sábado, 17 de agosto de 2013

Mensajes de antes y después de la meditación del día 9 de agosto 2013.

 
Mensaje antes de la meditación:
 
 
¿Qué representa el día de hoy para todos nosotros y para todos ustedes? Hemos trabajado muchísimo; lo que ustedes hacen pues es estudiar, prepararse y naturalmente desear que todo salga perfectamente bien. Ya los vamos a poner a trabajar, no se preocupen. Nosotros tenemos un compromiso muy, muy serio con el Padre y es el de devolverle a sus hijos como él lo pide. Ustedes lo han vivido, sus parientes, sus amistades, seres queridos, realmente no quieren escuchar, pero son buenos, ni estamos vamos a decirlo así “jalando un poquito de orejas”. Pero tienen que entender, que lo que nosotros pedimos es algo tan hermoso: solo les pedimos que respeten la vida y que se respeten a sí mismos, y que nos permitan con todo el amor con el que hemos llegado, llegar a la humanidad. Vamos a hacer grandes manifestaciones de nuestra presencia.
El hombre necesita algo que ellos llaman: “ver para creer”. Por todo el mundo se están viendo naves, en todos lados se escucha que hay seres que están llegando a la tierra, pero naturalmente siempre están con la idea de que van a venir a hacer daño, de que van a venir a adueñarse de este hermoso planeta al que le quieren quitar sus riquezas. Yo creo que ya el ser humano debe de pensar que riquezas no queda ninguna, ya se acabaron todo lo que podía ser algo que les diera la felicidad. Todo el planeta está contaminado, pero lo que es peor, el planeta está girando; si no se quieren dar cuenta de ello es porque realmente ahora sí, vemos que tristemente que no saben pensar. 
Ya los polos se han deshelado, ya el calor va subiendo, en todos lados se quejan del calor, las aguas del mar se están calentándose y naturalmente muchos peces están muriendo por la contaminación del mar. Pero nosotros los vamos a rescatar. Lo más importante es que  podamos nosotros decirle al hombre que: “por favor, usen un poquito su inteligencia”; vamos a decirlo entre comillas “para que aprendan a pensar”.
 Somos seres que gracias a que nunca hemos destruido, tenemos un poder inaudito, precisamente  eso, “nunca hemos destruido una sola forma de vida”, mucho menos vamos a venir a hacerle daño a un ser humano que está totalmente desprotegido, atacado por las energías del mal.
Si dicen que no pasa nada pues entonces yo creo que esperaban que se adueñaran de toda la humanidad estos seres oscuros que van creciendo, creciendo, creciendo. La mafia está en una forma insoportable, adueñándose de las esperanzas de los seres humanos. Todos aquellos que están trabajando para crear la droga, que es precisamente lo que más daña  a un ser humano, lo que hace que el mal se pueda adueñar de tantas mentes y que en un momento determinado, pues ya este planeta quedaría totalmente a expensas de los seres de la oscuridad.
Estamos listos para el gran movimiento, le pedimos al Padre toda su fuerza y su poder para que no se entorpezca en lo más mínimo nuestra misión. El Padre nos ha dado cada vez más poder, ya si les decimos la cantidad de poder que tenemos se impresionarían, así que para nosotros arreglar el planeta, no nos lleva más que un corto tiempo, muy, muy corto tiempo. Cuando vean como descienden las naves, empiezan a sacar toda la contaminación, como empezamos nosotros a limpiar, a limpiar totalmente esta tierra, se van a sorprender del poderío que llega a la tierra y van a darse cuenta naturalmente que ninguna nave, en ningún momento ha hecho daño a ningún ser humano. Las fantasías que ha creado el ser humano son increíbles: naves enormes, hermosas, disparando, haciendo que el ser humano corriera porque realmente están incendiando su planeta. Lo que lo iba a incendiar era precisamente el calor en el que están entrando y naturalmente nunca, nunca podrán decir que: “algún día vieron que una sola nave pudiera atacar”. Somos seres con un poder inaudito, pero ahora sí, se cumplió el tiempo.
 Aquel famoso día 21 que todos esperaban que se iba a acabar el mundo, pues que buenos deseos tenían para este planeta si pensaban que se iba a acabar el mundo. Nunca se va acabar el planeta; el planeta va a ser reconstruido y va a ser conducido a otra dimensión. Pero como vemos las cosas, casi daríamos por perdida la guerra, se llevaría el mal a tantos seres humanos que sería doloroso para el Padre ver cómo va perdiendo a sus hijos; no olviden que todos los seres humanos son hijos del Padre, así sea el más malvado y todavía tenemos la esperanza de rescatarlos. No para pasarlos a la luz, ya se los hemos explicado muchas veces, pero por lo menos enviarlos a otro planeta en donde pueden empezar su tiempo y en donde pueda recapacitar en lo que ha hecho. Ya no se van a encontrar con oro, ni se van a encontrar con alhajas, ni se van a encontrar con que tienen poder, se van a encontrar con que “a trabajar, a sembrar y a sembrar en tierra difícil”, pero los vamos a vigilar muy de cerca. Como nosotros vamos a encerrar al mal en sus dominios, vamos a intentar y les digo intentar porque naturalmente la astucia que tiene es muy grande y vamos a buscar la forma de tener todavía la oportunidad de introducirse en los mundos del Padre para llegar a los seres humanos que se van a quedar en otros planetas. Vamos a tener que repartirlos, vamos a tener que ver en qué forma podemos ponerlos a cada uno realmente en lo que se puedan merecer.
Ahora bien, ya empezamos a mostrar que se está subiendo a las naves, ya son niños los que pueden hablar de que nosotros ya les hemos mostrado que realmente estamos aquí y ya hay adultos.
Si el día 21de diciembre nos hubiéramos llevado a los poquitos que han entendido el mensaje, entre comillas, porque han demostrado muchos que no lo habían entendido porque tristemente volvieron a consumir muerte, muchos de los que habían prometido estar dentro de esta misión, pero son más los que han entendido. Muchos, tristes dijeron: “pero no vuelvo a comer carne porque ya entendí el mensaje de los Maestros y espero que de veras sea cierto que este planeta pueda entrar a otra dimensión”. Claro que es cierto, naturalmente que estamos trabajando, y que ya se está acomodando, pero está girando y ese giro, si lo vivieran crudamente pues sería devastador. Por ello es que ahora nosotros queremos que se den cuenta de que nosotros tenemos todo el poder para ayudarles, si existiera algún peligro porque sí, el planeta va a seguir protestando. Ya saben que nosotros los rescatamos, que tienen que estar listos para poderlos subir a una nave o para pasarlos a una puerta dimensional para que puedan estar protegidos. Pero todos sueñan con subir a una nave, sí es una aventura muy hermosa pero recuerden, tienen que estar tranquilos, llenos de fe y sobre todas las cosas, diciéndose todos los días: yo creo en mi porque soy hijo de mi Padre, yo creo en la vida porque él la creó, yo amo la vida porque la vida tiene que continuar y yo sé que en este momento yo puedo decir que “ya puedo entender que es un mensaje de amor y de esperanza”. Un mensaje para la humanidad que no lleva consigo absolutamente ninguna religión. Las religiones se han desarrollado en una forma que ha separado al ser humano, pero lo triste es que por todos lados hablan del mal: ¡Satanás está en todos lados!, ¡satanás está mintiendo!, ¡los seres hermosos son demonios disfrazados de ángeles! Lo que sí nos causa pues mucha risa, vamos a decirlo así, es que digan que vienen reptilianos. Hay seres de la oscuridad que se ven muy similares, pero muy desagradables por cierto, y que hay posesiones, sí las hay, de que hay seres poderosos que tengan posesiones también la hay y de que ni si quiera se les nota, también, porque aparentemente están con todos sus grupos pero dando órdenes de muerte porque quieren desatar otra guerra para tener más dinero, para poderse adueñar de sus semejantes. Yo creo que ya por más que repitan todo lo que sucedió en la guerra contra los judíos, pues eso ha sido con toda la humanidad, ha sido todos los lugares donde se ha declarado la guerra; han hecho atrocidades con sus propios hermanos, y por eso decimos y les pedimos que respeten a los animalitos si no saben respetar a sus semejantes, cómo vamos a querer que entiendan qué es respeto para una vida, una vida creada por el Padre. Yo soy un Maestro, yo deseo pedirles que estén listos para el gran movimiento que está iniciándose, aunque naturalmente nuestro calendario es diferente y nosotros estamos sintiendo como ahora ya podemos nosotros trabajar. Así que, estudien mucho por favor, recuerden que no van a repetir nuestras palabras tal y como las decimos, pero tienen que enseñarse a guardar dentro de sí el contenido de nuestro mensaje para que cuando les hagan cualquier pregunta siempre tengan una respuesta. Ya los hemos visto que sí entendieron que es el respeto a la vida, ya los hemos visto tratar de enseñar a un ser humano a no matar, eso sí, pregonan que hay un mandamiento que dice: no matarás; pero si todos los días hay muertos por todos lados y en todo momento están destruyendo vidas. Han diezmado el planeta totalmente de la vida animal, han diezmado el planeta de todo lo que representa el equilibrio, y naturalmente la contaminación está ya pavorosamente atacando a las vías respiratorias, a todo lo que necesitan para poder vivir tranquilos. Pero ¿por qué a las personas que están con nosotros no les sucede nada?, porque están con nosotros, porque han escuchado nuestro mensaje y porque podemos decirles que están totalmente protegidos. Una cúpula de luz los protege y además esa cúpula está conectada con las naves, todos son conocidos por todos los seres de otros mundos, todos saben quienes son los seres que nosotros hemos seleccionado, conocen perfectamente bien en que hogares nosotros somos recibidos porque se ve ese altar prendido.
Recuerden que se había dicho que la Gran Madre anunció 3 días de oscuridad, vamos a tomarlo metafóricamente, están en un tiempo de oscuridad, -que no abrieran las puertas porque los demonios estaban por todos lados-, pues yo creo que eso está sucediendo. Mejor mantienen sus puertas bien cerraditas y con varios cerrojos y aun así se les llegan a meter haciendo todo el daño posible en los hogares, solo aquellos hogares que nosotros protegemos no sucede absolutamente nada. Pero no necesitaban decir que se iba a ir la luz del sol, la luz del sol nunca se va a apagar, eso de que el sol algún día se apagará, es mentira, porque el sol fue creado por el Padre, esa energía divina del Padre, pero todo el sistema planetario va a pasar a otra dimensión con todo y su sol, el sol no se va a quedar atrás y naturalmente el sistema planetario que viene detrás pues trae su sol también pero es vida que está iniciándose en este momento. Naturalmente ya tuvimos que estudiar muy bien cómo podemos dejar un planeta con un equilibrio ecológico sin dejarle la tentación de matar a los animales a los que se vayan quedando en esos lugares.
Ahora bien, también recuerden que todos aquellos que han partido han ido a estudiar. Tienen que entender que al dejar su cuerpo, ese cuerpo se quedó muy lastimado, si fue muy destruido pues llegan un poquito adoloridos allá a donde tienen que llegar y los ponemos a prepararse. Tenemos, vamos a decirlo, un planeta-hospital en otra dimensión donde los vamos preparando, donde se les va curando, donde se les va a enseñar todo lo que no pudieron aprender cuando estuvieron aquí en la tierra, pero que no fueron precisamente maldad. Por ello es que tienen que estar ustedes tranquilos con sus seres queridos que han partido, los que ya lograron evolucionar pues ya pasaron a la luz porque también nos han tocado unos muy estudiosos que han aprendido rápidamente todo lo que les hemos enseñado. Pero no se angustien por sus seres queridos, los que hayan partido están vigilados por nosotros, ¿por qué todos los que están aquí no han tenido seres queridos que hayan sido unos maleantes? O probablemente uno por ahí se escapó, pero normalmente pues son personas que en ningún momento pensaron hacer daño. Así que quiero que ustedes se vean protegidos, todos tienen una protección, todos están siendo envueltos en una… pues vamos a decirlo así, les estamos poniendo una cúpula de luz, pero esa cúpula está conectada con las naves y van a ver que ahora sí, sus sueños de vivir una aventura se van a cumplir. Y yo me siento muy orgulloso de todos los presentes porque todos los que están aquí siguieron cumpliendo y escuchando nuestro mensaje y se dijeron: por lo menos hemos aprendido a amar, eso es importante.
Así que esta meditación, como siempre, con mucho amor la hemos preparado pero para nosotros éste día tiene que ser dedicado a ese Padre maravillosamente  grande que está con todos ustedes. En éste momento el salón está lleno de personas que vienen a escuchar pero está totalmente lleno de nosotros, todos sus protectores están aquí. Y van a decir: ¿cómo se acomodaron?, no olviden que estamos como energía y podemos caber en cualquier lugar pero nuestro Maestro Jesús sí está presente, la Gran Madre está presente y nuestro Padre está enviando luz para que todos ustedes reciban la fuerza para el tiempo que viene ahora de dar un mensaje a la humanidad, en este tiempo de cambios el hombre va a escuchar o va a escuchar, porque no vamos a esperar a que quiera hacerlo, le vamos a enseñar el camino y les vamos a mostrar nuestra presencia con el amor con el que queremos que nos escuchen. Prepárense muy bien, sigan estudiando, seguiremos grabando, no se ha acabado todavía el tiempo de las grabaciones pero no, no crean que vamos a llegar al número mil, seria varios años por aquí, no. Ya esto es en este tiempo y ya todo tiene que ser culminado con el amor y el amor es el que va a triunfar porque nosotros somos triunfadores, nunca, jamás hemos sido perdedores, que sea el Padre que nos siga dando su luz para poder dar a todo ser humano que lo necesite, toda nuestra fuerza para que puedan saber qué es la felicidad.
 
 
Mensaje después de la meditación:
 
 
Creo que se han dado cuenta de lo compleja que es esta misión. Todos dicen: “Cuándo, cómo, ya queremos Maestros, ya queremos ver las naves, ya queremos estar en otra dimensión, ya deseamos que termine este calvario en la que estamos viviendo”. Ahora se dan cuenta que la lucha contra el mal ha sido muy cruenta porque se ha adueñado de los seres humanos, pero que tristemente pues vamos a ver quiénes entienden y quiénes no. Pero para que podemos estar seguros de quiénes entienden y quiénes no, tenemos que hacer un gran movimiento. Ahora, vamos a ver cuántos van a poder ya decir ya cada semana: “Ya subí a una nave”. A ver, ahí es donde vamos a ver la entrega, el amor, la dedicación y el deseo de realmente estar con nosotros. Equilibrio. Todavía vemos que se nos acuestan muy preocupados protestando: ¡Ah! Maestro, pero tú te tienes que dar cuenta lo que yo necesito para estar tranquilo, sobre todas las cosas, ver un poquito más de dinero, un poquito más de tranquilidad y que me quites a ese vecino latoso o alguien de la misma casa, cómo le hago para cambiarlo si da mucha guerra.
 Todos van a recibir todo lo que han pedido, pero los queremos en equilibrio, a ver si lo logran, cada vez que se vayan a disgustar se respira profundamente, se le observa a la persona y se le comprende. Así sea quien sea, porque yo sé que los que salen a trabajar no es tan fácil, los que tienen que andar caminando en la calle y batallando, vamos a decirlo así, con los automovilistas que realmente parece que les prendieron un cuete para ponerse enojados porque quieren llegar antes que nadie, porque traen todos sus conflictos dentro. Compréndanlos, con calma, manejen tranquilos, ya se va a acabar ese río de coches porque en el fututo no hay coches, ¡ah! ya se, van a preguntar: ¿qué van hacer con todos los coches?, ¿los van a tirar a la basura o los van a desaparecer o qué van a hacer con todo lo que tenemos?, y ¿a dónde va a quedar todo aquello que hemos guardado? Ustedes déjenos a nosotros, si un día desaparecieron todos los coches nosotros sabemos dónde los vamos a aguardar, pero no se preocupen, de que el cambio está ya, ya, y de que el momento maravilloso en el que todos van a decir: y yo que dudé, yo que me desesperé, yo que dije que los Maestros prometen y no cumplen. Los Maestros cumplen, pero teníamos que irlos preparando. No se va a decir: “hoy, ya, mañana, despierten, abran los ojos, está todo transformado”, porque ustedes de un día para otro no cambian. Los hemos tenido que estar trabajando con sus emociones y conociéndolos más profundamente. Pero el día de hoy para nosotros pues es de felicidad, no saben cuánto les agradezco que estén aquí presentes y que hayan puesto tanto amor para escuchar a estos Maestros que en todo momento están con ustedes, a todas horas y en todo instante. Gracias por estar a nuestro lado, gracias por ayudarnos a dar un mensaje, gracias por pertenecer a esta misión.
 
Maestro Alaniso.
 
[Mensaje recibido por Sara A. Otero Platas a través de Telepatía Extrasensorial.]
 
Para informarse de la meditación dictada este día, tendrán que adquirir la meditación en Tepoztlán Morelos en www.guardianesdeluniverso.com
Transcripción: Equipo AHENA


 

1 comentario:

jesus draven dijo...

Que Dios todo poderoso les de ma luz clesrtial para que esa mancha
de oscuridad vaya desaparecindo por nos ha hecho mucho dano a la
humanidad ,ALANISO pidele ha DIOS por mi que me de una migajita
de luz y misericordia divina , para mi y toda la humanidad,
y para poder seguir caminando en esta vida tan dificil para conseguir
el pan de cada dia,,,,,,los amo a todos en el nombre de nuestro padre
DIOS SALUDOS ALFREDO Y JESUS

Publicar un comentario