extienda por sobre todo el orbe de la Tierra, no crean que se va a quedar en un solo grupo de personas que hablen en un solo idioma, necesitamos que esto crezca, necesitamos probar a muchos seres humanos, necesitamos que se den cuenta de lo que representa el esfuerzo que hemos hecho por traerles un mensaje, pero de todos modos es muy corto el tiempo. Por ello les digo, vean el estado en el que está el planeta y se darán cuenta del tiempo que nos queda. Por eso vamos a tener que acelerar las osas y con los pocos que tenemos, empezar a impactar a los demás seres humanos, porque todos van a querer subir, todos van a querer recibir y todos van a querer curarse, todos van a querer ser el primero, sí, pero van  tener que entonces a entrar a exámenes extraordinarios porque vamos a tener que acelerar la enseñanza y  a ver qué tanto captaron. Pero los que tuvieron paciencia, los que nos escucharon y estudiaron, los que se reunieron para poder decir: ¿Ya oyeron lo que dijeron los Maestros?, ¿ya aprendieron? Hay muchas personas que por medio del internet, pues sí estudian pero les falta estar conscientes de que cada mensaje tiene que ser escuchado varias veces, ¿por qué?, porque en cada mensaje ponemos varios mensajes y eso es algo que tienen que entender. Por ello, como les hemos dicho, que sea lícito como los adquieran y que tengan la oportunidad de tener sus propios mensajes con los que van a poder ayudar a otras personas a conocer nuestra verdad. Entonces si dicen que nosotros somos repetitivos, por qué no se dan cuenta que en cada mensaje ponemos varios mensajes y que no se los pueden grabar, porque yo quisiera que uno me diga que se aprendió de memoria todo el mensaje y lo pueda repetir de memoria, y lo vuelve a repetir y ya sale el otro mensaje, a ver si es cierto que aprendieron tanto. Lo mejor es estar conscientes de que tienen que trabajar con todo lo que les hemos enseñado y recuerden, cada mensaje tiene varios mensajes, en cada mensaje ponemos todo nuestro amor, toda nuestra fuerza y toda nuestra esperanza de que realmente hayan aprendido a crecer, a crear y a ser vida.

La graduación está cercana, esperemos que no sean tan poquitos como lo vemos ahora, esperemos que aumente, que aumente, que tuviéramos multitudes de personas que aprendieron a amar. Imagínense, qué sueño más maravilloso se nos ocurrió, multitudes de personas que pudieron escuchar, pero lo que tenemos son multitudes de personas que no quieren dejar de matar a los pobres animalitos para comérselos y tenemos multitudes que odian y tenemos multitudes que critican y tenemos multitudes que quieren guerra y tenemos multitudes que no pueden amar, ni si quiera a los seres que les rodean que son su propia familia, eso es lo triste, pero lo vamos a lograr porque no nos damos por vencidos, vamos a sacudirlos, vamos a enseñarles, les vamos a provocar que tengan deseos de aprender, vamos a provocar que tengan deseos de ganarse algo tan maravilloso como va a ser vivir en un Paraíso que es lo que les vamos a entregar que este planeta en corto tiempo será un Paraíso. ¿Cuántos lo van a habitar?, pues quisiéramos ver multitudes, pero ahorita no vemos multitudes listas para poder estudiar y llegar al momento en el que se les dé el premio maravilloso de pasar a la otra dimensión.

A prepararse por favor y quienes nos han escuchado, a prepararse para poder ser llamados y puedan ser representantes nuestros como contactados auténticos dentro de esta misión, contactados, no que estén inventando historias, que sean las cosas reales y que puedan enseñar al ser humano lo que nosotros les hemos enseñado para que pueda el hombre pueda voltear su mirada al cielo y ver lo maravilloso que es ver las naves volar por doquier, formar figuras increíbles que vamos a formar, que se sientan extasiados con todo lo que les vamos a enseñar. Ya sé que quieren que les descifremos los campos de trigo, van a ver la forma en que va a llegar ya toda la explicación de todo lo que se ha querido dar, porque además se van a poner en el cielo y en el cielo se van a dar muchas explicaciones de lo que tienen que hacer. Así que pueden sacar fotografías al cielo y van a ver que van a salir cosas increíbles. Ustedes, los que nos escuchan, prepárense por favor y hagan un análisis para sí mismos para decir que realmente cumplieron con todo lo que les hemos pedido porque es el amor el único que tendrá que triunfar y es por amor que estamos trabajando en esta tierra, y este mensaje tiene que ser difundido por todo el orbe de la tierra para que el hombre se dé cuenta de nuestro esfuerzo para enseñarlos a amar, amar auténticamente. Prepárense, ya es el momento y ya es el tiempo de que todo lo que hemos prometido suceda ya.

Alaniso.

Mensaje recibido por Sara A. Otero Platas G. a través de Telepatía Extrasensorial. 24 de julio de 2015.

La meditación dictada este día, que es la número 735 en la lista de meditaciones, se puede adquirir en Audio CD desde Tepoztlán, Morelos, México. www.guardianesdeluniverso.com (Ver: Material)

Transcripción: AHENA

www.radioahena.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario