jueves, 9 de junio de 2011

Mensaje del día 28 de Mayo 2011. Por Alaniso

Mensaje del día 28 de Mayo 2011. Por Alaniso



Yo quisiera que se dieran cuenta, que todo lo que están ustedes especulando o preguntando, tiene una respuesta totalmente favorable. Nosotros estamos en la tierra para dar, para ayudar, para traer vida, a un mundo que está a punto de desaparecer, para hablar con el hombre que vuelva a pensar, porque el ser humano de esta tierra, no piensa. Cuando nosotros vemos que dicen que es licito matar para comer, nos causa tristeza porque el animalito no fue creado como alimento de el hombre, el animalito fue creado para mantener el equilibrio ecológico en un mundo, equilibrio que ha roto el hombre, pero luego vemos que para defenderse de que les gusta comerse su pedazo de carroña, entonces dicen que las plantas también tienen vida.

Vamos a hablar claro sobre por qué tienen vida las plantas. Las plantas fueron creadas para poder alimentar al hombre o para adornar al planeta tierra. No todas las plantas son tan comestibles, pero yo nada más les digo, si ustedes piensan que es igual, comer una manzana, que comerse un animalito, pues entonces  pónganle a la manzana, llámenla, para que venga a ustedes, para que lo sigan para que les agradezca que creció en el árbol, aquí decimos: “chíflale y a ver si viene,” pero cualquier animalito al que le dan  de comer, queda agradecido con el hombre que cree que es su amigo y que además le tiene preparado un destino doloroso - matarlo con crueldad y devorar su carne.

¿Qué fue lo que perdió al mal? Precisamente eso. El mal iba a ser el gran maestro universal. El mal fue creado, no como mal, porque cuando el padre creo el universo, muchos dicen que la tierra fue creada en 7 días, yo creo que no, la tierra pertenece a un universo más allá de lo que el hombre conoce, cuando el padre creo los planetas, creo los soles, creo la vida, fue cuando el en un momento de expansión de luz, nos envió a todos a poblar los mundos, somos una partícula de luz del padre. Los animalitos también son parte de su creación, pero no les dio una mente que razona, a nosotros nos dio ese don divino de pensar y razonar para poder entender que es evolucionar. El animalito no va a evolucionar, vamos a decirlo así en el sentido de que va a crear, no lo hemos visto con sus patas formar un edificio, no lo hemos visto en una forma u otra crear grandes colonias, aunque sí son las manadas que se protegen entre ellos, el animalito no destruye su propia especie, pero toda la vida animal fue creada para el equilibrio ecológico de todos los mundos en los que existe vida. 

Ahora dicen que el Padre creo todos los seres que pueden ser maldad; bueno, sí, nos dio el conocimiento de él bien y el mal, como acabo de decirles para evolucionar, si no, seriamos robots que estaríamos haciendo todo lo que él nos pida. Todo bien, no sabemos porque seriamos esclavos del padre, o ¿no dicen que los ángeles son seres que no tienen libre albedrio?, sería terrible, seriamos esclavos eternamente. Yo creo que el Padre no creo ningún esclavo, pero al darnos tanta libertad, al ver que tenía todo perfecto, al mismo tiempo le estaba creando al gran maestro, el maestro que iba a ser el que guiara a sus hijos.

¿Cómo lo creo? Formó una gran energía al quien le estaba dando todo el poder, le estaba dando todo el conocimiento de él bien y el mal para que cuidara de sus hijos. Le dio belleza, iba a tomar forma como el hombre, pero tristemente este ser se le revelo y un buen día le dijo, que no.  Que él no iba a ser su esclavo que el quería todo el poder, quería formar su propio universo y quería además seres que le mostraran que el padre era débil, porque le daba la libertad, que a sus hijos los tenía que someter. Este ser se separó del Padre, efectivamente; se tomó una galaxia de su posesión. Es una galaxia muy grande, pero si es una galaxia, son muchísimos planetas. Pero en aquel momento, al quitar el padre su luz de aquel lugar, solamente estaba él obsesionado con ser poderoso.

¿Qué lo perdió? La envidia, soberbia, y el deseo de poder. Cuando este ser trato de intimidarnos y de enseñarnos a matar, simplemente no encontró respuesta. Nosotros en el momento en el que vimos  que estábamos en un mundo perfecto, en el que si  observan las flores estaban pintadas a manos, ¿quién las pinto? Veíamos los arboles llenos de frutos, sabíamos que ese era nuestro alimento, quien puso la primera semilla, pero ver las aves volar, ver el maravilloso plumaje con el que estaban revestidas nos mostraban una libertad que aún no conocíamos, entonces fue cuando pensamos que teníamos que saber quién era el dueño de todo lo que estaba creado. Nunca dijimos “hay un dios todo poderoso,” porque además el solo hecho de saber que podíamos unirnos en un abrazo de amor, el hombre y la mujer, si surgía del vientre de una madre un pequeño ser tan perfecto, nos pareció algo tan increíble que insistimos en conocer quién era, él o ella.

Aquí en la tierra  minimizan a la mujer, no lo podemos entender. Para nosotros si la energía femenina da la vida para nosotros es lo más grande, pero naturalmente sabíamos que había un poder, el poder masculino, si, bueno, tardamos 25920 años en conocer al padre. Yo les quiero decir lo que va a suceder, en aquel entonces, hace muchos millones de años, cuando nosotros habíamos logrado mantener en equilibrio nuestros mundos, fue cuando vimos como si fueran todos una mente pensante se van alineando, cosa que va a suceder en este tiempo, se ponen todos en una sola línea y empiezan a pasar por el sol central de la galaxia. El sol central de la galaxia tiene un túnel dimensional, se ve como un espectáculo increíble, muchas estrellas se ven por doquier. Cuando llegamos al otro extremo, nos encontramos con un ser impactantemente hermoso, empezamos a observar aquella luz que nunca habíamos visto, el azul era intenso, se formó un arcoíris que tenía todos los colores de la naturaleza y detrás de tanta belleza surgió una voz muy suave que nos pidió que si queríamos ser guardianes del  universo. Procedía aquella voz como de un gran sol, que nos impactó totalmente, pero su amor, su sencillez, nos impactó más. ¿Guardianes, señor? Conocemos nuestra galaxia, pero no conocemos el universo. ¿Cómo del universo si es infinito? Hemos visto que hay tantos planetas que no hemos podido conocer, todavía no abarca nuestro conocimiento a ver todo lo que existe. ¿Quieres que seamos guardianes? ¿Cuidar? ¿Por qué si tú eres el poder? Y Él nos dijo muy triste, porque yo fui traicionado.

Nos contó la historia por habernos dado la libertad y habernos dado el conocimiento de él bien y el mal, había querido darle un maestro a sus hijos y naturalmente este ser lleno de soberbia lo reto. Llego a nosotros y fracaso, quiero que entiendan que cuando nos dijo, si sentíamos aquella voz, aquella presencia que matando  nos iba a dar poder, que teníamos el poder sobre la vida, ¿matar un animalito que puede procrear? No es lo mismo ver una manzana que da muchas semillas y se siembra el fruto, a ver un animalito que con tanto amor, también unían sus cuerpos y surgían sus hijos  que amaban tanto como nosotros a los nuestros. En nuestros mundos no hay animales carnívoros, no hay animales venenosos, no hay nada de que defenderse, hemos sido amigos siempre en todo momento. Por ello este ser se fue derrotado de nuestro mundo, llegando a un mundo donde si le escucharon, y aquellos hombres aprendieron a matar a derramar sangre, a comerse los cadáveres de sus víctimas. Sí, el solo hecho de tomar a un ser inocente, someterlo, no permitirles que se defiendan, clavar un arma en su cuerpo, rasgar su piel, llenarse las manos de sangre y sacar la carne para comérsela, yo digo que es un acto satánico. Ustedes le pusieron Luzbel, Satanás, así le vamos a dejar. Pero aquellos hombres cayeron en la trampa mortal de este ser de muerte, empezaron a odiarse porque todos querían el poder, poder, poder, guerra, se empezaron a matar entre hermanos. Todo era destrucción porque además cometieron el peor error, fermentaron el fruto. El fruto para  dar el veneno del alcohol, es una forma de podrirlo, de sacar el famoso metanol y entonces al ingerirlo, en su energía se abren varios canales donde este ser de muerte pudo absorber la energía de estos hombres. Pasaron sus 25 mil años dejando al planeta devastado, no quedo un solo animal en pie, los hombres se mataban, volvían a nacer, volvían a destruirse, los niños se convirtieron en maldad, pero cuando les toco cambiar de dimensión no pasaron. El planeta se desintegró. Pero en aquel tiempo, y fue en otra galaxia, no en la nuestra, por lo menos estos hombres no llegaron a la guerra nuclear, no llegaron a la contaminación tan terrible que tienen en este momento aquí en la Tierra, pero ese planeta si se convirtió casi en polvo cósmico. Pero este ser se llevó a todos sus habitantes; niños, jóvenes, ancianos, todos eran maldad, en un grito de triunfo le dijo al padre, “para que veas te quito a tus hijos, velos, les gustó beber la sangre de los muertos, se alimentaron con los cadáveres de sus víctimas, era su comida preferida.” Se mataron entre hermanos por el odio y el poder y se destruyeron con los venenos que les di, alcohol y droga, con los que pude tener la energía que me negaste. El padre lo sabía, sus hijos lo abandonaron; libres eran y prefirieron seguir al ser de muerte, que los esclavizó totalmente. Esa es la historia de los ángeles caídos. Cuando nos vio a nosotros que con tanto amor cuidábamos nuestros mundos, que nos dio poder. Sí les quiero decir esto, el padre pudo darnos poder porque confío en nosotros y sí tuvimos al maestro, si logró formar el padre el triángulo eterno, ya los conocimos, ahí está todo grabado, es el que conocen como Maestro Jesús.

La gran madre la energía de la vida, la que vigila que exista la evolución, es el ser más hermoso de la creación, el rostro más hermoso que pudieran imaginar, cuando ella desciende, parece un manto de estrellas que está cayendo, es maravilloso conocerla y verla; ese amor y esa ternura con la que ve todo lo que fue creado por el padre. Por ello nosotros sí tuvimos maestros, sí aprendimos, precisamente a no destruir, en nuestros mundos ni si quiera no crean que talamos árboles y quemamos todo lo que es la vegetación, no, también la trasplantamos, también formamos en nuestros hogares en otra forma, ahora ya la evolución, nosotros podemos materializar la energía del sol, para que evidentemente tomar la energía del sol, formar una esfera con las manos, o formar todo lo que nosotros podemos crear con algo tan maravilloso, como es el mismo sol. Pero nosotros nunca devastamos nuestros mundos, hablo de una galaxia completa, recuerden que llegamos a esta tierra y es lo mismo, nos pusieron por nombres: ángeles, arcángeles o dioses, cada vez que nos aparecimos nos han puesto en pedestales y altares, veneraciones que no sirven de nada. Piden y no dan –“El me cuida, mi ángel es san miguel, mi ángel es… no, el arcángel tiene que descender y darme.” No, no tenemos, damos con amor, sobre todas las cosas porque son nuestros hermanos. Ahora, en esta tierra vinieron muchos maestros de otras galaxias, sí, porque hablar de los grandes maestros que enseñaron al hombre es hablar de seres de evolución, dictaron libros sagrados que el hombre ha cambiado, todo lo que lleve sangre en un mensaje, no fueron creados por ningún maestros. Ni ellos dijeron “vamos a dividir,  yo me quedo con una parte de la humanidad para que me veneren, yo me quedo con la otra parte,” y luego cuando por fin nuestro Maestro Jesús fue el que le dijo al padre, “vas a perder todo mundo, yo te lo voy a recuperar” Maravilloso momento el que él tuvo, él dijo: “si llego con toda sencillez.” El no venía a sentarse en un trono, no vino como un gran rey. Él no vino a poner una religión, no se metió en un templo. Él tuvo por templo el cielo completo de amor, y pensó que dando una verdad que era indiscutible y caminando junto al hombre, sanando los cuerpos, curando a los que entendían el mensaje, algo que tienen que entender, aquellos que se curaron habían aceptado el mensaje de nuestro maestro. Nuestro maestro era esenio, nuestro maestro jamás comió un solo animal. Es la idea más absurda que pudieran pensar que alguien tan evolucionado, se hubiera comido un borrego cuando el realmente determino que él iba a ser el cordero sacrificado por la injusticia. Nosotros siempre estuvimos con él, cuando nosotros escuchamos que había una traición, que él no seguiría por el mundo dando una verdad a la humanidad, que querían destruirlo, le dijimos: “no, Señor, no te vamos a permitir que te quedes, vámonos,” lo que si les quiero confesar es que íbamos a claudicar,  queríamos dejar el planeta antes de que le hicieran daño a nuestro maestro. El volteo a vernos y nos dijo: “no intervengan, voy a cumplirle a mi padre.” Cuando el padre lo llamo, hay un error en lo que dicen, que le pidió, nada de que si me quieres quitar el cáliz, no, no es cierto. El padre le dijo que no derramara su sangre, que regresara a él, que se resignaba a perder a sus hijos. Y él le contesto, “pues así sea mi nombre grabado con mi propia sangre, yo te devuelvo a tus hijos y cumplo con mi promesa” a nosotros no nos permitió intervenir. ¿Saben lo que es tener el poder? Nosotros usamos en ese tiempo teníamos el 100% en cada hemisferio, ahorita en este momento, con tanta lucha contra el mal el padre nos aumentó al 200% por ciento en cada hemisferio, ustedes usan del 3 al 6% para que hagan una idea de lo que tenemos. Pero él es el más poderoso de todo nosotros, hagan de cuenta que puso una barrera, para que no nos acercáramos. Caímos de rodillas, llorando, él no estaba solo. Nunca hemos derramado tantas lágrimas de impotencia, queríamos arrebatarles a nuestro maestro, él sabía que éramos capaces de hacer eso. No nos lo permitió. Y escuchar que aquellos hombres gritaran como bestias feroces – “Mátenlo!” Nuestro maestro derramaba su sangre, pero cuando lo vimos en la cruz, entendimos su  grandeza – “perdónalos señor,  no saben lo que hacen.” ¿Qué le quiso decir con esto al padre? Sus hijos no saben porque nacieron, ni hacia donde van, ni porque existen. Yo voy a dejar un mensaje, no me van a olvidar y tus hijos volverán a ti, pero 2000 años después, en su nombre guerras, es su nombre poder y en su nombre divisiones. Más de 3000 divisiones hemos contado en su nombre. Pero él dice: “no me olvidaron” y el padre lo dice muy triste: “cuantos de mis hijos voy a recuperar, ya se cumplió el tiempo.” Siempre le decimos: “Señor, no puedes recuperarlos a todos, seguimos encontrando verdaderas bestias forradas de hombre que no vas a volver a ver.” Y Él nos dice: “son mis hijos, denles la última oportunidad.” Ahora nos entienden porque estamos ahora trabajando de tal forma que vamos a intentar evitar que el mal se lleve a esta humanidad.

Nosotros ahorita ya tenemos clasificada a toda la humanidad. Tenemos naves de gran tamaño, solo les digo calcúlenle 60 kilómetros, 70 kilómetros, ciudades completas están en la parte de la estratosfera. Tenemos ya clasificada a la humanidad. El equipo que tenemos no lo conocería, vamos a ponerle computadora. Todo ser humano está perfectamente bien clasificado. Los demás seres que vienen de otros mundos, son nuestros hermanos. Hay seres de color, hay seres de tipo asiático, hay seres muy blancos, porque según la condiciones del planeta. Ahora, eso de que ya están los reptiles… creo que han visto muchas películas americanas, según me he dado cuenta. No existe un reptil que robe un cuerpo y luego ¿qué? ¿Lo forran? ¿O agarran el reptil y lo forran con una cara muy bonita y puede tener sus brazos perfectos? Sí, hay seres oscuros que pueden tomar esa forma. Eso sí. Los seres de la oscuridad, pueden manipular su propia energía, para asustar. Si ustedes vieran de golpe la cuarta dimensión, enloquecerían, verían por el cielo volando una especie de gárgolas, verían como se arrastran, se convierten en monstros diferentes y como se van adueñando de todos aquellos que tienen la ambición  por el poder. Y que además aceptan matar. Solo pedimos que nos escuchen, vamos a mostrar nuestra presencia como debe de ser, cualquier duda se las contestamos. Sé que vienen de un país que para nosotros es lo que tenemos que unir, tenemos que hacer una hermandad completa de todos, todos, todo lo que es la américa, todo lo que es Europa, todo, para nosotros todos son nuestros hermanos, pero ustedes saben muy bien que en este lugar se ha despertado más el deseo de saber, de conocer quiénes son, quienes nos visitan, hay contactos, se tienen que manifestar físicamente. Sí, nuestros hermanos se han manifestado físicamente. Nosotros también podemos tomar una materia más cercana, más o menos decir, que no nos veamos tan altos, porque siempre impactamos por nuestra estatura o la luz que nosotros despedimos, pero no se trata de verlos arrodillados de nuevo ante nosotros, “señor, ayúdame, ángel de mi guarda, protégeme, pero yo voy a seguir haciendo lo que quiera – tú me cuidas.” Cuando dicen que: “bueno, yo si me voy a portar bien, ¿estará mi ángel de la guarda junto para cuidarme?” Yo quiero ponerles un cadáver junto en su cama a ver si  se duermen con él, porque eso es a lo que nos huele el hombre. El hombre huele a muerto, parecen ataúdes caminando con un olor terrible. El olor que despide el planeta, lo que deja la estela de gases terribles que está despidiendo este planeta, de guerra, de muerte, de sangre. Están contaminando los ríos, todo lo que comen lo tienen que arrojar. A veces en una taza o a veces en el mismo río, todas esas aguas van a dar al mar, pero también absorbe la tierra toda esa sangre. Hay ríos subterráneos que salen contaminados y dicen que Dios les olvido y que por eso están enfermos, ¿no será que el hombre se olvidó del Padre que les creo porque se les olvido pensar? Yo quiero que nos escuchen. Ya grabamos, vamos a llegar pronto al 500 de los mensajes, pero queremos llegar al hombre, no amenazamos, no confundimos, no hay una sola cosa que nos digan que no es una verdad, pero como tienen dudas de que si se pueden comer un animal es lo mismo que comerse una planta… Por el amor del padre, platiquen con la manzana y que les cuente lo que siente, o un plátano… ah, las hojas vibran con la música – Sí, porque son vida, vibran, nosotros no las destruimos, utilizamos nada más, si se siembra una papa, da muchas papas, se siembra otra vez y sigue creciendo el alimento, pero, también póngase a platicar con la papa y a ver si la papa les contesta y les va a decir: ¨no me mates¨ y va a llorar. Por el amor del padre, hagan un razonamiento de lo que pedimos, ya se nos acabó el tiempo, siempre hemos dejado muchos mensajes, si nos hemos manifestado en esta tierra, pero el padre no quiere perder a sus hijos, y sus hijos no quieren volver al padre, porque están confundidos, porque se les olvido pensar. Vamos ayudar al padre a recuperar lo que ama tanto, que son los seres pensantes que razonan. Las almas de los animalitos, nosotros nos las llevamos. Ellos no han perdido el alma, van a volver a estar aquí en la tierra, van a volver a repoblar este planeta que ha destruido el hombre. Ellos no tienen maldad, no han perdido sus almas, pero el mismo matancero de un rastro, es un asesino - lo mismo es matar a un humano que matar a un animalito -  eso es a lo que nosotros les llamamos. Pedimos que ya, a lo que quede de cordura de este ser humano que amamos tanto. Todos ustedes son seres que piensan con mucha claridad, por eso les hemos llamado. Porque sé que vamos a contar con ustedes, para dar un mensaje de esperanza que está esperando el hombre en este momento.

Yo sé que para los seres que están ahora escuchando un mensaje, estamos tratando de que sea lo más claro posible. Quiero que lo lleven a ese lugar maravilloso que no queremos ver destruido. Están destruyendo un país que era de una belleza inconmensurable, pero yo sé que los van a escuchar, ¿saben por qué? Porque los vamos a proteger, porque van con toda nuestra protección, van con todo el amor  con el que nosotros mandamos el mensaje. Pero recuerden, aquel que destruye una vida, no es un ser digno hijo del creador, una vida maravillosa que el padre creo. ¿No los han visto?, hasta hacen platillos con faisanes, hacen platillos con codornices, ¿Qué les hizo ese pequeño pajarito que les alimenta? Es el afán de destruir, las palomas que demuestran su libertad, ahora ya hemos visto que en este planeta todo se comen, además con la peor de las crueldades. Yo creo que si es justo que rescatemos a los animalitos de la crueldad del hombre, ahora yo quiero que todos ustedes se den cuentan del por qué hablamos con tanta fuerza. El tiempo se acabó, se cumple el tiempo que tiene que cumplirse en el universo, no nos cambien fechas, por eso se hicieron las profecías, para ellos se escribieron grandes libros, para ello, hubo profetas que realmente escuchaban, para ello, se hizo grandes pirámides, para ello, para que pudiera el hombre esperar este tiempo pero nosotros, teníamos la esperanza de que volvieran a pensar, pero creo que cada vez piensan menos. Cada vez es más la sangre y el dolor que se derrama en esta tierra y las enfermedades, vamos a terminar con ellas, pero quieren que entremos y que saquemos la varita mágica, y se acabó –no cambian y se vuelven a enfermar. Entonces tienen que aprender a amarse, a respetarse ¿y que vamos hacer ya también, lo que vamos a llamar algo impactante? Sí, con las naves y nuestra presencia, en los lugares que nos hayan recibido y que no haya hipocresía que no haya temor y que estén esperando que nosotros les demos la oportunidad de vivir. Pero ya tenemos lista la otra dimensión, claro que hay que protegerlos. Naturalmente que tuvimos que formar un lugar, como si fuera el arca, pero un arca muy grande que tendría  la capacidad de toda la humanidad, aunque creo que nos va a sobrar mucho espacio. Pero vamos a preparar a todo ser humano, que ninguno diga: “nadie me aviso,” que ninguno diga: “quién sabe,” que ninguno diga: “a mí se me hace que son mentiras,” porque en la biblia o en el libro sagrado dicen que pueden sacrificar a un animalito,” y que no culpen a nuestro maestro, un hombre que llego aquí como hombre tan evolucionado, no iba a matar y llenar su estómago de carroña, porque es alguien tan grande. Queremos enseñarles a conocerlo con la grandeza con la que el existe, un poder inaudito y jamás se le ve sentirse poderoso. Un poder maravillosamente grande y jamás se le ve que en un  momento determinado diga: “yo tengo que ser venerado,” es más, no le gustan las veneraciones, si alguien empieza a hincar y a arrodillarse, les toca su frente o mejor se les desaparece. No le gustan las veneraciones, le gusta que le correspondan con el amor de ese Padre que ama tanto, entonces lo que yo les puedo decir es: ya es el tiempo de los grandes cambios y quisiera yo, así como vamos a luchar con cada país, ese lugar maravilloso en el que ponen un gran cristo para que este protegiéndoles, pero por el amor del padre, ayúdenos a protegerlos como debe ser protegido un país tan hermoso que el hombre podría destruir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario