lunes, 13 de junio de 2011

Entrevista a Sarita Otero, Betty Velazco y Antonio Tápia: La importancia de los mensajes (Libros y CDS)


Sarita: Paco su esposo, llegó hace como 13 años, mas o menos, el siempre tuvo mucha fe.  Después llegó Betty y los dos le pusieron mucho cariño a esto, se pusieron a estudiar, por ejemplo: los libros de Alaniso, Alan, Axel, todos. Son un poco complejos, porque ellos dictan como si fuera otro idioma, dicho en español. Pero se pusieron a estudiar, entonces pusieron mucha fe y de repente ya habían empezado a aprobar con las curaciones, en la energía y ya después Paco  les contara como tuvo un accidente, que eso viene después. Pero Betty, con todo ese cariño siguió  adelante, aparte  de seguir estudiando.  Ellos viven  en Puebla, y ha logrado sacar a mucha gente adelante, pero tiene una cosa muy importante, no se le ha subido.
Betty: Yo creo que eso es lo que no te perdona, el perderte y tomar soberbia es lo que hace que te vayas y que no hagas algo serio, algo que  de verdad valga la pena. Yo llegué después que llega Paco. Me hacen un llamado por así decirlo, son experiencias muy bonitas. Son eventos que sí marcan, que sí son curiosos, pero que ya analizándolos, ve uno que tienen un sentido, que son para algo. Trabajábamos juntos Paco y yo, tuve un accidenten un 9 de septiembre, casi  reviento mi coche, yo había venido 8 días antes a Tepoztlán a una meditación, él me había invitado. Pasa el accidente y yo vi una luz, yo pensé que era el sol, pero dimos tantas vueltas que yo nada mas vi la luz. Entonces dije: “¡el sol me deslumbro!” Hasta ahí. Cuando en esa semana siguiente, a Paco le preocupaba, él  como había yo tomado, bueno -¿si ya llegaste hasta donde están los ángeles, por qué te pasó un accidente? –No, nunca me revele ante eso, yo dije, somos los responsables de lo que hacemos y tenemos que enfrentar nuestras propias responsabilidades. Lo asumí. Después en la semana siguiente, tuve sueños extraños, yo decía: yo veo gente, veo seres que no me hablan, pero se que algo me quieren decir, y son altos y rubios. Yo no había visto cómo eran los maestros, y él me dice, “¡te están llamando!,” quieren que tú vayas a Tepoztlán. Entonces fue que llegamos, me llamo mucho la atención porque tiene un sustento, un porqué, me sonaba lógico, yo le creí a sarita la primera vez que vine, pero quería saber ¿por qué? Quería aprender, siempre me ha movido el porqué de las cosas, para tener conocimiento. La fe sí es sana, pero no es ciega, la fe te sustenta, de lógica, de un pensamiento razonable. Entonces empiezo a leer los libros, en ese entonces sarita tenia 17 libros, de mucho esfuerzo.
Sarita: los sigo teniendo, solo falta publicarlos.
 
Betty: Es una estructura lingüística diferente, que ahorita sabemos que es un ejercicio mental.
Yo termine hasta la universidad, ingeniería en sistemas, no me dedique a eso, estuve trabajando en todo el área de derecho, en una notaría y si tenía contacto con gente práctica, no de ciencias exactas pero si de humanidades y contratos, nada que ver con todo lo esotérico o cosas así.
 Cuando yo empiezo a leer los mensajes, sí tome mis tablas de matemáticas que tenía. Siempre me gustaban, entonces las tenía siempre muy a la mano. Algo para ser lógico tiene que darte un resultado verdadero, entonces empiezas a leer los libros y si tú los analizas te dan una tranquilidad. Quiere decir que lo que viene escrito en algún lugar, cualquiera que sea, si te da tranquilidad, proviene de la verdad. Si te da un verdadero, es que es lógico que el conocimiento que tu estás tomando, y lo puedes hacer con cualquier cosa, con una novela o con un libro de matemáticas, siempre que son aseveraciones o confirmaciones reales, te va a dar un falso con un falso te da verdadero, aunque parezca  ilógico, pero así son las matemáticas.
En el caso de los maestros, sí se puede. Las personas que estén estudiando los primeros años de alguna carrera científica, tiene sus tablas de lógica matemática y cualquier oración se pude hacer así, cualquier oración se puede analizar. No se trata tanto de español, sino de matemática. Es matemática, lo vemos en algebra uno, entonces está vigente todavía, todavía lo siguen llevando en carreras prácticas, es algo que si se puede aprovechar.
Sarita: con toda franqueza me fascina que me hagan, otras personas, estudios que con toda franqueza yo no lo he hecho. Primero se me ocurre con un sacerdote, me dice que sí, que tenía toda la lógica. He visto parapsicólogos, que también me hicieron una explicación. Entonces cada vez que una persona encuentra la perfección, qué tiene la inteligencia para poderlo decir cómo está, me parece fascinante porque entonces son testimonios que ayudan a que la gente vea que esto es real, que los maestros están dictando. Que no soy yo, porque yo no podría crear una cosa como esa, en eso estoy totalmente segura. Yo leí mucho pero yo no estudie todo eso entonces me fascina lo que dice Betty, por eso yo con Betty me he entendido tanto, porque Betty lo ha hecho muy profundo, lo ha estudiado y a la vez siempre guarda la unión conmigo y la sencillez. Entonces eso es lo que está haciendo una comunicación muy bonita.
 
Betty: Es un cambio radical, es un cambio total de dedicarte a una cosa y ahorita, no lo contrario,  porque siento que la ciencia realmente lo que es una ciencia un conocimiento, es abrirte, es no cerrarte. Porque cuando tú dices, lo único que cuenta son las matemáticas, lo único que cuenta es la ciencia exacta y  la comunidad científica con todo respeto, nos estamos cerrando y nos estamos perdiendo de mucha información. Porque está bien claro , no hay que ser premio nobel de matemáticas, tampoco adivino para saber que, ni socialmente, ni a nivel científico, ni a nivel tecnológico, nuestra civilización no ha sido la gran cosa, por qué? Porque tenemos enfermedades, tenemos guerras, tenemos atraso en muchos ámbitos,  que si de verdad  fuera  un adelanto, no los tendríamos. Entonces si hay errores,  hay huecos muy grandes dentro de lo que estamos realizando con muchas ganas y a la mejor con mucha esperanza de que las cosas siempre resulten bien, pero si tenemos fallas. Entonces, por esas fallas tenemos que abrirnos a otra cosa, cuando me gustan las ciencias exactas, pero si me abro y no todo, no a cualquier cosa, me abro a algo que me suene lógico, algo que si tenga un porqué. Yo a lo mejor no mucho, pero con la convivencia familiar o con algunos conocidos, siempre te llegan a decir: fulanito conoce  a una persona que hace, que cura, que dice y dice ¡que esto! ¡que te va a pasar! Bueno pero de donde lo dice, como sale, -no pues nada más lo dice- y eso de nada más de lo dice, nada más lo sabe, te deja dudando.
¿Eres contactada?
 Sí, sí a través de abrirme, a través de ver algo más empezamos a ver, a tener disciplina sobre todo. Aquí es constancia y disciplina. No puedo decir que soy una persona tocada, ni que, ni como dicen: baja el rayo cósmico y te toca, no. Es estudio, es esfuerzo, es tratar de indagar y ahí, con esa disciplina y con esa constancia una meditación. Hay ya institutos  de salud en Estados Unidos y Canada, en donde se les está promoviendo a las personas a que mediten, y se ha notado, se han hecho estadísticas, estudios en los que las personas que practican la meditación, se recuperan más fácil de las operaciones, de las intervenciones. Hay alas de energías, haya lo manejan como Reiki. En México también. Y apenas empieza. Haya tienen más de 10 años probándolo y ya es algo respetable. Entonces te dicen que la meditación eleva las vibraciones y es verdad, a través de la meditación tú puedes ingresar a otras dimensiones, puedes accesar a otro tipo de informaciones.
Sarita: es lo que me encanta, que vayamos haciendo equipo todos y Alaniso va seleccionando, dentro de tu libre albedrio como dice él, cada quien determina si quiere quedarse o no. Betty lo ha logrado junto con Paco.
Yo me quede con ellos, porque me fascinada lo que me dictaban, entonces como decía, a mí me gustaba mucho leer, leer mucho poesía, leer libros de mitología, o sea libros complicados. Entonces cuando veía cuando escribía cosas que no había escrito yo, me gustaba leerlo, pero no lo sabía hacer, entonces siempre me gusto.  Primero lo vi como una aventura y luego me seguí de frente, escribe y escribe con la fascinación de lo que ellos me dictaban. Entonces ya después fue cuando ya se manifestaron y ya vino la otra etapa, pues que ahora me gusta más. Y yo como les digo en el “ay que bonito,” me quede 20 años y en el “ay que bonito,” ya voy en 14 en que se manifestaron. Estoy fascinada.
 A mi si no me creen, no hay problema. Pero, quien lea, y quien escuche y sobre todo, quien estudie lo que están diciendo, van a ver que no es humano, eso es definitivo.
 
Betty: anteriormente eran ángeles, anteriormente eran dioses, les pusimos de muchas maneras, erigimos templos, los veneramos, ahora son extraterrestres, ahora son contactos, ahora son canalizaciones. Es más que fascinación, es más, son realidades porque estás viendo que está  cambiando la vida de mucha gente que necesita, de mucha gente que busca salud, de mucha gente que busca y no nada más salud. En mi caso, a lo mejor no me trajo una enfermedad, pero el saber, el ver que todas esas cosas que van diciendo se están cumpliendo, eso es satisfactorio. Eso es saber que nos abren una puerta de esperanza, que si existe un mejor mañana, que si existe un mejor futuro, que qué Padre o que Madre no quiere darle un mundo mejor que el que tenemos a nuestros hijos. Que si se nos pasó la mano en agresión hacia este planeta, decíamos que el hombre es el único ser que agrede en el lugar en donde vive, también hay una forma de hacerlo diferente, también hay una forma de rescatar y eso es lo que hace que te sientas tranquilo, que sientes que existe una esperanza y que existe una forma de hacer las cosas, técnicamente hablando, o sea que si tú sigues los pasos indicados, que sí da resultados. Que no es: ¡unos si y otros no, pero pues quien sabe por qué no!
Sarita:   Betty es un ejemplo. La gente viene pidiendo que les den un milagro fácil, “¡ay, me dijeron que la Señora  cura! a ver si me paro ahí y me va caer un rayo cósmico y quede curado,” y no. Son maestros con una profundidad increíble. Como dicen ellos, ya no queremos que nos llamen ángeles, precisamente por eso, no quieren las veneraciones, son hechos y a trabajar todos. Entonces, ojala y espero que salga mucha más gente, que se ponga a estudiar y así sirve de que haciendo una investigación profunda de todo lo que ellos han dado, va a ser reconocido como “el mensaje de seres” –sí los vamos a llamar superiores definitivamente a  nosotros que están ya dándonos algo para este cambio que ya viene. Porque no vamos a negar que el tiempo no se detiene y el tiempo cambia, entonces tiene que ser ya.

¿Es como desmitificarlo?
Betty: es como quitarle esa distancia de santidad, de misticismo, es hacerlo más cercano a ti, es más accesible. Cualquiera lo puede hacer, cualquiera, en este caso yo soy el testimonio de que no hace falta ser, ¡a lo mejor grandes sacrificios, o ser estigmatizado!  Sino solamente constancia, solamente disciplina, solamente estar ahí, todo el tiempo, todos los días, en un pensamiento positivo, en una meditación, en una reflexión, en eso, es mas que suficiente, a lo largo de un tiempo, lograr cosas de verdad, buenas.

¿Es esto una cuestión de fé?
Sarita. Si queremos un cambio de vida, si queremos estar contentos con lo que nos rodea, con nuestras familias, con un planeta que con toda franqueza, sí. Porque nos están ofreciendo algo que no se puede negar en ningún momento, que es algo auténtico.
 
Definitivamente les estoy mostrando con hechos que sí están ellos con nosotros, y ahora hay que extender precisamente  este mensaje para que nos demos la oportunidad de un mundo diferente, que eso es lo que ellos nos vienen a ofrecer, algo muy bueno que no hemos logrado durante varios miles de generaciones de humanos, que todo lo hemos hecho mal. Entonces ellos vienen a enseñarnos como maestros como hermanos mayores, hacer un cambio que ellos nos brindan para volver arreglar el planeta y a darles el futuro a nuestros hijos, los que realmente merecen, porque son nuestros hijos.

Preguntas a Antonio Tápia

P:   ¿Los ángeles tienen familia, están casados, viven como un ser humano, tienen relaciones, comen, beben lloran, sufren duermen, es así?

Antonio: es así, exceptuando el llorar, el sufrir; ellos ya tienen otro nivel. Ven las cosas desde un enfoque muy distinto al nuestro, toman las cosas con un poquito más de filosofía, por la preparación, por la evolución que tienen. Ya no hay ese tipo de conflictos que aun en el ser humano existen. De nada nos enojamos, parece que vamos con la garrita aquí, aunque venga oculta y cualquier movimiento, cualquier testereo –rrrrch-  la sacamos.
 
Son familias, obviamente hay una unión, pero de esa unión, como ellos nos han explicado, es como nosotros llamamos, el noviazgo, en ellos hay una identificación, pero cuando determinan quien es su pareja realmente, es ya de por vida. No como el ser humano. Que juega el ser humano a la vida un tiempo, después viene el divorcio por incompatibilidad de todo lo que tú quieras. Ellos tienen un sistema similar pero con una evolución, claro, cuando logran una identificación.

P: ¿Por qué creer que lo que dice sarita es la verdad? ¿Qué es la verdad? ¿Quién tiene la verdad?
La verdad la llevamos cada uno en nosotros mismos. ¿Por qué creerle a una persona, llamémosla ahorita Sarita, o X persona? Es el hecho de escuchar lo que se dice, y como Alaniso, este ser de luz nos dice, ni todo lo dictado por ellos, ni todo lo escuchado por uno, de ellos, lo debemos creer literal, tenemos una mente, hagamos un análisis, la verdad flotara solita. 
 
Ellos nos dejan dentro de nuestro libre albedrio movernos, trabajarnos, creer, no creer, dudar, no dudar, aceptar, mas no fanatizarnos en ninguna religión; en ninguna ideología, en ninguna secta, aunque toda religión e ideología son sectarias, que no nos fanaticemos. Sino que usemos nuestro criterio, nuestra propia individualidad, a través de un análisis y la verdad la iremos descubriendo obviamente hay que ir haciendo los cambios que ellos nos sugieren seguir, para comprobarlo, no es creer por creer.  Por el otro lado dicen: "quiero ver un ángel para creer" y ves el ángel y lo primero que respondes es: “no lo puedo creer. “

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada