miércoles, 29 de abril de 2015

Mensaje 714, antes y después de la meditación. 3 de abril de 2015.

Guardianes del Universo

Mensaje 714, antes y después de la meditación. 3 de abril de 2015.

Mensaje antes de la meditación:

El día de hoy para nosotros, pues es un día muy doloroso y eso se los hemos dicho cada año. No tanto porque nuestro Maestro determinó ser crucificado, porque pues eso lo entendimos perfectamente bien, sino que no ha servido – lo volvieron en una fiesta. Están totalmente de fiesta, van a todos los centros nocturnos, a las playas, a los balnearios, divirtiéndose increíblemente porque dicen que son las únicas vacaciones que hay para todos. Yo creo que entonces ya deberían de inventar otras vacaciones. Pero lo importante es que ni siquiera hacen lo que el Maestro Jesús pidió, ya los quisiéramos ver trabajando intensamente en el amor, en el amor a sus semejantes. Él siempre dijo que “tienes que amar y respetar a todo ser que conoces – Amaos los unos a los otros”. ¡Ah!, qué difícil es ver que realmente se amen. Imagínense si los vemos que de repente son amigos, son compañeros, andan haciendo algo juntos, de repente por cualquier cosa ya no se pueden in ver casi, o se dejan de hablar y ya por comodidad “Ya no tengo por qué ayudarte en nada”, y cosas por el estilo. Nosotros tenemos aquí un grupo unido pero todavía no está del todo bien, ¿por qué?, porque necesitamos que practiquen con el ejemplo lo que es el amor y el compañerismo que tienen que tener entre todos. Somos maestros, recuérdenlo y ustedes son nuestros discípulos y son los que nos van a representar ante el mundo entero.

El mundo está mal, naturalmente que no tengo que platicárselos yo; el mundo está pésimo: la tierra se está volteando por eso es que los climas ya no saben si hoy les llueve y mañana hace frio, otro día hace calor, porque el planeta ya está totalmente desestabilizado y sobre todas las cosas, está corriendo un gran peligro de tener terremotos y de tener, no solo las trombas que han caído, que otra vez huracanes fuera de tiempo, y sobre todas las cosas, que se vea en el mundo, en el mundo entero, todo tipo de cataclismos provocados por el hombre.

El hombre sigue haciendo sus pruebas nucleares y van a decir ustedes: “¡Pues ya les hubieran parado el alto, quítenles ese mal hábito!”, naturalmente que lo vamos a hacer, no les vamos a permitir usarlas pero de todos modos nos tienen bastante ocupaditos, pendientes de todos los países que están sintiéndose poderosos, creando algo con lo que podrían destruir todo el planeta, todo, no quedaría rastro de la vida en esta tierra si nosotros no estamos pendientes de lo que están haciendo.

Entonces si hoy se supone que está la gente diciendo que están tristes porque el Maestro Jesús fue crucificado, que porque el Padre lo mandó crucificar - que es el peor de los errores que han dicho - y que tristemente creen que van a purgar sus pecados sufriendo hoy… ¿de dónde sacan semejante cosa si el Maestro Jesús no iba a querer sufrir y que sufrieran todos? Lo único que quería es que escucharan su mensaje, lo único que pidió es que saliera tal y como es - no, no está ni la cuarta parte del mensaje de él que se escuche realmente en el mundo entero. Y eso que si contamos los templos, son una cantidad de impresionante de templos en todo el planeta con diferentes nombres, en cada uno les dicen: “Solo aquí te vas a salvar.” Lo triste es que “el diezmo me lo traes a mí”, y les exigen dinero, ¿por qué?, porque si no, no se van a salvar. Imagínense el Maestro Jesús cobrando, eso sería lo más impresionante que pudiera suceder. Nosotros entendemos que una persona dedicada a hacer algo que construyen un templo y que quieren hablar con la gente, tienen que darle mantenimiento y la gente tiene que ser consciente de que tiene que ayudar, pero ¿por qué la separación?, es lo que no entendemos. Por qué tiene que haber tantos, y tantos y tantos lugares en donde dicen todos fanatizados que “la Biblia dice”, “la Biblia no dice”, y la Biblia dice que hay que comerse a los animales, y la Biblia dice que el Maestro Jesús comía animales… nunca hemos oído semejante aberración más grande.

Imagínense un ser tan grande, el Maestro Universal, el Maestro que nosotros amamos, respetamos, y pues sí, aunque a él no le guste, sí lo veneramos. Él fue creado por el Padre porque simplemente el primer maestro le falló y a él lo creó y nunca, nunca jamás le ha fallado al Padre. Cuando nosotros lo conocimos, nosotros no nos imaginamos que era algo tan grande, nada más queríamos saber de dónde venía y hacia donde iba porque llegaba con una sencillez impresionante, se sentaba con nosotros, nos escuchaba, nos sacaba de nuestras dudas, nos hablaba ya del amor del Padre, que naturalmente queríamos conocer porque le decíamos “Tenemos que agradecerle que nos permite vivir en sus mundos. Tenemos que agradecerle que existamos. Tenemos que agradecerle que nos da de comer porque están los frutos por todos los mundos en los que habitamos. Tenemos que agradecerle que hay tanta belleza, y tenemos que agradecerle que tenemos todos una forma de vivir perfecta porque nosotros, ustedes lo saben bien, nunca destruimos una sola forma de vida.

Cuando los llevemos a conocer nuestros mundos, no lo van a creer, la belleza que hay ahí. No hay selvas, son unos bosques hermosos y sí están todos los animalitos que normalmente habitan los bosques pero todo está perfecto, todo está recortadito  y los animalitos saben cuidar todo lo que nosotros les decimos que tienen que hacer y nos ayudan a darle mantenimiento al lugar en el que habitan, no ensucian, no se matan entre ellos, y naturalmente, se alimentan de frutos. Eso fue lo que el Padre dio para comer: frutos y semillas; y ustedes saben muy bien que a muchos animalitos les gustan más las semillas y otros son los frutos y van a decir: “¿Y también un león se come los frutos nada más?” En nuestros mundos sí, naturalmente que se ven diferentes, no se ven fieros como se ven aquí y es que desarrollaron un aspecto un poquito fuerte porque se tuvieron que defender de este ser que estaba habitando en esta tierra. Pero ya se acabó, este es el último año que nosotros seguimos insistiendo en que tienen que respetar la vida que el Padre creó. Estamos llenando… ya metieron en Internet los mensajes, perfecto si los escuchan, pero todavía hay quienes preguntan por qué el Padre creó al mal y lo hemos repetido, pues si ustedes se ponen a ver cuántas veces lo hemos repetido: por qué existe el mal, por qué existe el peor enemigo que tiene el mismo Padre, y el enemigo de todo ser que existe si le hacen caso. Todo eso lo hemos hablado con toda claridad; por ello fue que hace ocho días volví a repetir la historia a ver si les llega a esas personas que están tan dudosas de lo que representa el hecho de que exista un ser que siga retando al Padre porque el Padre no destruye, no castiga, no quita lo que ha dado, y el Padre con todo su amor, sigue aguardando a que recapacite este ser de muerte porque sabe que algún día… algún día, a lo mejor tarda millones de años, pero algún día se cansará de vivir como vive y algún día se arrepentirá y se bajará de su soberbia y de su ambición por el poder. Pero si ni el Padre se siente poderoso siendo él el poder que tiene; nuestro Maestro que tiene tanta fuerza el amor de él es tan grande.

Él es más fuerte que todos nosotros, su mente es poderosísima y jamás hizo alarde de su poder, naturalmente que sí curó a muchos enfermos pero son los que le escucharon, los que aceptaron su enseñanza y los que estaban cerca de él pero que no le mentían. Porque esto es algo que les tengo que decir, también nosotros llamamos a muchos enfermos, pero si nos mienten, nos condicionan… pero no, venimos a ser maestros, no venimos de milagreros y estamos dirigidos por este Gran Maestro que hoy queremos que nosotros lo viéramos con toda su gloria, con su traje blanco, con esa luz impactante que tiene, con ese amor que siente por todo ser que existe, para nosotros verlo crucificado es muy, muy doloroso, ya no lo vemos así, pero sí lo vemos en los templos de la Tierra, pues tal parece que disfrutan de ver lo terrible que fueron aquellos días. Nosotros solamente queremos verlo como es, con esa paz inmensa que siente por todo lo que le rodea y ese amor tan grande por nuestro Padre. Y ahora queremos que esta noche que todos están, bueno, en otros lados están celebrando, ahorita se están emborrachando, es una celebración que el Maestro Jesús haya querido dejar huella de su presencia sobre la Tierra; pero sin embargo, sí hay quienes pueden guardar por lo menos el día, por lo menos hay memoria de su esfuerzo tan grande que hizo para que  no se le olvidara, pero lo más importante es que no quería que se olvidara su mensaje y no ha salido inédito. Han ocultado muchas de sus palabras y ahora nosotros vamos a hacer algo impactante para que su mensaje se escuche.

Y no nos saquen un libro que han alterado totalmente cuando andan con su Biblia, lleva ya no sé cuántas traducciones y cuantos idiomas y arreglado a su manera, sí, ¿por qué la Biblia?, porque el Maestro Jesús fue judío, pero eso no quiere decir que tienen que estar fanatizándose, hay que pensar,  hay que usar el razonamiento, hay que ver qué es lo que realmente transmite de paz y de amor un libro que se puede leer y que además se habla con toda claridad que es el libro sagrado, bueno, pero un libro sagrado no permite la muerte ni las guerras, ni los odios, ni la superioridad de unos seres contra otros. Entonces, por ello nosotros vamos a hacer ya lo más impactante, y no crean que nos estamos tardando, es una preparación previa de todo lo que hemos prometido y que ya va a empezar a suceder. Y todo aquel que nos ha escuchado que ha trabajado con nosotros y que sigue trabajando en su deseo de participar; ahora, por última vez, por favor, son hermanos hijos del mismo Padre, y no quiero discrepancias, no quiero que haya resentimientos: “Ya no le voy a hablar porque ya no me habló” “No, ya me dio flojera ayudar a otra persona” “No, yo lo ayudaba pero le tengo que dar otra vuelta más larga”, bueno, si no quieren ayudar, no lo hagan pero no lo dejen volando. Entonces las cosas se tienen que dar con amor, recuerden que son ustedes un grupo ejemplo de nuestra presencia, son nuestros alumnos, les amamos intensamente y este tiempo ya se cumplió y ya va a llegar el momento de poder ayudar al hombre a pensar, que eso es lo más importante.

Mensaje después de la meditación:

Lo primero que yo les quiero pedir hoy que es un día, vamos a llamarlo así, sagrado, por el recuerdo que tienen de nuestro Maestro, que hagan una promesa, los queremos ver totalmente unidos, que no haya malos entendidos, que no haya resentimientos, que den muestra de que realmente son nuestros alumnos, que la gente que los vea les diga: “¿Cómo le haces para tener tanta paz? ¿Cómo le haces para que te veas siempre tranquilo? ¿Por qué a ti nada te hace enojar? ¿Por qué  nunca te alteras? ¿Y por qué cuando tienes algo que no puedas decir, mejor lo acabas diciendo con toda la calma con la que se tiene que hablar?” Recuerden que hemos estado preparando, preparando a un grupo que ha sido bastante grande y no nos han quedado muchos, y siempre les decíamos: “Manténganse siempre unidos”, no nos entendían la clave porque como las cosas no salían en el momento en que querían que salieran y como siempre estaban a disgusto uno con otro, y como de repente sus inquietudes los llevaba a otro lado y decían: “¡Aquí no pasa nada!” Bueno, qué querían que pase si están en la escuela, no se han graduado todavía, para graduarse hay que terminar la escuela y hay que recibir el diploma y tienen que pasar las pruebas. Yo quiero que me diga alguien que estudió una carrera que nunca pasó pruebas, nunca presentó su examen final y nunca demostró que realmente estudió que está apto para todo lo que va a recibir. Entonces es lo mismo, nosotros hicimos una escuela, es una escuela si quieren un poquito larga la carrera, pero pues con los que tenemos ahora, esperemos que ya logremos tener muchos graduados, no tantos como hubiéramos deseado desde un principio pero sí que pasen la prueba final: unión, paz, tranquilidad, amor, comprensión, nada de que “Me sentí porque me dijo”, y “No me dijo”, y “Me vio feo y ya no me habló” Por favor, ¿¡qué pasó!?, a estas alturas cuando van a presentar su examen final y empezamos a oír todavía cosas por el estilo.

Así que si son una sola fuerza, y están dispuestos a trabajar para este maestro maravillosamente grande que prometió regresar con un ejército de luz, entonces demuestren que son verdaderos alumnos de él, ya que él es el que nos dirige. Claro, nosotros hemos aprendido muchísimo más de lo que se imaginan, les damos clases muy sencillas; las clases que nosotros les estamos impartiendo como maestros, recuerden que son de niños que están empezando a llegar a un punto en el que van a recibir el primer diploma, ya después cuando estén con nosotros van a ver que van a estudiar realmente, pero ya disfrutando de la vida, ya disfrutando de la fuerza que les vamos a dar. Pero por ahora, no pedimos mucho, por favor, total y absoluta paz interior, no desesperen, no avisamos, cuando menos lo esperen, ya está todo el movimiento y ustedes están volteando al cielo y no van a saber en qué momento ya les va a tocar subir y en qué momento van a poder ser escuchados por los seres a los que han tratado de enseñar nuestro mensaje. A todos los hemos visto intentarlo hablar con sus parientes, hablar con sus amistades, hablar con la gente con la que trabajan, y no les hacen caso, pero van a ver que ahora sí les van a hacer caso porque el movimiento es grande, impactante, solo así van a escuchar, solo viendo pueden creer… bueno, pues les vamos a dar ese gusto, que vean para creer. Pero también para pasar la prueba final y entrar a la dimensión de la luz junto con el planeta ya totalmente reconstruido, pues tienen que pasar también el examen final, si no, pues mandamos reprobados a un planeta en tercera dimensión a que vuelvan a empezar, que no sufran tanto, que no sepan lo que es en un planeta árido, dolorosamente seco, no, que sea un lugar en el que puedan vivir mejor, excepto como hemos dicho, los malvados. Todo lo que tenemos esperanza es que recapaciten y podamos llevarlos a otro mundo como ese que es el que van a recibir para poder aprender porque lógicamente no van a pasar toda la humanidad, este curso que nosotros damos, no. Eso estamos conscientes, lo único que esperamos es que no tengan que llevárselos al calabozo porque el mal se los quiere llevar a su lugar de tinieblas para someterlos y esclavizarlos para que algún día ser el ser más poderoso del universo.

Por ello, piensen en lo que nosotros les estamos pidiendo, les pedimos cosas muy sencillas, muy, muy sencillas - practíquenlas por favor. Sean una sola fuerza y no desesperen, que ya llegó el momento de que nosotros iniciemos este gran cambio en esta tierra tan necesitada de nuestra presencia porque tampoco nos vamos a esperar a que nos reviente todo y empezamos a juntar pedazos regados en el espacio exterior, no, todo esto tiene que ser ya.

Entonces por favor, no duden, y que sean un triunfo absoluto el hecho de que nuestro Maestro haya dejado huella en una forma tan triste pero que haya dejado huella porque nuestro Maestro en todo momento quiere ser recordado simplemente como eso, como un maestro que vino a la Tierra a recuperar para estos hijos del Padre que el Padre ama tanto y que no quiere perderlos.

Alaniso

Mensaje recibido por Sara A. Otero Platas G. a través de Telepatía Extrasensorial. 3 de abril de 2015.

La meditación dictada este día, que es la número 714 en la lista de meditaciones, se puede adquirir en Audio CD desde Tepoztlán, Morelos, México. www.guardianesdeluniverso.com (Ver: Material)

Transcripción: AHENA

www.radioahena.com

1 comentario:

Publicar un comentario