lunes, 1 de septiembre de 2014

Mensajes de antes y después de la meditación 664, dictada el día 15 de agosto de 2014.

Guardianes del Universo

Mensajes de antes y después de la meditación 664, dictada el día 15 de agosto de 2014.


Mensaje antes de la meditación:

¿Qué es lo que les puedo yo decir para que se sientan ustedes más tranquilos? El hombre necesita un escarmiento, el hombre no escucha con palabras ni razones. Para el hombre todo tiene que ser como él lo imagina porque se siente el ser más inteligente del Universo del Padre, y cuando se le puede decir lo que está haciendo como un daño a su planeta, no van a escuchar. ¿Por qué?, porque desgraciadamente los que están destruyendo el planeta son los poderes y los poderes no quieren perder su poder, ni quieren perder su oro, ni quieren perder su posición importante. Entonces, lo que nosotros tenemos que hacer es: impactar, sacudir, aparecernos, decirles que tienen que escuchar el mensaje que se les va a dar; hacer cosas que realmente les llene de temor. Ya esa es una autorización del Padre, que hagamos cosas que atemoricen a esta humanidad tan difícil, tan llena de soberbia, tan llena de ideas en las que cree que es el súper- hombre y que nadie puede igualárseles.

Ya hubo un mensaje que se dio y que se detuvo todo, y que además se grabó, se hoyó un mensaje que naturalmente aunque no lo crean, si fui yo. Esto fue ya en otro país y quiero que lo averigüen y van a ver que es cierto, eso nada más fue una muestra de lo que podemos hacer. Podemos interrumpir todos los medios de comunicación y que entre nuestro mensaje, que entre nuestra voz, por qué no, hasta nuestra imagen. Pero nosotros les vamos a exigir que escuchen que hay contactados, que hay gente buena que estuvo trabajando con nosotros y que esta gente buena nosotros la protegemos, que ni intenten hacer nada en contra de ellos porque nosotros tenemos todo el poder que se pueda imaginar cualquier ser que se diga que conoce los poderes - no los conoce. Todos aquellos que se están preparando con nosotros ya tienen toda nuestra protección, pero sí les prometimos que los vamos a subir a las naves físicamente, no como dicen muchos que ya los llevaron a la nave, que pasearon, que se fueron a otros planetas, que llegaron a las lunas de Júpiter, todo eso no fue físico. Quienes hayan podido hacer un viaje astral se pueden dar cuenta de que se siente que están físicamente haciendo las cosas, entonces todas estas personas que han viajado, viajaron astralmente. Físicamente tenemos que preparar muy bien un cuerpo porque la energía de las naves es muy potente y una persona acostumbrada a la energía de la Tierra no puede entrar, mucho menos si lleva carne en el cuerpo; si lleva carne, y lo peor, que llevara algo de alcohol, ¡no!, se nos revienta la pobre persona, lo único que haríamos es como matarla - no, no se puede. Tienen que estar limpios totalmente de su cuerpo, tienen que estar llenos de amor, tienen que estar en equilibrio, que se hayan quitado también odios, que hayan quitado esos rencores que parece que es parte de su forma de pensar y de vivir, que no dejan absolutamente nada.

El guardarle rencor a una persona significa que no se está en equilibrio. Si esa persona que les hizo algo, logró mantenerlos enojados, bueno, esa persona tenía a un ser oscuro que quería que perdiera su equilibrio. Entonces, todos aquéllos que están con nosotros tienen que hacer un examen de conciencia profundo, y no pueden guardar rencor por nadie, tienen que comprender a la persona que en un momento determinado les hirió, y amarla. Sí, amarla como hermano que comete errores. Un buen hermano no juzga a sus hermanos, los protege, los ayuda y normalmente pues desea que tengan una mejor vida.

Por ello yo les quiero pedir que estén totalmente consencientes de que quién se prepare con nosotros tiene una fuerte protección, una cúpula que no la atraviesa nada. Ya les hemos dicho que si estuvieran en medio de una balacera, revotarían las balas, van a ver que susto se iban a llevar porque pueden dar un cañonazo si quieren, ¡claro!, no vamos a dejar que hagan tanto, pero es un ejemplo nada más, pero no pueden tocarlos. Pero eso sí, algo que debilita la cúpula es que se sientan envanecidos, que se sientan superiores a los demás, que crean que por ser protegidos nuestros pueden mirar con cierto desprecio a las demás personas, entonces se rompe parte de esa fuerza, así que tienen que mantener su sencillez, su amor por todo ser que conocen y tienen que estar totalmente tranquilos. Yo les podría poner como ejemplo algo muy grande: nuestro Maestro Jesús. Cuando llegó a nosotros, lo veíamos como a un maestro, no sabíamos exactamente de dónde había llegado; llegaba con una túnica muy bonita, se acercaba a nosotros, nos exponía sus conocimientos, lo empezamos a admirar, no cometíamos el error de estarle preguntando ¿de dónde vienes?, ¿a dónde vas?, le teníamos mucho respeto, pero nunca nos imaginamos que era el hijo predilecto del Padre, porque naturalmente el Padre, cuando lo formó, procuró hacer algo más grande, mucho más grande que aquél que se le ensoberbeció. Grande, porque le dio la fuerza de la sencillez; grande, porque le dio en su mente todo el poder sin que se sintiera en ningún momento que podía ser superior a nadie - grande en todos sentidos. Por ello es que ahora el hombre va a tener que reconocer que el Maestro de Maestros, que es el Maestro Jesús, jamás va a llegar con soberbia, ni diciendo que van a castigar, ni que en algún momento va a tronar el cielo porque el Padre está enojado y los va a fulminar - no, porque el Padre por su grandeza no sabe enojarse. Imagínense, si se enojara sería todo un caos, pero no, no, no, su grandeza es su sencillez, su amor por todo lo que él ha creado. Y en todo momento tienen que estar ustedes conscientes de que nuestro Padre está con todos ustedes y que nuestro Maestro está trabajando ya, como es él, jamás ha perdido su grandeza porque jamás ha perdido su sencillez, jamás ha perdido nada del poder que el Padre le dio porque jamás se ha envanecido por él, jamás se sentiría superior a nadie porque él sabe muy bien que no se siente superior porque siente a todos los seres creados por el Padre como hermanos. Él no se siente Padre superior, se siente hermano de todos.

Entonces, prométanme que van a mantener esa sencillez y que si nosotros les damos un poder, en el momento determinado que ya los hayamos subido a las nave y regresan viéndose diferentes, no vayan a llegar presumiendo, sino van a llegar como el ser más sencillo, más amable, más lleno de luz y de amor porque es la forma en que lo van a poder conservar, entonces la protección no se rompe. Tienen que tener protección porque el mal va a tratar de hacerles daño y en ningún momento vamos a permitir que los toquen. Entonces díganme: ¿están meditando con mucho amor?, ¿están practicando lo que les enseñamos?, ¿están trabajando con su mente?, ¿están trabajando con sus sentidos?, ¿están trabajando con el hecho de ya no temer al futuro, ya no temerle a las deudas que es una de las cosas que los trae totalmente consternados? Ya, tranquilos. Les hemos dicho que somos seres que podemos proteger, que tenemos un poder inaudito, pero ese poder el Padre nos los dio, pero también nosotros no nos sentimos superiores a nadie.

Por ello, pónganse a meditar, a trabajar y limítense a ser siempre hijos del Padre con la sencillez con la que él se manifiesta con sus hijos y que nuestro Maestro se sienta orgulloso de todos los que quieren trabajar para su misión. Seamos una sola fuerza y que el Padre nos siga dando fuerza porque realmente este planeta está invadido en una forma terrible por seres oscuros. Yo sé que estos seres de repente se les va a aparecer el presidente de no sé dónde y les va a querer amenazar, ustedes tranquilos, le van a decir: solamente estamos dando un mensaje, nadie le va a quitar su lugar, ni su puesto de presidente, ni su Casa Blanca o casa de poder, solamente estamos dando un mensaje que proviene de esas naves que se están viendo en el cielo. Así que prepárense muy bien porque lo grande está ya por iniciarse y lo más grande va a suceder en este tiempo y no es verdad que no conozcamos su tiempo, estamos en su tiempo porque es este planeta el que vamos a salvar no el nuestro, entonces tenemos que estar en su tiempo.

Vamos a trabajar ya, que sea el Padre vuelvo a repetir que nos siga dando fuerza porque el mal se quiere llevar a la humanidad, eso es todo lo que queremos impedir, el mal ya no reventó el planeta, pero se quiere llevar a la humanidad y el Padre sigue pidiendo que rescatemos a sus hijos porque los ama tanto que no quiere perderlos.

Mensaje después de la meditación:

Sé muy bien que para ustedes, esperar ya se les convirtió en un hábito: esperar, soñar… Dicen: “Qué mejor cosa puedo hacer que mejor seguir esperando; el mundo no me ofrece nada, el mundo me ofrece dolor, angustia, un futuro incierto, enfermedades, ahora ya las epidemias se están poniendo como nunca de feas, entonces, si el mundo no me ofrece nada, pues que hago yo pensando en que me voy a enojar y que entonces ya no voy a estar escuchando los mensajes de los Maestros, pero también háganlo con el interés de que van a ser seres que van a poder recibir un premio muy grande por haber sabido escuchar, con el interés de saber que pudieron cambiar, ¿sus malos hábitos?, en una forma, ¿rápida?, ¿tranquila?, ¿convincente?, y de que están tratando de hacer que otras personas puedan escuchar que se respete la vida, creo que es algo muy sencillo.

Pero esto sí les digo: de que nuestro mensaje se va al mundo entero, se va al mundo entero, y de que podemos meternos a los medios de comunicación y nos oyen porque nos oyen, eso lo podemos hacer y van a respetar lo que nosotros determinemos, y van a respetarlos a quiénes van a hablar de nosotros. Todos estamos listos para lo más grande, lo más grande que se puedan imaginar. La vida es lo más hermoso que pueda existir… y ya, yo creo que ya es justo que se acabe la incertidumbre de este mundo y que se acabe la injusticia y que se acabe el dolor, la enfermedad, la pobreza, pero la pobreza más del espíritu que es la más terrible, que se acabe la pobreza, que todo aquel ser que hoy quiera ser importante en el sentido de no ser superior a otro, sino importante para el Padre, sepa lo que es el amor. Por ello, todo lo que les pedimos es: ámense, respeten todo lo que les rodea, hablen con sus semejantes cuando quieran escuchar, pero ya les prometimos que sí los van a escuchar, llenemos de temor: “Y a ver, ¡cuéntanos!, ahora sí quiero saber, ahora sí quiero que me expliques, y ahora sí quiero que me cuentes, y ahora sí quiero entender, y ahora sí quiero y ahora sí quiero…” ¡Bueno!, pues ahora pónganse firmes y pónganse a estudiar porque el tiempo se acabó y les queda poco tiempo para pertenecer a los seres que van a ver un Nuevo Amanecer que va a ser maravilloso en esta Tierra. Pero yo sé que ustedes quieren pasar a sus seres queridos y con mucho amor les vamos a ayudar, pero síganse preparando. Ustedes no escuchen al que se burle, ni escuchen nada de lo que digan otros seres humanos, ustedes son ustedes, nuestros hermanos muy amados a los que les vamos a dar todo lo prometido, porque el tiempo es ya.

Vuelvo a repetir el “ya”, en que vuelvo a decir también… bueno, es que me cayó como un poquito en gracia, que a lo mejor teníamos un reloj de arena que se tapó… no, el tiempo se cumplió y nosotros somos seres que cumplimos con nuestras promesas y no me dan a decir que tanto trabajo y tanto esfuerzo, y tanto llamar gente… claro que todos los que se fueron van a regresar, no les digo que se va a llenar aquí para poder meditar porque pues ya no va a haber mucho tiempo, pero van a querer adquirir los mensajes y van a querer reconstruir lo que dejaron atrás y van a decir: Yo sí creo, lo que pasa es que tuve mucho trabajo, yo sí creo, lo que pasa es que pues sí me desesperé un poco, mi familia se burlaba, pero pues yo sí creo, pero ya estoy aquí. En el “ya estoy aquí”, pues les volvemos a dar la oportunidad, no se preocupen, pero ustedes siéntanse orgullosos de haber sido fieles y firmes dentro de  lo que representa este mensaje, a pesar del 21de diciembre que no pudieron entender tantos y que ahora se van a dar cuenta que solamente era lo que marcaba un tiempo y ese tiempo ahora sí ya se cumplió.

Prepárense que ya es el momento, y la vida va a empezar para ustedes y la felicidad total, también.

Alaniso.


Mensaje recibido por Sara A. Otero Platas G. a través de Telepatía Extrasensorial. 15 de agosto de 2014.

La meditación dictada este día, que es la número 664 en la lista de meditaciones, se puede adquirir en Audio CD desde Tepoztlán, Morelos, México. www.guardianesdeluniverso.com (Ver sección “Eventos” – Lista de material.)

Transcripción: AHENA


No hay comentarios:

Publicar un comentario