lunes, 6 de mayo de 2013

Mensaje antes de la meditación del día 27 de Abril 2013.


Quiero pedirles algo, ustedes que llegan siempre con la esperanza de que tengamos algo nuevo, algo diferente, ya sé que repetimos mucho ciertos acontecimientos, pero recuerden que en cada uno de los mensajes, hay algo que tienen que saber identificar. Nosotros estamos listos para lo más grande, va a ser tal el movimiento que vamos a hacer que ustedes ahora mejor descansen. No saben lo que es trabajar para nosotros, trabajar pero en serio, no van a tener casi descanso, van a dormir un rato. Pero van a poder trabajar como nosotros, queremos sobre todas las cosas, dando nuestro mensaje a todos aquellos seres que van a hacer  mil y una preguntas. Tal vez entre en pánico la humanidad, porque naturalmente hay mala información  sobre si son buenos o son malos. Además la gente dice que vienen buenos y malos, no sé dónde sacaron eso. Bueno, lo sacan de sus películas naturalmente, de que si en la tierra hay tanta maldad, pues entonces tiene que haber maldad en todos los planetas y tiene que haber maldad en todo el universo. Sí la hay pero son los seres que no tienen materia.

 

Como les hemos dicho antes, afortunadamente el Padre no le dio materia, se ha quedado como energía en el momento en el que se le reveló y se separó del Padre, el Padre ya no le dio materia, lo dejo como energía únicamente. Era un ser que pudo haber tenido toda la belleza y el poder que naturalmente tiene alguien que ustedes tanto aman, que es nuestro Maestro Jesús. Tristemente, exactamente lo que él hace que piense el ser humano, que son felices se supone teniendo poder. ¿Qué fue lo que le sucedió? La envidia: como el Padre podía crear todo aquello, él también quería su propio universo o simplemente que si le había dado un cargo tan importante, entonces él podía ser el que controlara a los hijos del Padre. Como el Padre no le permitió algo así, este ser fue que logró ser lo terrible que hay en el universo. Hay una guerra total en todo lo que representa el universo. ¿Por qué el Padre no lo frena? Porque el Padre no destruye y por ello tiene un ejército de poder que somos nosotros. Yo quiero que ustedes se imaginen, en cuanto el mal empiece hacer de las suyas con los humanos se vean las naves, se va a empezar a decir que son los malvados, sí, porque naturalmente que manipula a mucha gente de poder, a los ejércitos y sobre todas las cosas, está dispuesto a luchar hasta el final con tal de quedarse con los humanos de esta tierra. Ya sabe que con el planeta no se va a quedar, pero naturalmente dice: por lo menos ver si lo puede dejar destruido y llevarse a la humanidad.

Se burla de nosotros y se burla porque dice que nosotros no destruimos, entonces somos débiles porque no matamos y eso para él es una debilidad y nosotros sabemos en qué forma utilizamos nuestro poder. Por ello cuando ustedes están esperando ver, ¿qué es ver? Usar el tercer ojo. ¿Qué es el tercer ojo? El ojo de la mente, que puede ver muchas cosas que en este momento el hombre no ve porque lo tiene bloqueado. Pero ver una guerra total como se está desatando en este momento, que es preciosamente el ataque que está realizando los seres de la oscuridad, adueñándose de la humanidad. Tienen demasiados seres ya adeptos para ellos, que ellos ya sienten que tienen tanto poder que van a poder vencernos. ¿Por dónde nos van a vencer? Diciendo que nosotros como no destruimos, vamos a tener que aguantar que ellos tengan bajo su posesión a tantos seres humanos.

 

Por ello nuestro plan es muy grande y perfecto, pero si nosotros les empezamos a decir a todos: que día, a qué hora, cómo, cuándo, por qué; pues todos empiezan a hablar y a decir y a anunciar… y recuerden que entonces también el mal se entera de todos nuestros proyectos. Que tristemente pues es trabajando para quedarse con esta humanidad. El hombre ha caído en sus redes porque ahora solamente vive para el poder y el dominio de sus semejantes. Antes, bueno, que había un país y que un rey que se quería ir adueñando de las aldeas de alrededor, pero con el progreso, ahora ya piensan como quedarse con toda la humanidad. El mismo hombre quiere ser soberano de una humanidad que ha perdido su fuerza y que esta triste, muy triste y muy preocupado, pero nosotros sabemos que quienes nos escuchan, tienen pruebas de que nosotros les cuidamos. No les puede hacer el más mínimo daño, ahí no puede intervenir este ser de muerte, porque nos han escuchado sobre todo lo que es “el respeto a la vida.” Las personas que se han curado, pues muchas siguen adelante, otros volvieron a comer carne, volvieron a abrir canales, lo triste es que algunos que son varios volvieron a enfermar, ¿por qué? Porque creyeron que era una exageración nuestra, pedirles que no consumieran muerte.

 

Entonces, toda nuestra labor ha sido pues a veces muy triste y muy infructuosa, pero si sabemos quiénes, a pesar de su enojo y a pesar de  que están molestos porque no les hemos abierto las puertas del cielo, se dan cuenta que realmente nuestro mensaje es auténtico; siguen respetando la vida y eso sí se los tomamos en cuenta.

Sigue llegando gente que nosotros llamamos, siguen llegando personas que realmente pueden amar y que nosotros sabemos que van a ser parte de lo que representa esta misión. Pero el tiempo sí se cumplió. Cómo le vamos a hacer… milagros, solamente aquellos que tengan fe, aunque no nos vean, aunque no estén aquí, aunque no se les esté pasando la energía directamente, siempre y cuando entiendan el mensaje y tengan fe, en ese momento nosotros podemos ayudarlos para que puedan recibir la cura en sus cuerpos. Se va a extender este mensaje. ¿Cómo le vamos a hacer para que se escuche todo lo que nosotros estamos diciendo? Ahí es donde nosotros sabemos cómo vamos a hacer para llegar a todo ser humano. Afortunadamente este sistema que tienen de Internet, está ayudando porque está en todo el mundo. No a todo el mundo le interesa, no todo el mundo cree, pero sí son bastantes los que ya están percibiendo que realmente hay un mensaje de esperanza. Pero por medio de este tipo de sistema y los medios de comunicación, cuando empiecen a brincar de susto o de alegría o de lo que quieran, de que ya se van a ver las naves, es la forma en la que nosotros hemos planeado, vamos a poder extender el mensaje. Por ello les digo, descansen porque van a trabajar y van a trabajar bastante. Pero yo sé que ustedes quieren trabajar, yo sé que cuento con todos aquellos que nos han escuchado y sé que cuando vean las naves en el cielo van a regresar todos aquellos que están por el momento enojados, molestos, desilusionados, esperando de todos modos que algo suceda. Por ello nosotros sabemos, que sí hemos elegido bien a la gente que ha venido. Yo solamente les pido: ustedes adelante. Recuerden, hay quienes no son de por estos rumbos, están un poquito lejos, pues lógicamente van a llevar el mensaje a aquellos lugares y van a seguir adelante, pero tienen que estar conscientes de que si se les ha llamado para que estén aquí, es porque queremos darles una energía muy especial para que puedan transmitir el mensaje. Por ello les digo: manténganse tranquilos, que en todo momento nosotros queremos ayudar a todo ser humano a pensar. Hay personas, muy pocas, que piden los mensajes también, que es en el vecino país del Norte y se dan cuenta que es bueno escuchar el mensaje, porque hemos visto que los que vienen, como que si ya lo oyeron ya no necesitan escuchar más. Pero para personas que compran los mensajes deben de saber que tienen que escuchar también que es lo que nosotros estamos diciendo y pues por el momento vamos a decirles a ustedes, discúlpenos que no les damos lo que están esperando porque yo sé que vienen con la esperanza de recibir algo muy especial. La energía definitivamente es muy fuerte y siendo poquitos como están ahorita, más fuerte les va a tocar, pero ándense con mucha fe, sientan con toda claridad nuestra energía y la fuerza que nosotros les damos para que sus cuerpos se inunden de luz y aquel que tenga cualquier cosa que no sea precisamente que tenga totalmente la salud y que vienen precisamente para buscar la cura, piensen que están recibiendo toda la energía para poder recibir esa fuerza. Yo soy un Maestro que siempre he estado con ustedes y que tengo una enorme responsabilidad; ayudar al hombre a pensar, lo más difícil; trabajar mucho para que el hombre pueda escuchar, lo hemos logrado gracias a que hubo fe y constancia y se pudo preparar el mensaje. Pero para difundirlo entonces sí necesitamos hacer algo más impactante. Por ello les digo, ustedes manténganse alertas a todo lo que está sucediendo y piensen que en todo momento estamos a su lado; somos sus guardianes, somos sus protectores, somos quienes podemos darles todo lo que piden, ayúdenos nada más con su paz interior y su meditación profunda sabiendo que nada les puede pasar porque nosotros les protegemos de todo mal. Prepárense muy bien y sigan estudiando porque realmente si se dan cuenta, en cada mensaje hay algo diferente. Hay que escucharlos, hay que trabajar con ellos, son nuestros alumnos y pasen la voz a los que no hayan podido venir, por eso damos un mensaje y les decimos que el que no puede venir tienen que adquirir el mensaje también, ya los que lo oyeron estoy de acuerdo, ya lo oyeron, pero los que faltan porque tuvieron algún problema, pues tienen que acercarse más a escuchar el mensaje que este Maestro con tanto amor les da.

 

Mensaje después de la meditación.

 

Espero que se hayan dado cuenta que ponemos las cosas como cuando un niño... están párvulos, les empiezan a enseñar a contar, hacer sus dibujos, a comprender. Todo esto que ahora van a vivir es muy profundo, tal vez demasiado complicado. Pero si les quiero decir que nosotros tenemos mucho poder. Si en los otros mundos tienen una tecnología tan avanzada, que pueden lograr hacer lo que se hizo por ejemplo en Rusia, que también fueron parte de mis hermanos y que nosotros tenemos una tecnología superior todavía, entonces todo lo podemos hacer en tan corto tiempo que se van a sorprender. Pero nuestro dolor es muy grande cuando escuchamos a los seres humanos, cuando vemos que esto de “pensar” creo que les cuesta mucho trabajo. Cuando no es gente buena, que no mata, que no roba, pero que comerse a un animal es el deleite de su vida, porque gente a la que se le ha avisado, a la que le han dicho ustedes y se han molestado: cómo se atreven a decirles que no pueden comer lo que es el manjar de la vida, cómo se atreven a decirle a un médico que no se debe de consumir muerte. Todo esto que está sucediendo en la tierra nos tiene muy tristes y muy consternados, porque no quisiéramos que se quedaran muy pocos para poder ver el “Nuevo Amanecer” y que naturalmente los acompañarían de otros mundos porque este planeta se convierte en un paraíso y se va a convivir con seres de otros planetas, se puede aumentar naturalmente la población, muchos de los que están ya preparándose, que han partido y que verdaderamente estudiaron, que era gente buena, nada más tenían ese defecto, estarse comiendo a los muertos. Pero gente buena que ha captado perfectamente bien nuestro mensaje, se les ha dado la oportunidad de evolucionar y lo han logrado, porque aunque no lo crean también muchos pasan a otra dimensión y siguen todavía un poquito necios y entonces les decimos: tristemente no van a poder ver lo que nosotros les queremos dar. Por ello es que yo les digo, no es fácil la misión y ustedes no se deben angustiar. Pero por ello es que nosotros nos causó tanta tristeza la reacción de todos, cuando no quisieron escuchar, ni analizar, que no podían irse antes de que pudiéramos hacer un esfuerzo muy grande para poder recuperar por lo menos, aunque sea una cuarta parte de la humanidad, ya nos sentiríamos contentos, pero la idea es que sea la mitad por lo menos, pero sí lo vemos muy difícil y ustedes se han dado cuenta, ustedes han intentado hablar con otras personas buenas, que no matan, que no roban, pero que siguen necios de que es “licito matar para comer.” ¿Cómo los vamos a convencer? Pues sí vamos a impactar, sí vamos a poner las naves, sí vamos a hacer que tengan un poquito de miedo a que somos reales y que viene el cambio, van a hacer muchas preguntas y vamos a lograrlo. Pero imagínense, cómo se van a poner las grandes industrias que manejan la carne, las grandes industrias que manejan el alcohol, las grandes industrias que manejan también muchas otras cosas que no son precisamente las buenas… está la tierra muy contaminada. Así que no va a ser fácil por eso es que les dije: van a trabajar mucho, pero no crean que los vamos a poner de predicadores y les vayan a aventar de pedradas, no se preocupen. Sabemos cómo lo van a hacer, pero sabemos que nos van a poder ayudar porque estamos conscientes de que quienes nos escuchan y continúan hacia delante, son personas que realmente están aprendiendo a pensar. Nos sentimos muy agradecidos con ustedes por seguir adelante dentro de esta misión.

 

Maestro Alaniso


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario