martes, 13 de enero de 2015

Mensajes de antes y después de la meditación 694, dictada el 27 de diciembre de 2014.

Guardianes del Universo

Mensajes de antes y después de la meditación 694, dictada el 27 de diciembre de 2014.

Mensaje antes de la meditación:

Para iniciar este día, nosotros tuvimos que prepararnos como nunca porque nosotros sabemos que para ustedes está terminando un año, un año de espera, un año de ilusiones, pero sobre todas las cosas, de espera. Cuando nosotros les decimos: “ya se cumplió el tiempo”, es porque estamos en el último tiempo en el que nosotros tenemos que tener total y absolutamente listo el mensaje, más adelante se va a estudiar por muchas personas. Hemos preparado este mensaje con tanto amor, deseando que sea beneficioso para esta humanidad. Cada uno de los mensajes lleva todo lo que nosotros tenemos para darles, sobre todas las cosas, un conocimiento sobre quiénes son, por qué existen, quién es el Padre, cuál es la razón de nuestra presencia sobre la Tierra, cuál es la razón por la que tienen que estar preparándose día y noche para poder recibir… sí, vamos a decirlo así, no el año nuevo sino el tiempo nuevo en el que todos ustedes van a poder ya conocer lo que es vivir, ya no llorar porque no se sabe el futuro, ya no preocuparse porque el dinero no alcanza, ya no preocuparse por la violencia que hay en esta tierra, ya no tener miedo al futuro, y sobre todas las cosas, saber que los jóvenes, los niños van a poder realmente terminar estudios superiores y van a poder ser seres que en todo momento sean útiles a esta humanidad que va a empezar un Nuevo Tiempo. Un Nuevo Tiempo, una Nueva Era, una esperanza va  a ser lo que les vamos a dar de todo lo que les vamos a entregar. Somos seres que tenemos todo listo para poder darle a esta humanidad la esperanza de saber que sí existe la felicidad, que sí existe la paz y que sí existe el amor porque están dentro de un mundo en el que no se conoce ninguna de estas cosas: no se conoce la paz, no se conoce el amor, no se conoce la felicidad, no se conoce la esperanza porque siempre están llenos de temores y de angustias por el futuro. Si a un joven le dicen: ¿Qué quieres estudiar?, en este momento dice: No sé, ¿realmente vale la pena estudiar?, ¿realmente vale la pena prepararse para no sé qué futuro?, ¿realmente vale la pena pensar en una universidad, en ir con los libros, en ir aprendiendo cada día algo nuevo, para qué, para cuando llegue la graduación no se sabe hacia dónde ir?, ¿no tener esperanzas de un buen empleo?, no tener esperanzas de poder planear su futuro tal como lo debe planear una persona que realmente dice: Yo estudie para ser alguien muy importante, no me refiero importante en cuestión de dinero, importante en todo lo que representa la evolución de su propio mundo, aportar cosas nuevas, aportar una ciencia diferente, aportar un conocimiento que le pueden dar a los niños que vienen detrás de los jóvenes algo que les pueda decir que vale la pena saber que se existe y vale la pena saber que se tiene la inteligencia que por algo le dio el Padre.

El Padre no creó la mente para sobrevivir en un mundo, el Padre creó la mente para ser creación como él lo es y por ello mismo nos dio a todos la libertad y nos dio todo lo que él posee para que fuéramos todos inmensamente felices. Cuando el creó el Universo, él se imaginó las maravillas que podría crear en aquel lugar porque iba a poner ahí a sus hijos, siempre pensó en que iba a heredar todo lo que él estaba creando, se lo iba a dar a seres que iba a crear con tanto amor para que pudieran ser tan grandes como es el sueño maravilloso de un Padre que naturalmente no quiere ver a sus hijos como si fueran personas que tienen que obedecer, que tienen que seguir unos dogmas que se le tienen que imponer, sino que sean libres pero que realmente esa libertad sea para crear, para pensar y para realizar sus sueños porque por increíbles que parezcan, conforme pasan las generaciones tiene que haber más ilusiones. Ya en este momento se rompió todo eso. El hombre puede pensar: El niño tiene que estudiar, el niño tiene que aprender a leer, tiene que aprender matemáticas, tiene que aprender a saber que es una persona útil y el niño tiene que después saber que va a pasar a estudiar lo que realmente le llame la atención, lo que desee ser. Pero como acabo de decirles, ya no saben si vale la pena estudiar, ¿para qué?, ¿para que no les den la oportunidad de ser alguien importante?, me refiero importante en el sentido del desarrollo de todo lo que pueden realizar como una persona que tiene cultura, que puede crear imágenes hermosas, que puede planear, vamos a suponer, ciudades más grandes, que pueden planear la forma de sembrar cada día algo mejor, que los alimentos se produzcan en una forma increíble y que naturalmente se utilice la vida de los animalitos para acompañarlos porque el animalito tiene una función especial en cada mundo. Aquí el hombre no sabe ni por qué existen los animalitos, los han hecho agresivos, los han hecho solitarios, los han hecho seres que realmente le temen a que venga ese ser humano que les pueda hacer daño. Entonces, también el animalito detuvo su evolución, también el animalito no puede crecer más que se trate de sobrevivir en un mundo que siempre está en peligro. Ellos perciben perfectamente bien todo lo que representa el hecho de que tienen que formar también sus hogares en la forma en la que ellos tienen que hacerlo, pero quieren protegerlo y no tienen que estarlo protegiendo cuando no exista la agresión, cuando no exista el depredador que ha crecido en esta tierra en una forma impresionante. Ya son tantos seres humanos que ya no caben en las ciudades porque además se aglomeran en un solo sitio, luego se les ocurre inventar que el progreso era el petróleo y con ese petróleo contaminaron las ciudades en una forma impresionantemente fuerte; ya los pulmones de los seres humanos no pueden respirar bien, ya su cuerpo está debilitado, ya sienten siempre la debilidad de no saber si realmente pueden convivir unos y otros, se ven… pues vamos a decirlo, “hacinados” en ciudades en las que ponen unos edificios, los que están unos sobre del otro y realmente hasta se molestan si le hacen ruido, hacen grandes edificios con oficinas, pero realmente con la inseguridad de que realmente puedan tener algo que les dé el progreso, con el temor que no puedan conservar un empleo, con el temor de que el dinero, el poco dinero que ganen no les alcance y con el temor de perder el dinero los que lo tienen en exceso.

Entonces, ¿cómo vive esta humanidad?, pues en una forma muy triste, tristes, taciturnos, enojados, viéndose unos a otros, como si todos fueran enemigos uno del otro y siempre diciendo, que se tienen que cuidar del que esta junto, se tienen que cuidar del que vive arriba, se tienen que cuidar del que vive abajo, se tienen que cuidar del que va caminando en la calle, se tienen que cuidar de todo porque se volvió “la jungla del dolor” de esta tierra, realmente ya no es un lugar en el que pueda conocer el hombre la paz. Y realmente así es, andan agazapados viendo en qué forma pueden atacar a sus semejantes porque se supone que si el otro tiene se lo tengo que quitar y si yo quiero tener algo pues para qué me esfuerzo, a ver, ¿para qué estudio?, con que me meta yo a vender ahora que se volvió el dinero más fácil de ganar, “la droga”, pues mejor me dedico a vender droga y mejor me dedico a aportar un arma para defenderme y voy a ser alguien que pueda ser temido y respetado pero por el temor. Entonces, no vemos paz en ningún lugar y estamos hablando del planeta completo, de todas las ciudades, de todos los lugares en donde habita el ser humano. Si se aísla pues viven en una forma muy triste porque realmente no les llega la civilización totalmente, entonces hay poblados en los que carecen de lo más indispensable y también están llenos de rencor contra aquellos que tienen. Entonces, normalmente ya sus hogares los forman en una forma que realmente no puedan ser felices, le exigen uno al otro lo que les dé lo que el otro cree que le debe de dar y en un momento determinado pues se dedican a pelear y a transmitirle a los niños el hecho de saber que: o se someten para que puedan realmente, se supone, ser educados, que ni son educados porque los enseñan a tener miedo, miedo a todo lo que le rodea. ¿Esa es la vida maravillosa de la civilización en la que vive el ser humano?, ¿la vida maravillosa de lo que dicen que ahora ya cada día tiene más progreso?, ¿qué hay científicos que ahora además ya hasta habían inventado cómo someter a toda la humanidad con algo que los puedan identificar?, ¿qué puedan tenerlos controlados?, ya no es ni si quiera porque unos son poderosos y otros porque tienen un color diferente y lo ven débiles y los pueden someter, ya hasta querían someter a todos. Les dijo, “si querían”, porque eso se evita, naturalmente nosotros vimos ese proyecto que tenían de someter a los seres humanos, de tenerlos controlados totalmente por unos pocos, pero esos pocos también se controlan entre sí y también viven con el temor, entonces ahí es en donde el ser de la oscuridad se ha adueñado realmente de la mente de los hombres y los ha hecho seres que realmente no conozcan otra cosa que no sea desear el poder. ¡Ah!, porque por el poder matan, por el poder destruyen, por el poder se someten unos a otros y por el poder se creen que pueden ser en algún momento felices; hay quienes tienen varias casas que no pueden ni usar porque tienen una avidez de sentirse superiores y normalmente ni si quiera disfrutan de lo que tienen porque alguien los va a atacar, los va a querer matar, porque están siendo seres que causen envidias. Hay que recordar que lo que perdió al mal fue la envidia, soberbia y deseos de poder y eso es lo que predomina en la Tierra: envidia, soberbia y deseos de poder. Entonces lo cual quiere decir que el mal se convirtió en el rey de este mundo, en el que todos ven como alguien a quien tienen que venerar, no les digo que naturalmente hagan todos un rito satánico, pero vieran que cantidad hay de ritos satánicos impresionante porque les piden eso: poder, poder, poder, someter a todos, tener tanto dinero que no se lo puedan ni gastar y que además se arrodillen ante ellos los demás seres humanos porque en esa forma se sienten superiores, y hacen, sí, sacrificios humanos y hacen cosas inconcebibles. Nosotros afortunadamente como nos movemos en otra dimensión podemos a observar muy de cerca a todos los seres humanos, sabemos qué piensan, sabemos que viven, sabemos qué comen y sabemos cómo se sienten en una derrota total. Ahora bien, ¿por qué tenemos que decirles todo esto?, pues si ya lo conocen, porque les queremos decir que se acabó, se acaba el mal sobre la Tierra, se acaba el dominio del ser de muerte, se acaba el hecho de que tenga bajo sus pies a estos seres humanos que ya no saben pensar, se acaba porque tenemos el poder para mandarlos a sus dominios, pero todavía estamos en esa disyuntiva, ¿cuántos humanos se va a llevar?, ¿cuántos serán sus súbditos?, ¿cuántos va a tener todavía sometidos a su voluntad?, porque el sí somete a su voluntad, y él sí quiere tener todo el poder porque algún día quiere retar al Padre con todos los seres que va acumulando como un ejército de horror, de muerte. Todas sus películas y sus ideas de lo que puede ser un ejército de oscuridad se queda pequeña de lo que es la realidad. Por ello es que nosotros les decimos: la guerra es muy fuerte porque nosotros estamos enfrentando al ser de la oscuridad, no puede con la luz, se deslumbra y se agazapa, pero nosotros tratamos de que no se agazape también llevándose a un humano consigo, ese es el problema, que tienen tomada a la humanidad, ¿con qué?, el hecho de decir que es licito matar para comer, que además inventaron el terrible veneno del alcohol y que ahora las drogas, que los hacen olvidarse de que existen a los jóvenes, que los hace olvidarse de que tienen una meta, que les hace decir, “ya con eso soy feliz”, y se reúnen y se meten ya casi vamos a llamarlo, “guardillas”, para poder probar la droga que los hace olvidarse de que realmente pertenecen a la humanidad y los ve uno como lastres humanos con los seres oscuros absorbiendo su energía y sintiéndolos que son sus esclavos para llevárselos a ese lugar oscuro en el que realmente puede decir que reina, pero que nosotros vamos a sellar, pero no vamos a permitir que siga teniendo ese ejército que ha crecido en esa forma. No vamos a permitirlo porque entonces, ¿a qué venimos?, ¿a convencer ligeramente a unos pocos?, a decirles a unos que tienen que respetar la vida y que lo entienden, ¿y son tan pocos?, porque los vemos decir: “Como vas a dejar de comer carne si la carne es lo que te nutre, con la carne puedes crecer fuerte, con la carne puedes ser más poderoso, vas a hacer músculos, con la carne vas a ser alguien que realmente tenga salud,” ¿cómo va a tener salud comiéndose un muerto? Y sin embargo, el mal logró que dejaran de pensar, ¡ah! que domino más fuerte ha tenido sobre la humanidad. Pero ¿cómo vamos nosotros a hacer que cambie? Vamos a impactar. Y volvemos a repetir esto porque quiero que estén preparados, vamos a impactar y vamos a hacer que el ser de muerte se vaya a sus dominios sin llevarse a esta humanidad. Ya tiene muchos los que ganó, los que ya son sus súbditos no vamos a poder evitarlo pero que ya no siga acumulando más seres humanos como lo está haciendo ahora. Entonces yo les digo, ya es el tiempo, y dejen de pensar que falta mucho tiempo y que a lo mejor viene ’15, ’16, ’17, ’18, no sé cuántos años más… ¿en qué acabarían?, ¿en qué iba a terminar esta humanidad?, cómo iban a ser felices si no pueden ni siquiera conocer un día de paz en el que puedan sentirse alegres porque tienen todo lo que necesitan para ser felices, cuando en los hogares ya también vemos tantos disgustos, tantas separaciones, tantos odios ya de hijos contra padres y luego los padres ya también contra los hijos, contra hermanos y luego se están peleando porque tienen que quedarse con un pedazo de tierra que dejó el que se murió o con una casita que entonces son capaces de matarse por quedarse con lo que ni siquiera trabajaron para tenerlo. Por ello, vamos a impactar y sabemos que van a voltear su mirada al cielo y van a decir: Ahí están; para muchos: Llegaron los enemigos porque van a venir unos “monstruos” con unos tentáculos y no sé cuántas cosas raras que han puesto el ser humano en sus películas, pero para todos los que ya están escuchando nuestro mensaje, va a ser la alegría de saber que llegó ya el Ejército de la Luz y que este planeta, en muy corto tiempo, tiene que volver a ser un paraíso como el Padre lo creó, sin que el mal se lleve a esta humanidad.

Así como les digo, todo aquel que  nos escucha va a poder trabajar para que nosotros podamos ser triunfadores en esta difícil misión. ¿Por qué ustedes nos tienen que ayudar?, porque ustedes son los que pueden hablar con sus semejantes; ahora, hay muchos seres de otros mundos que se mezclan con la gente, pero realmente que sean ustedes mismos los que ayuden a sus hermanos a pensar. Trabajemos juntos porque sí necesitamos mucha luz, mucho amor del Padre para poder vencer a este ser que quiere triunfar llevándose a esta humanidad. Vamos a seguirnos preparando, y está meditación que es la última que vamos a hacer este año, sea para que se inicie un tiempo nuevo y ya el año venidero sea de triunfo contra el mal que quiere quedarse con esta humanidad porque el mal no va a triunfar, de eso nos encargamos nosotros.

Mensaje después de la meditación:

Con cuanto amor nosotros hemos preparado un mensaje para la humanidad, con cuanto amor hemos hecho todo lo posible por que no se pierda una sola de las frases que nosotros hemos traído a esta humanidad, con cuanto amor estamos observando que sí hay muchos seres humanos que nos escuchan. Maravilloso es que exista ahora una forma de difusión como lo que han logrado y maravilloso es ver que sí existe el amor en la tierra. No les voy a decir que ¡qué maravilloso es que todo el mundo esté amando!, no, se ve triste la humanidad, se ve dolida, se ve cansada, se ve decepcionada, se ve con temor del futuro, con temor de que no exista ya nunca más la paz, ya nada más hablan, puede haber otra guerra, dicen que la tercera guerra mundial; yo creo que la famoso tercera guerra mundial ya tiene demasiado años… ¡Guerra! ¡Guerra! ¡Guerra!, es todo lo que ha sabido tener el hombre pero es una guerra contra sí mismo porque no quiso aprender a pensar en el momento en el que tenía que hacerlo. Pero aquí estamos, uno por cada ser humano, vamos a multiplicarlo, y para los que nos reciben, pues con mucho cariño les decimos que somos más y que en cada hogar donde se pone el altar para recibirnos y recibir a nuestro Padre, pues ahí nos ponemos muchos a trabajar y lo ponemos con mucha luz porque queremos que aquellos que nos han escuchado, y con mucho amor, no les cuesta nada poner una veladoras , poner unas flores y decirle al Padre que están con él, sobre todas las cosas, consigo mismos para poder reconocer que sí va a venir el amor a la Tierra.

Por ello les digo que estos días, para nosotros fueron hermosos porque por todos lados veíamos arbolitos y lucecitas y cantos y en todos los países eso fue hermoso, sí, sí hicimos un recorrido por toda la Tierra, es verdad, esa noche estuvo un poquito oscura por lo que dicen que no nos vieron, lo importante es que estuvimos nosotros participando y le dijimos a nuestro maestro: “Ve lo que se logró con unos pocos empezaste tú, empezaste con tus discípulos, empezaste a hablar, empezaste a crecer, fueron pocos los que se quedaron después de tu sacrificio, y como se convirtió esto en un reguero, vamos a llamarlo así, de luz que está inundando la Tierra. Y nuestro maestro ayer sonrió: “Vamos a triunfar, estoy contento, vamos a lograrlo”, y siempre nos dice: “Gracias por ser mi ejército y apoyarme en todo lo que les he pedido”. Ahora vamos a agradecerle al Padre que nos de su fuerza para que podamos triunfar y podamos devolverle a sus hijos que ama tanto y como siempre hemos dicho, que no quiere perderlos.

Alaniso

Mensaje recibido por Sara A. Otero Platas G. a través de Telepatía Extrasensorial. 27 de diciembre de 2014.

La meditación dictada este día, que es la número 694 en la lista de meditaciones, se puede adquirir en Audio CD desde Tepoztlán, Morelos, México. www.guardianesdeluniverso.com (Ver: Material)

Transcripción: AHENA


No hay comentarios:

Publicar un comentario