lunes, 21 de julio de 2014

Mensajes de antes y después de la meditación 656, dictada el día 11 de julio de 2014.

Guardianes del Universo.

Mensajes de antes y después de la meditación 656, dictada el día 11 de julio de 2014.


Mensaje antes de la meditación:

Díganme una cosa que les voy a preguntar, ¿se sienten muy impacientes?, tienen un sueño maravilloso de que podamos ya nosotros bajar, poner las naves como una muestra de nuestra presencia y que ustedes puedan hablar de nosotros sin que se rían de ustedes, sin que les digan que están locos, sin que les digan que son fanáticos y sin que les digan que inventaron o que están en una secta religiosa.

Vamos a iniciar ya este tiempo. Vamos a ponerlo como si habláramos del reloj, antes estábamos al cuarto para las 12, ya llegamos a las 5 para las 12, para que ustedes vean lo cercano que está el tiempo. La vida en este planeta es imposible. Nosotros estamos observando todo lo que ustedes están viviendo. Van a decir: no observen, ayúdenos. Efectivamente, tenemos que ver en qué forma acabamos ya con tantos problemas como son los que tienen. Estamos dispuestos a todo para ayudarlos. Estamos trabajando intensamente observando a todos aquellos que les puedan causar el más mínimo contratiempo porque necesitamos su paz interior, necesitamos que estén listos para el “Gran Movimiento”. El movimiento es ya.

Nosotros sabemos muy bien cuáles son sus conflictos, nosotros entendemos perfectamente bien todo el problema económico que andan cargando casi todos, digo casi porque algunos más o menos salen de sus problemas, pero la mayoría está preocupadísima porque las cosas cada vez son peores. Lo que sucede es que ya no alcanza el dinero. La inflación pero parece que le prendieron un cuete para que siguiera subiendo. ¿Quiénes están ganando con eso?, pues unos pocos, ¿quiénes lo han hecho?, no digan que es una solo persona: ¡ah!, es el presidente; es toda esa camarilla de gente que en un momento determinado están tratando de enriquecerse lo más rápidamente posible y hacen todo para que pueda el ser humano sentirse el hombre más desgraciado porque están muy tristes, están sufriendo. Los hospitales, no caben los enfermos, los médicos ya están nerviosos de tanto enfermo que llega, ya nada más ven un tumorcito, ¡es cáncer!, ya hasta se obsesionaron con el cáncer, ¿por qué?, pues porque el cáncer empezó a invadir esta tierra y ni si quiera se les ocurre a los médicos que es el hecho de que coman muerte lo que provoca que tengan ese problema. Por ello es que nosotros tenemos ya que avisar todo lo que tienen que entender, pero como a ustedes no les harían caso… yo los quiero verse meter a un hospital a querer hablar con los médicos, a querer hablar con los enfermos, no les van a hacer caso, van a decir: ya nos vienen a predicar. Luego hay tantos predicadores que andan ahí con su Biblia en la mano diciendo que les van a decir la verdad y que está muy cercano el fin del mundo porque siguen anunciando el fin del mundo. Nosotros se los hemos dicho, no hay fin del mundo, hay cambio y hay una forma impactante de reconstruir este planeta. Por ello es que ya empezamos, no crean que estamos nada más contemplando como está de destruido. Como nosotros nos movemos en otra dimensión, para nosotros no es problema estarnos metiendo por todos lados, estamos integrándonos también a la humanidad para poder escucharla, para poder saber cómo vamos a poder ayudarles y a quiénes les vamos a ayudar, porque naturalmente a los usureros o a los que están causando tantos conflictos van a sentir como ratones que perdieron todo el queso porque van a perder todo; les vamos a quitar esa forma que están ahora acumulando oro, haciendo daño a otras personas. Una cosa es guardar su dinero y hacerlo producir y otra cosa es explotar a la gente que está en el pueblo. Ya no saben que hacer los seres humanos,  vender qué, ya no hay poder de comprar, ya está todo, todo está mal. Entonces, como les dije ya, tenemos que estar trabajando intensamente.

Yo como Maestro les he enseñado todo lo que he podido. Creo yo que si recorren los mensajes se van a dar cuenta que en muchas formas les hemos dicho: qué es el respeto a la vida, qué es el amarse, qué es el conocer al Padre, ese Padre desconocido para el hombre, qué es realmente ser seres que tengan control de sus emociones, pero sí los entendemos. Hay personas que les hacen perder el control de las emociones pero inmediatamente, ¿por qué?, porque tal parece que viene por detrás un ser de la oscuridad y le pica con el trinche para que les hagan enojar a ustedes. Le digo “el trinche” porque así es como pintan al demonio, lo pintan con un trinche, pero esa es una forma de decir que están molestando porque saben quiénes son la gente buena y como ellos se quieren quedar con la humanidad. Que se van, sí, eso ya lo tienen perfectamente bien entendido: “Ya, se nos acortó el tiempo y nos vamos, pero cuántos humanos vamos a ganar y cómo vamos a poblar nuestro mundo de seres que vamos a llevarnos”; y no es mundo porque como les hemos dicho, es una pequeña galaxia que está con muchísimos seres que se han podido llevar, ¡claro!, no en proporción a la humanidad que hay en el Universo, porque naturalmente como les hemos dicho, realmente el mal se enseñoreo aquí y no ha podido con otros mundos. ¿Por qué no ha podido?, porque  fueron un poquito más inteligentes, y en una forma u otra, pues han aprendido a cuidar sus cosas, a cuidar su mundo, a respetarse unos a otros, a hacer su tecnología respetándose, los que tienen el conocimiento son admirados y se aceptan todo lo que les enseñan, entonces tenemos muchísimos seres humanos que están llegando a ayudar a esta humanidad. ¿Cuántos?, ya les dijimos que son millones, millones de naves, millones de seres que vienen en ayuda de la humanidad. Algunos, como les hemos dicho, se ven diferentes, no feos, mentira que vienen los monstruos, los monstruos están en la oscuridad y están cerca de todos los seres humanos moviéndose por todos lados, los seres que vienen de otros mundos ninguno es un monstruo, así hayan puesto a los pobres seres pequeños como si fueran ¿los malvados?, y además, como los pintan pues no son tampoco así. Entonces van a aprender también a respetarlos porque ellos también quieren ayudar y en este momento pues ya tenemos todo listo, un movimiento muy, muy fuerte que estamos realizando. Pero esto es ya, vuelvo a repetir el ya y no me empiecen a decir: sí Maestro, pero el “ya”, es porque ahorita salimos y nos subimos a la nave. El “ya”, es que falta muy poquitito tiempo, ya estamos en el tiempo. No vamos a dejar que sigan sufriendo la decadencia que hay en este mundo y que después ya no tengan ni siquiera como les alcance el dinero para pagar sus alimentos, y a los que tienen hijos… ¡oigan!, esas colegiaturas están para sentarse a llorar, los que quieren pagar colegiaturas y aunque vayan a escuelas de gobierno, los gastos de ahí son muy fuertes, entonces nosotros queremos ayudar a todos.

Los niños son importantes para nosotros pero en las escuelas se está introduciendo mucho la droga y eso sí ya nos preocupó demasiado. Ya están haciendo que los pequeños empiecen a querer juntar dinero, a vender droga y ya están haciendo que además caigan en esos vicios tan terribles que han inventado para poder tener toda la fuerza del mal en ellos mismos. Entonces, ¿qué es lo que tenemos que hacer?, ya vieron, sí se están viendo muchas naves; no, si no estamos diciendo “van a adivinar si hay seres de otros mundos en la Tierra”, ya lo saben, pero pues quieren tapar el sol con un dedo: que no es cierto, que quién sabe que son, que las esferas son imaginarias, que los orbes, que no sé cuántas cosas inventan para no aceptar que estamos aquí, pero ya las grandes potencias saben que hay millones de naves porque han logrado ver con equipos especiales la cantidad de naves que se están moviendo alrededor de la Tierra; entonces, según ellos se están preparando para la guerra y están acumulando su arsenal de bombas nucleares y están pensando en qué forma se van a defender de estos seres que vienen a invadirlos. Invadirlos, más invadidos de lo que están por el mal, yo creo que ya no podría ser, entonces sí les digo, por eso les bloquean mucho que puedan hablar porque el mal no se resigna a perder, está perdiendo en este momento en la humanidad. Dígame una cosa, ¿están ustedes conscientes de la enorme responsabilidad que han adquirido?, que cuando vean las naves ya van a hablar sin tapujos como dicen ustedes, con cualquiera, y les van a decir: yo tengo el mensaje, ¿quieren oírlo?, ¡no!, no es nada de que inventaron la voz como hay quienes dicen, “ay eso de la voz, es una trampa”. Pues ahí ya hicieron todo lo posible por encontrar el truco, no han podido porque no hay truco, lo hemos hecho nosotros para que se pueda escuchar a estos Maestros que con tanto amor vienen a ayudar a esta humanidad.

Por ello, ustedes tranquilos, ahora que sí, ya estamos calculando cómo vamos a hacer el enorme hospital que va a ser como una casa… hmm no, una casa muy grande no cabrían, tenemos que hacer un lugar muy espacioso para meter a todos los enfermos que son buenos, pero imagínense, muchos de los enfermos se van a tercera dimensión, ay, entonces ahí sí van a sufrir un poco más, entonces no queremos abandonarlos del todo porque las enfermedades se extendieron en una forma alarmante, ya no puede el ser humano con todo lo que está sucediendo en la Tierra. Por eso quisiéramos poder ayudarlos a todos y queremos que reaccionen, que escuchen nuestro mensaje y que seamos triunfadores en todo momento, porque sí hay gente buena que va poder analizar los mensajes y que está esperando algo así, que sea una esperanza para poder creer en algo diferente a lo que están ahora viviendo en la Tierra. El plan más perfecto lo tenemos nosotros y saben ustedes que tenemos poder, entonces ya no se angustien, todo está listo.

Vamos a ponerle que el reloj sigue caminando, ya llegamos… ahorita les dije que al 5 para las doce, o sea que estamos a punto de dar pues el “gong” será, de que sonaron las 12 y que todo empieza, porque estamos listos y ansiosos por poder ayudar al hombre a pensar y hacer que el mal se vaya arrinconando y a ver que se asusten, a esos sí los queremos atemorizar, a esos sí los queremos llenar de pavor porque van a saber que bajando nosotros no pueden con nosotros, pero se han agarrado a los humanos sabiendo que esa es la forma en la que ellos pueden hacer que nosotros no hagamos nada porque nosotros no matamos, entonces dicen: a ver, quítenoslo. Por eso vamos a atemorizar y no se angustien por nada,  ya las cosas son un hecho y están ustedes listos, prepárense porque las cosas son “ya”, vuelvo a repetir “ya”, que es muy cercano al momento y al instante en el que todo tiene que suceder.

Observen el cielo, aparentemente está tranquilo, pero donde se ven las estrellas, una cantidad enorme de ellas ya son las naves, pero hay una organización tal… ¡ah no!, mi hermano Axel es impactante su forma de organizar las naves y estamos listos ya para descender. A prepararse, a estudiar mucho , a estar tranquilos y a confiar en nosotros que somos seres que tenemos el poder para devolverles la felicidad que en este momento el mal les quitó y que ya no cuentan en dónde, dónde pueden escarbar un poquito para que salga esa poquito de felicidad que algún día conocieron. Sigan trabajando, sigan estudiando, sigan meditando porque ahí es en donde les vamos a dar la sorpresa. Cuando se vayan a dormir, su meditación, relajados, tranquilos porque no saben en qué momento va a aparecer la luz que les hemos platicado y vamos a empezar a subirlos a las naves porque fue una promesa que en este momento ya vamos a cumplir.

Mensaje después de la meditación:

Espero que se den cuenta que para nosotros es urgente que todos ustedes ya estén con nosotros, que ya puedan disfrutar de todo lo que les hemos prometido, porque verlos con tanta fe, con tanta entrega, con tanto amor, nos hace sentirnos más obligados que nunca para darles lo prometido. Recuerden que ustedes son los primeros que van a recibir todo lo que hemos prometido, en este momento me dirijo también naturalmente a todos los que no pueden venir, pero que siguen los mensajes con mucho entusiasmo y que están haciendo sus meditaciones en otros estados de la República, hasta EE.UU. ya también en Sudamérica, en Europa. Hay muchas personas que ya están trabajando, entonces todo aquello que se les envié a otros países es muy bueno porque allá tenemos a los que van a transmitir el mensaje. Pero aquí, con tanto amor vienen, de noche, a veces con mal tiempo, pero aquí están, firmes, diciendo: “Yo creo que ya, por lo menos tengo la esperanza de que sí vamos a ver que Maestro nos habla hoy, a ver qué es lo que va a suceder, y a ver si ya un día de estos vemos la nave ahí arriba y nos llevan con ellos”, esto está por suceder. Así que les digo, siempre hemos avisado lo que vamos hacer, pero no les damos la fecha, así que mejor mediten tranquilos todas las noches. Pongan su meditación, relájense, escuchen nada más el mensaje, que cuando menos lo esperen algo maravilloso está por sucederles. Véannos a través de todo lo que les hemos dicho, véanos como queremos que nos vean en su mente, véanos como seres que todo lo que sabemos es amar y que estamos con todos y cada uno de ustedes. Y aquellos que estén buscando la cura en su cuerpo, ¡por favor!, imaginen su cuerpo perfecto, piensen que nosotros hemos puesto la luz dentro de él y que nosotros podemos curarlos tan rápidamente que se van a impactar de lo que puede suceder. Pero sigan trabajando, sigan escuchando, sigan meditando, sigan amando.

Realmente lo único que nosotros damos es la fórmula del amor, entonces no veo por qué se pueden desesperar, pero yo sé que se desesperan porque tienen muchos problemas, en la mayoría económicos o no falta alguien de la familia que esté metiendo su cuña para estar lastimándolos o alguna amistad o alguien que está por ahí. No falta quien esté intentando hacerles perder el control de sus emociones, no lo pierdan porque ya esto es un hecho y nosotros tenemos todo listo para darles a todos la felicidad que merecen, porque ya es el tiempo de iniciar el tiempo, ya es el tiempo del que el Padre vea que cumplimos con una misión tan difícil como la que nos impusimos. Pero, ¿quién es el que carga con toda la misión con más fuerza?, alguien que le dijo un día al Padre: “Yo te devuelvo a tus hijos”, el Maestro Jesús, que sigue con esa responsabilidad junto con la Gran Madre y que ya se les va a ver y que se va a escuchar el mensaje que ellos quieren que se dé para que este ser humano pueda volver a ser como un día el Padre lo creó, que sea como vida, vida que es lo único que sabemos darles y que está iniciándose ya en este tiempo.

Alaniso


Mensaje recibido por Sara A. Otero Platas G. a través de Telepatía Extrasensorial. 11 de julio de 2014.

La meditación dictada este día, que es la número 656 en la lista de meditaciones, se puede adquirir en Audio CD desde Tepoztlán, Morelos, México. www.guardianesdeluniverso.com (Ver sección “Eventos” – Lista de material.)

Transcripción: AHENA

No hay comentarios:

Publicar un comentario