martes, 19 de agosto de 2014

Mensajes de antes y después de la meditación 662, dictada el día 8 de agosto de 2014.

Guardianes del Universo.

Mensajes de antes y después de la meditación 662, dictada el día 8 de agosto de 2014.

Mensaje antes de la meditación:

¿Qué representa para ustedes decirse: Tengo una idea de lo que es vivir?, qué representa para ustedes decirse: Tengo una idea de lo que va a ser mi futuro, una idea porque he escuchado a los Maestros que nos dicen que vamos a vivir, que vamos a crear vida, que se va acabar todo el mal que hay en la Tierra, que nos van a dar la oportunidad de trabajar para el Padre y que nos van a dar la oportunidad de trabajar para un Gran Maestro como es el Maestro Jesús; entonces, ¿qué representa para ustedes hacer un compromiso como ese?, es un compromiso. Nuestro Maestro ya los tiene bien conocidos a todos y él dice que se siente orgulloso de tener pequeños grupos, pero que realmente están entregados a aprender, conocer una verdad que no es difícil entenderla. Amarse representa creer en sí mismo y representa amarse en todo momento, no permitir que otra persona les quite la ilusión de vida que tienen ahora, no aceptar que alguien les diga que todo lo que están viviendo es mentira porque no sucede nada; bueno, si esto fuera mentira, imagínense qué les esperaba: un planeta convulsionado por la violencia, enfermedades, dolor, traición, guerra y sobre todas las cosas, ya con todos los volcanes activos y con un peligro inminente de que pudiera romperse toda la capa que cubre la Tierra. La capa de ozono está delgada, nosotros somos los que la hemos conservado lo más que se puede, pero por eso ya los rayos solares son tan fuertes. Hemos intentado hacer que el hombre se dé cuenta de la destrucción que ha hecho, pero pregúntenles a los petroleros si van a dejar de destruir el planeta sacando petróleo: “¡No!, hasta la última gota que nos den unos cuantos millones de dólares o de euros o de lo que quieran, ¡no nos interesa lo que le pasa al planeta!” Bueno, eso es decir: No me interesa entonces, si voy a vivir o morir; “Bueno, pues si voy a vivir que viva yo millonario, si me voy a morir pues ya disfruté de los millones”, pero no se dan cuenta que al hacer tanto daño también hace daño a su alma. No conocen lo que es vivir, no conocen lo que es ser parte del Universo, no entienden en absoluto por qué nacieron, hacia dónde van, por qué tienen en este tiempo solamente un pequeño espacio de su eternidad, que tienen que trabajar con ese pequeño espacio de su eternidad sabiendo que tienen que hacer cosas que realmente les dignifiquen ante los ojos de los demás, pero más, ante sí mismos, para que el Padre se sienta orgulloso de haberlos creado. Y también que digan que no perdemos el tiempo enseñando porque… pues sí, ya hemos dejado ya mucho mensaje, hemos hablado, no estamos apareciéndonos porque no se trata de hacer todavía lo más espectacular, les digo “todavía”, porque tenemos que sellar con lo más espectacular todo lo que nosotros estamos realizando y naturalmente tenemos la obligación de hacer que el hombre escuche.

Ya son muchas las personas que se están metiendo a Internet, que están viendo cómo está el mensaje de cada viernes o cada día 9 o cada día de meditación, ya tenemos muchas gentes interesadas y muchos otros intentando meditar con los mensajes que pusieron en Internet, pero no se dan cuenta que es más profundo que el simple hecho de oír, hay que entenderlos, hay que conocer exactamente qué es lo que estamos enseñando y hay que darse cuenta que nosotros hemos puesto todo tipo de conocimientos que todavía no se han dado cuenta que existe. Por ello es que nosotros tal vez, como Maestros pues nos vemos un poquito elevados, hemos intentado ser lo más sencillo posible. Porque no se trata de dar conocimientos científicos, esos ya vendrán con el tiempo que viene de cambio, pero no conocimiento científicos con lo que tienen más o menos, pero lo que están haciendo es, con sus conocimientos científicos destruir el planeta Tierra. ¿Por qué las enfermedades abundan?, porque el mismo hombre ha creado todo lo que está destruyendo, el mismo hombre hizo pruebas con los virus que se han extendido en la Tierra, es el mismo hombre el que lo está haciendo. Ahora van a decir: ¡Bueno!, entonces, ¿qué piensa, que él no se va a contagiar? - ¡ah, no!, ellos son súper hombres, me imagino, en el caso que se venga una epidemia se ponen una escafandra y ya con eso van a librarla, pero ¿para qué?, ¿qué sentido tiene destruir a sus semejantes?, sentirse súper hombres únicos o creer que son algo especial, más bien, no se dan cuenta que tienen un ser oscuro montado encima dirigiéndolos, el mal quiere quedarse con la humanidad. Quiere desatar odios, rencores, muerte y una sofocación tal que ya no puedan ni respirar, el que está actuando es el mal dominando la mente de los hombres y los hombres encantados de la vida, bien vestidos, ¡ah, no!, tienen unos trajes carísimos, haciendo grandes reuniones en los que tienen todo tipo de alimentos nocivos, y sobre todas las cosas, todo tipo de bebidas alcohólicas y la droga, ¡no!, ya se volvió parte de su vida diaria. Entonces, ¿quiénes están ya dominando la Tierra?, ¿quiénes están dominando la humanidad?, ¿quiénes han esclavizado al ser humano?, los seres que hoy se sienten ya dueños de esta humanidad. Saben que estamos aquí, ¿por qué se burlan de nosotros?, porque dicen que nosotros no quitamos el libre albedrío, como no quitamos el libre albedrío pues ya nos llevan mucha ventaja. Ellos sí, ellos quieren esclavizar a la humanidad, llevársela toda a sus dominios, aumentar la cantidad de seres que tienen ya trabajando para el mal, millones y millones de esclavos que tiene este ser de muerte, es el causante principal de lo que sucede y la ignorancia total del hombre que cree que se divierte con el alcohol y las drogas. Pero la carne, como dicen: “¿Cómo creen que voy a dejar mi carne?”; pero ni siquiera se ponen a pensar en lo que representa esa vida que truncaron tan violentamente, que también esas almas piden clemencia y esas almas están ya unidas para decir: “¡Paren esto!” Sí, ya nos dijeron también, “¡por favor!, ya paren esto”, porque esas almas salen del cuerpo enojados, tristes y sobre todas las cosas, preocupadas, parece mentira, por lo que va a suceder con la humanidad.

Ellos no tienen enfermedades, ellos su alma está segura, ellos son inocencia, ellos no tienen por qué llorar lo que puede llorar el ser humano en este momento con su derrota. Entonces, están muy orgullosos de ser muy ricos y de tener millones, y que además ya no saben que inventar para quitarle a la gente lo que tiene; inventar: “Mira, no necesitan sufrir, te presto dinero, ¡claro!, vas a pagar algo que tiene que ser porque pues te preste dinero”; pero ni si quiera lo pidieron, se los dieron y luego los tienen atrapados como esclavos quitándoles lo poco que ganan porque se acaba el dinero y luego ya lo poco que ganan tienen que utilizarlo para pagar esos intereses. Saben de quiénes hablamos, hablamos de estos maravillosos bancos que tienen ahora en la Tierra, los usureros más impresionantemente grandes que hayamos visto, y creen que están inmunes a todo ataque, ¡ah, no!, pues claro, si el gobierno está de acuerdo, la policía está de acuerdo, todos están sumidos en ese tipo de mafia, es una mafia. Se disfrazan de que están ayudando y prestando dinero, es una mafia y nosotros vamos a acabar con eso, tenemos que hacerlo.

Por favor, ustedes simplemente lo más tranquilos posibles, déjenos a nosotros ya terminar nuestra labor. Ustedes hablen con el que se deje que pueda escuchar, díganle lo que tienen que hacer, si te salen con que: Yo no voy a dejar la carne porque me nutre. Pues sí, es muy bueno que se haya hecho el alimento creando “la morgue”, pues sí, la morgue de los animales, ya nada más falta que también vayan por los cadáveres de los humanos que también suceden cosas por el estilo. Que eso es lo que están comiendo, se están comiendo a un muerto, sacrificando con una injusticia terrible, con un dolor pavoroso y además acumulando oro con la muerte, todo eso tiene que acabarse. No digan: “¡Ay, Maestro!, pero si la pasas diciendo, que ya se va acabar, te la pasas diciendo que ya es el momento, te la pasas diciendo que estemos listos. ¡Mira!, nosotros estamos listos, ¡ay!, pero ya la angustia, tenemos que pagar, tenemos que comprar, tenemos que salir, tenemos que hacer, tenemos que soportar precisamente tener ese tipo de injusticias encima”. ¡Bueno!, ¿ustedes creen que venimos a jugar?, ya es el tiempo. Ya no son un cuarto para las 12, ya les dije en otra ocasión que eran 5 para las 12, y si les digo que es un minuto para las 12 y que tienen que estar totalmente preparados. Manden al olvido todas las preocupaciones que tienen. Que les quieren cobrar: mañana te pago; que te van a demandar: mañana te pago; que te puedo dar 10 pesos, ¡ya pagué!, es un abono; que te puedo dar 500 pesos, bueno, es otro abono, ya pagué, lo que puedo pagar. Nada más entreténganlos tantito, porque esto se viene ya y va a ser una oleada la que vamos a provocar y van a ver cómo se ven las naves, cómo se ve el cielo lleno de estrellas en la noche, así se va a ver a la luz del día. Se van a quedar atónitos: “¡No!, ya llegaron los invasores”. Recuerden que creen que son invasores, recuerden que ya todos se están preparando para la guerra contra los extraterrestres. Ya en los E.U tienen bombas especiales para atacar a las naves, los rusos dicen que pues como sea se tienen que defender, aunque saben que no tienen suficiente fuerza para enfrentar semejante poderío, pero como van a ver que disparan y desaparece el disparo y luego pueden desaparecer los aviones… por qué no. Van a decir: ¡Ah!, ya nos va a confesar que se llevó el avión. ¡No!, yo no les voy a confesar nada, pero sí nos los podemos llevar, pasarlos a otra dimensión, aleccionarlos perfectamente bien y regresarlo intactos… bueno, no tan intactos, les vamos a quitar la violencia que llevaban dentro, pero esto sí va a suceder ya. Así que no se sorprendan de todo lo que viene, y por favor, ya no estamos ni al 5 para las 12, estamos ya en un minuto para las 12. Prepárense, amanse, amanse así mismos, ámense porque son hijos de un creador, véanse como lo más grande, lo más maravilloso que pudo haber creado el Padre, su espíritu que es libre, libre eternamente para vivir, para creer, para crear y para participar en todo lo que representa la vida en el universo. No en un pequeño planetita convulsionado por la violencia, el dolor, la muerte, la enfermedad, ¡bueno!, ya más problemas no pueden tener. Se ve tan triste desde donde nosotros estamos todo lo que es esta humanidad, pero así vamos seleccionando: “¡Mira!, aquí hay uno bueno, aquí hay alguien más”; todos ellos van a ser los que después vamos a subir y van a llegar en una forma espectacular para avisarle a los seres humanos que ya se acabó el tiempo del dolor y de la muerte.

Prepárense, prepárense muy bien, por favor, ya no duden que estamos listos para darles lo prometido porque es justo que después de tanto empeño y tanto estudiar; bueno, vamos a ver qué tanto estudiaron, pero de tanto aprender y tratar de aprender y practicar a medias, porque no me lo practican bien, todavía se dejan llevar por el enojo, todavía hay gente que los sacan de sus casillas como dicen ustedes: “¡Ay, Maestro Alaniso!, cómo quieres que le tenga paciencia a este o a esta”, no, pues ustedes son primero, no el “este” o “esta” que les está haciendo daño, no es paciencia, es amor por sí mismos, es calma para sí mismos y es escucharse a sí mismos como seres que tienen ya un futuro maravilloso, un futuro más increíble que le vamos a dar a todo aquel que ame y respete la vida. Todos aquellos que están escuchando nuestro mensaje y que lo leen y que lo repasan, “que respeten la vida”, vida de todo ser que existe en la tierra y con todo nuestro amor les decimos: va a ser maravilloso para nosotros convertir a este planeta en un paraíso. Ya es el tiempo, no se angustien, ya van a vivir y van a conocer la gran realidad que nosotros les hemos preparado.

Mensaje después de la meditación:

Cuando ustedes están deseando conocer todos los secretos de todo lo que representa la viva que les rodea, quiero que piensen primero en conocerse a sí mismos. Quiero que estén lo más tranquilo posibles, quiero que se digan: por qué tengo tanta fe, tanta constancia que me gusta estar oyendo el mensaje, que me gusta prepararme, que me llena de ilusión el saber que hay alguien que está conmigo, aunque no lo veo, pero lo percibo o me hago la ilusión de que está conmigo. No, no es hacerse la ilusión, estamos realmente con todos ustedes. Entonces, lo más importante es entender que cada  mente forma sus propios sueños, o sus propias ideas, pero llegar a conocer profundamente qué es lo que sucede con algunas personas que dan un mensaje a través de algo tan difícil como son los estigmas, es un poquito complicado, mejor eso déjenlo para que después lo conozcan. Lo más maravilloso es entender que nuestro Maestro no le dio dolor a nadie, él, él se dio el dolor porque si no lo iban a olvidar, pero él tiene un poder tan fuerte de mente que no le preocupó que lo lastimaran, lo que sí le dolió mucho fue ver aquellos hombres a los que tanto les había dado, convertidos en bestias feroces gritando: “¡Mátenlo!” Sí sintió un gran dolor, pero el vio más allá de lo que ve un ser humano, el vio el futuro, el vio al hombre en guerra, el vio al hombre llorando, el vio la derrota tan terrible que había en esta Tierra y él puso todo su amor para que no lo olvidaran. A nosotros nos causó un gran dolor ver como se sacrificaba, pero el dolor físico desapareció, el dolor del espíritu es el que le queda de ver que no ha podido todavía ayudar al hombre a pensar, y no tienen por qué recordarlo crucificado, que lo recuerden con sus palabras, con su amor. Él cuando caminaba, y eso lo sigue haciendo, parece que está flotando, él siempre lleva una sonrisa, él siempre lleva paz, su mirada es única, maravillosa y vaya que es el poder más grande que nosotros conocemos después del Padre, pero él, ahorita, con nosotros, no anda diciendo: “¡Vean mis heridas!”, no, “Vamos a ayudar a estos seres humanos a pensar, que no sea en vano que intenté dejar un recuerdo mío, que no sea en vano que mi Madre vino con tanto amor a hablar con los hombres”, y que sigue haciéndolo, porque ella se sigue apareciendo, ella sigue haciendo todo su esfuerzo para que el ser humano recuerde que es hijo del Padre, y ella no busca veneración, sin embargo pues para nosotros es la energía de la Gran Madre.

Pero recuerden al Maestro como es, van a verlo pronto, vamos a quitarle el dolor, porque no nos gustó a nosotros verlo sufrir. Nosotros, cuando vimos aquella pasión, lloramos como nunca se ha llorado, nosotros tal vez no volvamos a llorar así porque nos sentimos impotentes, porque él no nos dejó actuar, porque él determino que así tenía que ser y esa fecha, esos días los recordamos con mucho dolor, pero queremos que tenga éxito su esfuerzo, queremos que el hombre ame, que el hombre crea, que el hombre se sienta hijo del Padre, que el hombre vuelva a ser como el Padre lo creó, que sea vida. Vean este mundo, da dolor verlo, por todos lados se están matando, han inventado todas las armas que pudieran imaginarse para destruir a sus semejantes, ya hasta un niño lo pueden armar, están imaginándose todo lo que pueden hacer para tener poder, ya ver como se extendió la droga, como se extendió la mafia tan terrible, porque la mafia son muchas cosas, se está adueñando de la paz del mundo, ver todo ello, pues a él le parece triste, pero como él dijo: “No me olvidaron” y ahora que se vean las naves, ahora que se vea el poder que tenemos, ahora que se vea como inundamos el planeta con nuestra luz van a cambiar, porque nosotros nos propusimos triunfar y que todos se sientan hijos del Padre y que todos se sientan iguales y que todos sepan que el Padre nunca tiene distinción para nadie, a todos nos ama por igual, a nosotros y a ustedes, a ustedes y a nosotros, estamos igual, así que no queremos tampoco apantallarlos con nuestra presencia, pero cuando nos vean les vamos a decir: Tú, amando, serás exactamente igual a nosotros porque este cuerpo se forma con la mente, con el espíritu, con la libertad, con el sueño y con la realización de cada uno.

Así que ustedes piensen nada más en el amor y en el amor que trae él ahora para que recuerden que él vino a ayudar al Padre a recuperar a sus hijos. Hasta ahorita, pues todavía como que no lo ha logrado y está perdiendo a muchos de sus hijos, pero el Padre sigue insistiendo: “Son mis hijos, denle la última oportunidad, háblenles, hagan que sueñen, hagan lo que crean, hagan que se impacten, hagan que suceda algo realmente”, él nos permitió todo lo que puedan hacer para impactar, no quiero perder a mis hijos, quiero verlos conmigo, quiero que sean parte de mí, quiero que vuelvan a mí, quiero que sean libres, que sean un sueño lo que se realiza. No se da por vencido, ni nosotros tampoco y ¿saben qué?, para nosotros, todos ustedes valen más de lo que se imaginan, porque nos escuchan y están sabiendo aprender, están aprendiendo a soñar y están creando vida para que dentro de su ser exista esa vida que nosotros les estamos dando. Así que a preparase muy bien que esto es ya, ya no vamos a hacerlos esperar mucho, porque si esperamos mucho nos revienta el planeta y luego qué hacemos para juntar un rompecabezas que van a salir volando piedras por todos lados, basura y el mar desahogándose, ¡no!, quedaría esto un desastre y, ¿a dónde juntamos y volvemos a formar el planeta?, mejor los salvamos antes de que se destruya, mejor les decimos al hombre, que ya deje de ser muerte y que se acuerde que un día fue creado por un Gran Padre que en todo momento está con todos sus hijos. Vamos a trabajar juntos y prepárense, porque este padre está deseoso de ver el triunfo que podemos tener para enseñar al hombre a amar y a cambiar y hacer vida.

Ahora, claro, ya saben que un criminal no se va a ir a la luz, pero que no se vaya a la oscuridad, no saben lo que es eso, ni se imaginan lo que es servirle al mal, ya tiene bastantes seguidores, ¿para qué?, para qué quieren sentirse que un día le están ofreciendo: Vamos a ser los dueños del Universo. La mentira más grande porque nadie puede quitarle al Padre lo que el Padre creó, pero el Padre no castiga, simplemente los deja ir a donde quieren estar hasta que algún día se arrepientan, por qué no, todo puede suceder, puede suceder que el mal tenga ganas de un día decir: Perdón Señor, me equivoqué. A lo mejor tarda muchos siglos, pero puede llegar a decirlo, ese es el sueño del Padre. Así que ustedes a trabajar mucho, que es el Padre está deseoso de verles a ustedes convertidos en ángeles que nos ayuden a dar este mensaje que tan solo es de esperanza para la humanidad.

Alaniso

Mensaje recibido por Sara A. Otero Platas G. a través de Telepatía Extrasensorial. 8 de agosto de 2014.

La meditación dictada este día, que es la número 662 en la lista de meditaciones, se puede adquirir en Audio CD desde Tepoztlán, Morelos, México. www.guardianesdeluniverso.com (Ver sección “Eventos” – Lista de material.)

Transcripción: AHENA



No hay comentarios:

Publicar un comentario