martes, 14 de octubre de 2014

Mensajes de antes y después de la meditación 674, dictada el día 3 de octubre de 2014.

Guardianes del Universo.

Mensajes de antes y después de la meditación 674, dictada el día 3 de octubre de 2014.

Mensaje antes de la meditación:

Como una noche especial, hoy quisiera que ustedes sintieran con toda su fuerza que estamos aquí nueve Maestros más el Maestro de cada uno de ustedes. Nosotros queremos que no bloqueen, que estén tranquilos, que habrán su mente, que se sientan totalmente llenos de amor por todo lo que les rodea, que el amor sea lo que les invada, para que estando sensible todo su ser puedan realmente percibir la presencia de nosotros. Nosotros no crean que no nos queremos dejar ver o que no queremos que nos sientan, excepto cuando se trata de una curación, pero lo más importante es que se digan: yo ya soy una persona que estoy contactada, pero naturalmente no contactada para empezar hacer el ridículo de que ahora yo les voy a hacer una limpia y ahora yo les voy a poner no sé qué cosas como acabamos de ver que campanitas y cosas por el estilo, no. Ser contactado es ser una persona lógica en lo que está transmitiendo, es una persona que escucha un mensaje que es totalmente lleno de sabiduría. Nosotros no nos gustan todos los que son los teatros que hacen la gente porque no se trata de hacer un teatro, teatro el que vamos a armar nosotros con todo lo que son las naves, van a ver, van a ver el movimiento que vamos a hacer, va a ser un movimiento tan fuerte que van a darse cuenta ustedes de que valió la pena tener fe. ¿Cómo podemos hacer que el hombre nos escuche?, solamente dejando ver nuestras naves y haciendo algo sumamente impactante.

La luz del Padre es una luz muy suave, a pesar de la grandeza del Padre. Imagínense, ¿quién es el Padre?, el Padre - creador del Universo, el Padre - luz intensa que se extiende por todos los lugares donde creo la vida, el Padre que todo da por amor. Es suave tranquilo, lleno de fuerza, pero lleno de luz para todo ser que le puede escuchar. El Padre nunca ha querido perder a uno solo de sus hijos. ¿Dio demasiado?, probablemente que eso es la verdad, dio demasiado, pero ahora queremos que ustedes se sientan unidos, tranquilos y que piensen que ya las cosas tienen que suceder, no estamos jugando: a ver si un día de estos o a ver si nuestro tiempo se asemeja al tiempo de ustedes. Si estamos en la Tierra, ¿por qué vamos a utilizar nuestro tiempo?, si estamos aquí para ayudar al hombre, tenemos que hablar en su lenguaje y tenemos que hacer cosas que realmente sean útiles y además les ayude a pensar. Para nosotros lo más difícil ha sido enseñar al hombre a pensar. Nos encontramos a los seres humanos fanatizados con todo, si se supone que son espirituales están fanatizados y el fanatismo no permite que se abra la mente, el fanatismo bloquea los sentidos, eso es algo que tienen que entender, porque el que es fanático es porque tiene tantos deseos de destacar y de decir que ya puede entender que va a atrapar yo creo, que a las estrellas… que se pierde totalmente en todo lo que representa el amor. Cuando ustedes conozcan a nuestro Maestro, realmente conocerlo. Lo recuerdan que vino a la Tierra, que se ha manifestado muchas veces, siendo él tan grande, el Maestro Universal, tiene una sencillez absoluta, jamás nos ha puesto a cantar aleluyas, ni que hagamos muchos raspa-vientos porque somos parte de su ejército, él es amor, sencillez, pureza y él siempre está diciendo que en algún momento tiene que ayudar al Padre a recuperar a sus hijos. Un día lo prometió y pues todavía no lo ha logrado porque realmente en su nombre se han fanatizado y no sé por qué revuelven, “que si la biblia dice”… y se les olvida lo que dijo el Maestro, entonces eso es donde nosotros decimos que no piensan. No es religión, las religiones dividen, separan a la humanidad, las hacen sentirse cada uno: en donde está su iglesia es lo más puro, lo más grande y en la iglesia de al lado está satanás o son puros farsantes, ¡no!, Tienen que estar unidos, en un conocimiento, en el amor, en la vida, en la fuerza, en la parte más divina que es el de sentirse todos unidos hijos de ese Gran  Padre. Por ello es que nosotros queremos que se den cuenta de lo complicado que es hacer que el hombre vuelva a ser como realmente el Padre lo creó. Un hombre que ha recorrido varios miles de años convirtiéndose en el peor depredador de la Tierra, que ha destruido su casa, que ha acabado con la esperanza, que ha hecho cosas inimaginablemente destructivas, que se han desarrollado enfermedades que definitivamente el hombre no puede ya curar, ni lo intenta porque muchas veces les deja mucho dinero tratar de curar a los enfermos, no, nosotros decimos: cuando el Padre nos creó, nos dio todo, nos dio su luz, nos dio su fuerza, nos dio su amor y tenemos que estar unidos en la gran sencillez que tiene el Padre. Recuerden que nosotros hemos dicho aquí que no queremos a ningún fanático, los queremos tranquilos, pensando, amando, aprendiendo y preparándose para que cuando hablen de nuestro mensaje sea con toda la sencillez con la que tiene que transmitirse.

Así que únanse todos, prepárense muy bien, que no estamos hablando de que falten varios años, porque varios años ya no soporta el planeta la destrucción que le hizo el hombre; además, aunque no lo crean, sí se cumplió una fecha desde el 21 de diciembre a esta fecha, todo está en movimiento, están los planetas acomodándose, se está haciendo todo lo que tiene que ser para que pueda existir ese paso hacia la otra dimensión, estamos hablado de millones de planetas, no de unos poquitos, estamos hablando de una galaxia que todavía no conoce el hombre en toda su extensión, entonces tienen que estar preparándose, sencillos, amando, no criticando, siendo una sola fuerza todos y preparándose para decirle al hombre que ya es tiempo de recapacitar en los errores que se han cometido. Por ello esta noche, como siempre queremos darles un mensaje, un mensaje que llegue a sus corazones, que los haga sentirse parte de ese creador universal que todo lo dio para que sus hijos fueran inmensamente felices, que realmente habiendo este ser de muerte que corretea a todas las almas pues se ha perdido mucho de todo ese amor que él dio. Entonces, vamos a trabajar, piensen con mucho amor en ese Padre que está ahí, enviándoles su luz y en que todos nosotros estamos aquí para entregarles nuestra energía y puedan sentir nuestra presencia.

Mensaje después de la meditación:

Espero que este momento para todos ustedes haya sido muy claro. Yo sé que hay mucha inquietud, lo siento con mucha desesperanza. El planeta está terriblemente mal, la humanidad está muy confundida, el hombre ya no sabe qué es el amor. Al hombre le parece correcto fanatizarse para poder creer en un Padre que en ningún momento les pidió que se entreguen en esa forma. Se han fanatizado para tener gente que les esté alabando, por así decirlo, pero son tantas las religiones que ya nada más decimos: a ver cuál más surge por ahí, pero que no sea en nombre de nuestro Maestro. Nuestro Maestro es todo sencillez, nuestro Maestro es la grandeza más impactante que puedan imaginarse y no le gustan las alabanzas, lo único que él quiere es que se cumpla una promesa que él le hizo al Padre, que le devolvería a sus hijos y nosotros intentándolo por todos los medios, porque nosotros pues no podemos imponer. Vamos a someter, vamos a suponer: aparecemos, hablamos con los seres humanos, les decimos que se arrodillen porque tienen que pedir perdón y que más les vale que entiendan que no se debe consumir muerte. ¿Ustedes creen que lo harían por amor?, ¿ustedes creen que podríamos pasarlos a un paraíso si simplemente están llenos de temor y no convencidos y enojados porque les quitan lo que les gusta hacer?, no, no serviría. Para nosotros muchos dicen: ¿por qué no se aparecen?; pues porque no vamos a estarlos sometiendo, pero sí nos tenemos que aparecer pero en otra forma, van a ver lo maravilloso que va a ser el hecho de que hagamos que escuchen nuestro mensaje. Son pocos los que están en este momento ya escuchando y trabajando, pocos a porque si comparamos a la humanidad, pues sí, ahorita nosotros es la menor cantidad de seres que tenemos a nuestro favor, pero con esos tenemos para hacer crecer todo este mensaje. Cuando nosotros hablamos de que “van a subir a las naves”, imagínense, nosotros haciendo promesas que no se cumplen, bueno, entonces sí seriamos algo muy terrible, no seríamos lo que somos. Nosotros cuando hablamos es porque sabemos lo que estamos ofreciendo y lo que van a recibir, pero se tiene que preparar el terreno, se tiene que hacer algo que no olvide el ser humano. Ya sabemos que dicen que falta mucho tiempo, que el tiempo es muy largo, que a lo mejor son varios años. Yo nada más les digo: analicen el planeta, cuánto aguantaría con la destrucción que le está haciendo el hombre y además, esperemos ya parar esa guerra porque ya se quieren volver a matar unos a otros para obtener oro, pero están ya planeando cómo van a atacar, yo creo que ya eso tiene que ser parado en una forma importante e impactante y no vamos a permitir que suceda, todavía siguen peleando, se siguen bombardeando, se siguen matando, siguen humillándose unos a otros, siguen diciendo que por la religión se hacen las cosas, que porque Dios así lo quiso, que porque no sé cuántas mentiras se cuenta a sí mismo el ser humano, que porque vayan a pelear por su patria pero van al otro lado del planeta, entonces, ¿por qué están peleando por su patria? ¡Bueno!, hemos visto cosas terribles, ya no puede seguir esto así. Por ello es que el Padre ya nos permitió impactar, pero como les dije, que sea con amor, por lo menos nuestro sueño es que les de alegría ver las estrellas en el cielo que descienden, pero ¿saben qué?, ya se encargó el mal de decir que todo lo que viene del Cosmos Infinito es maldad, que el amor está en la Tierra, que aquí es donde pueden confiar, no, porque si ven las naves van a empezar a llegar y a secuestrarlos y a bombardearlos o no sé cuántas cosas. Entonces, ¿qué podemos hacer?, pues bajar, mostrarnos y hacer cosas impactantes con las personas que nos escuchan para que ahora sí se pueda extender el mensaje. Que una persona se ve muy acabada, muy triste, el cáncer la consumió, que regrese a joven, sana, feliz; que una persona le decían que jamás recuperaría la vista, no tenemos muchos que digamos pero sabemos con quiénes vamos a trabajar, y que regrese, ahora sí, no con un show como dicen ustedes, no, un espectáculo circense, sino una cosa que sea clara y verán que entonces sí nos van a escuchar.

Que cansado es observar al hombre, que triste es ver que se ha desvirtuado tanto la fe y el amor, que doloroso es ver que el hombre enseñe al niño a matar, que doloroso es ver que el hombre no sabe amar, pero volvemos a repetir: son nuestros hermanos, nuestros hermanos en desgracia. Y no somos seres que nos damos por vencidos, los amamos como son, así como son, no estamos diciendo: te voy amar por tus cualidades, no, así como son los amamos, pero naturalmente nos da mucho gusto saber que sí hay gente buena que nos va a ayudar en esta difícil misión. Así que por favor, pendientes de todo lo que va a empezar porque ya es el tiempo y ya es el momento de que nosotros nos manifestemos y salvemos a esta Tierra de su destrucción, porque sigue siendo un Padre que ama a todos sus hijos y no quiere perderlos. El mal se irá con todos sus seguidores, eso no lo podemos evitar, más vale que se queden tantito, como dirían ustedes, un poquito guardado en aquel lugar oscuro donde le gusta estar y sigue planeando que algún día será el dueño del Universo hasta que se dé por vencido y todos esos seguidores que tiene, empiecen a pedir perdón y el día que lo dejen solo, tal vez entonces sí diga: Padre, creo que me equivoqué. A lo mejor tarda unos millones de años en convencerse de todo ello, pero vamos a lograrlo. Somos seres que tenemos un proyecto para la eternidad y somos seres que conocemos al Padre con toda su grandeza y somos sus hermanos, los amamos intensamente y les vamos a agradecer que nos ayuden a extender este mensaje. Recuerden, no hablen en una forma en que parezcan en que están preparándose para un espectáculo, no, hablen con sencillez, hablen a las personas que les puedan escuchar y ya después los hacemos que los escuchen, no se preocupen porque sí van a notar que realmente están con nosotros porque vamos a poner el sello maravilloso de que son seres que realmente están con el amor del Padre y que van a poder mostrarle al hombre lo que podemos darle a la humanidad que está llorosa porque no sabe ni siquiera por qué nació, por qué existe y hacia dónde va. Vamos a prepararlo todo y a prepararlos a ustedes. Tranquilos por favor que este Padre que hoy inundó de luz su ser, se sienta orgulloso porque sabe que cuenta con ustedes para esta difícil misión.


Alaniso

Mensaje recibido por Sara A. Otero Platas G. a través de Telepatía Extrasensorial. 3 de octubre de 2014.

La meditación dictada este día, que es la número 674 en la lista de meditaciones, se puede adquirir en Audio CD desde Tepoztlán, Morelos, México. www.guardianesdeluniverso.com (Ver sección “Eventos” – Lista de material.)

Transcripción: AHENA


No hay comentarios:

Publicar un comentario