martes, 5 de marzo de 2013

Mensaje antes y después de la Meditación del 23 de febrero 2013.

 
Cuando un ser humano se pregunta para qué nací, creo que es muy importante que se acuerden que todo ser que fue creado, fue creado con un propósito muy grande. Para el Padre, todos sus hijos son importantes, nunca se ha olvidado de uno solo de ellos, naturalmente que nos creó a todos como evolución y nos dio a todos la oportunidad de ser lo mejor que podamos ser para poder disfrutar de todas las maravillas que él creó. Eso es algo que nosotros hemos aprendido en una forma tan increíble que nos sentimos orgullosos de haber aprendido a amar, porque ello es que nosotros en este tiempo estamos preocupados por una humanidad que no piensa, que no ama, que no cree, que no busca, sobre toda las cosas que se fanatiza con las religiones. Por ello es que nosotros queremos que quienes nos escuchen estén conscientes de la grandeza que representa haber nacido. Haber nacido, para ser parte de la creación; haber nacido, para poderse soñar cada día en algo nuevo y diferente. Yo sé que aquí en la tierra muchos sueños se truncan con tantas cosas desagradables que están sucediendo pero no olviden que aquí estamos y no olviden que vamos a acabar con la maldad, y no olviden que nosotros estamos dispuestos hacer lo que sea para poder limpiar esta tierra de todo mal y poder ser nosotros triunfadores en esta difícil misión.
Los vemos a veces tan entusiasmados, pero todo el mundo tiene prisa, quiere que todo sea ya, recuerden que es una preparación, recuerden que es una escuela y que quienes la han aprovechado y naturalmente que él que tienen las mejores calificaciones les vamos a dar una sorpresa muy pronto. Cuando hablo de muy pronto, no hablo de años, así que no se preocupen, hablo de un muy, muy corto tiempo. Este año tiene que ser decisivo porque además ya entramos a la nueva Era y nosotros tenemos que cumplirle al Padre ya que el planeta nos va ganando cuando se vaya alineando nosotros tenemos que haber limpiado ya esta tierra. Difícil misión, difícil es porque el hombre está aferrado a sus malos hábitos y aferrado a que es el ser inteligente del universo del Padre cuando no pueden ni si quiera encontrar la paz interior que necesita un ser para ser feliz. Por ello yo les digo, quienes tienen constancia, aprende; el mejor alumno en una escuela por ejemplo, pues no se aprende todo lo que va aprender en una carrera en un día, ni se aprende todo lo que tiene que saber en un mes, normalmente se lleva más tiempo como el que están llevando todos ustedes, pero realmente quienes son fieles y firmes ante todo con lo que nosotros damos van a recibir la recompensa. Hoy estamos aquí, como siempre los 9 maestros, como siempre nuestro Maestro Jesús, como siempre la luz de la Gran Madre y sobre todas las cosas, lo más grande que existe en el universo que es el Padre preocupado por estos hijos que ama tanto y lo han olvidado.
Así que vamos a seguir trabajando pero yo sé que se preguntan: “ay ¿para cuándo?, se nos hace tan largo”, no les falta mucho, realmente van muy avanzados, escuchan con sumo cuidado lo que enseñamos, procuran cumplir, yo sé que lo más difícil son las emociones pero lo hacen con un deseo de que ya no caigan en los errores en los que ha caído el ser humano: no sentir rencor, no criticar; creo que es algo que nosotros les hemos dicho mucho, nadie tiene derecho a hacer un juicio de su propio hermano, sino de comprender y si no lo entienden entonces que se callen la boca porque realmente se cometen las peores injusticias haciendo sus propios juicios.
Por ello yo les digo, el tiempo se cumplió, ya no queda tiempo para estar pensando en que vamos a empezar, ya son 10 años grabando, ya se llevan mensajes que puedan entender, como maestros somos reiterativos en algunos temas porque naturalmente cuando entra algún nuevo alumno pues empieza a oír y tiene que oír cosas que desde un principio dijimos, no les da tiempo de oír toda la cantidad de mensajes que hemos grabado, pero vemos que con mucho entusiasmo escuchan lo que se ha puesto en Internet, lo van captando, naturalmente si ustedes se dan cuenta es muy bueno tener sus propios mensajes porque cada mensaje lleva varios mensajes en sí y cada uno transmite también una fuerza muy especial para quien medita con ellos, tienen vibración. Cada mensaje tiene algo muy especial para que puedan sentir nuestra presencia. Cuando nosotros decimos: ya les vamos a dar videncia quiero que estén conscientes de que va a ser un momento increíble para cada uno cuando empiecen a ver a sus Ángeles, no vamos a dejarles ver más porque realmente quedarían desilusionados o impactados ante lo que está sucediendo en esta tierra. Por ello les digo, sigan trabajando, no se desanimen, que en este momento hubo una rebelión total porque naturalmente no nos llevamos a unos pocos a disfrutar de unas maravillosas vacaciones y olvidarse del resto de la humanidad, yo creo que si se les ha llamado es para que nos ayuden a dar el mensaje. No olviden que no podemos nosotros estarnos apareciendo y hablando con la gente porque no nos escucharían, seríamos lo más espectacular que hay pero escucharían unas cuantas palabras y se arrodillarían que es lo que no queremos, unos empezarían a seguir a ver en qué forma les podemos hacer milagros. Cuando nosotros decimos “podemos curar todas las enfermedades” pues tienen que entender también que los seres que nos están llamando que son los familiares, por lo menos que no traigan su… como dicen ustedes a los seres de la oscuridad “su chamuco pegado en la espalda”, porque en ese momento pues no podemos estar trabajando libremente, así que cuando alguien les dice: -¿cómo recibes a los Ángeles? Tengo un pariente muy enfermo-, díganle –empieza también tú, porque no vas a llevar a un ser que tenga deseos de trastornar todo lo que hacen los Ángeles consigo mismos por estar consumiendo muerte-.
Dejamos atrás todo el dolor que hemos vivido porque queremos que ya el presente sea maravilloso y deseamos que el futuro que está muy cercano sea increíble pero que sea de triunfo, no de perdida de tantos seres humanos porque recuerden que estamos en guerra contra el mal, no contra el hombre. Por ello quienes nos escuchan y vienen fielmente a escuchar nuestro mensaje y lo trasmiten van a recibir algo especial. Siempre que se termina una carrera, naturalmente los que lograron triunfar, los que estudiaron más, a los que se les da las mejores calificaciones, naturalmente que se les da un premio porque muchos se quedan rezagados porque les dio flojera, porque ya no tuvieron deseos de estudiar, porque quisieron llevar una vida más fácil, lo triste es que en este mundo, los mismos estudiantes se pierden en tantas cosas que no son ni siquiera algo que pueda decirse que es maravilloso ver muchos profesionistas, si los hay, pero buenos profesionistas no son tantos.
Por ello es que yo les digo, nuestra enseñanza no es fácil aunque aparentemente se escuche sencilla, no es fácil porque no están acostumbrados a vivir totalmente en paz consigo mismos para no poder perder el control de sus emociones, así que vamos a seguir intentándolo y a trabajar mucho que es muy importante ese control de las emociones y el no juzgar a nadie. Déjenlos, qué cometieron sus errores… aprenderán de sus propios errores, ustedes a trabajar consigo mismos que ya les diremos cuál es la labor que tienen que hacer cuando nosotros empecemos a manifestarnos en sus hogares, se les dará la indicación de cómo van a trabajar para que puedan representarnos como ustedes desean hacerlo, así que vamos a luchar mucho pero vamos a triunfar, porque nosotros hasta ahorita no somos perdedores. Trabajemos en una sola fuerza y sigamos adelante. No es el número de seres que nos escuchan lo que nos va ayudar mucho a dar el mensaje, naturalmente hay muchos que no pueden venir hasta acá. A los que les da flojera es otra cosa, pero los que vienen haciendo un esfuerzo, no importa el tráfico, ellos ven en que forma llegan aquí, tienen un mérito muy especial y les digo que ya es el tiempo de recibir sorpresas. Tienen que empezar a sentir nuestra presencia, tienen que relajarse perfectamente bien en su meditación y tienen que saber que en todo momento un ser que les ama tanto está trabajando con ustedes mismos. Entonces, sigamos trabajando, sigamos grabando mensajes, sigamos adelante porque el Padre está confiado en que todos nosotros, somos triunfadores y les vamos a devolver a los hijos que no quiere perder.
Somos muy repetitivos, ¿por qué? Porque no aprenden. Todos quieren ayudar a los demás a tener paz interior, quieren dar el mensaje y que se les escuche, la mejor forma es el ejemplo, si los ven que en ningún momento se alteran, que están tranquilos, disfrutando ya sea de su alimento o de todo lo que han vivido entonces muéstrenles que están aprendiendo. Qué no pasó nada, si no pueden ver a otra dimensión como pueden juzgar que paso, siguen atorados, no pueden aprender a usar su mente.
Hubo muchas protestas pero eso sí, cometieron todos los errores que pudieron haber cometido para poder recibir lo que estaban pidiendo, exigieron demás. Yo entiendo la ilusión, yo entiendo el entusiasmo, pero no se dieron cuenta que el planeta aún está en una forma en la que tiene que ser salvado y que si les hemos llamado fue para dar un mensaje no para escapar, porque se pensaba que iba a escapar: -ya vámonos, ahí que se quede todo, no me llevo nada-, eso me parecía perfecto que no tuvieran ningún apego a las cosas que tienen pero ya olvidarse totalmente de todos los seres que les rodean y olvidarse que la misión es a la humanidad. Entonces cuando dicen: es que no pasó nada. Bueno, pero si no hacemos nada para poder tener un poco de paz, si no hacemos nada para poder dar ejemplo, no conocemos realmente lo que son las dimensiones, no entendemos nada después de… están llegando un poquito más de los 600 mensajes y no han aprendido nada.
Entonces cuando les digan: “Es que no pasa nada” -pues no, no podemos aprender, somos los reprobados, porque están ahí los mensajes, están ahí la enseñanza-, lo único que aunque les parezca dudoso creer. Sí va a cambiar el planeta de dimensión, pero tienen que estar preparados porque si están viendo el planeta en qué condiciones está, ¿cuánto creen que iban a sobrevivir? Por un lado el mal trabajando con todo su poder para hacer que unos pocos se vayan adueñando de la paz de este lugar, de este planeta completo, los climas van cambiando y dicen que no pasa nada, el sol se ve diferente y dicen que no pasa nada, los fríos intensos que hubo en este tiempo fue porque simplemente porque sí o porque el planeta está cambiando y no pasa nada. Pero aquellos que están sintiendo su paz interior, a ver, que nos contesten ¿cuántos son? Entonces den el ejemplo, muéstrense tranquilos, si empiezan a protestar: ay yo ya no creo en nada porque no pasa nada, si parecemos niños caprichosos, que vengan los Ángeles y nos den un premio que no nos hemos ganado. Tenemos que ganarlo, tenemos que ser personas que realmente demuestren que son seres pensantes y tenemos que apoyarlos para que cuando se vea el Nuevo Amanecer que sí va a suceder aunque no lo crean, por lo menos se sepa que fueron a muchos los seres humanos que pudieron llevarse consigo, pero como les digo, simplemente tienen que decirles: “aprendan primero a tener el control de sus emociones, a amar, respetar la vida, respetarse a sí mismos” porque muchos de los que más se enojan son los que menos control tenían, ahí lo demostraron, si te dicen: “es que yo esperaba y no pasó nada y ya me enoje” ahí con eso perdieron. Entonces enséñenlos a saber que estamos enseñándoles a conocer su mente y a representarnos para que aquel que hable en nuestro nombre se vea con una paz total. Que empezaron agrediendo:-que tú, que estas creyendo en esas cosas-, -Yo creo que el Padre no nos olvida que somos nosotros que nos olvidamos de él y que hemos destruido nuestro mundo y que sí llegaron aquí nuestros hermanos para reconstruirlo-.Realmente, ¿por qué lo tienen que reconstruir? Porque sí tiene que cambiar de dimensión, - no, que eso no va a suceder. No que a lo mejor dentro de otros 25 años-. No, porque en 25 años no queda nada. Si no estuvieran ellos aquí ya habría habido una guerra nuclear.
Porque ahora ya les dio a todos los países por tener sus ojivas nucleares para atacarse unos a otros. Bueno en un principio se atacaban a palos y a pedradas, después con lanzas y flechas, después ya no sabían que más inventar, inventaron la pólvora, las pistolas, ahora sí ya se llegó al colmo, cada uno de los países que hay en esta tierra ya tiene su forma de atacar para destruir totalmente todo. Entonces díganos, simplemente agradezcan que se ven esas naves, agradezcan que no estamos solos y agradezcan que realmente nos han salvado de una destrucción total porque son varias veces que se ha evitado una guerra nuclear y no la vamos a permitir pero sí le han hecho mucho daño al planeta con sus pruebas nucleares y está muy contaminado, el mar está hasta lo más profundo contaminado, la tierra... Ustedes creen, pónganles este ejemplo: vean todo lo que hizo una bomba chica porque no fue tan grande la de Hiroshima, metiendo eso en la tierra, ¿creen que no se ha dañado el planeta? Entonces si no estamos en terremotos continuos es porque hay alguien que los está ayudando y no pueden negar la luz del sol porque las naves se están viendo en todo el planeta y todo tiene su tiempo. Pero todos como niños caprichosos queríamos que Santa Claus y los Santos Reyes y todo lo que han pedido se les conceda al capricho y no somos seres que venimos a cumplir caprichos. Vean directamente, vean como están, ¿nos lo hemos ganado realmente? Que ya nos conviertan en un paraíso ¿para cuántos? Ahora hay que pensar que todos somos hijos de un solo Dios, el sí ama a todos los seres que habitan esta tierra así que tenemos que ayudar a que se escuche el mensaje, entonces porque dicen: no pasó nada. Pues no más asómense al mundo y a ver si no pasó nada si está pesando, pero ya todo esto tiene que ser en este año, van a suceder cosas muy impactantes, no vuelvo a dar fecha, sí está ya programado el tiempo en el que el planeta le corresponde alinearse y pasar a otra dimensión y es ya en todo este tiempo en el que el hombre tiene que aprender a amar. No se preocupen, que no les hacen caso, -yo por lo pronto me siento maravillosamente bien, respetando la vida, respetándome a mí mismo y no le voy a exigir a Dios que me cumpla todos mis caprichos porque yo soy el que no he cumplido con lo que él nos pidió: saber amarme, saber amar y preservar la vida de mi propio mundo-, esa es la forma en la que se les puedo hablar. -Yo estoy buscando esa paz interior. ¿No pasó nada? Pues nada más como dicen ustedes: ahora sí pónganse a rezar para que realmente no pase lo que podría suceder por la inconsciencia en la que vive el ser humano.
Maestro Alaniso.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario