domingo, 11 de enero de 2015

Mensajes de antes y después de la meditación 693, dictada el 26 de diciembre de 2014.

Guardianes del Universo

Mensajes de antes y después de la meditación 693, dictada el 26 de diciembre de 2014.

Mensaje antes de la meditación:

¿Qué representa para todos ustedes, sobre todas las cosas, tener una ilusión?, soñar, pedir, esperar… ¡Esperar!, van a decir ustedes, ¡Maestro Alaniso!, hemos necesitado toda la paciencia del mundo para poder decir que todo va a suceder como nos lo han prometido. ¡Bueno!, para ustedes el tiempo es largo, para nosotros tenemos que decirles que ya es el tiempo. No podemos seguir pensando que un día de estos dejen ver si acomodamos el tiempo, porque el tiempo está corriendo, ya no podemos esperar mucho más, ya están los planetas alineándose, ya estamos listos y el mal está engolosinado con esta humanidad. Y el hombre corriendo con todos sus errores y el hombre consumiendo más veneno que nunca. Estas fiestas, para nosotros como les hemos dicho es maravilloso ver que se acuerden de nuestro Maestro, que sea un tiempo dedicado a él, un tiempo pensar que él tuvo la oportunidad de ayudar a esta humanidad de recuperar su fuerza y que él determinó que en una forma u otra lo salvaría. Pero el hombre cree que la salvación fue porque él fue crucificado, que abrió las puertas del cielo y les dijo: “Pasen, ya están abiertas”, sí, ¿con todos sus errores?, sobre todas las cosas, van a entrar con su… pues como han visto que le ponen ustedes al ser de la oscuridad pegado al cuerpo - su chamuco pegado - pegado pero no se suelta, se adhieren totalmente, hagan de cuenta como un bebé que está comiendo de la madre y no quiere soltar, así se ponen estos seres pegados al hombre porque les están quitando toda la sustancia vital que puedan tener para poder fortalecerse y pelear contra nosotros.

La idea del mal es que la guerra sea cruenta. Ellos se llevarán a los humanos pase lo que pase, que ellos tienen ganada la guerra, de eso están orgullosos; ustedes nada más vean sus películas y vean todo lo que está sucediendo: guerra, violencia, odio, muerte, destrucción, dolor, enfermedad, y sobre todas las cosas, que el mismo hombre está enfermando a sus semejantes es lo más terrible que hemos visto. Porque sí realmente esparcen partículas de enfermedad por todos lados, vamos a suponer que ahora les dio por el ántrax para hacer que el hombre se queje de que no puede respirar, acabar, acabar con todos y que renieguen del Padre porque el Padre no les escucha, pero además los que están pudiendo adsorber todo este tipo de bacterias pues son los seres que no tienen la protección. Nosotros les ofrecemos con mucho amor ponerles una cúpula que les proteja, es como si fueran caminando con un carro blindado que no puede penetrar absolutamente nada, como les decimos ya que ustedes usan la broma que somos sus “guaruras”, bueno, con sus guaruras protegiéndolos, caminando junto, vigilando que no se acerque un ser oscuro, procurando que no les vaya a llegar algo que les pueda dañar y viendo que cuando hay algún asaltante, vamos a suponer, que trae a un ser oscuro de gran tamaño , pues que ni los vea porque eso también podemos hacer. Y todo lo que pedimos es que aprendan a respetar la vida, no que lo usen como escudo porque no les nace haber dejado de consumir muerte, sino que lo hagan con amor, que lo hagan pensando que la vida es la vida y que si la vida la creó el Padre, así tiene que ser como debe de existir en esta tierra. Cada animalito es una obra de arte del Padre. Yo creo que si realmente se pusieran a observar todo lo que les rodea, verían las maravillas que el Padre creo, desde un insecto que se les puede observar en muchas formas la perfección, los colores de una mariposa, los colores de algunos insectos, pero ver las aves yo creo que es una de las obra de arte del Padre, con su plumaje de mil colores, que extienden sus alas y se ve el diseño más perfecto que pudo haber creado el Padre, nosotros nos lo imaginamos dándole fuerza y vida a todas esas aves.

Entonces, ¿por qué creen que se equivocó al crear al ser humano?, no, no se equivocó, simplemente le dio todo, le dio su luz, le dio su fuerza para que pudieran pensar y les dijo que fueran libres, ese es el único problema que tiene el Padre, haberles dado una libertad absoluta y que puedan hacer lo que deseen, porque pensó el Padre que iban a apreciar todo lo que les entregaba, que iban a disfrutar de las maravillas que estaban rodeándoles, que eran seres que realmente podrían pensar. Pero naturalmente el ser de la oscuridad determinó que en alguna forma se quedaría con todo lo que el Padre había creado, se fue introduciendo viéndolo a él, que tuvo tanta belleza, tanta fuerza, viéndolo oscuro cómo se puede deslizar como una sombra oscura para llegar a donde están los hijos del Padre, es impresionante, pero ver a los hijos del Padre escuchar necedades eso es lo más impresionante: “Mata. Destruye una vida. Aliméntate de muerte, es la delicia más grande que puede existir”. Entonces nosotros nos sorprendemos que no se den cuenta de que están siendo manipulados, ahora, que tienen muchos seguidores y todos actúan igual, se pueden ver como una sombra que se desliza, se va subiendo sobre un cuerpo y se va introduciendo en sus chacras y entonces empieza a absorber la energía que es lo que les da fuerza porque están decididos a quitarle al Padre esta humanidad que el Padre sigue amando porque son sus hijos. Aquí naturalmente no pudo como sucedió en aquel mundo en el que él pudo adueñarse de toda la humanidad. Aquellos hombres morían como quien dice, perdían toda su fuerza, caían en un campo de batalla, salían las almas, volvían a nacer y volvían a hacer lo mismo, salían las almas volvían a nacer y volvían a hacer lo mismo y estaban en un círculo vicioso en el que se sentían en todo momento los que podían triunfar dentro de lo que representaba obtener el poder, poder, poder, poder, ¡poder!, ¡destrucción!, ¡muerte! Bueno, es una cosa que hasta ese placer de ver la sangre derramada es impresionante, si vieran cómo quedó ese planeta les daría dolor de imaginarlo, pero ahí no estábamos nosotros, estaba nada más la voz del Padre que jamás quisieron escuchar, se negaron rotundamente, por ello ese planeta sí se desintegró totalmente. En aquel tiempo el Padre pudo hacer que se anivelaran los demás planetas, pero se desintegró y se desapareció, y el mal se llevó a todos sus habitantes. No les voy a decir que eran una cantidad así como para decirse, “ya tiene demasiados millones”, pero eran bastantes, bastantes seres que se llevó, pero esos giraron en el mismo mundo y fue como el mal se pudo hacer de un ejército. Y ahora está aquí pero engolosinado, aquí sí ha tenido adeptos, y aquí sí le han seguido y aquí ha hecho que muchos seres que realmente habían nacido para ser vida les siguiera.

Cuando vino nuestro Maestro fue algo maravilloso para nosotros ver que estaba llegando la luz, llegó como una luz muy grande, con un ideal: iba a transformar este planeta en un Paraíso con el solo hecho de hacer que el hombre pensara, pero definitivamente ustedes saben muy bien que no pudo hacerlo, pero sí dejó huella. ¿Cómo le hizo?, tantos que han sacrificado, tantos muertos que hubo en aquel tiempo, tantos que pudieron matar en una forma terrible, ¿por qué lo recordaron a él?, porque él se encargó de que quedara en la memoria de los hombres su mensaje de esperanza y él se encargó de que no le olvidaran y de que además se manifestó con los apóstoles, pero podrían haber dicho que era historia, podrían haber dicho que eran inventos de ellos, pero lo logró, no se le olvidó. Dos mil y poquito más de años, vamos a ponerlo en el tiempo en el que están ustedes, dos mil catorce años y se le sigue recordando. Por ello para nosotros esta navidad fue importante, no les voy a decir más adelantos de que sí es la última navidad, de que ya pronto van a verse ustedes involucrados en la salvación del planeta y en que ya tienen que estar listos porque ya se los dijimos: ya tienen que estar listos, como el soldado que terminó su carrera, diciendo - Lo que me pidan voy a realizar, porque aprendí a amar, aprendí a escuchar, aprendí a estudiar, aprendí a amarme, aprendí a amar a mis semejantes, ya no los critico, así vea yo al ser que se vea más degradado, por ejemplo, lo veo con dolor. Qué triste es ver que vayan acabando tan tristemente muchos seres humanos y ya no viene la crítica: ¡Qué asco, qué horror!, no, ya los hemos visto que pueden ver algo desagradable y dicen: “Esperemos que encuentren el camino, que no se pierdan y ahorita ni me le acerco porque no me va a escuchar”, pero va a llegar el momento en que van a escuchar, van a ver el ruido que vamos a hacer. Entonces si ustedes se sienten capaces de hacer algo impactante, “prepárense”, porque ya llegó el momento.

Estamos en el último tiempo y en el fin de esta misión, “prepárense”, porque ya llegamos al momento en el que tiene que escucharse un mensaje que se ha grabado durante varios años con mucho amor y con mucha esperanza de que el ser humano lo escuche. Pero ya lo han visto, al señor se le ocurrió meterlo al internet con la idea de que ya había trabajado para la humanidad y unos pocos lo escucharon y unos pocos lo practicaron y unos pocos saben lo que realmente vale este mensaje, pero con esos pocos podemos hacer unos muchos como dirían ustedes, pero no era la forma, pero de todos modos, nos parece bien que ha llegado a todos los puntos de la Tierra y esos pocos que están escuchando ya se están preparando y con esos pocos vamos a convertir este planeta en un lugar en el que se pueda escuchar un mensaje de esperanza para la humanidad, “con las luces en el cielo”, no hay de otra, solamente así pueden escuchar. Cuando vean las naves, cuando vean cómo movemos nuestras naves haciendo figuras en el cielo. ¿Que se van a asustar?, sí, pues ya sus películas dicen que después de estarlos contemplando van a disparar y los van a acabar, entonces ni van a tener tiempo de ver, van a estar asustados metidos no sé dónde, donde puedan, tapándose los ojos, tapándose la cabeza, pero tenemos quienes sí van a voltear su mirada al cielo, y después esos que estaban ocultos van a ver que van desapareciendo los que estaban viendo aquello con todo amor y entonces van a decir: ¡Ya empezó el secuestro! ¡Qué horror! ¿Qué les van a hacer?, y cuando los vean bajar convertidos en verdaderos ángeles con su misma cara porque si no, no los van a reconocer, pero van a decir: Entonces la  profecía se cumple y nuestro Maestro, el Maestro Jesús regresó a la Tierra para ayudar al hombre a pensar.

Así que mis niños a trabajar que estamos en el último tiempo y en el último momento, y ya se acabó la misión porque ya es el tiempo de que se escuche nuestro mensaje, de que le cumplamos al Padre diciéndole que puede recuperar a sus hijos, y que el esfuerzo tan gran que ha hecho nuestro Maestro, no solo para que no le olvidaran en la forma tan triste que terminó su calvario aquel, sino que el dejó las palabras: “Padre, perdónalos, no saben lo que hacen”. Tienen que recordar que ahí fue donde dijo lo más grande pero lo logró, es un éxito para él que después de 2000 años, vamos a ponerlo en los 2014 que conoce el hombre, se les sigue recordando y celebrando que llegó el salvador; un salvador que todavía no salva a la humanidad y además los ve totalmente divididos, pero que lo recuerdan, lo aman y buscan escuchar… pues muchos con fanatismo, tiene que ser con un análisis concreto de todo lo que él ha dicho y que se le vea ya su figura en el cielo para que el hombre se dé cuenta que es el regreso de nuestro Maestro. Así que a prepararse que ya es el tiempo y es el momento de que todos ustedes vivan todo lo prometido.

Mensaje después de la meditación:

Quiero que todos ustedes se den cuenta de lo que representa el sentir ese gran amor por toda esta humanidad. Nosotros no crean que venimos a juzgarlos, venimos a criticarlos, a sentir desprecio por alguien, no. Nosotros conocemos esa parte profunda de su mente que es lo que andamos buscando, como acabamos de enseñárseles, que salga el niño, el niño que se perdió, el niño que dejó de ser niño cuando creyó que podía ser poder, y sin embargo, si ustedes los vieran, todavía quieren jugar, todavía tienen ciertos sueños de niño, por eso nosotros estamos detrás de todo ser humano, y dicen: “¡Es el mafioso más terrible!”, cuando se queda a solas lo hemos visto llorar, llorar su soledad, llorar su derrota, llorar su miedo, llorar porque dejaron de encontrar la paz y en algún momento quisieran volver a ser niños y olvidarse de que se convirtieron en seres que todo el tiempo están haciendo un daño terrible a otro ser humano. Los desquiciados, los asesinos en serie, todo lo que tanto dicen, nosotros llegamos a lo más profundo de su mente a buscar dónde está, por qué sucedió, qué es lo que los ha convertido en seres de maldad. Sí, vemos al ser pegado a ellos, pero eso no es todo, hay algo que no les pueden quitar, no les pueden quitar su yo interno, no les pueden quitar su partícula divina que pertenece del Padre, eso el mal no puede quitarlo, que puede ser que se lleve a muchas almas todavía, esperemos que ya no sean tantos. Por eso es que tenemos que hacer mucho ruido, mucho ruido, pero tenemos que triunfar porque nuestro Padre confía en nosotros y quiere que le digamos que sí va a recuperar a sus hijos. Lo vieran con qué esperanza nos ve, y nos pide, y nos insiste en que quiere ver a sus hijos de nuevo convertidos en niños, en que quiere recuperarlos, quiere verlos a ustedes felices, quiere verlos que disfruten de las cosas que él creó.

Cuando él creó el Universo, lo hizo con tanto amor, cuando puso arboles colmados de frutos, cuando él puso todo aquello que puede ser lo más hermoso, las flores, la vegetación, todo, todo lo que puede ser lo más bello, los ríos, que bajan los peces, cuando él arregló todo pensó en sus hijos, así como ustedes que se pusieran a poner a arreglar una casa muy bonita porque va a venir el niño y el niño va a nacer y el niño tiene que disfrutar, entonces le ponen todo a su alrededor para que sea feliz, estoy hablando de los verdaderos padres, pero así fue el Padre, preparó todo para sus niños, sus niños iban a ser felices, sus niños iban a disfrutar de todo lo que él creó, sus niños iban a ser lo que él deseaba: ver un Universo completo, poblado con niños que pudieran disfrutar de lo que les dio, ver un Universo completo girando, girando, girando en un equilibrio perfecto para poder ver a sus hijos siendo parte de lo que representa la evolución. Cualquier buen Padre quiere que su niño nazca, que pueda jugar, que tenga todas las facilidades, sueña en darle una magnifica escuela y que lo vean como a un ser que realmente encontró su propia luz y que es fuerte y que puede triunfar. Ese es un Padre normal, bueno, pues el Padre es mucho más grande que eso, y con todo nuestro amor les decimos: nosotros los vemos como a nuestros hermanos los pequeñitos que se perdieron en la oscuridad, se perdieron, se tropezaron, se cayeron, se lastimaron, les duelen los golpes, les duele lo que han sufrido, les duele el haber enfermado su cuerpo, les duele todo y nosotros queremos devolverles la felicidad que han perdido. Por ello yo les digo: el tiempo se cumplió, estamos de un momento a otro, ya estamos en el final de esta misión, y ustedes que nos han escuchado, son los que van a preparar todo para que otros seres humanos puedan volver a ser los niños que un día el Padre creó con tanto amor y quiere volverlos a ver convertidos en seres que sepan amar.

Alaniso

Mensaje recibido por Sara A. Otero Platas G. a través de Telepatía Extrasensorial. 26 de diciembre de 2014.

La meditación dictada este día, que es la número 693 en la lista de meditaciones, se puede adquirir en Audio CD desde Tepoztlán, Morelos, México. www.guardianesdeluniverso.com (Ver: Material)

Transcripción: AHENA


No hay comentarios:

Publicar un comentario