miércoles, 26 de marzo de 2014

Mensajes de antes y después de la meditación #633, dictada el 21 de marzo de 2014.

Guardianes del Universo.

Mensajes de antes y después de la meditación #633, dictada el 21 de marzo de 2014.

Mensaje antes de la meditación:

¿Qué es lo que ustedes están esperando en este tiempo?, van a decir: ¡ay Maestro!, pues que aparezcan, que se vean las naves, que podamos hablar, que nos escuchen, que se escuche el mensaje y que nos lleves, ¡por el amor de Dios!, de este mundo tan terriblemente difícil para habitarlo. Ese es el sueño de todos ustedes y el sueño nuestro es cumplírselos. Estamos en el último tiempo, yo sé: ¡Ay Maestro!, no más prometes, ¡ay Maestro!, nomás dices, ¡ay Maestro!, ya casi, ya prontito, prontito, prontito. Pues está tan cercano el día, que por fin van a recibir con mucha alegría todo el movimiento que vamos a hacer; pero recuerden, tienen que estar tranquilos.
Los vemos muy inquietos porque naturalmente todos tienen algún problema, sobre todo económico, eso ya es una cosa que se volvió el pan de cada día: tengo que pagar, tengo que dar, tengo que… no me alcanza, no tengo, no me das, juego a la lotería y no me la saco, ¡Maestro!, un poquito de holgura por favor. No se preocupen, ya se lo hemos dicho que nosotros vigilamos que nada les falte y que no pase nada con sus deudas.

Pero lo primero que les quiero decir, es: la misión más difícil que pudo haber existido es esta. Estamos en guerra, se los hemos dicho muchas veces, estamos en guerra contra el mal y el mal está en guerra contra nosotros; contra el Padre, eso es lo más triste. Cómo alguien que fue creado por el Padre, al que le había dado tanto poder y al que no ha castigado por todo lo que ha hecho dentro de su mismo Universo del Padre. Él se aprovecha precisamente de lo que él llama: “la debilidad del Padre”, que porque puede hacer lo que quiera y el Padre no hace nada, no lo castiga, no lo manda a sus dominios como debería de ser. Entonces, lo único que dice: “Si yo logro quitarle a sus hijos, para mí fue un triunfo”, y el Planeta está total y absolutamente cubierto por una sombra negra que son estos seres de la oscuridad que crecieron enormemente. Ya venían de otro mundo todos aquellos que ganaron el lugar al lado del mal y que naturalmente se sienten orgullosos de seguirlo porque algún día serán los seres más poderosos que pueda existir en el Universo, y aquí empezaron a caer uno tras otro, uno tras otro, varios millones de seres lo han seguido, entonces se convirtió esto en el lugar más horrible que pueda existir. Vemos nosotros como trabaja el ser humano por obtener oro, por obtener fama, por ser el más poderoso y nosotros sí vemos las cosas que están haciendo y estamos nosotros observando como pueden ser servidores de un ser que no les va  a ofrecer otra cosa más que la “oscuridad”. ¡Ah!, pero eso sí, ofrece poder, van a ser los seres más poderosos que puedan existir, ustedes ven a los que se encumbran en un país sintiéndose que son muy poderosos porque están dominando a base de terror, a base de matanzas, a base de sometimientos, de esclavitud porque en este tiempo, en este tiempo en el que parece que no debería existir la esclavitud, la hay, y hay países que son verdaderos esclavos ya que tienen que trabajar por cualquier cosa económica, siempre atemorizados porque los vayan a matar. Naturalmente ya hay quienes se revelan diciendo que no importa si los matan, pero tienen que hacer algo para que se aplaque algo que está siendo tan terrible, como es precisamente que un ser humano pueda sentirse tan poderoso que pueda hacer tanto daño. Más o menos saben ustedes de que país les hablo, de que países, porque hay cosas que no ven, hay cosas que no parecen tan notorias y sin embargo están siendo esclavos ya de los poderes. Nosotros trabajamos, nosotros observamos, nosotros seleccionamos, nosotros sabemos en qué momento todos aquellos seres que están trabajando para “el Amor del Padre”, van a recibir algo muy grande y van a ser reconocidos pase lo que pase. Naturalmente el mal dice, “Pues enséñanoslo, porque nosotros vamos a atacar”, pero el mal no sabe que nosotros podemos protegerlos de tal forma que aunque quiera, el poder que nosotros tenemos no se iguala en nada al poder que tiene este ser de la oscuridad. Nosotros podemos proteger en un 100% a quien hable de nosotros y nos represente; nadie puede tocarlos, no vamos a permitir que les hagan daño en lo más mínimo, por ello es que les decimos con toda confianza. Ahorita no pasa de que les dicen que están locos, y que ya se cambiaron de religión, y que en qué secta se encuentran, y que cómo creen que no van a comer carne, y que están ya fanatizados con algo que le están enseñando. El fanatismo es algo que pierde totalmente al hombre cuando deja de pensar y nosotros les enseñamos a pensar, a razonar, a escuchar y a pedir, sí, lo que debe de pedir un ser que realmente piensa: paz interior y sobre todas las cosas, poder ayudar para que este planeta vuelva hacer lo que fue en su principio que fue un Paraíso.

Nuestro Padre está observando todo lo que sucede y naturalmente él nos sigue dando poder porque sabe que las fuerzas contrarias han adquirido mucho poder, así que imagínense lo que es una guerra entre los seres de la luz y los seres de la oscuridad, guerra total. Estos seres a nosotros no nos pueden hacer nada, y los seres oscuros se enorgullecen porque nosotros no destruimos, saben que los vamos a mandar a sus dominios,  pero saben que nosotros no matamos porque entonces apoderándose de los seres humanos, entonces nos tienen totalmente frenados para que no hagamos nada porque no vamos a matar a un ser humano porque lo meteríamos a la esfera con todo y cuerpo, pues sería terrible, no saben lo que es entrar a una cárcel de esas. Por ello es que esta guerra está en esa forma, como si fuera una guerra de… pues una guerra de emociones, de fuerza en un ataque continuo para ver quién es el que gana a esta humanidad que no quiere “pensar”. Hemos dicho en todas las formas porque nos dicen: ¡ay!, estos Maestros como repiten y repiten. Pues sí, yo no creo que toda la gente haya escuchado los 700 casi mensajes que hay y entonces estén empapados en el mensaje, entonces, el que llegue, que les diga algo que los pueda mover hacia un razonamiento, pensar que tienen que hacer algo que es tan lógico, tan lícito como es el hecho de “respetar la vida que el Padre creó”. Pero estos animalitos están sufriendo las consecuencias de lo que el hombre es ahora: el ser más salvaje que hemos podido encontrar en todo el Universo; salvaje, depravado y sobre todas las cosas, olvidado de sí mismo y sintiendo que solo con el poder puede ser feliz, matando a sus semejantes pero poniendo en su mesa una viandas riquísimas de todos los muertos que van adquiriendo dentro de los rastros o en honor de lo que sea: “¡maten aquí!, el borreguito, y ¡maten aquí!; el puerquito y miren aquella res, pues nos sirve de comida, ¡mátenla!, y sírvannos todo lo que representa esa muerte terrible que él ejerce”.

Por ello les voy a decir esto: ¿se dan cuenta de la guerra?, bueno, ¿cómo vamos a triunfar?, pues impactando. Ya sé, van a decir “Sí Maestro, pero sigues sin poner las naves y nosotros volteando al cielo, esperando a que pase algo espectacular, todos esperando a que exista... por ejemplo que pensaban que si ya secuestraron un avión o no secuestraron un avión, eso todavía está en la incógnita, pero lo más importante es que sí vamos a hacer cosas tan impactantes que el ser humano va a tener que recapacitar en lo que ha hecho con su mundo, así sea el más poderoso; por lo pronto, va a tener que escuchar, que si no quiere realmente hacer un cambio en su vida, nosotros los vamos a dejar en otro planeta si no son asesinos, si son asesinos pues qué triste, que se los lleve el mal. Pero no somos nosotros los que los meteremos a las esferas vivos, se matan entre ellos porque el mal sabe que su presa tiene que ir muerta, entonces hacen que se maten entre ellos uno tras otro, ¡que bonitas armas, ametralladoras! Ya tienen de lo más sofisticado para matarse entre ellos que esa es la idea del mal, que se maten y que tomen todas esas almas y se las lleve él a sus dominios. Así que quien nos escucha, que digan: “Yo quiero vivir en paz, yo  sí quiero conocer la felicidad de vivir en un mundo nuevo, yo sí quiero saber que mis hijos van a heredar un Planeta en el que realmente puedan crecer libres y sanos, yo sí quiero esto. ¿Qué tengo que hacer?” Simplemente ahorita a prepararse y permitir que los protejamos porque una cúpula de luz los envuelve y no puede ser atravesada absolutamente por nada. Vamos a suponer que en un momento determinado estuvieran en medio de una balacera, van a decir “¿nos vas a mandar a donde va a haber una balacera?”, es que surgen de donde menos lo esperan los seres que quieren hacer daño, provocarían las balas, entonces sí se asustarían: Bueno, ¿y este?, ¿de dónde salió?, ¿es un extraterrestre?, ¿por qué no le podemos hacer daño? Entonces se asustarían, y ustedes con mucha paz y tranquilidad, decir que están trabajando con nosotros. Porque la cúpula no se ve, simplemente está fuerte, firme y protegiéndolos 24 horas al día, no hay un solo instante en que nosotros los dejemos sin protección porque ahorita el planeta no puede quedar desprotegido para los seres que nosotros cuidamos porque el mal está trabajando muy fuerte.

Por ello yo les digo: ¿creen ustedes que se va a quedar esto así por mucho tiempo?, ¿y que nos vamos a quedar contemplando cómo nos va ganando el mal a la humanidad?, no, tenemos que hacer algo impactante. ¿Están listos?, ¿se sienten preparados?, ¿se sienten ya listos para dar un mensaje y dar el ejemplo de que realmente han aprendido a tener control de sus emociones y que cuando respetan la vida lo hacen con amor? Recuerden que fue una prueba pues un poquito fuerte el hecho de que creyeron que el día 21 ya se iban unos pocos a la luz, ¿cuántos fueron los que ya estaban meditando y dijeron: “¿Qué crees?, no pasó nada, vamos a comer carne otra vez”? Imagínense si nosotros pensamos que vamos a pasarlos sabiendo que en ningún momento lo hicieron por amor, sino por condicionamiento de que los llevemos a un Paraíso: “¡Ay sí!, sí nos vamos a portar bien, vamos a respetar la vida”, pero no de corazón y esto es algo que no podemos nosotros decir que lo vamos a pasar. Entonces, por favor, ya hemos dicho muchas veces que pasó para el día 21de Diciembre, ya teníamos nosotros casi todo preparado, no se pudo porque el mal tiene envuelta a la Tierra con un manto de oscuridad terrible, adueñándose de la mente de los hombres y haciendo cosas que todavía no ven; sus noticias no hablan de lo que realmente es el horror en el que están viviendo los seres que están sirviendo al mal, ¿por qué?, porque no les permiten hablar naturalmente. Así que ustedes, aquellos que nos escuchan y que esperan el maravilloso premio de vivir en un planeta en el que todo será paz y tranquilidad, a seguirse preparando, pero recuerden, que pónganse a imaginar: ¿yo me comería un pedazo de pollo?, no, es una vida y la amo y la respeto, y es una vida creada por el Padre que tiene alma y que merece ser respetada, pero que sea de corazón. Entonces, también, que ven a una persona muy desagradable en su forma de ser, ¿siento desprecio?, ¿siento enojo?, pues lo comprendo, y me voy acordar todos los días de las palabras más hermosas de un Maestro que vino ayudar al hombre a pensar, el Maestro Jesús que dijo: Padre, perdónalos, no saben lo que hacen. Entonces, no guardar el más mínimo rencor, no juzgar a nadie, no criticar, no decirse que se sienten ya muy perfectos porque pueden criticar a alguien por su forma de hablar o por su forma de vestir, por su forma de ser, no tienen por qué criticar a nadie, nada más están para dar un mensaje y escucharlos y ayudarlos a tener un pensamiento de amor, que eso es lo que necesitamos que ustedes sepan hacer.

Así que sigámonos preparando que no damos fecha pero es de un momento a otro, ya se cumplió el tiempo, ya se les dijo que los bebés que están naciendo van a pasar como bebés, que los niños que ahorita empiezan a crecer, así es como van a pasar y que las cosas son ya de un momento a otro para que todos ustedes reciban el premio por habernos escuchado y haber practicado con mucho amor todas nuestras enseñanzas. Vamos a meditar juntos y que sea el Padre él que nos llene con su luz para poder ser triunfadores en esta difícil misión.

Mensaje después de la meditación:

Creo yo, que en este tiempo difícil en el que el hombre tiene miedo hasta de pensar, creo yo, que si escuchan nuestros mensajes, se pueden dar cuenta de que nosotros no hemos perdido un solo detalle de lo que tienen que escuchar. Naturalmente, yo sé que el tiempo pasa, que tienen angustia, que las cosas están mal en la Tierra, que se sienten muchas veces casi como si estuvieran olvidados sus ángeles, que no logran la evolución… vamos a suponer, en hacer sus viajes astrales porque se acuestan angustiados, siempre están pensando en problemas. Hasta ahorita los vemos concentrarse en su meditación en los que la ponen, pero se pierden en un momentito acordándose de los problemas que tienen, todavía no logran esa concentración: no perder un detalle de lo que se está diciendo en la meditación para que puedan transportarse hacia otra dimensión. Ahora, muchos sí logran entrar en tan profunda paz que ni cuenta se dan cuando salen y se van a dar un buen paseo que todavía no les hemos dejado mucha memoria. Por ello yo les voy a pedir que digan: “yo creo, yo soy, yo sé que no me pueden fallar. Ahí hay tanto mensaje para que a la hora de la hora nos quedemos en este infierno”, yo creo que no, yo creo que ese Padre maravilloso los ama tanto que no quiere que un planeta completo se convierta en el infierno del que no puedan salir. Este lugar se convertirá en un Paraíso y dejará de ser el infierno en el que están habitando ahora, sí es casi un infierno, hay lugares de una oscuridad terrible que a nosotros nos causa pues esa sensación de dolor de ver a qué grado ha caído  el ser humano que no piensa. Pero esto sí les digo, ya las cosas están listas; ustedes a trabajar, ustedes a meditar y a confiar por favor en que nosotros  los protegemos, porque precisamente ese miedo de que se vayan a enfrentar a algún problema serio, que haya algo que los pueda atacar, eso hace que no nos tengan confianza y no puedan entrar en absoluta paz. Todo lo que les pedimos es: confíen en nosotros que en ningún momento los hemos dejado y por sobre todas las cosas, ustedes, todos los que nos escuchan son para nosotros, en este momento nuestros ángeles a los que amamos y a los que les queremos dar algo muy hermoso y muy grande que está ya iniciándose. Prepárense muy bien y sigan escuchando que ya el Padre sabe muy bien que nosotros ya tenemos listo todo para un gran movimiento... va a durar muy poco, no crean que vamos a pasarnos años como los hemos pasado preparando esta misión, no, no, ya el remate es rápido porque no se trata de dejar pensar al mal, se trata de mandarlos a sus dominios pero que no sean tantos los humanos que se lleve, pero lo hacemos en cosa de… mejor les digo nada más, muy, muy rápido.

Así que a prepárense que todo está listo y se van a llevar una agradable sorpresa ya en este tiempo, ya no duden, ya no tengan miedo y sigan adelante que este tiempo es el tiempo maravilloso del cambio para este mundo que pudo haber desaparecido, totalmente hubiera quedado polvo cósmico, sí, pero un polvo cósmico que iba a contaminar el resto del Universo, por eso tampoco se los vamos a permitir; entonces no se preocupen, va a quedar un Planeta que pudo haber desaparecido, va a quedar convertido en un verdadero Paraíso, lo van a disfrutar todos aquellos seres que hoy con tanto amor nos escuchan.

Alaniso.

Mensaje recibido por Sara A. Otero Platas G. a través de Telepatía Extrasensorial. 21 de marzo de 2014.

La meditación dictada este día, que es la número 633 en la lista de meditaciones, se puede adquirir en Audio CD desde Tepoztlán, Morelos, México. www.guardianesdeluniverso.com (Ver sección “Eventos” –Lista de material.)

Transcripción: AHENA
www.radioahena.com


1 comentario:

Amelia Espino dijo...

Gracias maestros��

Publicar un comentario