jueves, 18 de diciembre de 2014

Mensajes de antes y después de la meditación 689, dictada el 5 de diciembre de 2014.

Guardianes del Universo

Mensajes de antes y después de la meditación 689,  dictada el 5 de diciembre de 2014.

Mensaje antes de la meditación:
 

Cuando nosotros los vemos haciendo cuentas: Será, no será, cuántas navidades, ¿cómo vamos a estar para entonces?, ¿qué nos vamos a llegar a viejitos y entonces nos van a hacer caso? No, ¿ustedes creen que este planeta aguanta? Yo con eso les digo todo. El planeta está terriblemente destruido y la humanidad está cada vez peor. Nosotros tristemente observamos a la humanidad, entonces sí tenemos que hacer algo que realmente impacte tanto, que los sacuda, que los estremezca, que no los haga hablar de otra cosa que no sea de nuestra presencia. Claro que van a inventar que los seres raros, y que los pequeños, que son los grises, y que van a venir, no sé de dónde sacaron los reptilianos, que córranle y escóndanse, y métanse debajo de la cama, y para que no los encuentren, y cuidado si ven una luz. Van a ver el ruido que vamos a armar, pero ruido. Ahorita hacen mucho ruido por todas las… voy a decirlo como se oye claro, bueno, todas las tonterías que sigue haciendo el ser humano, ya no saben qué hacer para obtener el poder, ya no saben qué hacer para poder ser seres que tengan mucho oro, el oro, el oro, el oro, tienen que juntarlo a caudales, no importa cuanta sangre lleve ese dinero, no importa cuánto dolor, no importa cómo lo consiguen, pero el hombre está dedicado a ganar mucho oro, eso es lo que les importa, pero además vemos a la gente de pocos recursos, pues vamos a robarle al que tiene, vamos a secuestrar al que se ve poderoso, vamos a robar coches, vamos a meternos a las casas, vamos a hacer de todo esto un caos, ya hubo un pretexto, que se perdieron unos jóvenes, entonces hay que destrozarlo todo como venganza porque somos pobres, esa es la realidad, realmente lo que quieren es llamar la atención, derrumbar a los poderosos, no sé si ellos se van a subir en un pedestal o quien sabe cómo le van a hacer, pero esto ya no puede continuar así. También sabemos quiénes son los poderosos que están ocultos y que además tienen el manejo de las armas más impresionantes para poder detener a los que traten de protestar, pero sí se podría armar una verdadera revolución no sólo aquí, en todo el planeta, en todos los países. Las cosas están peor porque el mal está azuzando, el mal está sobre de los hombres, el mal no quiere irse solo y el mal dice que si ya ganaron millones, millones se lleva, y que el Padre le haga como quiera, pero para qué es tan derecho, para qué no se defiende, si con tanto poder que tiene pues ya podía haberse hecho algo para que el mal desapareciera de la Tierra, además lo retan, bueno y porque no los desaparecen si se supone que está tan molesto, bueno, tal vez,  el Padre no es tanto que esté molesto, como que está triste, ustedes saben muy bien que les hemos dicho que el Padre no destruye, el Padre mucho menos va a tomar venganza, y el Padre pues, todavía es soñador, todavía tiene la esperanza, de que algún día, algún día muy lejano puede ser, puede ser que pasen muchos miles de años o puede ser que pasen otros millones, que el mal se arrepienta, pero no vamos a permitir que esté gobernando en este lado de la galaxia, porque vamos a pasar todo lo más que se pueda hacia otra dimensión.

Están ya, muchos, muchos, muchos seres listos para el cambio, preparándose, entusiasmados, pero preocupados por lo que está sucediendo en este planeta, quién lo iba a decir, un pequeño planeta, porque es de los pequeños, haciendo lo que está haciendo, con seres humanos que parecen todos poseídos, bueno dije “todos”, no voy a generalizar, ya saben ustedes que no todos, pero sí una cantidad enorme de seres que están trabajando en contra de la estabilidad de su mundo, porque como sea y a como dé lugar, van a tener dinero y van a ser poderosos, como sea, y no importa a quien se llevan entre los pies, no importa qué es lo puedan hacer, sacan cada arma…, ya sé, ya recordé, van a decir: ¿No dijeron que les iban a quitar todas las armas? Bueno, recuerden que en primer lugar, el famoso libre albedrío, es algo que en una forma u otra, pues sí nos ha estorbado, pero mejor vamos a hacerlo de otra forma, que nos disparen a  nosotros, para que vean que no pueden atravesar sus balas, sus bombas, su poderío, no puede hacer nada contra las naves y ahora sí, cada vez más, cada vez más, cada vez más, hasta que llegue el momento que nosotros hemos anunciado tanto, en que el cielo se verá cubierto de naves y el hombre tendrá miedo, correrán, gritarán, otros se alegrarán, pero son tan poquitos los que se van a alegrar, que por eso estamos viendo en qué forma extendemos un poco más nuestro mensaje, pero van a ver que lo prometido se cumple, y somos seres de una sola palabra. Tenemos poder, pero no para destruir, ese es el problema nuestro, nosotros  no destruimos, nosotros no eliminamos, porque si nosotros quisiéramos, con el poderío que tenemos, desaparecemos a los seres de la oscuridad en un solo instante pero, ya no seríamos los seres de la luz, ya estaríamos manchados también con el hedor a muerte que despiden todos estos seres, por eso lo único que tenemos que hacer, es mandarlos a sus dominios, vamos a ver si se puede sin tanto humano, a ver si se puede porque sí se va a llevar a muchos. Y el Padre, cada vez que nos oye decir eso dice: Yo confié en ustedes, no quiero perder a mis hijos, yo les di poder, a ver cómo le hacen. Y ahí nos deja a nosotros, no pueden destruir, no pueden acabar con todos los seres de la oscuridad, no, no se puede, tienen que mandarlos a sus dominios sin que se lleven a seres humanos vivos, y los hombres están tan entregados a sus errores, que eso es lo que nos tiene a nosotros en este momento muy ocupados, observando, analizando y viendo cómo crecen las enfermedades, cómo crecen los enfermos, y sobre todas las cosas atiborrando los hospitales, cómo sigue creciendo el cáncer, bueno, y si se dedican a comerse los muertos, como no van a tener muerte dentro de su cuerpo, que eso es lo que es el cáncer, y muchas de las enfermedades derivadas precisamente de ello. Pero, somos seres que tenemos un compromiso y una fecha, eso sí, ya está la fecha, y cuando menos lo esperen, tenemos que hacer algo, y si se van muchos seres humanos con los seres de la oscuridad, ya no vamos a poder evitarlo. Naturalmente que al pasar una esfera, perderán la vida materia, mas no desaparecerá su alma, pero vamos a tratar de que ya no suceda tanto y vamos a trabajar. Ahora, quiero que estén tranquilos, porque nosotros tenemos el poder para cumplir con lo prometido. Manténganse tranquilos, unidos, bueno, que estén protestando, ya de eso ya nos acostumbramos, no se preocupen. Pero es que nosotros sí sabemos cómo vamos a trabajar, como les vamos a cumplir con todo los que les hemos dicho.
 

A prepararse muy bien, sigan estudiando, sigan ilusionándose, sigan poniendo lo mejor que puedan en su mente, para poder sentir que pronto, muy pronto, sí van a vivir eso que nosotros les hemos prometido: vivir en un paraíso para ser por siempre felices, eso es ya tan cercano, que van a ver ustedes cuando nos veamos todos juntos y que les vamos a decir: ¿Qué pasó?, ¿no decían  que nunca no iba a suceder? Bueno maestro, pues es que nosotros somos desesperados, ustedes callados no nos daban fechas. Ahora ya saben porqué no damos fechas. Pero por lo pronto, por favor, no duden, porque ustedes son privilegiados ya que saben escuchar y están dentro de esta gran misión, con mucha fuerza y con mucho amor, para que podamos nosotros transmitir nuestro mensaje a esta humanidad, que necesita un buen jalón, para que pueda saber realmente, qué es lo que tiene que ser su futuro; el futuro que no va a ser de balas, de bombas, de guerra, de poderíos, de humillaciones, de dolor, de hambre. No, si está maravilloso ese mundo, pero esto se acaba. A prepararse muy bien quienes están protegidos por nosotros, que son nuestros soldados y sé cómo van a trabajar en esta guerra sin cuartel  contra este ser de la oscuridad.

Vamos a trabajar juntos y prepárense, porque les tenemos una agradable sorpresa a todos aquellos que nos escuchan.

 
Mensaje después de la meditación

 

Si ustedes se dan cuenta, lo que nosotros les estamos diciendo, me imagino, que pueden darse cuenta que es bastante coherente. Hemos recorrido tiempo tras tiempo, siglo tras siglo, hemos conocido al hombre, hemos visto sus triunfos y sus fracasos, hemos estado cerca de aquellos que pueden ser profetas, hemos logrado introducirnos en muchos hogares, pero realmente, es muy doloroso ver en que terminó esta humanidad. ¿Cuántas religiones creen que hay?  Si yo les dijera que ni a nosotros nos gusta contarlas, son una cantidad; de cada maestro, hicieron varias; de cada lugar donde hubo un conocimiento, hicieron varias; de nuestro maestro Jesús, no se diga, ahí sí ya se extendieron, ya les gustó fanatizarse: que la biblia dice, y el párrafo que no sé qué, y el versículo del no sé cuánto, ahí está para una iglesia, para decir “aquí te vas a salvar”. ¡Ah! pero qué negocio han hecho algunos eh, muy bueno, porque se aprovechan del dolor de la gente, de la angustia de la gente, porque ya no cree, porque ya no espera, y muchas veces se aferra a lo que sea que les digan, Que sí, mira, si tienes un hijo alcohólico lo vamos a ayudar, le infunden valor, y muchas veces logran hacer algo, o hacen algún tipo de espectáculo. ¡Ah! pero qué barbaridad, qué cantidad, qué cantidad de religiones, ¿realmente están conscientes de lo que hacen?, ¿dividirse?, ¿dividirse para amar?, ¿dividirse para amar al Padre?, ¿dividirse para conocerse unos y otros? No hombre, si se han dividido en razas de una manera impresionante, se ven con desprecio unos y otros, unos porque son más blanquitos, otros porque son morenitos, y otros porque son güeritos, y otros porque son con los ojos rasgados, y otros porque son más obscuros, y otros porque tienen orígenes indígenas, y otros porque nos los tienes, y otros porque… ¡Ay Dios santo! Como dirían ustedes, que revoltura ha hecho el ser humano con su propia humanidad y todos hijos del mismo Padre, todos, sin excepción, todos, tenemos la misma luz, todos nacimos de Él, todos estamos en procesos de evolución, nosotros también, seguimos creciendo y seguiremos creciendo, porque la evolución no termina, pero nuestra fuerza es el amor, nuestra fuerza es la creación y nuestra fuerza es, ser dignos hijos de ese Padre que les creó. Ahora díganme si no vale la pena amar, que es lo que nosotros hemos hecho, amar, no criticar, ay porque aquí en la Tierra, si fuera simplemente opinar, sobre lo que puede hacer una persona y la van a ayudar para que deje de cometer errores, sin ofenderla, sería bueno, no, pero la crítica la hacen destructiva, y luego cuando va corriendo de boca en boca, termina el chisme, como dicen ustedes, de una forma  degenerativa terrible, y más si es una persona importante, Hay que destruirlo, ¿qué hace ahí arriba?, ¿por qué está en un trono?, ¿quién lo encumbró? Vamos a echarlo abajo, porque ahora yo quisiera estar ahí, y si no voy a estar ahí, lo tiro, y aunque sea una pedrada, no si las cosas maravillosas…Y nosotros observando, y nosotros diciéndole al Padre: “Padre, aunque tú digas que no debemos atemorizar, lo tenemos que hacer; Padre, vamos a sacudir a esta humanidad, y Padre, sí los amamos, con todos sus defectos, pero lo vamos a lograr; Padre, son tus hijos, como lo somos nosotros, y con mucho amor te decimos que sí vamos a devolverte a estos hijos que amas tanto y sabes muy bien, que en esta tierra, te olvidaron”.

Alaniso

Mensaje recibido por Sara A. Otero Platas G. a través de Telepatía Extrasensorial. 5 de diciembre de 2014.

La meditación dictada este día, que es la número 689 en la lista de meditaciones, se puede adquirir en Audio CD desde Tepoztlán, Morelos, México. www.guardianesdeluniverso.com (Ver: Material)

Transcripción: AHENA


No hay comentarios:

Publicar un comentario