lunes, 11 de marzo de 2013

Mensaje antes y después de la Meditación del 1 de Marzo 2013.

¿Que representa para ustedes el haber tenido un sueño? Y quiero advertirles esto, un sueño que va a ser realidad muy pronto. Si se dan cuenta, todavía pasaron muchas más cosas que tenían que conocer. Nosotros ya sabíamos cómo estaba todo lo que tenía que venir, por lo pronto se cumplió otra profecía, era muy importante porque si alguien es famoso en todo lo que representa este planeta es el vaticano, los representantes del Maestro Jesús y naturalmente no se habían dado cuenta que existía esa profecía: que “antes del final del tiempo habría 2 Papas”, sí porque mientras esté vivo uno, entrará el otro pero el otro existe, no murió, ósea no partió. Las cosas que suceden allá en el vaticano solo nosotros las conocemos, pero se cumplió la profecía, falta el Papa que tanto se ha dicho. Dicen que Papa negro, Juan 23 no habló de un Papa negro, hablo de un último Papa y de ahí terminaba todo lo que representa la iglesia.
Por eso yo quiero que ustedes se den cuenta que todavía faltaban muchas cosas, así como también, el planeta se está acomodando, yo creo que se imaginaban que para el día 21 todos amontonándose como acostumbran los que se forman en fila en un cine, todos iban a pasar; todos los planetas se iban a acomodar rápidamente y a salir volando a través del sol central de la galaxia, para eso hay tiempos y naturalmente no se puede decir que en un momento determinado se sepa cuándo le toca a cada uno, toda la galaxia, ¿saben cuántos millones de planetas tiene la galaxia?
Una galaxia cuando está en movimiento está en el universo, todo el universo está en movimiento. Los únicos que teníamos muy atrasados son aquí en la tierra y eso es algo que debería de pensar muy seriamente el hombre, ¿qué ha hecho por su planeta? ¿Qué le ha dado a su mundo, qué le ha ofrecido a sus propios hijos, a ellos mismos para si quiera pensar que podrían envejecer con dignidad? Todo es miedo, todo es agresión, todo es temor y todo es división porque todas las religiones están divididas, no solamente la que se supone que para nosotros (no se supone) pero para nosotros es la más grande la del Maestro Jesús, no nos gusta decir siempre así porque cuando oigan los mahometanos… los mahometanos piensan que ellos son lo más grande aun ellos no entienden bien su mensaje, lo tienen todo confundido, vean los budistas, ya son varias sectas porque a unas les convino comer carne y a otras no les convino comer carne, a unos les pareció bien tener mucho dinero, a otros no… eso de la pobreza extrema pues solamente cuando se fanatizan mucho y no saben qué hacer pero ningún Maestro pidió que estuvieran en la pobreza extrema.
Nuestro Maestro vivió en la tierra con la mayor sencillez pero no vamos a decir que en pobreza extrema, en absoluto le faltaba nada, ¿cómo vivía? Ni eso saben, no más saben que caminaba por el mundo, que iba predicando, que curaba a los enfermos, pero nadie sabe cómo vivía, si vivía de la ayuda, si vivía de lo que le daban las personas que lo seguían o si simplemente vivía de lo que nosotros le suministrábamos, eso es algo que no saben, nadie se imagina como vivía nuestro Maestro. Nuestro Maestro dio un ejemplo de sencillez, de amor y sobre todas las cosas de cordura. Que fue muy triste pensar que haya tenido que sufrir el sacrificio porque no venía a ser sacrificado eso se lo hemos dicho muchas veces pero en su nombre hemos visto los lujos más grandes, hemos visto el poderío. Ahorita lo que se llama el famoso vaticano, es un reinado, pero un verdadero reinado, todo ese lugar está lleno de soldados, de oro, muchísimo dinero que tiene ahí y muchas intrigas así como son los grandes palacios cuando intrigaban contra el rey, cuando intrigaban contra la reina, contra los que les tenían más envidia, elegían un rey después veían en que forma lo derrocaban o lo manipulaban, lo mismo ha pasado tristemente con quien nos representa, quien representa al Maestro Jesús.
Así que las cosas todavía vienen fuertes y muy fuertes. Ahora no nos van a negar que se han visto naves por todo el planeta se habla ya de las naves, todavía no hay lo suficiente para impactar en el sentido en el que tengan temor, que salgan corriendo, que se metan debajo de las camas para esconderse aunque sí ha sucedido que hay naves que han bajado y la gente corre despavorida a ver dónde se esconde porque ya llegaron los invasores. Así que todo eso tenía que suceder, se los dijimos tantas veces pero pensaron que no, que era suficiente con eso, “vámonos a disfrutar de vacaciones, a quitarnos todos los problemas y a no dar el mensaje”, ¿y nos quedamos con pocos? No se preocupen, les vamos a dar la fuerza para poder dar nuestro mensaje y ya surgirán muchos de los que se han curado, muchos otros que realmente han escuchado el mensaje de cada grupo que se formaban en meditación y que se redujeron enormemente. Los que quedan son los que entienden y son los que nosotros tenemos clasificados como los mejores soldados y sí vamos a dar una graduación impresionante a quienes realmente nos han demostrado que están con nosotros incondicionalmente, no por el interés de que les demos el lugar maravilloso de la puerta del paraíso, no con el interés de no volver a tener ni un solo problema, no con el interés de ya sentirse que realmente pueden llegar a tener el título de ángel si no porque aprendieron a entender que hay que trabajar para el Padre, se los hemos dicho una y mil veces diríamos como hablan ustedes, trabajar para el Padre, el Padre que les ama tanto y el Padre que no quiere perder a sus hijos, ahí es en donde nosotros tenemos que estar sufriendo porque el Padre ama hasta el más malvado, es su hijo, es lo maravilloso de él pero como nosotros estamos atados de manos, no podemos quitar el libre albedrío, no podemos imponer, ni impactar, no podemos hacer muchas cosas, pero por lo menos permiso de impactar sí nos dio, pero tuvimos que pedirle permiso. Él quería que los convenciéramos que esta humanidad recibiendo un mensaje muy bonito, iba a prender y que cuando vieran algunas curaciones iban a sentir el deseo de participar, igual que le paso tristemente a nuestro Maestro que por mucho que hizo curaciones y por mucho que dio un mensaje tan hermoso no lo recibieron como debería de haber sido recibido.
Así que vamos a poner en claro las cosas, el tiempo se cumplió, el planeta no resiste más el ataque del hombre y el mundo entero tiene que ser reconstruido así que a pensar con toda claridad en lo que les hemos enseñado, y a determinar en lo que les vamos ayudar para que hablen con sus parientes, creo que todos tienen parientes y amigos o conocidos que les caen bien, que no son gente mala pero que no ha querido escuchar el mensaje del respeto a la vida, les vamos a dar la oportunidad de que los convenzan pero sí les digo algo, el premio a quienes son fieles y constantes con nosotros es muy grande, más allá de lo que pudieran imaginar que se pudiera recibir en este momento en el que les vamos a dar su graduación.
Que representa para ustedes saber que para nosotros, estos Maestros buscadores de seres buenos, estos Maestros que llegaron de un lugar muy lejano, estos Maestros que se han propuesto encontrar lo mejor de la humanidad, estos Maestros les dicen a ustedes que nos sentimos orgullosos, sobre todo los que pasaron esta prueba final porque salieron corriendo enojados, por ahí andan diciendo hasta a otros que aquí se dijo que el fin del mundo, ahí si nadie puede decir que nosotros hayamos hablado de un fin del mundo pero eso no se los desmienten; pero lo triste es que están enojados, están contrariados: -los maestros nos fallaron, los maestros no nos dieron, nos hablaron de un paraíso, ¿dónde está el paraíso? vieran que hermoso va a quedar el planeta, pero de las ruinas en las que tienen este planeta nosotros levantaremos el paraíso y en muy corto tiempo, por eso les decimos: no midan su tiempo con nuestro tiempo. Pero ya se cumplió, ya son los 25 920 años, ya nada más estamos en el tiempo del acomodamiento, se está acomodando el planeta, se han fijado que los climas son totalmente imprevistos, ya no saben qué va a pasar el día de mañana, ya no saben dónde va a hacer mucho frio, donde va a hacer mucho calor, donde va a hacer viento, donde va hacer frio y luego calor y es que el planeta se está moviendo y además está muy lastimado, el desequilibrio es total.
Entonces quiero pedirles a todos los que ahora nos escuchan que por lo menos les digan a los que dicen que “un día de esos cuando suceda algo regresan”, que las cosas son muy serias, no venimos a jugar, venimos a enseñar y en la selección pues nos hemos quedado con pocos. Hay algunos que definitivamente les cuesta trabajo venir pero adquieren sus mensajes, preguntan, porque aquel que dice:  “yo estoy con los maestros” pero ni se ocupan ni si quiera en poner una meditación, eso no es estar con nosotros, nosotros queremos que aprendan, que estén realmente con nosotros y que podamos mostrarles ese maravilloso paraíso que tenemos aquí ya listo para que lo visiten en cuanto tenga el control absoluto de todas y cada una de sus emociones. Si vieran que no es difícil, piénsenlo bien, manténganse tranquilos, observen a la gente, ahora como les digo, habrá personas que como dicen: -tu porque te ríes si yo estoy enojado-. No se van a poner a reírse pero que los miren con tranquilidad, que los escuchen cuando estén furiosos, traten de darles unas palabras de aliento y si no se dejan pues entonces busquen un pretexto para separase de esa gente, pero que den el ejemplo de cordura. Sí se puede, no usen la palabra “no puedo” porque nosotros confiamos en ustedes que son nuestros representantes para que podamos nosotros decir que logramos el triunfo en esta misión tan difícil que es la de devolverle al Padre a estos a hijos que ama tanto, sus hijos, así como todos son padres dicen: “mis hijos por favor,” no olviden, él nos dice: “mis hijos recupérenlos, que no se vayan a la oscuridad”, ósea que no caigan en la mazmorra o que no caigan vamos a decirlo así “en el basurero” porque aquel lugar, no crean que nosotros entramos ahí, lo vemos de lejos, lo vemos con el poder de nuestra mente, es terrible. Ahora, sí hemos llegado a entrar muy poco cuando hay un alma por ahí que se ha logrado arrepentir pero ya estando ahí dentro es muy difícil hacerlos pensar pero todavía dice el Padre “Por qué no, algún día mis hijos se cansarán de vivir en la oscuridad, en el dolor, porque sus cuerpos les siguen doliendo, su espíritu no tiene salud, siguen siendo seres que están sufriendo, que están odiando y que están ambicionando el poder, pero un día, quien sabe cuándo será ese día porque tiene una eternidad el Padre para esperar como todos tenemos una eternidad para poder volver a ver al Padre contento de que realmente este universo pueda vivir en paz.
Así que prométanos que no van a tener otra recaidita porque estamos con mucha prisa, con muchos deseos de ya poder darles el trabajo que les hemos prometido con el que van a cumplir, recuerden que los que no adquieren los mensajes que los oigan porque la meditación y el mensaje van unidos, para los que tienen interés y que por alguna razón realmente no puedan venir y que sí desean escuchar todo lo que nosotros les estamos diciendo.
Les voy agradecer que estén aquí con nosotros y piensen que ya viene el momento muy grande para todo aquel que este con nosotros y nos escucha.
Maestro Alaniso.
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario