viernes, 2 de agosto de 2013

Mensaje de antes y después de la meditación del día 26 de Julio 2013.

 
Mensaje antes de la meditación:
 
En el momento en el que ustedes empiecen a ver, en el cielo se forman muchas figuras, ustedes simplemente digan: ¡ya llego el momento de dar nuestro mensaje!
Todos los presentes tienen mucho entusiasmo, muchos deseos de participar en una misión tan complicada como es el hecho de enseñar al hombre a “pensar”. Más complicada de lo que se imaginan. Nosotros hemos estado observando todos sus esfuerzos por hacer que el hombre pueda decirse: creo, entiendo, tienes razón por lo menos te entiendo que hay que respetar la vida que existe en el planeta, te entiendo que hay que amarse unos a otros... hmm, esa es la parte más complicada de todo, que realmente se amen unos a otros los seres humanos tal y como lo decía nuestro Maestro: “amaos los unos a los otros”.
Pero nosotros vemos que hay muchos problemas en la tierra. Ya el ser humano, todo lo que quiere es ganarle al otro; ya para el ser humano, respetar la vida, no tiene ningún sentido. Lo único que quieren es: acumular oro, en alguna forma les tiene que llegar ese oro que es lo único que se supone que les puede dar la felicidad, se supone, porque aunque muchos digan “yo veo gente que tiene mucho dinero, que come carne, que están muy felices”, eso es lo que ven pero no lo que es, porque nosotros no vemos felicidad en absolutamente nadie. Los vemos en la opulencia, siempre con miedo, siempre pensando que alguien los puede matar o que si los aman es nada más por su dinero. Los vemos siempre como si estuvieran a la deriva, sin saber para que nacieron, sin entender para que tienen ese dinero que no les da otra cosa más que angustias. Porque aunque no lo crean, el que es el más rico del mundo no tiene un solo momento de paz, tiene miedo, miedo, miedo, eso es todo lo único que conoce. Pero nosotros queremos que este planeta se vuelva equilibrio. ¿Cómo le podemos hacer para que un ser humano pueda decir que aprendió a pensar? Pues atemorizándolos, por lo menos vamos a atemorizarlos.
Ya son tantas las religiones, tantos los fanatismos, tantos los cambios que han hecho en los famosos libros sagrados. Ya cada quien acomodó como quiso las cosas según lo entendía y además dicen que “así lo dictó Dios”, “que es la palabra de Dios” y “que Dios dijo que los animales son para comérselos”. Ya creo que quién diga semejante atrocidad es porque definitivamente se le olvidó pensar. Se sienten seres que no tienen respeto por nada, ni por sí mismos, porque convertir su cuerpo en un depósito de cadáveres no me digan que están muy orgullosos de haberse comido un animal muy bien sazonadito, y haber puesto en su mesa, una cantidad de langostas impresionante, totalmente contaminadas. Tal parece que fuera la venganza de los peces, enfermar al hombre. Pobrecitos, pero no es eso lo que ellos quieren, lo que ellos quieren es que los dejaran en libertad, pero que no sientan el dolor que sienten porque están muriéndose por todo lo que han echado en el mar.
La vida de este planeta ¿cuánto tiempo creen que duraría? Ya están haciendo planes para las olimpiadas, para los próximos juegos del mundial de futbol, ya están haciendo planes para el 2014, 15, 16. Ya dicen que en ese tiempo van a estar felices haciendo todas sus fiestas, y realmente no saben que si no estuviéramos aquí, el mismo planeta se iba a cobrar la destrucción que le han hecho.  El mismo planeta iba a decir que ya no soporta la carga de un ser humano que se dedica a destruirlo. Es verdad, no vamos a decir que la tierra habla, pero tiene una forma de sentir y una forma de protestar también y una forma de pedir que lo dejen en paz. Es un ser vivo, aunque parezca increíble es un ser vivo, se mueve, gira, tiene tiempos exactos en sus giros, tiene un movimiento perfecto que el Padre le dio. El planeta es un ser vivo, destruido, perforado, totalmente contaminado; naturalmente que pues tiene que protestar, y sí va a haber tristemente, todavía muchos cataclismos. Es su forma de protestar de la misma tierra. Y el hombre dice que cuando pasan cosas muy serias es castigo divino. Castigo divino de alguien que nunca ha castigado, castigo divino de un Padre que todo lo que sabe hacer es amar, castigo divino de un Padre que todo lo que pide es que sus hijos recapaciten en lo que han hecho con su propia vida, de lo que han hecho con su propio mundo y sobre todas las cosas, que recapaciten en lo que representa realmente poder vivir.
Tienen hijos muy contentos, nacen sus hijos y empieza el miedo. -¿Quién los va a cuidar de los agresores?, ¿quién los va a cuidar de las enfermedades letales?, ¿quién los va a cuidar de un cáncer?, ¿quién los va a cuidar de que llegue un monstruo por ahí llamado “hombre” y les haga daño?, ¿quién los va a cuidar? Los padres no tienen la capacidad suficiente, aunque lo deseen. Hay padres que ni les interesa y dejan a los hijos a la deriva; vean ustedes a los niños que andan pidiendo limosna, que venden chicles, que echan maromas enfrente de los coches, a ver si les dan dinero que naturalmente les exigen los que, entre paréntesis, se llaman “padres”. Esos no son padres, esos son seres que realmente no saben ni siquiera qué es el amor. Que están enojados  porque son pobres, bueno, son pobres porque no les gusta trabajar, porque en esta tierra si estuviera cuidada, habría trabajo para todos. Es como nosotros les vamos a dar este planeta, convertido en un lugar en que todos van a trabajar, pero no a matarse trabajando, no a que acaben agotados, no a que sean mal remunerados, no a que lleguen tristes con un salario mínimo, no a que no puedan ni siquiera quitarles las goteras a su casa. No. Van a llegar contentos, orgullosos de su trabajo, muchos dirán: ¿y en qué vamos a trabajar?, pues tiene que seguir el trabajo hacia adelante, tiene que haber naturalmente muchos sembrados, tiene que haber muchas construcciones, tiene que haber mucha evolución, por ejemplo, los niños al entrar a una escuela van a aprender cosas que nunca les han enseñado. Nosotros tenemos unas escuelas impresionantes donde les vamos a enseñar exactamente lo que es la “vida”. A escribir, pues naturalmente que sí; pero naturalmente, también les vamos a enseñar la telepatía. Ya nos vamos a poner a trabajar arduamente, para tratar de aprender un idioma que nada más les sirve para un lugar, pero no para todo el mundo. Porque dicen que fue la torre de babel la que convirtió en todo esto, como le llamemos, fue la torre de seres inútiles que se pusieron a dividirse. Por ejemplo, vean ustedes a Europa, es un lugar pequeño con muchos países y diferentes idiomas y están sufriendo para poderse entender unos a otros. Por ello nosotros queremos primero enseñar con mucho amor la telepatía. El idioma con el que lleguen va a ser útil; pero cuando se quieran comunicar con un niño que nació en otro país, muy fácil, simplemente se van a ver a los ojos y se van a entender perfectamente bien. ¿Quiénes los van a enseñar tan rápido? Bueno, cada niño tiene a uno de nosotros, el ángel de la guarda que los eligió, el ángel de la guarda que les va a dar la fuerza y el ángel de la guarda que les va a enseñar a ser tan solo evolución. ¿Cuánto tiempo tardaremos en dejar este planeta totalmente reconstruido?, eso si no nos pregunten, muy rápido. Ustedes se imaginan lo que son millones de naves con tecnología avanzada, nada más observan: -que nave tan rara, una que se vio como triangulo, que otra que se vio como un cigarro, que otra que se vio como una esfera-; y no han visto las grandes, porque ahí si se van a asustar. Cuando vean el tamaño de las naves que traen, todo lo que es la tecnología, y sobre todas las cosas, volver a rellenar este planeta de todo lo que el hombre le ha extraído. Cuándo nos vean trabajar van a quedarse impresionados de ver en qué forma podemos descender al fondo de los mares, en qué forma podemos descender al fondo de los volcanes, en qué forma podemos descender cuando se ve una grieta profunda para después ir subiendo y dejando sellado todo lo que el hombre rompió. Pero sí lo van a poder ver, va a ser interesante que conozcan la ardua labor que nosotros vamos a realizar en esta tierra. Pero naturalmente, ya tenemos listo el lugar donde van a poder llegar a descansar, porque naturalmente, hay lugares en los que ya no se va a poder habitar, hay que ponerlo todo en reparación, todo en reconstrucción, todo va a estar arreglándose. Las grandes ciudades van a cambiar totalmente, los grandes edificios también van a cambiar, vamos a hacer de este planeta como si fuera algo nuevo. Vieran que entusiasmo nos da hacerlo, pero que dolor nos da eliminar a tantos seres que se tienen que ir, porque no vamos a dejar a uno solo que nos mienta. Recuerden que somos millones de seres, millones que podemos estar con cada ser humano y que leemos la mente, a nosotros nadie nos puede mentir, si es por hipocresía, porque –miren, ahora sí les prometo que yo no voy a comer carne. Pero se siguen pensando “que delicioso les sabía” y no ven el amor hacia estos seres inocentes que el padre creó para que les acompañara. Pues ya dijimos, una limpia total, nos llevamos a los seres que no entiendan a un planeta en el que puedan volver a empezar, pero volvemos a repetir, que no se los lleve el mal. Esa es la intención con el ruido que vamos a hacer, que se arrepientan, que podamos tomar a estos seres oscuros y los podamos echar en las esferas, ¿también eso lo quieren ver?, no creo que les agradaría mucho. Son seres deformes, terriblemente feos, peor de lo que lo que ponen en sus películas. Son seres, pues que dan…, vamos a decirlo así, no solo horror, algunos dan asco, pero eso es lo que hicieron de su espíritu cuando se dedicaron hacer daño, cuando se dedicaron a ser crueles, cuando torturaron a sus semejantes, cuando torturaron a los animalitos, cuando cometieron los más atroces crímenes que hemos podido ver, y naturalmente, al dejar el cuerpo, se unieron a los ejércitos del mal. Pero, todavía tenemos la esperanza de rescatar algunos que andan ahí caminando con cuerpo, que empiecen a arrepentirse, que se asusten y que nosotros podamos decirles: a otro planeta a empezar otra vez. Pero salvarlos de convertirse en un ser que realmente lo más despreciable y deplorable que pueda existir. Cuando nosotros vemos este ejército y al mal orgulloso de haberlo formado, diciendo que: “algún día esto será lo que reinará en el universo”. Porque además, ellos no se sienten yo creo que feos, o por lo menos se sienten orgullosos de todo lo que hacen y piensan que en alguna forma se van a adueñar del universo; imagínense, del universo. Naturalmente, se van a dar cuenta que con nosotros no pueden, y tenemos grandes esferas donde los vamos a meter y que los vamos a transportar en un momento determinado a una velocidad increíble y los depositamos en el lugar en donde eligió el mal formar su reino y después los ponemos a sellar todas las salidas. ¿Quieren acompañarnos a sellar salidas?, bueno, es interesante también, si quieren acompañarnos. Claro, ustedes no van a saber cómo lo hacemos porque tienen que aprender toda esta tecnología pero es interesante ver lo que podemos hacer. Pero no creo que les guste ver a estos seres, no es nada placentero, ni para nosotros que estamos acostumbrados a verlos nos parece en algún momento algo placentero.
Por ello yo les voy a pedir, “ayúdenos”, hablen con el hombre, díganles lo que representa la vida, díganles que no se fanaticen pensando que hay un Dios castigador, díganles que hay un Dios que es tan solo amor, que hay un creador del universo que espera a que sus hijos puedan regresar a ser vida, díganles que ese animalito tiene alma. Si se burlan, díganles: “tomen este animalito”, pónganselo enfrente y que lo vean a los ojos. Eso digamos a que puedan tomarlo, será un pollito o por ejemplo, un borreguito más o menos, pero retenlos, que los vean a los ojos sí realmente no siente y no piensan. Pero si los vamos a poner a trabajar, los vamos a poner a trabajar en serio. Por ahora yo sé que ustedes intentan, les dicen a la gente, la gente les dicen que están locos que no hay nada más delicioso para comer que comerse a un muerto y aunque no lo dicen así: “¡ah! no, mi carne, por prescripción médica yo tengo que comer carne y mis niños no van a crecer si no comen carne”. Bueno, por eso les digo, que lo más difícil es enseñar al hombre a pensar. Tenemos listas las naves, y son millones y millones de naves. Queremos que ustedes se den cuenta que no estamos jugando.
Vimos la desilusión de muchos porque el día 21 no se fueron tranquilamente a refugiarse en un lugar en el que ya no iban a saber nada. No. Primero hay que trabajar, hay que luchar contra el mal, hay que salvar almas, hay que salvar seres. Que seres muy enfermos que tienen mucha maldad, también les vamos hacer que despierten de ese letargo. Hay que ayudar a rescatar a los seres humanos. Por eso es que les digo: sí los vamos a llevar a conocer el lugar maravilloso que les tenemos preparado, pero hay que trabajar.
Para reconstruir el planeta, solo nosotros. Muchas veces los vamos a llevar a ayudarnos con muchas personas que necesitan despertar de su letargo de ignorancia, pero no se preocupen, van a poder descansar y los vamos a poder llevar al lugar maravilloso que hemos preparado para que sea después el futuro de este planeta. Porque este planeta va a quedar convertido en un paraíso. ¿Cómo le vamos a hacer? Ya está construido, limpiamos perfectamente bien, purificamos los mares, limpiamos la tierra, quitamos la basura, quitamos la contaminación y después tomamos ese mundo maravilloso que hemos formado y lo vamos poniendo en el mismo planeta. Imagínense la tecnología que tenemos, entonces, imagínense ustedes todo lo que van a vivir, por ello les digo, sigan trabajando. El tiempo se cumplió, el momento decisivo es ya, y nosotros estamos orgullosos de todos los que nos escuchan y trabajan con amor. No se preocupen, vamos hacer que les escuchen, porque sabemos que tienen seres queridos que viven en un necio orgullo de no querer escuchar, van a escuchar. Que naturalmente, no todos los necios son malvados y los vamos a enseñar a creer, a crear y a convertirse en seres que merecen tener un lugar digno para vivir, o se van a otro planeta en el que van a aprender también a sembrar, a cosechar. Y que pues vamos a ver, son 25. 920 años, pero en ese tiempo, muchos podrán evolucionar y pasar a otras dimensión y habrá mucho movimiento como lo hubo en este planeta. Pero ahí no va a entrar el mal, por lo menos nos vamos a dedicar a evitar que se vuelva a introducir. Así que ustedes sigan estudiando; recuerden que al estar oyendo los mensajes, están asimilando. No se los saben de memoria, pero yo los he visto platicar: “es que va a pasar esto, o ya dijeron los Maestros esto otro, y ya tenemos que aprender hacer estas cosas”. Y ya los hemos visto que sí, sí entienden, porque todos los que nosotros hemos llamado, son gente buena, con su mente limpia, con sus deseos de vivir  un cambio. Así que a prepararse, que va a ser un Padre el que se va a sentir orgulloso, “como sea y a como dé lugar”, como dirían ustedes, de nuestra labor. Dennos la alegría de saber que contamos con todos ustedes para este gran cambio.
 
Mensaje después de la meditación:
 
Yo espero, que en este mensaje hayan encontrado ustedes, que todo ser humano que pueda escuchar nuestro mensaje, se den cuenta, que lo estamos haciendo con el más grande amor que pudiéramos tener. Que sabemos que tenemos que ayudar a quienes nos escuchan; que hemos visto con mucho dolor que el ser humano no quiere pensar, que hemos visto con mucha desilusión que gente buena, vamos a decirlo, “gente buena” que no es asesina, que no está deseando todo tipo de venganzas, pero más o menos... el rencor está muy arraigado ahorita en este momento en los seres humanos. Pero son gente que no entraría en lo que se llaman, las matanzas, torturas,  o que sádicamente si toman a un animalito y lo matan con crueldad pues ya nos desilusiona enormemente. Pero, sí hay esperanza. Fueron educados en muchos errores, fueron enseñados a creer que tenían el poder sobre la vida, fueron tristemente guiados mal, pero cuando vemos que inmediatamente captan el mensaje, inmediatamente dicen: “tienen razón, qué hemos hecho, estamos de acuerdo y a trabajar”; nos llena de felicidad. Ahora bien, no olviden que acaban de pasar todos, una prueba. No era nuestra intención hacerles una prueba como la que sucedió, pero se equivocaron al hacer un análisis perfecto de lo que estaba sucediendo. En primer lugar hay algo que ya no analizado, hablaron del calendario Maya; el calendario Maya, fue muchísimos años antes de nuestro Maestro Jesús, 900 años antes, ¿no? Y ellos usaban el calendario lunar, entonces no pueden comparar el calendario de ahora con el de antes. Lo único que yo les dije: que coincidían las fechas con la nueva Era, eso era todo. Pero para ya el cambio, ahora sí ya estamos listos para todo lo que tiene que suceder. Bueno, hubo confusión, el mal metió su… vamos a decirlo así: “que dio un coletazo terrible”. Hizo que el ser humano creyera que les habíamos mentido, porque ya se querían ir los pocos que habían escuchado el mensaje. Y quiero que entiendan, que nosotros venimos a la humanidad y que le queremos dar la oportunidad a todo ser humano de que nos escuche. Así que tenemos que hacer algo muy impactante para que siga escuchándose el mensaje. Ahorita han hecho una muy buena labor los que están poniendo, por ejemplo, en Radio Ahena que están metiendo bien el mensaje, ya hay muchas personas que lo buscan para poder escuchar. Pero tenemos que hacer más grande, lo tenemos que hacer impactante, lo tenemos que introducir en todos los hogares. Pero ¿cómo?, pues cuando se estén preguntando: ¿quiénes son?, a escuchar el mensaje.
Vamos a hacer ruido, también a nosotros nos gusta hacer ruido, vamos hacerlo y ustedes van a participar y van a ser escuchados. Entonces, ya no van a sufrir tanto para que los escuchen. Pero sí adviértanles, que hagan un análisis consciente del porqué pedimos el respeto a la vida, si no, hay un planeta que les espera en tercera dimensión se va a quedar. Va a tener su vegetación, va a tener muchas cosas, pero con nosotros no valen las hipocresías. Tiene que ser por amor, porque vamos a entregarles un paraíso y ese paraíso lo tienen que disfrutar quienes realmente sientan amor por la vida que el Padre creó. Entonces, cuando ya les digan: “no si, tienen razón, ya me asusté, ya no voy a comer carne”. “No. Ahora analízalo bien porque si no, te toca volver a empezar; hay que trabajar”, hay que trabajar con esa parte divina que llevan dentro, que le dicen al Padre; su mente, su mente poderosa que el Padre les dio. El Padre creador del universo creó a sus hijos, cuando dice “hijos”, es porque les dio su propia energía para que fueran capaces de pensar. Por ello es que nosotros pedimos que razonen todo lo que les hemos dicho y sobre todas las cosas, que no destruyan su cuerpo, que lo amen, que se amen así mismos y amen a sus semejantes. Que los comprendan y que sean capaces de decir: yo vencí una enfermedad porque llegué y me enseñaron a amarme. Eso les va a tocar, cuando les toque ayudar a otras personas, ya sea en un hospital o sea en una casa o se vaya a llevarles el mensaje. Que no van a llegar como predicadores, con una túnica diciendo “sí…” No, no. En forma muy sencilla les van a explicar todo lo que tienen que hacer, y naturalmente, ya impactados con nuestra presencia, pues les van a hacer mas caso. No se preocupen, ya no va a ser tan difícil la curación, porque ya vamos a hacer que sean muchos los seres humanos que puedan deshacerse de un cuerpo enfermo. Así que a preparase muy bien, nos sentimos orgullosos de todos los que vinieron hoy porque sentimos un gran amor por todo aquel que desea escucharnos.
 
Maestro Alaniso.
 
Mensaje recibido por Sara A. Otero Platas a través de Telepatía Extrasensorial. 26 de Julio 2013.
Para informarse de la meditación dictada de éste día, tendrán que adquirir la meditación en Tepoztlán Morelos en www.guardianesdeluniverso.com
Transcripción: Equipo Ahenawww.radioahena.com
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario