lunes, 15 de septiembre de 2014

Mensajes de antes y después de la meditación 665, dictada el 22 de agosto de 2014.

Guardianes del Universo

Mensajes de antes y después de la meditación 665, dictada el 22 de agosto de 2014.

Mensaje antes de la meditación:

Lo primero que quiero pedirles esta noche, es que se digan entre todos: Cuánto avanzamos, cuánto aprendimos, cuánto practicamos, ya nos sentimos cada día más fuertes, más tranquilos, a pesar de vivir en este mundo tan desagradable, a pesar de ver que existen tantas injusticias, a pesar de ver que siguen todos tronándose los dedos por el dinero, a pesar de todo se tienen que decir: Yo ya estoy en paz porque yo tengo una ventaja contra aquellos que no creen; creo, creo y siento que hay algo muy grande que está por suceder; creo y sé que las cosas no se van a quedar como están; creo y espero con todo mi amor poder serle útil al Padre; creo y voy a darle a mi Padre la alegría de saber que sí cuenta conmigo. Parece increíble que digan ustedes “le digo a mi Padre que cuenta conmigo”, el Padre sabe quiénes son sus hijos, de todos los millones de millones y trillones de seres que existen, el Padre los conoce a todos. Y a ustedes los conoce en forma muy especial porque se están preparando para algo muy grande, lo más grande que se ha dado sobre  la Tierra, el cambio radical que tiene que suceder ya de un momento a otro. Si piensan que vamos a estar todavía varios años porque es  muy difícil seleccionar a la humanidad, porque el mal está desatado, porque dicen: “Bueno, creo que estos Maestros pues no pueden hacer nada, porque pues siguen ahí los ampones, y siguen siendo todos los seres humanos seres que no creen, además no paran la matanza de los animales y además no hacen nada; es que yo creo que les falta mucho tiempo”, no, para quienes crean que puede ser que en el 2016, ¿creen que aguante el planeta?, nomás digan, si aguantan, nos estamos hasta el 2020 juntando gente y a ustedes les vamos dando lo necesario para vivir tranquilos. Pero yo creo que no, yo creo que ya no se puede, además el planeta se tiene que alinear, tiene una cita con el destino del tiempo – el tiempo que tiene que cumplirse para poder pasar a otra dimensión. Eso es algo que tienen que entender, ya estamos preparándolo todo porque este planeta tiene que alinearse ya muy pronto, en este tiempo, en estos momentos, en un “ya”. Recuerden que ya lo dije antes, no es un reloj de arena tapado, estamos listos para el gran movimiento; tenemos todo, las naves están preparándose continuamente y con mucho amor les digo que nosotros tenemos la confianza de que las personas que hemos seleccionado, van a poder dar el mensaje, porque les hemos dicho una y otra vez qué tienen que hacer: control absoluto de todas y cada una de sus emociones.
Yo quisiera decirles que si podrían pasar un examen, que si podemos decirles: “Voy a hacerles algunas preguntas y me van a contestar que lo lograron, que ya no les hace enojar nadie, que ya  no se molestan en absolutamente con nadie, que ya todo les parece como si ustedes estuvieran viendo una película de terror pero que no les tiene por qué afectar”, ¡ah, porque está este mundo como película de terror! Hay cosas que afortunadamente no ven ustedes que nosotros sí vemos, y de veras que si ustedes ven en su televisión o a dónde vayan a ver películas de fantasmas y de muertos, y muertos, y muertos, y el bueno mata, mata, mata; pero si tal parece que le van a dar un premio mientras más mate y más colecciona cadáveres, entonces se ve todo aquello terrible. Pero naturalmente que no vamos a permitir que siga sucediendo esto.

Yo sé que para ustedes la espera ha sido larga, pues porque están aquí, porque les estamos diciendo “ya pronto, ya pronto”, “ya llegó el momento, ya es el tiempo”, “ya es el hoy, ya está el momento, ya es ¡ya!”; bueno, entonces por eso les quiero hacer una pregunta, ¿ya están listos?, ¿ya podemos pasarles un examen?, ¿ya podemos pasarles, pues vamos a decirlo así, sus hojas en que ustedes pudieran apuntar todo lo que han avanzado?, o ¿pueden hacérselo ustedes mismos acerca de lo que representa el control absoluto de todas y cada una de las emociones?, ¿ya no critican a nadie, ya no ven las cosas con tanto pesimismo?, ¿ya están confiando en nosotros, que nosotros podemos arreglar este desastre de mundo?, y sobre todas las cosas, que si se preocupan tanto por el dinero – eso ya pronto desaparece. Pero lo más importante es que tenemos millones de enfermos que quisiéramos sanar. No es unos poquitos, ya se suma la cantidad en muchísimo más de lo que se imaginan; en cada país, en cada hospital, en cada lugar al que vamos, vemos la cantidad de enfermos tristes esperando la muerte, diciendo que realmente Dios ya no se acordó de ellos, pensando que fueron olvidados por Él y pensando que las cosas… pues ya son terribles y que pues ni siquiera dinero para dejar para que los entierren hay, bueno, hablando de la gente que es de medianos recursos o de pocos recursos porque lo ricos por lo menos sí dejan con qué los entierren, y hacen una fastuosa fiesta porque los fueron a enterrar y además una fastuosa fiesta porque se van a repartir lo que dejó. Pero naturalmente, en todos los lugares que vamos, a todos los puntos de la Tierra, hay millones de enfermos; por ello, yo quiero que ustedes se digan: ¿Sería justo irnos y dejarlos abandonados? No olviden que hubo una fecha famosa – el día 21- que fue como les digo a ustedes, el coletazo del diablo porque quería angustiar demasiado, ya la gente -“iba a ser el fin del mundo”- no olviden que pensaban irse dejando a todos los demás seres humanos en la angustia, en la enfermedad, en el dolor y en la decadencia. Pero de todos modos sigue siendo muy corto el tiempo porque si hubiéramos ya solucionado las cosas durante este tiempo, que maravilloso sería “ya vieron, que bueno que esperamos”, ya sus seres queridos escuchan, ya tienen ustedes todo reforzado, ya no se van a preocupar por nadie, ya van a decirles: “Vámonos, vámonos a conocer lo maravilloso que es vivir en el universo”, “Vámonos, vámonos a conocer a seres de otros mundos”, “Vámonos, vamos a conocer al Padre porque ya aprendimos realmente qué es el Amor y el respeto a todo aquello que el Padre creó”, por ello yo les pregunto si ¿ya están listos?, piensen en sus seres queridos, enumeren cuántos no les han hecho caso, ¿qué tenemos que hacer para que escuchen?, ruido, porque ustedes le han dicho ya lo que tienen que hacer y no quieren hacerlo, entonces vamos a hacer ruido, vamos a hacer que se asusten, que se impacten, o que digan: “¿En serio los extraterrestres no son malos?”, porque si son malos: Pues ya fue el fin del mundo; y si son buenos: Pues entonces ya quien sabe dónde nos va a tocar quedarnos, mejor nos vamos a preocupar por hacer un examen de consciencia y pensar que tenemos que hacer un cambio, pero un cambio que sea sincero.

Por ello les vuelvo a decir, ¿ya están listos todos? Listos para el examen final, listos para decir: Yo ya tengo mucha gente a la que preparé aunque no me hayan hecho caso, yo ya se los dije, ya por lo menos saben de qué estoy hablando y por lo menos ya saben que me dicen que estoy loco, o loca como quieran decirse, porque creo en que los extraterrestres son ángeles y que los ángeles no son totalmente etéreos y que son seres como nosotros –bueno, unos cuantos millones más de evolución es la diferencia pero sí nacimos como todo ser humano. Pero ustedes saben que no les creen, pero cuando un niño dice que ve, entonces sí piensan: “Entonces es serio”, pero cuando es un niño que no ha sido preparada la familia, piensan: Ay mi hijito ya se está imaginando cosas y espero que no se esté volviendo loquito.  Pero sí vamos a manifestarnos en muchos niños y vamos a hacer algo impactante sobre este cielo que ya no se sabe si al rato está muy nublado, si caen relámpagos, si sale el sol, si el movimiento de la tierra les sigue afectando porque el movimiento de la tierra es muy fuerte. Por ello yo les pregunto con todo mi amor, ¿ya hicieron examen de consciencia?, ¿ya están listos para el cambio?, ya pueden ver de frente a sus ángeles y decirles: Gracias porque me tuviste paciencia pero soy un alumno que aprendió y estudió, que tomó los mensajes y practicó, y se juntó con otras personas para poderlo practicar, discutir si quieren ¿no?, pero que sea ya el hecho de que realmente están estudiando. Naturalmente, hay mucha gente que ya está con que: ¡Ay!, pues si están gratis ahí en Internet, pero no estudian nada, creen que con oírlos ya cumplieron: Ay, que bonitos están, pero no practican nada, nada de lo que oyen les llega, nada de lo que oyen hacen que sea realmente un cambio en su vida, por eso es que necesita cada quien tener sus propios mensajes y hacer un esfuerzo por tenerlos, para que los valoren. Por ello, como hemos dicho, pues no crea que nos tiene muy contentos este señor, con que hubiera dicho: Ahí está la muestra, pero tienen que adquirirlos para que tengan su propia colección y tengan sus propios libros de estudio, y los puedan cuidar porque les costó, poquito, pero que les costó, eso es algo que tengo que decirles que deben entender porque esta “idea maravillosa” de este joven… lo estamos viendo, nomás viendo qué es lo que cree que logró hacer por la humanidad con eso, por lo menos sí hay mucha gente que los ha escuchado pero no estudian, no les interesa más que oír: Bueno, si pongo la computadora, pues medito - se quedan dormidos, ni siquiera aprendieron nada porque además ni siquiera saben cómo se llamó el mensaje ni se pusieron a practicar perfectamente bien lo que escucharon; entonces, no se están haciendo un bien. Está bien mientras lo escuchen, mientras vean que hay algo que tienen que aprender, y entonces es como si les dieran clases por televisión, pero les van a decir: Adquieran sus cuadernos y sus libros para que se pongan a estudiar por su cuenta, pero como el tiempo ya se cumplió, y no vamos a esperar ya más tiempo, quiero que estén listos para el gran movimiento que está por iniciarse, más bien, que se está iniciando porque no han visto ustedes el gran movimiento que hay ahorita en el cielo, ya en otros países se han visto muchas naves, aquí también se han visto muchas naves, y ya tiene que hablarse de nosotros en los medios de comunicación, por eso tenemos que hacer algo más impactante.

Por ello díganme si ya, ¿ya están listos?, porque quiero hacerles un examen. Yo voy a ir con cada uno, voy a ver cuánto aprendieron. Voy a tomar una libreta y voy a ir apuntando qué dicen, qué hacen, cómo cambiaron, cómo son sus pensamientos, cómo es que ya se sienten totalmente llenos de amor, que no les he oído hacer una crítica de nadie y que además estén dispuestos a comprender a los demás y a transmitir el mensaje. Les voy a hacer el examen, no yo solito, cada uno tiene su ángel y ahora sí ya les dijimos: “Llenen una hoja y díganme cuánto encontraron bueno de los seres a los que están cuidando, porque vamos a saber a quiénes les vamos a dar el diploma mayor y a quiénes les vamos a decir: sigue estudiando”, pero, si lo hicieron de corazón dejar de consumir muerte, entonces yo les digo: Todo está bien. Prepárense muy bien, ya estamos en el último tiempo y es un Padre el que sigue pidiendo que le ayudemos a recuperar… ¡ay dios mío!, como dirían ustedes, ¡dios mío!, pero estos hijos que tienes están terribles, está un poquito complicado, pero por eso vamos a tener que asustarlos para que suelten sus armas y para que digan: Ya no voy a matar, ya no voy a pecar, ya no voy a ambicionar tanto, ya llegó el juicio final y le tengo que decir a dios que realmente soy digno hijo suyo porque ya soy humilde, porque ya no pienso matar a un ser humano, ya no pienso quitarle lo que tienen los otros, ya no pienso enriquecerme con lo de los demás, ya ahora sí ya soy un ser humano que puede ver de frente a quien le dio la vida, que es ese Padre maravilloso que desea verles. Así que prepárense muy bien porque ya es el momento de presentar exámenes para ver cuánto aprendieron y con cuánto amor podemos recibirles.

Mensaje después de la meditación:

Un día ustedes se pudieron imaginar que cuando les decían: Tienen un ángel de la guarda, que les decían sus papas: “Rézale a tú angelito que te cuide”, y que decían: “Santo ángel de mi guarda, dulce compañía…” Algún día se pudieron imaginar que ese ángel lo ha dejado todo para darles a ustedes la felicidad. No nos llamamos que nos sacrificamos, lo hacemos con mucho amor, pero también quiero que entiendan que no somos esclavos, tenemos nuestro libre albedrío perfectamente bien ubicado y el Padre nos pregunta: “¿Quieren hacerlo?”, y nosotros vemos a estos humanos llorosos, tristes, con todo tipo de problemas, de accidentes, de violencia, de muerte que sentimos mucho dolor de ver que no nos puedan escuchar. ¿Qué tendríamos que hacer para que nos escuche?, ¿qué planeamos?, por lo pronto la única forma va a ser  que seguirán aumentando las naves, que vamos a hacer un impacto fuerte en todo el planeta y que aquellos que nos han escuchado, puedan transmitir nuestro mensaje. Porque ya hemos visto que si nosotros les hablamos muy de cerca y nos acercamos al hombre para que escuche, no nos escucha, escucha más la voz del otro que está ahí metido porque “Comete tú carnita”, “Ven, mira, qué rico, brinda con tus amigos”, ahora la droga “Para qué quieres seguir siendo un humano común y corriente si con eso te vas a sentir superhombre” y cosas por el estilo, “Se te quita el cansancio, vas a ser muy fuerte”, todo lo que le dicen. Y nosotros hablamos y eso se apaga, entonces por ello ya le pedimos permiso al Padre de impactar. El hombre no escucha, el ser humano no ama, el ser humano pide nada más y suplica que se acabe este martirio de falta de amor en esta Tierra, de enfermedades sin fin, de un dinero que pues solamente los millonarios se supone que disfrutan, se supone porque pónganse a pensar si tienen paz y si no está por ahí alguien queriéndolos matar para heredarlos o para ver en qué forma pueden quitarles que estorben. No, la felicidad no la vemos en la Tierra, la felicidad se lleva dentro y nadie la conoce. Por ello es que nosotros con mucho amor estamos cerca de cada ser humano. Todo lo que pedimos es estudien nuestros mensajes. Si ustedes los repasan se van a dar cuenta que lleva varios mensajes uno solo y que puede llegar a su mente y que puede darles la alegría de saber que pueden sentir diferente, que esos mensajes es el susurro de amor que ponemos en sus mentes, lo hemos preparado con tanto amor por tanto tiempo, que cómo quisiéramos ver que se extienda con más fuerza nuestro mensaje porque le prometimos al Padre que podríamos devolverle a sus hijos. Ese es el sueño del Padre, recuperar a sus hijos, ese el sueño más grande que tiene. Van a decir: El con su poder, ¿está suplicando?, sí, porque él jamás quita lo que ha dado y el dio la libertad.

Libres somos y libre seres eternamente, libres para amar y tristemente como están aquí en la Tierra, libres para confundirse, porque aquel que está haciendo daño para obtener oro, no tiene paz, no encuentra su paz interior, por ello pueden decir que aquel era millonario y hasta se suicidó o lo vez convertido en un energúmeno con un montón de guaruras atrás con el miedo de que lo maten, eso no es felicidad, pero libres, libres son. ¿Saben qué?, cómo vamos a disfrutar enseñándoles a conocer la libertad, cómo vamos a disfrutar cuando ya estén en ese nuevo amanecer, cómo vamos a gozar llevándolos de la mano a conocer las maravillas de la creación, cómo vamos a sentirnos nosotros orgullosos de haber logrado tener personas que nos escuchen sin fanatismos. No olviden que el fanatismo obstaculiza, el fanatismo no deja pensar, ustedes no son fanáticos, ustedes están analizando nuestros mensajes y en ellos encuentran un mensaje de esperanza y de amor. Por ello vamos a ser muy felices cuando podamos enseñarles a caminar, realmente lo que es por todo el Universo. Vivan tranquilos este último tiempo, por favor, dejemos a nosotros protegerlos de todo lo que ahora está sucediendo y permítannos a nosotros decirles que sí se cumplió el tiempo y que ya estamos en el último instante y que solo nosotros podemos salvar este planeta de su destrucción. Si nos esperamos más, entonces van a tener su 2012. ¿No dijeron que poco iba a quedar?, así como ven reventándose las ciudades y tragándose ciudades completas la tierra, así sería si no nos apuramos para trabajar en la salvación de este mundo, pero que nos ayuden los seres humanos para poderlos transportar a un lugar seguro. Nosotros nos encargamos de limpiar la Tierra, de reconstruirla, pero que podamos verlos totalmente llenos de felicidad porque aprendieron a amar, aprendieron a amarse entre sí y aprendieron a ser vida unos con otros. Así que por favor, a prepararse y con mucho amor les decimos que sí se cumplió el tiempo y de un momento a otro todo empezará.

Alaniso

Mensaje recibido por Sara A. Otero Platas G. a través de Telepatía Extrasensorial. 22 de agosto de 2014.

La meditación dictada este día, que es la número 665 en la lista de meditaciones, se puede adquirir en Audio CD desde Tepoztlán, Morelos, México. www.guardianesdeluniverso.com (Ver sección “Eventos” – Lista de material.)

Transcripción: AHENA


No hay comentarios:

Publicar un comentario