jueves, 25 de julio de 2013

Mensaje de antes y después de la meditación del día 19 de Julio 2013.

Mensaje antes de la meditación:

Vamos a empezar esta noche diciéndoles: que se sientan tranquilos. Hemos prometido hacer una gran manifestación de nuestra presencia. Ya está todo listo, va a ser muy impactante. Lo que yo quiero decirles es que falta muy poco tiempo para poder decir cuántos se van a quedar en el paraíso. Vamos a hacer un último esfuerzo, vamos a hacer que se escuche el mensaje pero ¿ustedes creen que no nos da desilusión verlos a ustedes con tanto amor, hablando con sus seres queridos, hablando con todo el mundo y que no les interese? Que hubo gente que con el interés de que el día 21 había dejado de comer carne volvió a comerla, lo cual quiere decir que no entendieron el mensaje. Entonces, si el hombre no aprende a amar y a respetar la vida, bueno, como hemos dicho, el Padre lo que quiere es que el mal no se lleve tantas almas, eso sí lo vamos a lograr, porque hay gente buena, vamos a decir, que no son criminales pero  que se come a los animales. Entonces esas personas nosotros los vamos a pasar a otro planeta, esperemos que no sean muchos de sus parientes. Así que hay que pasar el mensaje aunque no quieran, que “respeten la vida que el Padre creó”. Que no olviden que no estamos formando una nueva religión; una nueva religión ya se vería ridícula en la tierra. Es tal la cantidad de sectas que es impresionante ver con que necedad discuten que en su templo se van a salvar, pero después salen con que en su Biblia dicen que el Padre dijo que se comieran a los animales, entonces hay que ver que traducciones hicieron porque si realmente como dice están jugando con un mensaje que le dan a los seres humanos.

Nosotros estamos listos, el amor del Padre es tan gran que sigue teniendo la esperanza de recuperar a sus hijos. Yo como Maestro  he estado trabajando mucho más de lo que se imaginan, pero hemos observado a todos los seres que hemos llamado. Muchos han aceptado, pero siempre encontramos que ya que se curaron, más adelante empiezan a comerse a los muertos, ¿por qué?, porque dicen: “ya me cure, ya puedo comer mi carne.” O sea, que no entienden el mensaje. Entonces, estamos pensando qué hacemos para que el hombre piense, qué hacemos para que el hombre razone. Asustar, sí lo vamos a hacer. Vamos a poner un impacto muy fuerte de nuestra presencia, se está dejando muchos mensajes en los campos de trigo; pero sí queremos que sepan que el tiempo sí se cumplió y que no podemos estar esperando. Nos está llevando mucho tiempo estar controlando los volcanes, nos ésta quitando mucho tiempo también estar vigilando a toda la humanidad. Cada día están peor, peor, peor. Ve uno la violencia en una forma impresionante y se sienten que porque: bueno, pues yo no tengo trabajo, pues entonces voy a matar a uno para quitarle lo que tiene. Entonces esas cosas nos parecen tan tristes y desagradables que por ello yo quiero que todos ustedes que con tanta fe llegan a escucharnos, que han trabajado, que se han preparado y que… sobre todas las cosas, como dicen: bueno, viajes astrales es lo que queremos hacer. ¿Por qué en un niño se nos facilita?, porque el niño no se complica la vida, pero ustedes tienen que ser niños. ¿Por qué no hacen las cosas como un niño?, jugando con todo lo que nosotros les hemos dicho, cuando pongan su meditación siéntanse niños con una ilusión: “aquí ésta mi ángel, él me va a guiar, voy a hacer algo para que yo pueda estar tranquilo y ya no me voy a preocupar por nada”. Creo que se las puse difícil, “no preocuparse por nada” cuando la situación económica está terrible y es lo menos terrible acá; hay otros países que están en una crisis tremenda, pero por ello es que nosotros tenemos que apurarnos, porque se van a acabar matando, porque van a querer otra vez declarar más guerras para poder tener más dinero y para poder sentirse poderosos, o sea, que lo que nosotros vemos, no se parece en nada a lo que están diciendo. Por ello, yo quiero que todos ustedes que siempre están dispuestos a trabajar, digan: “bueno, yo todos los días, por lo menos, le doy el mensaje a una persona, y no me enojo si no me creen y no me enojo si no me escuchan y no me enojo si me dicen que es lícito comer carne”. Simplemente dejen el mensaje, grábenlo, hagan algo para que se recuerden muy bien qué fue lo que ustedes les han dicho, porque cuando sea el movimiento van a correr por todos lados y va a haber un movimiento muy fuerte. Los medios de comunicación ahora sí van a hablar de nosotros y sobre todas las cosas, que ya se quiten la idea de que los extraterrestres son malos y que los reptilianos están robándose gente y que hay extraterrestres ya trabajando, como dicen: que con el gobierno, ayudándolos con tecnología. Eso es una falsedad. Imagínense, meterse a dar tecnología a seres humanos que todos los días están haciendo algo indebido y sobre todas las cosas, bebiendo mucho alcohol, ¡ah! porque el alcohol corre en una forma impresionante por todos lados. Pero ustedes saben amar, ustedes saben escuchar y no desesperan, bueno, sí se desesperan un poquito porque continuamente están diciendo “¿cuándo?, ¿por qué?, dennos fechas”. Estamos hablando de que vamos a impactar con las naves y de que es muy, muy, muy corto tiempo la espera para el cambio de dimensión, pero muy corto  ¡eh!, no crean ustedes que el pobre planeta iba a aguantar. Si nosotros no sacudimos a la humanidad, pues lo va a sacudir los terremotos, lo van a sacudir los maremotos, lo van a sacudir toda la destrucción que han hecho. El mar está tan contaminado, como dicen ahora, que salieron del mar muchas manta rallas muertas, pero no solo es eso; no ven cómo está el fondo, están muriendo masivamente los peces, estamos viendo cómo van desapareciendo muchos de los insectos que eran necesarios, estamos viendo cómo en todo el planeta tan solo hay dolor y enfermedad.

Ya los médicos pues ya recetan y, “a ver, pues tómate esto y vamos a ver qué sucede porque pues a mí me dijeron en el laboratorio que esto era bueno”. Pues una ilusión de que se compongan sus pacientes y de que no se intoxiquen con tanto medicamento, porque luego, sí les dan una cantidad impresionante y están siempre debilitándose por tantos medicamentos y sobre todo, por la depresión tan profunda que trae todo ser que llega enfermo a pedir ayuda.
Lo primero que les quiero decir es esto: ya estamos listos, como siempre les hemos dicho. Y ustedes van a decir: “sí Maestro, pero no nos sigas platicando, ya estamos listos y nos quedamos viendo el cielo y no vemos nada”. Si tuvieran ustedes, alguna cámara que pudiera grabar en otra dimensión verían la cantidad de naves que están sobre sus cabezas y el movimiento tan impactante que estamos realizando ya. Somos millones, más millones de los que hay de seres humanos los que estamos llegando a salvar este planeta. Nosotros también nos multiplicamos; nosotros quisiéramos ser todos para cada uno, de toda la humanidad, pero hay seres humanos que hasta da horror acercarse, en primer lugar, como huelen y en segundo lugar, porque vemos su espíritu totalmente contraído totalmente por la maldad, pero de todos modos, aquí estamos presentes. Por ello yo les digo, han meditado, han escuchado, se han preparado y han visto que ha habido personas que han tenido algún mensaje que dar, pero recuerden, no damos fechas porque ya vieron que el ser humano no sabe utilizar las fechas, confunde y sobre todas las cosas, mejor que sea sorpresivo.

Pero de que están ustedes protegidos por todos lados, eso es definitivo. No les pueden hacer ningún daño; nosotros les ponemos una cúpula y con una fuerza impactante para que nadie les pueda hacer daño. Así que ni se alteren con otras personas, porque esa energía negativa que despide un ser humano que está ofendiendo, también se va a rebotar, a menos que ustedes se enojen y le abran la puerta, pero si ustedes no se enojan, y lo observan, y le contestan con tranquilidad, o simplemente, pues si es una persona que no escucha absolutamente nada, buscar un pretexto para retirarse de ahí, pero en alguna forma, aunque sea para ir al baño, pero se pueden retirar. Y quiero que estén conscientes de que tienen que estar dejando el mensaje en todos lados y tienen que estar hablando con la gente, es imprescindible que tengan que saber lo que se les dijo, el porqué del “respeto a la vida”. Así que, yo soy un Maestro que he dedicado todo mi tiempo a trabajar, nosotros como les hemos dicho, normalmente no descansamos, todos nuestros tiempos libres pues no los tenemos porque todo el tiempo estamos en algo que tengamos que realizar, y además, estamos examinando a cada ser humano profundamente para ver si encontramos esa parte de “razonamiento” que todavía les podemos sacar.

Ya llegó el momento y entonces les digo, ¿cuántos humanos creen que en éste momento se quedarían para un Nuevo Amanecer? Pues serían pocos en comparación a la humanidad, porque en todos los países hay gente que respeta la vida, pero son muy pocos. Ya ahorita, todos se volvieron carnívoros; a todos les gusta presumir de que es lícito matar para comer, y además, pues ya piensan que Dios los ha olvidado porque están enfermos. Yo creo que él único que no olvida a sus hijos es el Padre. Por ello, como siempre les hemos dicho, “tranquilos”. Cuando nosotros dijimos “el 21 de diciembre empieza una Nueva Era”; eso era todo. No nos hemos arrepentido de haberles mencionado eso porque nos sirvió mucho de prueba, una prueba contundente para todos aquellos que decían que ya se había cumplido el tiempo, y que ya se iban al paraíso, y que ya nada más habían dejado de comer carne; lo de las emociones, pues ya las arreglarían cuando pasaran. Pero lo más triste, fue verlos volver a comerse a los animales, así que no nos arrepentimos de no haberles dicho: ustedes no escuchen. Lo que sí dijimos un poco antes y eso lo pueden revisar en los mensajes: no hay fin del mundo definitivamente, ni hay 3 días de oscuridad. Si esos 3dias de oscuridad se cumplieran imagínense el caos que existiría en todo el planeta, que se cortara totalmente la luz y que no hubiera luz por ningún lado, no, no, no, sería desastroso totalmente porque entonces sí saldrían todos aquellos que están como poseídos o están poseídos, a hacer más daño del que se ha hecho ya hasta ahorita. Pero sí vienen muchos cataclismos, los hemos tratado de minimizar, va a haber todavía más tornados, va a haber más temblores, y va a haber más terremotos y la culpa la tiene el hombre, como dejó el planeta totalmente destruido, pero no queremos que exista tanta mortandad y sobre todas las cosas, ya nos tienen que dejar el espacio que necesitamos para poder reconstruir el planeta.

A prepararse muy bien, a seguir estudiando y a no pensar que no pueden controlar sus emociones. Por favor, hagan todo el intento por mantenerse en paz, que si es difícil trabajar con la gente que ésta siempre airada… pues hagan de cuenta que se pusieron tapón en los oídos, o a ver cómo le hacen, pero nada más véanlos hablar como si fuera una película y está hablando, hablando y si se ponen a pelear con una pantalla pues entonces se verían ustedes muy ridículos, ¿no? Exactamente se ven igual de ridículos si se pelean con alguien que está diciendo cosas que no deberían de haber dicho nunca y que de muestran el dolor que llevan dentro. Entonces vamos a seguir meditando, sigan adquiriendo sus mensajes, sigan haciendo algo grande para estarse preparando que nosotros sentimos que todos ustedes son para nosotros el tesoro más grande haberlos encontrado, que nos hayan correspondido, que estén estudiando como debe de estudiar un buen alumno para que pueda ser un buen Maestro en este tiempo difícil que ésta empezando. Manténganse... vuelvo a repetir, siempre tranquilos y vamos a escuchar un mensaje que les hemos preparado.

Mensaje después de la meditación:

Espero que se den cuenta escuchando esta meditación, que no es difícil dejar el cuerpo, solamente les pedimos: “vuelvan a ser niños”, pero no un niño maltratado, no un niño que se está escondiéndose, no. El niño que puede soñar porque también hemos visto, hay niños que no son muy felices pero les gusta refugiarse en sus sueños y entonces en ese momento es cuando son felices pero recuerden que cuando nuestro Maestro dijo: “dejar que los niños vengan a mí”, es porque él hablaba que sacáramos a ese niño todos. Hay algo muy importante que tienen que entender: la mente tiene poder, con la mente el Padre creó el universo, su mente poderosísima y una partícula de él nos la puso a cada uno de nosotros en la mente. Entonces, si él, nomás imaginándose todo lo que representaba lo que él quería hacer, él empezó a poner los mundos y él se imaginaba las cosas maravillosas que podía crear y como un niño que le dan creatividad, iba poniendo todas las flores y los insectos y el equilibrio, pero en su mente, lo materializaba, lo convertía en una realidad. Bueno, ustedes van a decir: -sí, pero era Dios, el todo poderoso. Pero Él todo poderoso, nos dio a cada uno una partícula de él, ¿por qué se les olvidó utilizarla?, ¿por qué se les olvidó amar?
Todo lo que queremos, es eso ya, el tiempo de dolor en ésta tierra se acabó, ya no vamos a permitir que siga el mal adueñándose en ésta forma terrorífica de esta humanidad. Están llorando su derrota, ya no saben por dónde van a empezar, ya no saben en qué forma se van a liberar del problema económico, de… sobre todo también, de las enfermedades. Están ya los seres humanos aterrorizados con lo que han creado, por haber aceptado al ser de muerte que le gusta crear esas escenas, y lo ha logrado hacer que el hombre creara casi iba a crear un infierno en esta tierra, pero que bonitos se ven los rastros, son infiernos.
Entonces en las casas se están medio matando unos y otros, son infiernos. Entonces, eso es lo que nosotros les queremos enseñar: “hacer conciencia de que son hijos del Padre y que ese Padre en todo momento sigue al lado de sus hijos escuchándolos”. Habla con tanta ternura, imagínense, puede hablarle a todo el universo. Qué tan grande es él; es una voz que no se pueden imaginar, pongan un poquito de imaginación, el extiende sus rayos llega a todos los lugares donde creó la vida, escucha a todos sus hijos y en cada uno de ellos pone más amor y les habla, pero se les olvidó escucharlo y el Padre espera que sientan que él está con sus hijos. No se olviden de escucharlo, hay gente que ya se siente, “pero yo ya logré hablar con Dios”, no, no, no, es una cosa más sencilla, más tranquila, más hermosa, más suave que todos ustedes pueden tener si así lo ven y así lo sienten. Y no se preocupen que este desastre de mundo ya se va arreglar; para eso tenemos poder y tenemos el poder para recuperarlo. Tenemos poderes para quitarles la maraña de terrores que llevan en su mente y que no quieren entender que lo único que tiene que hacer: es amar, escucharnos y confiar en nosotros. Que si estamos aquí por millones es para reconstruir este planeta, para dárselos a los habitantes de esta tierra, pero creo que al paso que vamos nos vamos a quedar con poquitos, así que hay que apurarnos y hay que trabajar mucho para que sean muchos los que puedan disfrutar de todo lo que nosotros les queremos entregar y el Padre se sienta orgulloso de nuestra labor.

Así que prepárense muy bien y a trabajar. Por lo pronto, hagan un sueño maravilloso como el que ahorita les describió mi hermano A-Viatar y van a ver que es fácil dejar el cuerpo y salir. Ni cuenta se van a dar ustedes, van a creer que soñaron o van a creer que sucedió fantasía y lo están logrando, y después se van a dar cuenta que sí pueden lograrlo. Así que, a trabajar que de todos modos ya es muy corto el tiempo para dejar que el mal siga dominando ésta tierra, y siga adueñándose de la mente de los hombres, y siga causando el terror que ha causado a esta humanidad que ya no sabe cuándo va a haber un poco de paz que no encuentra. Recuerden, estamos aquí para darles la felicidad y nosotros tenemos el poder para que todos lo tengan.

Maestro Alaniso.

 Mensaje recibido por Sara A. Otero Platas a través de Telepatía Extrasensorial. 19 de Julio 2013.

Para informarse de la meditación dictada de este día, tendrán que adquirir la meditación en Tepoztlán Morelos en www.guardianesdeluniverso.com

Transcripción: Equipo Ahena.


No hay comentarios:

Publicar un comentario