viernes, 6 de septiembre de 2013

Mensajes de antes y después de la meditación del día 30 de Agosto del 2013.

Mensaje antes de la meditación:

Cuando nosotros vemos tanta impaciencia, quiero que sepan que nosotros trabajamos con un tiempo exacto en todo lo que tenemos que hacer. De que el planeta está muy mal, siempre lo ha estado, y eso en todas las generaciones. Lo que sucede es que ahora tienen muchos medios de comunicación, muchas formas de estar diciendo todo lo mal que está pero díganme en que tiempo no hubo ataques unos con otros, que se metían a las aldeas y las saqueaban; en qué tiempo no hubo injusticias y guerra, guerra, guerra, esa ha sido siempre la historia del planeta. ¿Por qué quieren tanta guerra? Porque se supone que con eso son poderosos y ahora en este tiempo porque con tanta guerra hacen mucho dinero y además presumen de ser los más poderosos, lo único malo es que están inventando armas que ahora sí son peligrosas. Antes se peleaban cuerpo a cuerpo, que las flechas, luego las espadas, que las lanzas, no pasaba de  una cosa más o menos que destruían nada más a los que estaban en un campo de batalla pero ahora ya está el peligro muy fuerte y entonces nosotros tenemos que estar pendientes de todos los movimientos que hagan los seres humanos. Para el hombre deberíamos nosotros detenerlos, parar todo, decirles que tienes que estar totalmente quietos que llegaron los poderosos y que tienen que someterse a todo lo que nosotros les pedimos, entonces estaríamos haciendo exactamente lo mismo que hacen precisamente los seres poderosos que someten a los demás. Nosotros no sometemos a nadie pero sí estamos estudiando a todos los seres humanos y estamos viendo realmente que son muy pocos los que vamos a poder dejar en este planeta en el momento en el que este planeta se convierta en un lugar de luz -muy pocos en proporción a la humanidad. Lo que no queremos es que sean más los que se lleve el mal, eso es lo que estamos nosotros peleando. Ahorita las guerras, pues sí, se están matando; tomamos al ser oscuro y al hombre que lo seguía y los dos se van a las esferas porque hay odio, hay maldad, hay una forma terrible de estar atacando a sus semejantes; ya no hay ningún sentimiento noble en ninguno, ya están determinando que el más poderoso es el que mate más y sobre todas las cosas, a ver quién se queda con el famoso petróleo que se están acabando.

Pero nosotros estamos viendo otras cosas que ustedes no ven: vemos cómo trabajan los seres de la oscuridad, vemos cómo tienen poseídos a tantos seres humanos y cómo dentro de esas mentes ya no hay amor porque naturalmente aunque tuvieran una posesión, si hay un poquito de amor, nosotros todavía pensamos como rescatarlos. Pero no lo hay, se están convirtiendo en seres de la oscuridad una gran cantidad de seres humanos que naturalmente se irán de aquí. Pero con mucho dolor les digo que son muchos, muchos, muchos los que están cayendo en las garras del mal pero ya conscientemente, ya no es solamente la posesión; ya es consciente, ya es maldad, ya es sadismo, ya es una forma de pensar terrible en la que están ahora trabajando. Pero aquellos que quieren quedarse con el planeta y destruirlo pues eso no se lo vamos a permitir porque también tenemos  muy bien seleccionadas a la gente buena, a la gente noble, a las personas que están sufriendo también los ataques del mal. En este momento las cosas cada vez son más terribles, más dolorosas de lo que se puedan imaginar; las enfermedades crecen y el mal se siente orgulloso de ver que ya no hay amor - se acabó el amor en la tierra.

Yo soy un Maestro; yo tengo poder, sí, pero yo no tengo el poder de someter porque entonces haría lo mismo que hace el mal; tengo el poder para ayudar, para acabar con todo lo que es la maldad, para rescatar a seres que estén el peligro, para hacer que en un momento determinado se tenga que detener una guerra, ¿cómo la vamos a detener? Ya lo hemos dicho, tienen que verse las naves, nos están protestando que no se ven las naves. Aquí no, aquí no hay más guerra que la que es de los seres que están ahora tratando de quedarse con lo que no es suyo; pero la guerra de allá está pavorosa y sobre todo que ya están mandando a un ejército para seguir matando, matando, acabando con todas las esperanzas y la fe de todo ser humano: que renieguen del Padre, que renieguen de que no hay un Dios, o que hagan sus dioses a su manera porque ya son dioses creados por la mente del “hombre”.  Pero yo les digo que no estamos cruzados de brazos contemplándolos “que bonito se ven como se matan, que bonito se ven cómo le hacen daño a gente inocente”. Por ello es que nosotros hemos hecho el llamado pero si se dan ustedes cuenta qué difícil están los seres humanos; gente normal, ustedes platican con “gente normal” gente que no está dedicada a la mafia y que no está pensando en qué forma  va a matar a sus semejantes, y  sin embargo, no escuchan en absoluto que les digan que respeten la vida. Esa es una de las grandes desilusiones que hemos tenido: no les interesa pensar que el animalito siente; no les interesa pensar que tienen que respetar la vida; han enseñado a los niños a ser destrucción; han enseñado a los niños a sentirse orgullosos de que en un momento determinado puedan matar a un animalito, eso les desarrolla sentimientos que normalmente no son precisamente de amor y de nobleza.

Por ello yo les digo que las cosas para nosotros cada vez son más difíciles, ¿por qué?, porque nuestra selección, no estamos viendo a muchos que podamos darles la oportunidad de vivir en el paraíso; así que ustedes díganme, ¿con cuántas personas han hablado que se han negado rotundamente a respetar la vida, que se han negado rotundamente a decir que no quieren beber el alcohol? Y saben que es un veneno pero “¡ah no!, cómo creen que no me voy a tomar mi copita con mis acuates o con mis amigos”, o, “cómo creen que no me voy a relajar”, y se están matando en accidentes, se están matando en las mismas fiestas están haciendo estrago y medio y sin embargo, no les interesa; y luego culpan al Padre y luego también nos culpan a nosotros que no los detenemos; quieren que los detengamos, que ya hagamos una aparición total y les digamos “se van, se van de aquí porque este planeta no les pertenece”, no le pertenece al ser de maldad que está haciendo todo lo que ahora está sucediendo en la tierra. Qué triste decirlo pero aunque el Padre quiere recuperar a sus hijos ya le hemos dicho “Señor, en esta ocasión sí vas a perder a muchos, muchos más de los que te imaginas”. Él triste siempre dice: “pues si se van a la oscuridad, todavía tengo la esperanza de que algún día se arrepientan”. Él no piensa que los va a perder eternamente, el piensa que tal vez estando en un lugar tan terrible como es el lugar de la oscuridad sientan deseos de cambiar pero si los vieran, están unos contra otros todos estos seres que caen en las garras del mal siguen con la misma maldad, quieren seguir siendo ser superiores a los otros siguen peleando por un poder, siguen siendo seres que realmente lo más desagradable es precisamente verlos y escucharlos.  

Yo como maestro les digo que hemos preparado un mensaje por mucho tiempo pero hemos sentido una enorme desilusión de muchos seres humanos. Ustedes lo saben bien, aquí han llegado más gente de la que se imaginan y estaban deseosos de poder recibir un premio por haber llegado, entonces dejaron de comer carne, dejaron de beber alcohol, pero ¿de corazón? Ustedes lo vieron precisamente esa fecha que fue marcada como cambio de Era sirvió para que se viera cómo estaban actuando pero se les ve a todos otra vez metiéndose en las taquerías, matando animales, insultándose unos a otros, drogándose, sobre todas las cosas cada vez se extiende la droga porque dicen que les quitan las inhibiciones y se sienten fuertes y se sienten capaces de hacer lo que sea, entonces díganme ustedes, ¿creen ustedes que esta humanidad realmente vale la pena pensar que se les va a rescatar? Sí, el planeta se rescata, los animales se rescatan y la gente buena, la gente  noble, la gente que realmente no ha caído en todo lo que representa esto que es la muerte; pero ahorita son pocos, si ustedes se dan cuenta había muchos ya interesados en escuchar nuestro mensaje con el interés del que el día 21 se iban al paraíso y no analizaron si realmente se lo ganaron, si realmente tenían ya nobles sentimientos, si se podía confiar en ellos; un momento nada más de duda y cayeron de nuevo en los mismos errores. Es más, hasta presumen y dicen: “Si no vuelve a suceder algo, ya nadie les va a creer nada”, bueno, entonces pensarán quedarse con su planeta en este estado y yo creo que entonces sí desearían partir para deshacerse de este lugar que está tan terrible; pero como el planeta tiene que ser reconstruido, entonces nosotros vamos a tener que ser más duros en lo que se refiere a la selección de seres humanos que van a poder tener la oportunidad de vivir en el paraíso. … Todavía no les dejamos memoria de todo lo que están haciendo pero fueron unos pocos que sí recibieron ya el diploma, o sea, la felicitación más cordial por ser fieles y firmes y que lo hacen de corazón, no lo hacen por interés, no lo hacen por pose, no lo hacen porque “a ver si de veras quiero ver la nave, quiero ver si  de veras sí me gano algo”, como si estuvieran jugando a la ruleta a ver si en un momento determinado tienen suerte y se ganan algo sin ganarle algo al amor, o sea, sin ser personas que realmente se merezcan que nosotros digamos: “que maravilloso es escuchar al ser humano”. Ustedes no los escuchan, los que nos están escuchando a nosotros no les hemos dado videncia porque escucharían la mente de los demás, no les iba a gustar en absoluto estar en una reunión o estar en cualquier lugar donde haya mucha gente, es desagradable; siempre están criticando, siempre están ofendiendo, siempre están sintiéndose que tienen que ser superiores a los demás, pero es muy triste, muy triste. Recuerden que nosotros estamos uno con cada ser humano, haciendo también la selección exacta de lo que realmente representa el amor y no, todavía insistimos pero si tal parece que vamos a tener que mejor repoblar la tierra con seres de otros mundos que van a querer ayudar a que se vuelva a ver la tierra reconvertida en un paraíso porque los seres humanos que nosotros vemos que realmente saben amar son pocos. Y nos siguen retando: “Si no pasa algo ya, ya no creemos y regresamos a lo mismo”,  por ello es que nos da tanta tristeza ver que si lo han hecho lo han hecho por interés, no lo han hecho por amor ni porque hayan entendido nuestro mensaje.

El tiempo se cumplió, sí, ya es el momento. Antes de que termine este año tenemos que tener ya arreglado todo porque el planeta ya está girando y eso no es un juego, a ver cuánto van a soportar conforme se va inclinando totalmente para poder tomar otra posición, o sea, va a estar los polos en el ecuador y el ecuador en los polos. Todo esto va a traer naturalmente grandes catástrofes, y nos van a decir, “¿pero van a bajar a salvar a todos aquellos que están muriendo en una catástrofe?” Pues si son gente buena sí, si no, pues los llevamos a otro planeta a los que sean más o menos regulares o también tristemente vamos a tener que permitir que el mal se lleve a todos aquellos seres que son maldad porque son demasiados. Esto que les digo es porque estamos escuchando “¿cuándo?, ¿por qué?, no cumplen, no salen, no se ven las naves, permiten que exista la mafia”; hay algo muy importante que tienen que reconocer, quiénes están con nosotros no han recibido el ataque de la mafia; los que con amor ponen su altar no lo hacen por obligación ni a ver qué sucede, no, lo hacen por amor y además por amor dejaron de consumir muerte, que nos diga uno solo que no ha sentido nuestra protección total.
Por ello les digo que sí es muy doloroso ver cómo vamos a tener que hacer la limpia de la tierra, la limpia de todo, está terrible, terrible. El mal se ha adueñado de tantas almas que pues como nos amenazan de que los echemos a las esferas con todo y ser humano, bueno, ellos están haciendo lo que consideran que está correcto: matar, poner en guerra a todos y matar. Entonces sí, tomar esa alma junto con su ser oscuro y juntos que se vayan a las esferas, va a ser muy triste la depuración de este planeta. Nosotros hubiéramos querido ver a millones entendiendo, todo lo que se ha difundido no lo escuchan, todo porque el día 21 no se les dio como premio de no sé qué estar en el paraíso.  Nosotros no fuimos los que dijimos que el día 21 se acababa el mundo, recuerden que ustedes pensaban que el día 21 pasaban a otra dimensión y ya vivían en el paraíso, pero se los hemos dicho muchas veces que el paraíso va a ser este planeta. Pero que ya está listo el lugar que se va a integrar a la tierra, eso es definitivo y de que si por alguna razón, por los cataclismos que se vienen tuvieran algún susto, los pasamos al paraíso. Pero recuerden solo aquellos que con amor cumplen, con amor escuchan, y que no nos sigan diciendo que ya se merecen, por haber creído, o se merecen porque simplemente dejaron de comerse a los muertos. Hay muchas personas vegetarianas pero no llevan el amor dentro de sí mismos, lo hacen para no enfermar; hay otros que sí realmente sí tienen un gran dolor por los animales por ejemplo, alabamos mucho a todos aquellos que están haciendo los videos en los que se está escuchando como matan a los animales, suplicando porque eso se termine. También los tenemos perfectamente bien catalogados a todos los que lo hacen porque realmente están deseosos de que se acabe esa matanza, que se acaben los enfermos y se acabe tanto dolor; pero sí los hay, y quienes les escuchan hay quienes dicen, “a mí no me gusta ver esas cosas”, pues no, pero sí les gusta propiciarlas. Entonces, los que están luchando por el bienestar de los animalitos y porque piensan que una forma u otra esta injusticia tiene que acabarse, los tenemos perfectamente bien seleccionados para poder ser llamados y puedan disfrutar de nuestra presencia. Pronto empezaran a subir a las naves como les hemos prometido pero ustedes mismos se van a dar cuenta, aquí en este lugar ¿cuántos han venido?, y en los grupos que se han formado en otros estados de la república y hasta Estados Unidos, ¿cuántos quedaron? Son muy poquitos esos si nos dio mucha tristeza; se suponía que ya se estaban reuniendo entusiasmados ya para el día 21: “ya nos van a dar el paraíso, se acabaron nuestros problemas, se acabaron las deudas, se acabó todas las injusticias porque nosotros ya somos puros y santos”, no, hay que ver realmente si dentro de su ser existía el verdadero amor.  Por ello a los que vienen, que cumplen y que lo están haciendo por amor, les tenemos algo muy muy especial, por favor, no desesperen. Pero nada de que “todavía vamos a seguir al siguiente año”, ya el planeta no puede soportar la destrucción que le hizo el hombre y tampoco queremos que ustedes estén en medio de cataclismos terribles provocados por el mismo hombre porque nosotros tenemos la obligación de rescatar a toda la gente que realmente sabe amar.  Así que, de que se limpia del mal, se limpia del mal, pero va a ser una limpia de seres humanos que se van a ir con el mal; va a ser terrible. Por ello yo les digo, sigan adelante trabajando como hasta ahora que el amor del Padre es muy grande y merece por lo menos tener unos pocos de sus hijos que le digan que realmente lo aman cumpliendo con lo que nosotros con todo amor les hemos pedido.

Nuestro mensaje tiene que ser escuchado pero ya lo han visto, no lo quieren escuchar, no les interesa en lo más mínimo; es más, dicen que están locos y que están en una secta y que ya los mismos niños los hacen sentir que es lícito matar para comer. Así que yo les digo que esta noche sea para ustedes muy grande porque queremos llenarlos de luz porque se han ganado un lugar en este hermoso momento que para nosotros es importante que es el de darles todo lo que nosotros poseemos para que puedan encontrar la felicidad.

Mensaje después de la meditación:

Bueno, creo que esta noche pues no fue de alabanzas porque mi hermano Aliestro es un ser muy fuerte, con mucho poder, deseoso de ayudarles a todos, de componer la tierra porque lo va a lograr pero sí se siente muy desilusionado como nos sentimos todos. Hace un momento les dije, estamos escuchando la mente de los hombres y es muy doloroso; hablan pidiendo que se les ayude, que se les concedan sus deseos pero sin cambiar, sin ser nada de lo que nosotros hemos pedido. Y muchas veces dicen, “bueno, si se compone esto entonces si voy a creer”, y fíjense, personas que estuvieron aquí tanto tiempo han renegado y se han ido, y eso es lo que más dolor nos ha causado porque pasaron la prueba final y no la pasaron -reprobados. Porque realmente fue como un examen final, y ahorita pues estamos ya en los  últimos toques pero sí seguimos diciéndoles a ustedes “sí, ya tienen su diploma pronto lo van a ver, no se preocupen” pero yo todo lo que siempre les puedo decir es: gracias por escucharnos y tener fe. Las cosas vienen muy grandes y pues sí van a ver ustedes que se van muchos, muchísimos más de los que imaginan a la oscuridad y muchos otros al planeta en tercera dimensión. Van a ir desapareciendo seres humanos y los vamos a ir pasando al planeta en el que vuelvan a aprender; pero naturalmente no son asesinos, no son de la maldad total, entonces esos son los que pasamos al planeta en tercera dimensión. Y a los asesinos, pues a ver cuántos podemos todavía lograr que se arrepientan y podemos hacer que realmente no se vayan a las esferas y si quedan algunos pues los mandamos a un planeta más árido, no los vamos a revolver. Pero sí son muchos los que van a pasar al planeta en tercera dimensión que están reprobados porque tampoco vamos a decir que por sus pensamientos y sus burlas, sus cosas son totalmente maldad, no es como para decir que se los lleve el ser de la oscuridad. Pero sí son pocos, cada vez nos sentimos más tristes porque son pocos a los que nosotros vemos para ver ese nuevo amanecer con nosotros, pero espero que sean todos ustedes “firmes y seguros” de que se puede lograr.  Porque cuando vean las naves sí les van a decir: “¡Ay, ahora sí creo, a ver cuéntame!” -“Creo” porque veo, o es “creo” porque escucho una razón que me explica algo que tenía yo que haber aprendido-, eso es lo importante. Aunque digan “creo” también vamos a leer sus mentes si realmente sienten de corazón que van a vivir el cambio o se van al planeta en tercera dimensión porque no estamos diciendo que se van a ir al averno tantos seres humanos; esperamos no sean tantos pero por ahorita sí es una buena cantidad. Y no les digo como se ve aquello que está ahorita en guerra porque hasta los niños se están odiando, esto es lo triste, y tienen maldad y se matan unos a otros. Está terrible, terrible como ha logrado el mal adueñarse de esta humanidad. Pero afortunadamente sabemos que hay gente buena para disfrutar de un movimiento maravilloso que vamos a hacer cuando este planeta cambie a otra dimensión y se haya convertido en un paraíso que puedan disfrutar quienes ya nos han escuchado.

Maestro Alaniso.

Mensaje recibido por Sara A. Otero Platas a través de Telepatía Extrasensorial. 30 de Agosto 2013.

Para informarse de la meditación dictada de este día, tendrán que adquirir la meditación en Tepoztlán Morelos en www.guardianesdeluniverso.com

Transcripción: Equipo Ahena
www.radioahena.com


1 comentario:

Anónimo dijo...

gracias porque he recibido un buen jalón de orejas,gracias por que también recibí ese mensaje de esperanza que necesito.

Publicar un comentario