sábado, 13 de diciembre de 2014

Mensajes de antes y después de la meditación 688, dictada el día 29 de noviembre de 2014.

Guardianes del Universo

Mensajes de antes y después de la meditación 688, dictada el día 29 de noviembre de 2014.

Mensaje antes de la meditación:
Cuando nosotros los escuchamos, con esa impaciencia natural, que cuándo, cómo, bueno, ¿cómo?, ya les dijimos cómo, ¿cuándo?, de un momento a otro. ¿Por qué somos así?, ¿por qué no les decimos: váyanse preparando en tal fecha, va a suceder todo lo inesperado? Recuerden que dar fecha es causar angustia, y además no le vamos a avisar a los seres de la oscuridad lo que estamos haciendo, pero de que es de un momento a otro eso sí se los digo. Los quiero preparados, soñando, imaginándose lo maravilloso que va a ser ya estar con nosotros. Nosotros nos vamos a presentar ante ustedes dentro de las naves físicamente como han querido vernos; cuando nosotros nos manifestamos en la Tierra pues siempre lo hacemos más en forma energética, pero cuando nos quieran ver, van a ver que les va a gustar estar con nosotros, comer de lo que nosotros comemos, saber que nosotros somos seres como ustedes, amamos, nos alimentamos como ustedes y trabajamos intensamente porque realmente el trabajo que nosotros realizamos ahora es muy arduo. No crean que nosotros estamos nada más contemplando esta humanidad, convertida en un desastre total toda la humanidad; son tan poquitos los que saben amar, tan poquitos los que pueden escuchar, tan poquitos los que entienden con claridad un mensaje para nosotros tan sencillo que es el hecho de respetar la vida, que nos da mucho dolor ver con cuántos vamos a poder ver ese Nuevo Amanecer tan anhelado.

Cuando nosotros pasamos la primera vez ese Nuevo Amanecer, ha sido la experiencia más increíble que se puedan imaginar, fue cuando nos encontramos con el Padre, cuando él nos pidió que fuéramos guardianes del universo, cuando nosotros nos dimos cuenta que estábamos adquiriendo una gran responsabilidad, pero también nos dimos cuenta que lo que nosotros habíamos hecho, que para nosotros era tan sencillo, amar todo lo que nos rodeaba, saber que no era nuestro, nunca nos sentimos dueños del lugar en el que estábamos habitando. Aquí vemos que firman papeles y que les marcan territorios y que además piensan que si se mete el otro está allanando su morada, esto ha sido durante todos los siglos en los que el ser humano ha habitado esta tierra. No sé por qué ese miedo, si están juntos, si están cultivando juntos y pueden poner sus casas, naturalmente a una distancia razonable en la que no se amontonen y se respetan, ¿por qué tienen que estar marcando el territorio?, ¿por qué tienen que decir: de aquí para allá es mío, de allá para acá es de ustedes?, o sea, todo lo que es marginar y tener miedo, sobre todas las cosas, de que otro les quite donde fincaron su hogar. Nosotros era tan sencillo como eso, pusimos nuestras casas, cada uno la construyó como la sentía mejor y siempre nos respetamos todo lo que nosotros hacíamos, nadie se metía en la casa ajena sin que fuera invitado, nadie se sentía poseedor de lo que otro tenia, porque siempre veíamos que aquel que podía cultivar las flores, que podía cultivar los frutos y que además no decía “solo mío”, sino los compartíamos, unos con otros nos dábamos lo que teníamos y siempre estábamos unidos haciendo que crecieran los campos en la forma en la que nosotros queríamos que todo floreciera y floreciera en una forma increíble. Aprendimos a conocer con mucho cuidado cómo viven los animales y nos dimos cuenta que ellos y nosotros teníamos algo en común: podíamos amar, podíamos procrear, podíamos ser una sola fuerza en todos sentidos, pero nunca divididos. Eso es lo que a nosotros nos impresiona tanto en esta tierra, la división es tremenda, luego se ponen a hacer sus casa en un lugar que es inhóspito y además dicen que es suyo y después hacen sus casas en un lugar donde pues sí, hay mucho para poder sembrar y no lo cuidan, y si logran sembrar se sienten propietarios y no “convidan” como dirían, todos se sienten dueños de lo que no es suyo porque los frutos de la Tierra los creó el Padre y el Padre es el único que podría decirse que es el dueño de todo y jamás a dicho: Esto que es mío no lo voy a compartir, sino al contrario, con mucho amor nos entregó todo lo que él podía darnos. Por ello es que nosotros ahora vemos esta tierra tan difícil tener que limpiarla, tener que quitar las barreras que han puesto de un lugar a otro, hacer que el hombre pueda sentir, que pueda compartir lo que tiene, no que en su casa se meta el otro que está en otro lado, no, eso siempre tiene que haber como un respeto a la intimidad, pero estamos terriblemente tristes, realmente ahorita la alegría no la tenemos porque nosotros vemos que vamos a contar con muy pocos para ver el Nuevo Amanecer. Ya hicimos la cuenta, ya estudiamos sus mentes, ya los escuchamos, ya los tenemos seleccionados y vemos los que puedan cambiar, los que como dicen ustedes, “si no son malos”, pero como se niegan rotundamente a respetar la vida, nos parece muy triste que se los hayan ustedes explicado y no quieran escuchar. Ahora bien, ¿que hay cosas peores?, sí; ¿que realmente el hombre solamente vive para acumular oro?, también, y ¿que tristemente haya hecho tratos con el ser de la oscuridad?, más de los que se imaginan, porque el ser de la oscuridad todo lo que sabe ofrecer es oro y poder, y caen pero como dicen, “redonditos”, ¿por qué?, porque les dice que van a ser seres que tendrán una opulencia increíble y que él siempre los va a proteger. Y se disfraza, no me refiero a que se le pueda ver como un ser de luz, pero sí se disfraza de una forma muy especial para que parezca como un ser humano que tiene un aspecto más o menos, pues… sí es agradable como un ser humano común y corriente y se impone en medio de todos y habla con una elocuencia impresionante y luego hace ciertos actos como de magia y empieza a hacer que se le vayan reuniendo y empieza a hacerlos sentir que van a ser poderosos, que les va a enseñar a ser poderosos y que van a poder tener como esclavos a los demás seres humanos.

Por ello es que nosotros que observamos todo con mucho cuidado nos damos cuenta que la selección es difícil, ya tenemos a los mejores. Todo aquel que ha sido llamado, que ha llegado a este lugar, todo aquel que ha podido escuchar y aceptado sin estar poniendo trabas porque no crean que solamente el que viene a la meditación, hay varios que han venido a su curación y han entendido plenamente lo que es el respeto a la vida, pero como están sufriendo: porque no alcanza el dinero, porque ni su casa es casi suya, porque ya los impuestos suben, porque todo lo pueden perder, porque los empleos cada día están peor, cada día se les da menos y se les exige más, entonces nosotros vemos que caminan todos en una forma triste, se les ve tristes en las ciudades, se les ve nerviosos, no saben ya sonreír unos y otros, están siempre pensando que ya cuando terminen de trabajar pues si se toman un buen trago, se van a sentir mejor y ahí es en donde vemos a los seres de la oscuridad pegados a los seres humanos ofreciéndoles lo que nunca les van a dar porque nunca dándoles opulencia o dándoles aparentemente un bienestar económico, les va a dar la felicidad, porque los va atrapando, caen en el alcohol, del alcohol caen en las drogas y luego caen en la ambición y están en este momento ya muy divididos.

Estamos viviendo junto al hombre porque nosotros nos podemos mover en medio de todos los seres humanos sin que nos vean, se usa una dimensión desconocida para el hombre y desconocida para el ser de la oscuridad, sabe que ahí estamos pero no nos encuentra, solamente cuando queremos dejarnos ver es cuando nos ven y naturalmente que se impactan porque ellos no soportan la luz y entonces empiezan a decirnos que qué peleamos, ellos son amos, dueños absolutos de esta tierra. Por ello es que nos sentimos tristes, seguimos escuchando a los seres humanos, seguimos haciendo una selección en todo el planeta, en todos los países, hasta en los pueblos más alejados que podamos encontrar y seguimos viendo que son muy pocos los que realmente saben amar, que realmente aman a sus hijos y que con todo amor pueden respetar la vida. Ahora bien, el tiempo se cumplió, esto que les digo que hemos estado haciendo, lo hemos hecho por siglos, así que es doloroso decirles que a veces nos sentimos como si fuéramos fracasados porque hemos intentado todo, hemos intentado llegar a la mente de los hombres y nos han rechazado cuando encuentran algo que les dice que van a ser mejor cuando sean poderosos. Bueno, todo esto que les digo es para que se den cuenta que de todos modos tiene que suceder ya.

El planeta se tiene que alinear, los planetas ya se están formando, los demás seres, vamos a llamarlos “humanos” que habitan en otros mundos, están listos para poder ayudar a que este planeta se reconstruya, están dispuestos a todo, pero también están tristes porque se han mezclado con la gente y lo que han escuchado no les gusta. Se han escuchado cosas muy desagradables, sobre todo, como les gusta también destruir la vida de sus semejantes, el famoso chisme que lo convierten cada día en una cosa más terrible, pero realmente ya está vulgar y nos sentimos tristes de ver todo lo que está sucediendo. ¿Por qué les quiero decir esto?, porque ustedes se sienten tal vez todavía poquito desesperados porque dicen: los Maestros no nos dicen cuándo, cómo, ¿cómo?, ¡bueno!, cómo sí, ya les dijimos que se van a ver las naves, ya les explicamos que los vamos a subir, ya les dijimos que tenemos un compromiso con el Padre y que estos pocos nos van a ayudar a conseguir que otros muchos puedan pensar, esa es la ilusión, pero estamos tristes. Estamos trabajando mucho y no es fácil trabajar con esta humanidad que se olvidó de la base, que es el hecho de saber que se es hijo de un gran Padre, que todo lo que le rodea no les pertenece aunque el Padre no les exija nada, él creó todo lo que existe y se debe respetar como algo creado por él para que no se sientan propietarios de lo que realmente no han tenido porque decir que lo compraron o que pueden marcar sus territorios. Por ello, naturalmente quienes nos escuchan tienen que tener su casa y la tienen que tener protegida porque ahorita ya hay mucha maldad y mucho abuso, hay mucho dolor porque a los que vemos nosotros asaltando los vemos con un dolor tan grande dentro de sí mismos que quisiéramos poder sacudirlos para que puedan saber que realmente pueden cambiar. Por ello es que sí vamos hacer un gran movimiento y absolutamente somos fuertes y nosotros podemos hacer que el hombre voltee su mirada al cielo y empiece a sentir nuestra presencia.

Así que por favor, esto es ya. ¿Por qué les digo ese ya que a ustedes les desespera tanto?, porque si esperamos mucho más este planeta podría reventar, está muy destruido porque aparentemente lo vean girando ya están viendo que los climas ya no saben ni si quiera en qué lugar están parados, ya vieron que hubo muchos cataclismos, este año iba a haber más, pero esperamos que ya no sean tantos los que destrocen los hogares de los seres que habitan en esta tierra. Así que vamos a hacer algo muy impactante. A veces vemos que se me decaen en entusiasmo pero por lo menos a todos los que llamamos que no siempre pueden estar aquí, los vemos seguir adelante con el respeto a la vida y eso nos hace sentir orgullosos de saber que hemos podido enseñar a muchos seres humanos a entender por qué se debe de amar la vida y amar al Padre respetando todo lo que él creó. Yo como Maestro les digo que con los alumnos que tengo pues sí me siento orgulloso y muy triste por la forma en que vemos que es esta humanidad que tristemente, tristemente no sabe amar. Trabajemos juntos y vamos a decirle al Padre que vamos a hacer lo indecible para poder recuperar lo más que se pueda de esos hijos que ama tanto y no quiere perderlos.

Mensaje después de la meditación:

Cuando nosotros vemos que les llega al corazón lo que nosotros les decimos, lo que les queremos decir es: vamos a triunfar. ¿Es espectacular, muy grande, increíble lo que acaba de decir mi hermano Alan?, no, esos son nuestros proyectos y aunque el mal lo escuche y aunque intente evitar que ustedes formen esos grupos no va a poder porque ustedes ya tienen toda la protección, toda la fuerza. Los tenemos envueltos en luz, los tenemos llenos de amor, no puede tocarlos este ser de la oscuridad. Ustedes lo único que tienen que hacer es seguir siendo como son porque todos han dejado de consumir muerte por amor y porque realmente están interesados en vivir este cambio maravilloso que vamos a dar y van a ver que se va a acabar la violencia y van a ver que se van a aclarar muchas cosas que están sucediendo porque ahorita están sucediendo cosas que se van a salir a la luz que son de lo más injusto, van a ver todo lo que se va a escuchar porque por querer desestabilizar un país son capaces de todo, pero, ¿quién está detrás de todo esto?, pues el ser se la oscuridad, pero nosotros vamos a hacer que ya salga todo a la luz y nosotros vamos a ayudarles a pensar a todo ser humano y nosotros tenemos toda la fuerza para poder decirles que ya es el tiempo de cambio, ya es el tiempo del amor y de un momento a otro ustedes ya empezaron a trabajar. Así que no se me desanimen, ni se me pongan tristes, ni se desesperen, ni nos digan: Ay Maestro, cómo nos traes, no podemos sentir que realmente ya es el tiempo. Ya es el tiempo, no podemos esperar más. Así que lo que yo les puedo decir es, que me siento muy agradecido por su entrega, por su amor y por escucharnos con tanta fuerza y con tanta fe para poder seguir hacia adelante en esta difícil misión que está por culminarse ya.

Alaniso

Mensaje recibido por Sara A. Otero Platas G. a través de Telepatía Extrasensorial. 29 de noviembre de 2014.

La meditación dictada este día, que es la número 688 en la lista de meditaciones, se puede adquirir en Audio CD desde Tepoztlán, Morelos, México. www.guardianesdeluniverso.com (Ver: Material)

Transcripción: AHENA


No hay comentarios:

Publicar un comentario