sábado, 25 de mayo de 2013

Mensaje antes de la meditación del día 17 de Mayo 2013.

 
Dentro de todo lo que está sucediendo, díganme algo: ¿se dan cuenta que sí hay cambios en el planeta? ¿Se dan cuenta que nuestra labor es muy ardua? ¿Se han fijado que si no estuviéramos aquí esta humanidad no sobreviviría? Hemos detenido demasiados cataclismos, hemos logrado frenar por ejemplo: lo que es “las explosiones volcánicas”, pero no podemos detener todos los cataclismos que están por llegar. ¿Por qué? Porque el planeta está totalmente estrellado, no hay un solo lugar donde exista un suelo firme y naturalmente tenemos nosotros que estar pendientes de todos aquellos seres que nosotros vamos a ayudar. Nuestro trabajo es más arduo de lo que se imaginan. Sí estamos tratando de reparar algunos lugares, estamos tratamos de ver que no existan tantos terremotos “tan fuertes” como ustedes dirían, porque gracias a que el hombre hace sus pruebas nucleares para mostrar su poder, ha logrado que se desestabilice totalmente todo el planeta, y gracias a que han hecho tanto dinero con el petróleo, han dejado vacío el planeta de algo tan importante como era el amortiguador de la tierra, y gracias a que el hombre es tan inteligente que ha deforestado el planeta, porque por ejemplo: el vecino país del norte toda las casas son de madera, ¿saben la cantidad de árboles que han talado y que han dejado ya sin pulmón el planeta?
 
Entonces díganme  una cosa, si no estuviéramos aquí ¿qué pasaría? Pero eso sí les digo, estén tranquilos, a todos los que hemos llamado los estamos cuidando; los que han renunciado, también, de todos modos estamos con ellos. ¿Por qué? Porque se les llamó; cualidades que ni ellos mismos conocen, y sé que van a querer regresar en el momento en el que se vea el gran espectáculo que vamos a dar ya en este tiempo. Ya no es de decirles: un día de estos van a ver como se ve el cielo lleno de estrellas a la luz del día, esto es ya de un momento a otro. Estamos trabajando muchísimo más de lo que se imaginan, la vida está totalmente diezmada en este planeta, las enfermedades ya ahora sí no tienen freno, por ejemplo: el problema del cáncer, ya parece que se soltó una epidemia de catarro que ya les dio casi a todos, pero aquellos que nos escuchan, aquellos que entienden qué es el respeto a la vida y que se dan cuenta de que nosotros les estamos protegiendo no corren peligro de ese tipo de enfermedad terrible, pero que se ha extendido en una forma alarmarte. Tenemos que ayudar a muchas personas pero vamos a ver en qué forma ya podemos hacer algo que realmente haga que el hombre deje de decir: que no existimos o que si existimos, somos los seres malvados que vienen a esclavizar a esta pobre humanidad que nada más eso le faltaba, que vinieran del cosmos infinito a esclavizarlos. Eso sería terrible, naturalmente que eso no existe en los demás planetas, ni en ningún otro lugar del universo existe la esclavitud. La esclavitud existe aquí en la tierra y el hombre ha aceptado ser esclavo del mal, porque se ha dedicado a cometer todos los errores que el mal le ha dictado. Pero eso sí les digo, el tiempo se cumplió, se los hemos dicho mucho. No podemos esperar mucho tiempo, el planeta se ha inclinado, está tomando ya su posición y nosotros tenemos que llegar a todos los lugares para poder ver en qué forma podemos proteger, sobre todo a los niños. Los niños son de suma importancia para nosotros, recuerden que son las nuevas generaciones y los adultos, pues tenemos que analizarlos perfectamente bien, pero no quisiéramos perder a tantos seres humanos como sería lo que ahora les pasaría en este momento. Pero sí les digo: ustedes tranquilos, estamos con ustedes, nada les va a pasar. Qué la economía está cada día peor; si no estuviéramos también se pondría en un desastre porque el plan de los poderosos es: hacer que revienten todos los seres humanos para poderlos esclavizar. Recuerden que la esclavitud es no solamente que le pongan cadenas a las personas y las pongan a trabajar a latigazos; la esclavitud es también que tengan tanta necesidad los poderosos que por cualquier cosa quieran trabajar, que se sometan a su voluntad, eso no se va a dar en la tierra. Yo creo que ya es tiempo de que todos ustedes se den cuenta de que nosotros no hemos mentido nunca, que el famoso 21 de diciembre, bueno, se inició la “Nueva Era”. Exactamente en esos días fue cuando terminó el tiempo en el que tenía que dar vuelta el planeta dentro de lo que representa todo lo que son los signos zodiacales y al terminar ese tiempo empieza otro tiempo y ya este tiempo se está marcando, pero como desgraciadamente el planeta esta tan destruido entonces van a pasar cosas muy fuertes, pero solo así entiende el hombre. Yo creo que se han dado cuenta, si hay un cataclismo entonces se reúnen para ayudar, si no lo hay, se dedican a declararse en guerra. Imagínense ya un cataclismo en un momento determinado, hasta los narcotraficantes van a salir en ayuda de alguien porque se van a asustar, todo lo que es la maldad se va a sacudir, tenemos que sacudirla. Por ello yo les digo, que este año es crucial y que antes de lo que se imaginen ya verán este planeta convertido en un paraíso como les hemos prometido. Pero yo todo lo que les puedo decir es: gracias, que tengan tanta fe y que sigan adelante y sobre todas las cosas, estudiando nuestro mensaje que seguirán hasta que llegue el momento en el que todo quede listo para poder iniciar un tiempo nuevo dentro de lo que representa esta “Nueva Era” que está iniciando.
 
Así que, meditemos con mucho amor, dedicándole al Padre con todo nuestro amor todo lo que son, porque el Padre sigue pendiente de todo lo que sucede en esta tierra y está confiando en que nosotros vamos a rescatar al planeta y este planeta no reventará. El Padre es tan solo amor, es tan solo vida y su energía siempre está llegando a todos los seres que él ha creado y con mucho amor les está dando su luz.
 
Mensaje después de la meditación:
 
¿Ustedes creen que es muy difícil limpiar su mente de todo lo que tienen dentro de sus pensamientos? ¿Limpiarla? Pues sí, dentro de este mundo yo creo que sí debe de ser un poquito complicado, porque salen ustedes a la calle o a donde tengan que trabajar, a oír problemas; a escuchar el llanto de los demás; el enojo; los insultos de uno con otros; el enojo contra el gobierno; el enojo contra todo el tráfico que está muy pesado. Todo aquello con lo que ustedes salen, yo les entiendo perfectamente bien porque viajo con ustedes, hemos estado oyendo todo con ustedes y es terrible como está el mundo. Pero por favor, cuando vayan a salir traten de… pues unos minutos nada más de relajamiento, y digan: este día voy a comprender a todos mis hermanos que estén por ahí, este día no me van a hacer enojar, pero ahora sí no me voy a enojar, ¿cómo? Comprendiendo a los que me tratan de hacer enojar, no los voy a escuchar en la forma en la que quieren ser escuchados, sino voy a transformar esas palabras en lo que realmente sientan de sí mismos y en todo el problema que llevan dentro y no pueden sacar de sus mentes. Entonces, para poder entrar a esta jungla que han creado en la tierra, hay que relajarse bien y aprender a meterse en la jungla, no oír los rugidos de los leones, no oír los gritos desesperados de todos. Ahí, ustedes entren, nosotros los protegemos, les ponemos una cúpula y piensen mejor: aquí está... Bueno, espero que todos ustedes se sepan el nombre de su ángel porque vemos que los pacientes que vienen: “ah se me olvido, pero yo siempre le pido al Maestro Alaniso,” por eso es que dije: bueno pues si quieren que todos se llamen Alaniso, pues le ponemos a todos Alaniso para que todos se sientan que están acompañados por alguien  que no se les va a olvidar. Pero eso sí les digo: necesitamos que estén tranquilos, las cosas vienen muy, muy, muy fuertes, muy impactantes y no para ustedes; están protegidos. Viene un movimiento pues del cambio climatológico muy, muy desagradable para muchos lugares y ahí si no van a ocupar ni al Padre  ni a nosotros, el hombre causó todos esos problemas en la tierra. Vienen… sí vienen ciertos desastres que no van ustedes a vivir, vamos a procurar estar viendo en que forma rescatamos a mucha gente. Por ello, antes de que se vengan los cataclismos más fuertes, queremos que se escuche nuestro mensaje de una forma u otra. Por ello primero las naves. A ver, después van a decir: pues ahí están las naves, pues que compongan el planeta. No. Nosotros vamos arreglarlo sí; a eso venimos, a restaurarlo hasta lo más profundo de sus cimientos pero no venimos a cambiar su mente, no podemos quitarles sus pensamientos, son suyos, el Padre se los dio, el Padre les entregó algo muy valioso: una partícula divina de él que es con lo que piensan, con lo que aman, y tristemente como tienen la dualidad pues también de repente como que la usan en algo contrario. Pero como afortunadamente nosotros a las personas que hemos llamado son personas buenas; no hemos traído a un criminal o algún ser que esté totalmente clavado en la droga o cosas por el estilo o perturbado totalmente en la mente porque nada más causaría problemas, sino gente buena. Alégrense porque dentro de lo que representa este lugar tan difícil es como si estuviéramos metidos en un lodazal tremendo; recuerden que estamos seleccionando: que se cayó, así vinieron aquí, llovieron del cielo y cayeron unas piedras preciosas que estamos nosotros sacando, limpiando, puliendo para que brille con todo el resplandor que tienen que vivir. Entonces siéntanse orgullosos de ser gente maravillosamente buena; siéntanse orgullosos de poder decir: creo; siéntanse orgullosos de poder decir: escucho; y siéntanse orgullosos de decir: aprendo. Pero eso sí les digo, es tan corto el tiempo en esta tierra, pero tan brusco va a ser todo lo que es el cambio que prepárense, van a ver si no nos escuchan. Todos los que se han reído, todos los que se burlan porque no comen carne, todos los que están diciendo que: “ya ven: puras mentiras, no pasó nada el día 21, no se acabó el mundo y no se fueron al paraíso unos pocos,” no. Todos los que se han burlado van a escuchar porque a nosotros no nos molestó su reacción y los entendemos, lo único que les decimos es que este año es muy fuerte, muy, muy fuerte y prepárense; pero ustedes están en una burbuja de luz donde los protegemos a ustedes y a sus seres queridos. Así que tranquilos por favor que es un Padre el que les va agradecer toda la labor que realicen para que podamos nosotros tener un triunfo absoluto dentro de esta difícil misión que es la de enseñar al hombre a pensar.
Maestro Alaniso.
 
 

1 comentario:

titashernandez@hotmail.com dijo...

yo siempre estoy pendiente de los mensajes del maestro, me nutren el alma...

Publicar un comentario