lunes, 20 de mayo de 2013

Mensaje antes de la meditación del día 10 de Mayo 2013.

 
 Cuando ustedes se dicen: voy a celebrar el día de las madres, es porque están pensando en un día maravilloso, perfecto, fue cuando ustedes nacieron. ¿Por qué les digo que fue maravilloso y perfecto? Porque ustedes nacieron para una misión. A todos ustedes les conocemos desde antes de nacer, supimos cuando decidieron venir en este tiempo y hubo quien les eligió para cuidarles. Ahora ustedes saben muy bien que amar a su madre, pues yo creo que es lo más maravilloso que pueden tener, por lo menos agradecerle que les dio la oportunidad de existir en este momento que está muy difícil, pero que va a ser de grandeza.
 
Nosotros estamos listos para el gran movimiento, no me vayan a decir: así nos dicen siempre Maestro y nunca sucede nada. Las naves sí se están moviendo, observando todo el planeta; recuerden que nos movemos en otra dimensión pero ya es el momento y ustedes van a ser portadores de un mensaje maravillosamente perfecto, digan lo que digan se va a escuchar. ¿Por qué nosotros nos hemos esperado tanto? Porque tenía que ser en un tiempo preciso en el que tenía que suceder lo que tiene que ser y lo que va a pasar. En este momento que ha empezado la primavera, sorprendente pero según las fechas del ser humano se supone que empezó en Marzo, pero si ustedes ven las plantas están reconociendo la primavera en este momento, ¿por qué sucede esto? Porque el planeta se está inclinando, se está inclinando hacia el polo que tiene que estar y tiene que acomodarse para llegar en el momento maravilloso del gran cambio. Cuando pensaron que era el 21 de diciembre, recuerden que hay una lógica, nada tiene que ver el calendario gregoriano con el calendario de los Mayas que es el más perfecto porque nosotros se los enseñamos; no por presumir, pero creo que sabemos lo que son los tiempos en los que se tiene que manifestar todo lo que representa los cambios de la naturaleza. Para los Mayas la primavera empezaba en Marzo, eso era antes, ahora todo está movido, todo está cambiado; las aves se dan cuentan, los mismos insectos están también trabajando en una forma diferente, pero la Madre Tierra tiene que ser rescatada; vamos a decirle al Padre que este lugar que él creo con tanta belleza tiene que volver a ser el paraíso que un día creo y que naturalmente tienen que disfrutar quienes aprendan a respetar la vida. Los vemos a ustedes cansados de intentar hacer que otras personas piensen, cansados de decirles: no te comas a los muertos, o simplemente, no comas carne ya por salud. No, pero es más fácil vacunar contra el cáncer; qué terrible error están cometiendo; cómo van a inocular un virus que no saben de dónde surge y que naturalmente a los mismos niños o a los jovencitos les están dando de comer lo que alimenta el cáncer; por ello es que nosotros ahora ya estamos muy preocupados para poder acelerar nuestro mensaje y nuestra presencia. Ustedes dirán: nos cansamos de esperar Maestro, por favor pon las naves aquí arriba, que sea en esta zona, que sea en Tepoztlán, en Cuernavaca, que sea en todos los lugares donde se pueda ver la presencia de quienes vienen en nuestra ayuda. Recuerden que naturalmente tienen ideas erróneas de lo que representan los extraterrestres, pero yo creo que aquel ser que piensa se da cuenta que es publicidad decir que hacen daño cuando nunca se ha visto una nave hacer daño absolutamente a nadie.
 
Lo primero que quiero decirles es: ¿quién es la Madre más grande del Universo? Ustedes la conocen; le han puesto varios nombres: aquí en México quiso llamarse “María Guadalupe”, aquí quiso ese nombre, quiso ser una imagen de los indígenas que necesitaban tanto la protección de alguien quien les vino a decir: “estoy con ustedes”. Ella plasmó su imagen en una forma tan hermosa y precisa que lo triste es que el mal ha dicho a otros seres humanos que naturalmente es: satánica, que los cuernos del mal y que no sé cuántas tonterías. Es lo que nos da dolor que el hombre no piense; tanto que hizo el Padre para que sus hijos tuvieran una partícula divina de él, y pudieran pensar, pensar, pero pensar con amor, no soltar pensamientos al aire sin sentido, no dejar que los confundan y sobre todas las cosas, se olvidan del origen divino que tiene todo ser: “la Madre.” Para nosotros nuestra Madre es lo más sagrado, nuestra compañera es lo más sagrado, porque ella es la que es portadora de vida que le da la oportunidad a otro ser de ser evolución, porque aunque no lo crean, no crean que seamos nosotros elitistas que solamente personas que parten o que tienen que hacer un cambio dentro de nuestra galaxia son los que tienen que nacer dentro de este lugar para ser parte de lo que representa la evolución, no. Nosotros tenemos abiertas las puertas a todas las almas que quieran empezar una nueva vida en este lugar maravilloso que nosotros hemos formado durante muchos, muchos siglos. Nosotros ya lo que llamamos los “Guardianes del Universo” naturalmente pues ya no estamos cambiando de traje porque no habría tiempo de volver a nacer, y volver a empezar, y volver a aprender, y volver a saber cómo nos iba a enseñar nuestra Madre a ser parte de lo que representa la vida, pero sí hay muchos, muchos seres que nacen dentro de nuestros mundos y que naturalmente tienen una Madre de las nuestras, esa es la evolución. ¿Cuántos llegan en cada tiempo? Pues aunque no lo crean sí son bastantes; los vemos llegar, escoger una Madre y pedir ser parte de lo que representa la vida en este lugar tan hermoso que nosotros tenemos, ¿cuántas madres hay en nuestros mundos? Imagínense la cantidad que es portadora de vida; por ello es que les digo que para nosotros la Madre es lo más sagrado, no concebimos como es que al hombre se le ocurre discriminar a la mujer; una religión que se supone que la tienen porque aman a nuestro Maestro Jesús y que muchas veces algunos dicen que la Gran Madre no tiene porqué ser venerada porque no era virgen, nada saben de lo que representan las grandes energías y están en una total y absoluta ignorancia en todo lo que representa la vida que el Padre creó.
 
 La Gran Madre surgió del Padre, ella es como nuestro Maestro, surgieron del Padre para ser parte del Universo, nuestro Maestro para ser Maestro, la Gran Madre para vigilar que exista la evolución en todo el Universo, así que nadie se imagina la grandeza que representa ella, alguien que todo lo que sabe dar es amor y que está presente en todos los lugares donde se le necesite. Todos tenemos el poder de la ubicuidad, pero más aún las grandes energías: nuestro Maestro, la Gran Madre. Cuando todo esto se escuche en otras religiones van a protestar, pero en todas las religiones pusieron sino era la Madre Tierra, si no es… pero siempre es un simbolismo de la Madre pero no con la grandeza con la que nosotros queremos presentarla. Ella tomó forma aquí en la tierra, ella tiene un rostro tan hermoso, tan, tan perfecto, ya les hemos dicho que naturalmente es la perfección de las facciones pues existe totalmente en nuestros mundos, pero no; lo de ella, es algo diferente, es algo grande, maravilloso; sus ojos, su mirada, la paz que transmite, cuando ella extiende sus brazos, cuando ella cubre todo aquel lugar que quiere proteger se ve cómo un manto de estrellas empieza a envolverlo todo y con todo su amor ella transmite vida. Que en este momento, en esta tierra, en este calendario dicen que por lo menos un día al año veneran su imagen, no todos. Vemos cada cosa en esta tierra que es impresionante, pero para nosotros es hermoso que se les ocurra amarla a Ella, darle el lugar que merece alguien que fue portadora de vida sobre todo que les dio la oportunidad de evolucionar.
 
Por ello nosotros esta noche queremos dedicarnos: efectivamente vienen a ver si la Gran Madre habla o si realmente nosotros hablamos de la Gran Madre, o qué es lo que se va a mostrar en este momento crucial para la humanidad. Ella está al pendiente de todos los seres humanos, los conoce a todos, como nuestro Padre nos conoce a todo; la Gran Madre que proviene de la gran energía que él es en todo momento la grandeza de la creación, viene de él, directamente de él, creada con todo el amor con el que él la creó para ser portadora de vida, portadora de todo lo que es la evolución. Por ello yo les digo: que hoy que vemos que están pensando que es un día increíble, darle amor a quien dio vida es maravilloso. Nuestro mensaje de hoy va hacer dedicado a esa luz, a esa luz impresionantemente grande que representa nuestra Gran Madre.
Yo tengo una Madre naturalmente, ya conocen el nombre de ella que es Adalaluz porque ella tan solo transmite vida y siempre está al pendiente de todos los niños; es alguien que nosotros vemos como alguien muy grande, no la conocen bien; hay quienes dicen que ponen ya un artículo en su Internet: “la Madre Adalaluz y el Padre Amoes”; no saben nada de ellos. Pero ellos están presentes en todo momento apoyándome en esta difícil misión que tengo que cumplir, me han dado fuerza, me han dado su apoyo y sobre todas las cosas me enseñaron mucho de lo que yo sé, pero naturalmente ellos también ya dejaron  de estar dejando el trajecito porque ya son parte de lo que representa la evolución y siempre me acompañan en todas las misiones a las que yo voy, o a las que vamos todos, y naturalmente que todos tenemos una Madre, y nuestras madres están con nosotros, y nuestros padres también. Ahora, muchas veces dicen que por qué nada más son Maestros; ¿dónde están ellas? Pues están a nuestro lado, pero elegimos una mujer que se transformara en nuestra voz en una forma especial, una voz de mujer que se transforme en nuestra voz, es la fusión de lo que representa la fuerza divina del amor de la Gran Madre y del Padre.
 
Este tiempo difícil, triste, doloroso para todos nosotros va a ser transformado en vida. La Madre tierra va a ser restaurada y el hombre va a poder sentir qué grande es saber que se pertenece también a algo que transmite vida. Que ahorita está más destruida que nunca, pero va a ser restaurada y amada intensamente por todos ustedes. Por ello vamos a hacer una meditación que los transporte, que los transporte a todo lo que representa la maravillosa esencia de la luz, que los transporte directamente hacia ese Padre que en un día increíble empezó a crear; Padre desconocido por el hombre que nosotros vamos a enseñarles a amarlo intensamente como él se lo merece y amar a las grandes energías que él creó.
Cuando nosotros conocimos al Padre fue tan impactante ver su luz que no podíamos creerlo, pero nosotros al llegar el momento en el que estábamos ya con él, después de varias veces de haber sido parte de lo que representa la evolución, de haber dejado el traje, de volver a nacer, llego el momento en el que elegimos a nuestra Madre para el tiempo decisivo en el que nos íbamos a transformar sin que en ese momento lo supiéramos, en los “Guardianes del Universo.” Así que esta noche se le dedique a Ella, la Gran Madre, la luz divina que el Padre creó para que todo ser que existe en el Universo pueda ser portador de vida. Ella, la Madre Divina que el Padre formó para que todo ser tuviera una Madre, una sola Madre, la más grande, la más maravillosa, la que hoy está aquí presente para poder decirles a ustedes que: ella se siente orgullosa de saber que van a ayudar a este hijo increíble que trajo a la tierra para que puedan ser portadores de un mensaje que con tanto amor se ha preparado. Gracias por estar con nosotros.
 
Mensaje después de la meditación.
 
 
Yo espero que se den cuenta que nosotros queríamos manifestarnos en esta ocasión con todo el amor que sentimos precisamente por la Gran Madre. Para nosotros nuestra Madre, lo vuelvo a repetir, es lo más sagrado; para nosotros el hecho de ver al ser humano despreciar a la mujer… ustedes saben bien que toda la historia de esta humanidad ha sido muy triste. En lugar de amar, aceptar, venerar a su compañera porque es portadora de vida como ellos son la fuerza llamémosla “la fuerza bruta” pues entonces es un complejo quererlas someter; pero naturalmente lleva dentro de sí una fuerza única y es la fuerza que transmite la Gran Madre. Nosotros somos seres que estamos siempre con todos ustedes y ahora se dan cuenta que sí naturalmente todos hemos llegado en parejas a cuidar a todo ser humano. Nosotros no somos de los que digan: “es el hombre nada más”. Nosotros tenemos nuestra compañera y nuestra compañera tiene el mismo poder que nosotros tenemos, pero, ¿por qué nosotros somos los que damos el mensaje? Porque adquirimos un compromiso impactante con el Padre que es hacer que el mal se retire de esta tierra, eso lo vamos a hacer nosotros, nosotros que tenemos tanta fuerza, tenemos que tomar al ser de oscuridad, enviarlo en esferas hacia sus dominios. No nos agrada mucho que nuestra compañera la mujer, la vida que nosotros tenemos a nuestro lado tenga que intervenir en tomar a estos seres y los metan dentro de las esferas; de eso nos encargamos nosotros porque es muy triste, muy triste ver estos seres oscuros que realmente algún día fueron humanos, olvidados de su origen divino, convertidos en bestias de la oscuridad y creyendo que con eso van a tener el poder que anhelaron en la tierra. Entonces quiero que ustedes se digan: no nos vamos a preocupar por nada.
Por favor, estamos con ustedes, les amamos intensamente, les protegemos día y noche, todo nuestro amor es para todos ustedes, los que fueron llamados y con amor nos han escuchado y sobre todas las cosas, nos sentimos muy orgullosos de quienes no han claudicado por un error que se cometió dentro de lo que representaba el mensaje, vuelvo a repetir, sí dijimos que para el 21 de diciembre fecha que tenía el hombre, iba a haber un gran cambio: que este planeta se convertiría en un paraíso. En eso estamos trabajando, en convertir el planeta en un paraíso pero nos lleva un poquito más de tiempo, muy poquito; no se preocupen. El pobre planeta ya no aguanta: imagínense a un planeta “la Madre Tierra” pues ya ni las muletas la sostienen; está en un estado lamentable, deplorable, agredida, golpeada, la han vaciado por dentro, han hecho todos los estragos posibles, la han contaminado, la han bañado en sangre. Realmente es una ofensa para lo que representa algo tan grande como es precisamente la Madre Tierra y nosotros tenemos la obligación de recuperar la vida en esta tierra y sé que vamos a contar con ustedes. Y no desesperen; vuelvo a repetir: los cuidamos, los protegemos, conocemos sus problemas, conocemos que todos… yo creo que aquí no tenemos ningún millonario que no tenga problemas económicos, todo se los vamos a arreglar, en todos sentidos los vamos a proteger. Pero lo más importante es la salud; tienen que tener salud, son nuestros representantes y no nos van a llegar diciendo, “pues no pude, no supe usar la energía de los Maestros,” así que son nuestros representantes y confiamos en ustedes para dar nuestro mensaje; ya estamos en el tiempo y que sea el Padre el que nos siga llenando de fuerza para que podamos quedarnos con la mayor cantidad de seres humanos que sea posible, para ver el nuevo amanecer que está muy pronto para llegar; sean ustedes firmes en su fe y prepárense que es un Padre que les va a agradecer lo que puedan hacer por sus hijos.
Maestro Alaniso.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario