miércoles, 18 de septiembre de 2013

Mensajes de antes y después de la meditación del día 13 de Septiembre 2013.


Mensaje antes de la meditación:
 Dejemos atrás todo tiempo de dolor, dejemos atrás el tiempo en el que el hombre no tenía esperanza, dejemos atrás el tiempo en el que el hombre decía que “Dios lo había olvidado”, dejemos atrás todo ello porque ahora si viene el movimiento más grande. Quiero que se den cuenta, que nosotros hemos dicho que “se va a ver el cielo cubierto de naves”; pero cuando eso suceda, es porque ya estamos haciendo la limpia, y van a correr por todos lados gente. Unos se van a arrepentir, otros se van a ver como los subimos y nos los llevamos, ya van a ser solamente, realmente unos días. Así que, ahorita se ponen naves en un lado, naves en el otro, se va dando el aviso, se está anunciando lo que tiene que ser y va a suceder. Por ello es que les digo: “dejen atrás todo aquello que fue su angustia y dolor”, porque nosotros nos vamos a encargar de que ustedes estén tranquilos. Yo creo que si con tanto amor nos vienen a escuchar y con tanto amor adquieren los mensajes y los oyen en sus hogares, y para todo aquel que los esté escuchando, naturalmente todo es maravilloso, porque los estamos preparando, los estamos observando y va a llegar el momento en el que vamos a tener... pues espero que sean más. Hoy nos trajimos un grupo…  que otro lugar, pues sí, con la televisión es muy fácil, necesitamos más hechos, más impactos; así que aquel que ha recibido la ayuda tiene que estar consciente de que tiene que ayudar a dar el mensaje. Pero recuerden, no es necesario haber estado enfermo, también lo que han aprendido, lo que han vivido, lo que han sentido y lo que han realizado en el nombre del Padre que en éste momento quiere saber si realmente vamos a ser triunfadores o no.
 Para el hombre la vida es pues simplemente un tiempo pasajero, para el hombre la vida representa tratar de vivir lo mejor posible, tratar de ganar la mayor cantidad posible de lo que se pueda para gozar de la vida, tratar de encontrar siempre algo que les pueda llenar de placeres y no saben que la vida, la vida es una, tan grande y tan eterna como es el hecho de que el Padre la creó así. Por ello es que nosotros estamos ya preocupados, de todos modos no tenemos suficiente gente como para decir: “¡ya!, de una vez hagamos la limpia, mandamos al mal a sus dominios”; pero entonces se lleva una cantidad enorme de seres humanos. Entonces, sí van a suceder cosas impactantes y yo quiero que no duden, no se angustien, ya se los hemos repetido, los que tengan problemas económicos todo se los vamos a arreglar, cualquier cosa que necesiten ahí estamos nosotros para darles todo lo que pidan, pero no como exigencias o como angustia, sino siempre con paciencia, con una paz interior auténtica y en todo momento dispuestos a luchar para ese cambio que está por venir.
 El hombre cree que como no pasó nada el día 21 de diciembre, ya la vida va a continuar, ya están haciendo planes para el ‘14, ‘15, ‘16, porque dicen que todo va a seguir igual, igual ¿qué?, ¿con un planeta que se está partiendo en dos?, van a ver cuánto iban a durar si no estuviéramos aquí en un planeta que tiene abierto todo lo que son sus cimientos, con un planeta que está contaminado de tal forma que ya no pueden controlar las enfermedades, como se los dijimos la vez pasada, el mar con su movimientos saca todo, las radiaciones y todos los venenos que tiene dentro del mar, se va a la atmósfera y se reparte plácidamente en la ciudades. Por eso es que tienen que estar conscientes de que si no hacemos algo impactante ya en éste tiempo, pues sí íbamos a ver como se iba acabando la humanidad pero con enfermedades, con violencia, con dolor, con guerras que eso les parece que es el placer más grande que ha tenido el hombre en su vida y naturalmente, para qué dicen: “no pasa nada” si solitos se querían destruir.
 Entonces, yo les pido que estén lo más tranquilos posibles, mediten, no nos reclamen, tranquilos, sí sabemos lo que hacemos aunque no lo crean, sí sabemos lo que hacemos y sí estamos dispuestos a darles todo lo que necesiten para ser felices y sobre todas las cosas, para que no caigan en algún problema serio en esta tierra, protegidos totalmente, no se preocupen, sus familiares pues tienen que estar protegidos, no podemos hacerlo en un 100% porque no han hecho caso, porque siguen comiendo carne, pero por lo menos vemos que no los vayan a matar un asaltante y que no vayan acabarlos en un asalto en sus hogares, procurando ver que no les vayan a atacar enfermedades letales lo más que se pueda. Pero ayúdennos haciéndolos pensar un poquito, pero ya sé que como no les hacen caso, nos toca a nosotros hacer algo que impacte. Ya es el momento; por todo el planeta se habla de naves, pero ya lo tomaron como una costumbre, ¡ahí van las naves!”, “¡no, pues esos seres dicen que son malos!”, “¡no, pues no nos vayan a secuestrar, pero pues se pasaron de frente!” Sí hay mucha intriga de que realmente quiénes somos, pero lo han tomado con mucha calma, ahora sí ya viene el movimiento fuerte, vamos a aumentar las señales en el cielo y vamos a aumentar la cantidad de naves que se van a ver, pero el día que se vea el cielo cubierto de naves, entonces sí, que lo cuenten por días, porque todo va a estar listo para el gran movimiento que tenemos que dar para decirle al Padre con cuantos de sus hijos va a poder contar, porque ya lo hemos dicho, no es que todos se vayan a ir a la oscuridad, lo menos que se puedan vamos a permitir que se vayan a la oscuridad, pero con cuántos de sus hijos va a contar para pasar a la luz y ver cosas maravillosas como es conocer la vida maravillosa del universo.
 Por ello es que quiero que estén todos unidos, tranquilos y recibiendo la energía que nosotros les damos y la protección que les hemos ofrecido siempre se va a cumplir. Adelante y a trabajar, que es un Padre, recuerden el que agradece que estén con nuestro Maestro, nuestro Maestro que dio tantos mensajes tan hermosos y no salen de los mismos porque ya los han borrado, porque cuentan lo que les conviene, y él que se esforzó tanto para dar un mensaje, quiere que surjan sus mensajes auténticos y él hablo sobre “el respeto a la vida” y eso se va a tener que dar. Por ello no se angustien, no se preocupen, sigan ustedes trabajando y estudiando que el tiempo se cumplió y el tiempo es tan corto que les va a dar mucha alegría ver que muy pronto vamos a estar todos reunidos para ver ese “Nuevo Amanecer” increíble que les hemos prometido. Esta meditación como siempre con mucho amor para todos ustedes.
 
Mensaje después de la meditación:
 
Cuando nosotros les hablamos de algo que parece un sueño, cuando nosotros les contamos lo maravilloso que es existir en la forma en la que nosotros vivimos, cuando nosotros les narramos lo que puede ser un hogar tranquilo, lo que puede ser un planeta lleno de luz, de flores, de alegría, que llegamos al grado de construir naves que son verdaderos paraísos. Aquí solamente conocerían un tubo que sale disparado que sale hacia la estratosfera y todos flotando, no saben ni que hacer. Nosotros en nuestras naves hay gravedad, todo está estabilizado, se siente el calor de la luz del sol, todo es perfecto, pero nosotros sí sabemos vivir y nosotros hemos aprendido a conocer todo, todos los secretos que pudiera haber y todavía lo que vamos a seguir aprendiendo porque sabemos que nuestra mente tiene una capacidad muy grande de aprendizaje, seguimos avanzado, seguimos aprendiendo, seguimos creciendo, seguimos amando, disfrutando. Imagínense el tiempo que ha perdido el ser humano matándose unos a otros y comiéndose a los animales muertos; ¡ay, que maravillosa forma de vivir!, y se sienten la vida inteligente del universo del Padre. Yo creo que ya es tiempo de que mediten y recapaciten en lo que han hecho. Por ello es que nosotros les decimos: “lo más increíble, lo más maravilloso está por sucederles”; pero ya queremos pedirles que estén listos los que nos escuchan, que estén preparándose, van a decir, porque con estos pocos sí es un número regular, pero ¿con esos pocos se iba a repoblar la tierra?,  no, la idea es hacer más grande todo, la idea es que nos ayuden, la idea es ponerlos como soldados a trabajar y que realmente estén dando el mensaje y que así se rían, no se van a poder reír porque van a estar arriba las naves caminando, va a pasar una, va a pasar otra, se van a quedar arriba. Nada más que eso sí les vuelvo a repetir: el día que se cubra el cielo de naves es porque viene la limpia y los que no hayan entendido se van a otro planeta y el mal desaparece de la tierra, definitivamente. Entonces sí, es la guerra del bien contra el mal, no venimos en guerra contra el hombre, volvemos a repetirlo, sí se va a desatar una guerra muy fuerte porque tenemos que tomar a todos los seres oscuros y meterlos en las esferas que tenemos, entonces no crean que es un juego limpiar la tierra, no es solamente que el hombre diga: ¡ay, me arrepiento! Espero, para que no tengamos que verlos como se los llevan los seres oscuros con ellos, esperamos que no tengamos que llevarnos a tantos seres humanos a otro planeta, esperamos que todo sea más fácil. Por eso es que vamos a necesitar que nos ayuden quienes nos han escuchado, porque si dicen que “hay guerra, en que llegan los aviones de guerra” pero no para asustar, aquí son las naves de guerra contra el mal y tienen que repetírselos a todo ser humano, “estas naves son naves de guerra contra el mal” porque tenemos que limpiar el planeta. El planeta tiene que volver a ser un paraíso en muy corto tiempo, tiene que entregársele al Padre como el Padre lo creó, tiene que ingresar al universo del Padre, tiene que ser un mundo que pueda compartir su forma de vivir con otros mundos, un mundo que pueda realmente tener pues túneles dimensionales que necesita para poder convivir con los demás seres humanos. Seres humanos decimos, porque no crean que se van a encontrar ustedes con reptiles como dicen, sí hay reptiles pero como animalitos nada más; sino que se conviertan en algo que realmente valga la pena saber que se existe. Y ya afortunadamente, después de 25 920 años que es aproximada la cifra, vamos a poder ver que limpiamos, se desata la guerra, se llena el cielo de naves, se empieza a ver el movimiento y los hombres empiezan a correr o empiezan a gritar de felicidad, vamos ver; según, si son los que ya entendieron el mensaje pues van a estar felices; los que no, van a creer que viene el mal porque piensan que ellos son malos, entonces los vienen a atacar, y pues vamos a ver si logramos hacer que sea arrepientan y arranquemos de sus cuerpos esos seres oscuros que tienen adheridos en éste momento, porque están adheridos, están dentro del ser humano sin ser totalmente una posesión, pero no puede ser que exista tanta maldad y que sea suya nada más, aunque sí, naturalmente hay muchos que ya están tan contaminados que ya tienen la maldad para sí mismos, pero eso va a ser la batalla final. No crean que es en un día, va a durar un poquito más pero esa va a ser la batalla final y ustedes, los que estudiaron, los que se prepararon , los que amaron, los que se encontraron con una gran verdad van a poder vivir ese momento observando y ayudándonos a llamar a la gente, ayudándonos a tomar a los niños para subirlos a las naves para cuando nosotros tengamos que reconstruir el planeta, ayudándonos para que en el momento en el que estemos taladrando para poder arreglar todo para poder limpiar la tierra estén ustedes ayudándonos para que podamos nosotros rescatar a esa humanidad que el Padre sigue amando como siempre y que no quiere perderla. Así que yo les pregunto, ¿cuántos quieren ser soldados y trabajar?, ¿cuántos quieren estar esperando a ver si es cierto que sucede?, “¡a ver si es cierto!” Bueno, sí va a ser cierto porque las cosas ya son un hecho y si es cierto entonces van a tener que aprender sobre todas las cosas que nos van a tener que ayudar a rescatar animalitos, a limpiar, a limpiar la tierra, pero vamos a hacerlo con una tecnología que nunca se había visto y van a conocer lo que es entrar a un paraíso. Cuando les hablábamos de la otra dimensión en que va a ver lo que son un lugar increíble, es un planeta flotante, como les hemos dicho, donde van a poder conocer todo aquello que nosotros vamos a integrar a la tierra y pronto el planeta estará convertido en un paraíso como lo hemos prometido, pero ya es el tiempo y espero que entiendan que no estamos jugando, es muy serio lo que nosotros realizamos y muy fuerte lo que tenemos que hacer para limpiar esta tierra de todo mal. Amor es la clave y es la que va a imperar en este mundo que el Padre creó con tanto amor y que tenemos que verlo convertido en luz.
 Maestro Alaniso.
 
Mensaje recibido por Sara A. Otero Platas a través de Telepatía Extrasensorial. 13 de Septiembre 2013.
 
 
 
 

1 comentario:

Anónimo dijo...

Dios me dé la fortaleza de enfrentar tal acontecimiento y no miento al decir que tengo temor. Sea la voluntad de Dios.

Publicar un comentario