sábado, 2 de febrero de 2013

Principio antes de la Meditación 25 de enero 2013.

 
Cuando los veo a ustedes llegar con tanta sencillez a escuchar un mensaje de estos maestros que naturalmente no juzgan, observan y se dan cuenta de lo difícil que es esta humanidad. Hemos visto como a nosotros en forma especial nos culpan de sus errores. Si supieran pensar se darían cuenta que nosotros no venimos a seleccionar a un pequeño grupo, llevarlo al paraíso y abandonar al resto del planeta. Nosotros si conocemos al resto de la humanidad, vemos sus angustias, escuchamos todas sus necesidades. En todas las partes del mundo hay gente buena víctima de todo lo que está sucediendo, que tienen deseos de una esperanza. Les llega el mensaje por Internet, se llenan de ilusión de que realmente hay algo, algo diferente, algo en que pensar y quien no se fanatiza con una religión, que pueden razonar porque tristemente ya las religiones se convirtieron en imposición para pedirles que -no pueden pensar, tienen que acatar nuestras órdenes- y someterse a sus caprichos. Pero si vemos a tantos y tantos seres humanos desilusionados, caminando tristes, buscando algo que les diga que sí hay esperanza en este mundo, entender hasta por qué nacieron y para que nacieron y que razón hay para estar en un mundo tan destruido, como es que el Padre da la impresión de que ya no se acuerda de esta humanidad porque está aparentemente abandonada. Como no nos ven no saben que hay un ejército de millones y millones de seres dispuestos a darles todo lo que necesiten pero somos maestros y eso es algo que no tienen que olvidar, somos maestros. Les estamos enseñando primero que es pensar, después qué se supone que tiene que ser el control de sus emociones. Siempre están enojados, -es que nos exigen demasiado, como vamos a tener el control de las emociones si todo está mal, como quieres que yo éste contento si entender… o, si tengo un marido que no me deja pensar o una esposa que no permite que yo me desenvuelva, cómo voy a creer en algo si en mi propio hogar no hay paz-. No se dan cuenta que la paz se la pueden dar a sí mismos, si una sola persona de un hogar se mantiene en equilibrio, con una sonrisa, hablando con mesura, les trasmite por lo menos un pensamiento de amor en el momento en el que están más irritados entonces se darían cuenta que en todos los hogares hace falta alguien que tenga un poquito de inteligencia, un poquito de amor por la vida.
Recorremos el mundo, ustedes saben de qué tamaño está el mundo, ustedes ven tan solo una ciudad como dicen parece que hormiguean humanos, todos con sus conflictos, todos con sus frustraciones y todos pensando que el mañana es un infierno, vemos los hospitales llenos de enfermos que no saben porque enfermaron, ni entienden porque razón su organismo ya no responde, lo han destruido pero no saben porque no responde porque además están totalmente conflictuados consigo mismo y no pueden tener un momento de paz, un momento de razonamiento. Hemos enseñado que es honrar al Padre, honrar al Padre es agradecerle el hecho de existir pero yo creo que como están los humanos han de decir qué le vamos a agradecer, si ya no sabemos si realmente valió la pena a ver nacido un mundo en el que todos están contra todos y en el que no existe esperanza para nadie. Vemos a los malvados llenos de orgullo porque están haciendo cosas que nunca hubieron pensando que harían pero están desbordando todas sus frustraciones en una forma terrible, lógicamente con su ente clavado en la espalda y además les está aconsejando todo lo que tienen que hacer para vengarse del mundo que les rodea, ganar dinero fácil, eso es lo más fácil, ganar dinero fácil, matar, destruir, hacer cosas que puedan dejar hasta en la pobreza a otros para tener dinero para sí mismos, inventarse que se es poderoso porque se tiene mucho oro. Y ahora sí las cosas cada día están peor porque no hay un solo lugar en el mundo en el que veamos paz. Imagínense si realmente ese día 21 como ustedes lo habían planeado nos llevamos a unos pocos porque muchos nada más estaban pensando, -ay que bueno ya me voy a escapar de todos mis problemas, que bueno porque ya no voy a volver a ver ese que me cae tan gordo, ay qué bueno porque  me van a llevar al paraíso para disfrutarlo y ya no voy a tener que estar trabajando sin que me den una buena remuneración. Ni siquiera saben a donde los vamos a llevar. Pero naturalmente les hemos dicho que es un planeta paralelo que se va a integrar a la tierra, es el futuro de la tierra en el que se está construyendo todo lo que va a necesitar el planeta para un futuro cercano. Ahora ya nos preguntan: ahora ¿hasta cuándo? No, ni nos hagan pensar que les podemos dar ninguna fecha, ni aproximada, mejor les damos sorpresas, cualquier fecha que se dé lo convierten en un caos, y además manipulan las fechas a su conveniencia porque por ejemplo el fin del mundo fue muy conveniente para hacer mucho dinero, vender los bunquers en millones de dólares, vender muchos víveres, vender muchas lámparas y cosas por el estilo porque alguien dijo que la Gran Madre dijo que iba a haber 3 días de oscuridad, no pinta, no puede haber oscuridad, 3 días de oscuridad sería un caos total en el mundo entero, ¿sin sol? 3 días tan solo es terrible, ya habían inventado que hasta 3 años pero eso ya definitivamente no se les ocurrió pensar que no sobrevivirían ni las pobres hormiguitas en la tierra.
 Entonces, ¿qué es lo que tenemos que hacer? Seguir seleccionando gente que escuche, siguen llegando personas que tienen una necesidad y que en todo momento tienen una esperanza, en algún lugar, en algún rinconcito alberga una esperanza para todas sus angustias y sus cuerpos totalmente enfermos, una esperanza para poder ver al cielo y decirse que de ahí sí viene el Padre que les puede ayudar. Yo como maestro les digo, muchos dicen: esto fue como una prueba. Prueba ¿de qué? Bueno, por un lado se hicieron la prueba ustedes mismos, las pruebas de las emociones, nosotros les hemos estado hablando del control de las emociones y de pensar, no se les ocurrió pensar que no tenemos un privilegio para unos poquitos que venimos a la humanidad y eso lo hemos repetido muchas veces por ello quiero que se den cuenta qué difícil es esta misión, muy difícil pero el Padre tiene esperanzas, todavía cree que puede recuperar a sus hijos. Sí vamos hacer el impacto que les hemos prometido, tenemos que hacerlo pero de todos modos por miedo no se gana gran cosa como hicieron muchos en esta ocasión por miedo a seguir en este mundo, por miedo a seguir enfrentando su verdad, por miedo a no poder ver que puedan ser seres que sean útiles, por miedo estaban aferrados a la idea de un escape total de su realidad.
Los maestros no mienten y los maestros tienen preparado grandes sorpresas para esta humanidad tan necesitada de amor, tan perdida en su “no sé,  no puedo,  no entiendo”, se han olvidado de sí mismos. Vamos a trabajar mucho todavía pero sí es corto el tiempo porque ya el planeta empieza a tomar su lugar y las cosas tienen que ser ya, no podemos esperar mucho y esperemos que no sea realidad lo que habían planeado que sean unos poquitos los que podamos llevarnos porque sería muy triste ver, poner unas cuantas tribus sueltas en todo el planeta a ver si pueden sobrevivir, claro que sí pueden porque nosotros les vamos a dar todo pero sería muy triste que se poblara la tierra con unos cuantos seres humanos que pudieron escuchar, que no a todos los que ya estaban dispuestos a pasar realmente habían escuchado el mensaje y habían practicado lo que nosotros les habíamos pedido.
Así que síganse preparando que tenemos sorpresas para todos aquellos que con mucho amor y con mucha fe siguen a nuestro lado.
Creo que lo difícil en este mundo es darse cuenta que está poblado de una humanidad que cree que tiene todos los derechos, que cree que puede pensar, que cree que puede exigir y que cree que hasta puede reclamarle al Padre sobre sus propios errores. Cometen sus errores y no los reconocen, hacen cosas que realmente les viene afectando a sus vidas y después quieren que venga su ángel de la guarda con una varita mágica a solucionarles todos los problemas y luego cuando ya se llenaron de problemas bueno que se abra una puerta y los dejen salir, ya se están ahogando en esta tierra. Pues sí, no está muy agradable la tierra así que digamos pero hay que darle tiempo al tiempo y hay que trabajar mucho todavía con el mensaje.
Vamos a seguirles enseñando, vamos a vernos incansables, vamos a mostrarnos a la humanidad como nos lo piden claro que cuando ya vean las naves entonces si van a regresar corriendo –ay ya vimos que es verdad, ya vimos que ahí están, ya vimos que creo que nos equivocamos y creo que si estábamos exigiendo mucho, ya vimos, ya queremos volver a escuchar, ya queremos volver a tener un lugar. Con mucho gusto siempre se les dará un lugar pero yo creo que en esta ocasión ha sido muy desilusionante lo que ha sucedido, porque muy pocos, muy pocos entendieron la verdad por la que nosotros estamos aquí y muy pocos se pusieron a dar cuenta que nosotros aún no tenemos listo el planeta para llevarnos a la humanidad y listo el lugar en el que tiene que estar tranquilos mientras se viene todo el caos que viene a la tierra. Sí va a haber muchos cataclismos, no les digo que los vamos a detener porque el hombre tienen la culpa de cómo han destruido al mundo y solo así pueden llegar a pensar o se pueden unir o puede haber algo que todavía tenga esperanza pero esperemos que no tenga que ser tan fuerte porque nosotros lo estamos controlando continuamente pero vamos a seguir trabajando, es corto el tiempo, muy corto el tiempo, ahora sí se los digo, muy muy corto el tiempo para que se vea como el planeta tiene que alinearse y tiene que estar totalmente limpio de todo aquello que hoy le está destruyendo, tiene que haberse alejado a todos los seres de la oscuridad y como decimos con o sin humanos porque si realmente nos ganaría el mal llevándose a tantos seres humanos que se enfrascaron en quererlos seguir. Le vamos a decir al Padre: Padre tú dices que respetemos el libre albedrio, pues su libre albedrio es seguir a esos seres de la oscuridad y resígnate Padre volviste a perder hijos, claro que él nos va a reclamar a nosotros que por qué no hicimos algo que fuera más impactante para hacerlos reaccionar.
Por eso es que les decimos, sí vamos hacer algo que impacte, que los haga arrepentirse, que los hagan correr a las iglesias a personarse y que en un momento determinado clamen al Padre que se acuerde de ellos y que ya no van a volver a pecar. Entonces por lo menos en ese momento de arrepentimiento podemos quitarles al ser oscuro que tienen pegado para meterlos a las esferas y que no se lleven a tantos humanos pero si viene un cataclismo o se matan teniendo a su ser oscuro pues con todo y todo, entonces triunfante se lleva esa alma, se encierra en las esferas sabiendo que pronto tendremos que mandarlos a sus dominios.
Así que por lo que ustedes saben y han aprendido díganos si ya podemos confiar en que van a esperar un poquito más a preparase y a que nosotros demos la señal de inicio para que todos ustedes puedan ayudar a la gente, a la gente que les rodea a pensar. Ya ven que ustedes también sufrieron el choteo de que -no pasó nada y tú te lo estabas creyendo, ya te puedes comer tu pollito y tú que siempre estas escuchando cosas. Ya es momento de contestar: yo no deje de comer pollito para que me abran una puerta, deje de comer pollito por respetar a la vida. Pero no, muchos se enojaron y unos hicieron caso, otros no hicieron caso. Bueno fue un verdadero caos este famoso 21 de diciembre pero nosotros decimos: seguimos adelante en el corto tiempo que nos queda para entregarle al Padre el planeta como se haya podido reconstruir y sobre todas las cosas, con los humanos que hayamos podido rescatar de tanta ignorancia en la que existen ahora.
 Así que ustedes adelante y gracias por seguir pensando y tener fe de nuestra presencia para que podamos contar con ustedes para dar este mensaje que se va a escuchar porque eso es algo que nosotros nos hemos propuesto hacer y tiene que escucharse en este mundo en el que todo es contaminación y muerte, en este mundo en el que los que no son malvados se pueden reír y decir que tienen derecho a matar para comer pues imagínense como nos sentimos nosotros al ver que no se puede hacer otra cosa más que resignarse y ver que son muy pocos los que van a poder ver ese Nuevo Amanecer maravilloso que está ya por llegar porque ya se están moviendo los planetas y de un momento a otro el planeta se acomoda y tiene que estar limpio entonces ni cuenta se van a dar cuando ya pudieron pasar y cuando ya vieron que desaparecieron muchos seres humanos, porque van a ir desapareciendo muchos, vamos a llevarnos a muchas almas, vamos a checar a muchos de los enfermos para ver si ya es su momento para llevárnoslos y prepáralos, es una ardua labor la que tenemos que realizar pero es muy muy corto el tiempo para que puedan ver lo que nosotros les hemos dicho que va a ser maravilloso el Nuevo Amanecer que les espera.
Maestro Alaniso

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario