sábado, 8 de agosto de 2015

Mensaje 730, antes y después de la meditación. 26 de junio de 2015.

Guardianes del Universo

Mensaje 730, antes y después de la meditación. 26 de junio de 2015.

Mensaje antes de la meditación:

Si nosotros contáramos el tiempo, dentro de lo que ustedes creen que es el tiempo, pues definitivamente creo que nos agarrarían más las prisas como dirían ustedes. ¡No! Las cosas son ya de un momento a otro, el planeta ya no resiste más, lo hemos dicho varias veces; no resiste más la destrucción que le ha hecho el hombre, y sigue destruyéndolo, porque además, como dirían ustedes, “no tienen llenadero”, porque siguen, siguen, siguen perforando, siguen buscando petróleo, siguen probando armas nucleares, siguen haciendo hoyos por todos lados como si el planeta no sintiera, como si se rehiciera él solito, y saben que no. Imagínense, piensan que se van a meter en un bunquer si hacen la guerra nuclear, están muy peligrosos ahorita, planeando guerras, nosotros sí los estamos escuchando y observando a todos. No se dan cuenta de lo que hacen o no quieren darse cuenta. Lógicamente, los poderosos están siendo dominados por seres de la oscuridad para que prometan la libertad y prometan que todo va a ser para darle poder a un país, y prometan que todo va a ser maravilloso, pero si ellos mismos estuvieran en su juicio no pensarían tal cosa.

Las cosas están ya muy graves, se están preparando, pues casi todo E.U., Rusia y otros países, a ver, nosotros sí estamos viendo lo que traen y no les vamos a permitir hacer ninguna cosa como esa porque me imagino que creen que pueden poner una guerra nuclear, se meten a sus bunquers y ya cuando salgan, qué van a volver a conseguir, no sé dónde las semillas para sembrar o dónde van a poder encontrar algo para poder restaurar el planeta si no les quedaría nada, no quedaría absolutamente nada sobre la tierra. Por ello yo les digo, que se siente inmediatamente la presencia de los seres de la oscuridad dando sus útiles consejos a los poderosos que quieren quedarse con todo el planeta, destruido, no sé para qué lo quieran. Pero de todos modos, sí han logrado destruirlo pero bastante, bastantemente fuerte porque está ya muy horadado, todo lo que nosotros les hemos dicho es para prevenirles nada más de que no se asusten, las cosas vienen fuertes, muy fuertes, pero la manifestación nuestra, tiene que ser intensa, si no jamás van a escuchar. Por ejemplo, cuántos escuchan los mensajes que dicen, en internet, pues un número más o menos regular, que nos parece bastante adecuado para más o menos extender el mensaje, pero en comparación a la humanidad pues no son tantos como quisiéramos. Por ello es que nosotros tenemos ya que también acelerar todo lo que estamos preparando. El tiempo se cumplió, eso es definitivo. En el año 2012 el tiempo se cumplió y el planeta empezó a moverse para tomar su lugar en la alineación que tiene que haber, entonces, como no puede llegar con estas vibraciones, nos tenemos nosotros que apurar para arreglarlo.

El hombre se dice inteligencia, el hombre se llama a sí mismo, “científico”, el hombre se dice a sí mismo, “un ser que todo lo sabe, que todo lo puede”, y que además, cuando es poderoso porque tiene muchísimo dinero, entonces puede mandar y destruir y hacer todo lo que quiera porque realmente ya tiene el poder, el poder del oro. Por ello es que nosotros lo hemos dicho, eso va a desaparecer y van a ver lo que vamos a hacer para que esto suceda. Más fuerte viene todo lo que es la protesta del planeta en cuestión de clima, así que tengan cuidado, por ello les habíamos dicho mucho que pronto no vayan a viajar atravesando el mar, no vayan a hacer viajes estrambóticos en que… ¡bueno!, aquí no les ha dado, pero muchos de los que escuchan para ser alpinistas y cosas por el estilo, que naturalmente ya, las altas montañas ya no resisten todo lo que está recibiendo en el subsuelo. Hay volcanes donde todavía no se ven y están queriendo brotar del fondo de la Tierra, y están las cosas muy, muy, muy fuertes, así que, por ejemplo, si ustedes pudieran viajar y penetrar al fondo de la Tierra pues sí les daría miedo, de todos modos los vamos a llevar a algunos, en viajes astrales pueden viajar y pueden conocer cómo está todo abajo… para qué los asustamos, mejor nosotros nos encargamos de arreglar todo el desperfecto que ha hecho el ser humano. El hombre se siente inteligente y no sabe ni quién es, ni por qué existe, ni hacia dónde va; el hombre cree que conoce las religiones, y se supone que enseña a amar a Dios, se supone que enseña a temer a Dios porque Dios todo lo puede y Dios todo lo da y Dios todo lo quita. ¡No!, él no quita absolutamente nada. Que el hombre mismo se ha encargado de hacerle caso al ser de la oscuridad para destruir su propia casa, eso es otra cosa, pero el Padre todo lo da y no quita absolutamente nada, porque él es el Amor, él es la Fuerza, él es la Creación, y él está dispuesto a ayudarnos a la reconstrucción del planeta, porque naturalmente vamos a necesitar mucha ayuda, está muy destruido. Así como vienen de muchos mundos para ayudarnos en esta difícil labor, el mismo Padre nos va ayudar, pero el Padre nos pide que ya tengamos listo todo para que se vayan los seres de la oscuridad a sus dominios y dejen de estar causando tantos estragos. Pero ahorita le decimos: “Padre, se va a llevar a muchos humanos, ¿te resignas?” –“¡No!”, dice, “¡Rescaten a mis hijos!” Así que no las pone bastante difícil porque este ser de muerte piensa que se va llevándose a la humanidad para aumentar su ejército. Ya saben que todo esto se los habíamos contado, no creo que sea una novedad todo lo que les estoy diciendo, pero como les decía yo, “ya estamos listos”. Las naves están listas para descender, para dejarse ver porque se están ya en todo lo que es la estratosfera y todo lo que es la atmosfera y por todos lados se están movilizando porque estamos haciendo una guerra total contra el ser de la oscuridad que sí nos puede ver, y naturalmente está viendo las naves, pero dice: No pueden, porque no nos van a hacer daño mientras tengamos atrapado a un ser humano, mientras sea nuestro, porque son tan tontos que no destruyen; entonces, como lo tenemos atrapado; tomando su veneno del alcohol, felices inyectándose no sé cuántas tonterías que son las drogas y comiendo pero con una avidez la carne de los muertos, entonces el mal dice: “Pero nosotros los tenemos tomados y ustedes no pueden hacer nada porque son tontos, porque no hacen algo que realmente pueda hacer que el hombre se dé cuenta de lo mal que está y que ya es nuestro”. Por ello, no vamos a informarles de lo que vamos a hacer, porque entonces sí, el ser de la oscuridad se pone alerta y puede hacer algo para que nos evite el placer de saber que podemos, por lo menos, enviar a los seres humanos a otro planeta a reconstruirlo, a más bien, a rehabilitarlo, a sembrar, aprender a vivir como vivieron en sus principios los hombres aquí en la Tierra, pero que vuelvan aprender y que ya no esté el mal en la Tierra para ver si así pueden pensar. Déjennos a nosotros seguir trabajando, las naves están listas y hace unos momentos se reían de que decíamos que están, “en la sala de espera”, como cuando van a viajar en un avión se ponen en la sala de espera, ya siéntanse que están en la sala de espera. Ya es de un momento a otro y todos aquellos que nos han escuchado van a recibir ya lo prometido.

Mensaje después de la meditación:

Espero que escuchando este mensaje, se den cuenta de que no vayan a soltar su boleto. Si dudan, si se enojan, si caen en alguna tentación de las que les ponen luego enfrente, y sobre todas las cosas, la duda. Imagínense si nos vamos a ocupar tanto tiempo para estarles contando un sueño que no se pueda realizar, para estarlos embaucando, ¿para qué?, ¿pues qué les vamos a pedir algo, o les vamos a pedir dinero prestado o qué?, ¡no! Si estamos trabajando tanto, durante todo este tiempo, es para que todos sepan lo que tienen que hacer y lo que van a aprender a hacer, y lo que nosotros les prometemos es una realidad, es como nosotros vivimos, es lo que nosotros tenemos, es lo que les vamos a dar para que sean felices. Ustedes creen que no nos da dolor ver esta humanidad llorando en esa forma, no nos da dolor entrar por los hospitales y oír esos lamentos, y que pues unos dicen: “Yo sí creo en la virgencita que nos va ayudar”, pero ya no creen realmente, están tristes y hay quienes dicen, “¡Yo no creo en la virgen!”, ¡Bueno!, ahí sí nos da mucha risa que no creen, ¿en qué?, en la Madre de nuestro Maestro, que vino a con tanto amor ayudar para que se escuchara un mensaje?, ¡Bueno!, ya si no respetan a la Madre, vamos a esperar que respeten a la Madre Tierra o que van a respetarse a sí mismos, ¡no!, eso es lo triste, que no se saben respetar. El respeto a todo lo que existe es lo más importante: respeto a sus semejantes, respeto a la vida que el Padre creó, respeto a los pensamientos de los demás, porque no tienen por qué juzgar, el cómo piensan, y el qué hacen, respeto. No sé para qué se dividieron en tantas religiones, si realmente todos están buscando lo mismo, conocer a Dios, entender a Dios, ¡no!, pero no al Dios castigador que pintan en las religiones, al Padre amor, al Padre que todo lo da, el Padre que está dispuesto a darles toda la felicidad, pero él dio y si lo dio, no lo quita, y no nos creó como esclavos. Todos tenemos el libre albedrío, porque si no tuviéramos el libre albedrío seríamos sus esclavos y tendríamos que hacer las cosas como él dice, ¡no!, nos dio el conocimiento, nos puso en nuestra mente el pensamiento, nos puso la forma de decirse, “quién soy, por qué existo”, nos dio planetas increíbles, nos dio todo, y sin embargo, aquí en esta Tierra dudan hasta de sí mismos, y dudan entonces de que exista un Padre tan grande, tan maravilloso que nunca olvida a sus hijos. Por ello yo les pido que con todo nuestro amor queremos darles todo lo que les falta y queremos ya, en este corto tiempo que queda, convertir este planeta en el Paraíso soñado, eso que acaban de escuchar es una realidad, piénsenlo así y prepárense. No les van a hacer caso a la gente que aquí dice: “¡No creo!”, porque realmente tienen que ver para creer, pero ver para creer, ¡bueno!, ya no va a tener el mismo merito que el que tienen ustedes que creyeron por un mensaje que les llegó al corazón, y si creyeron en el mensaje, entonces son para nosotros, nuestros hermanos privilegiados, nuestros soldaditos muy amados que nos van a ayudar a trabajar en esta tierra y a devolverle al Padre lo más que se pueda de sus hijos, de estos hijos que ama tanto y que no quiere perderlos.

Alaniso

Mensaje recibido por Sara A. Otero Platas G. a través de Telepatía Extrasensorial. 26 de junio de 2015.

La meditación dictada este día, que es la número 730 en la lista de meditaciones, se puede adquirir en Audio CD desde Tepoztlán, Morelos, México. www.guardianesdeluniverso.com (Ver: Material)

Transcripción: AHENA



No hay comentarios:

Publicar un comentario